Nueva edición de "El Camino de tu Vida" para pacientes con cáncer de mama

Participantes de una edición anterior de "El camino de tu vida" a su llegada a Santiago.

Del 19 al 25 de mayo, 19 mujeres afectadas por cáncer de mama y otros pacientes del Hospital Universitario La Princesa de Madrid realizarán el tramo final del Camino de Santiago. Irán acompañadas por profesionales del centro relacionados con su enfermedad, como los especialistas en Oncología Médica y Anatomía Patológica, personal de enfermería o técnicos en cuidados auxiliares de enfermería.

Participantes de una edición anterior de "El camino de tu vida" a su llegada a Santiago.

Participantes de una edición anterior de "El camino de tu vida" a su llegada a Santiago.

Se trata de la 5ª edición del proyecto "El Camino de tu Vida", coordinada por la doctora Anabel Ballesteros, especialista en Oncología Médica de este hospital público, a quien tuvimos la oportunidad de escuchar explicando la iniciativa en la pasada Feira da Saúde que Asomega organizó en la Casa de Galicia de Madrid:

 

El punto de partida para el inicio del camino será la localidad de Sarriá, y durante cinco jornadas las participantes en "El Camino de tu vida" recorrerán una media de 25 kilómetros diarios hasta llegar a Santiago de Compostela. Un autobús de apoyo acompañará siempre al grupo. El personal médico atenderá cualquier evento relacionado con la salud de las participantes, y el personal de enfermería por su parte, se ocupará de propiciarles los cuidados que precisen, con especial atención a los pies, ya que algunos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia, puede afectar a la piel haciéndola más propensa a que aparezcan heridas o rozaduras.

Al finalizar cada una de las etapas está previsto que se realicen sesiones de grupo, donde las peregrinas tendrán la oportunidad de compartir las experiencias y las emociones acumuladas durante el día.

La iniciativa, que cuenta con la colaboración del Instituto de investigación Sanitaria IIS-Princesa y la Asociación Española contra el Cáncer, supone para las participantes toda una prueba de superación física y emocional.

Luz Couce pide "una apuesta firme y decidida por la investigación biomédica en Galicia"

Julio Ancochea, presidente de Asomega; Luz Couce, ganadora del XXIII Premio Nóvoa Santos; y Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia.

Un abarrotado Palacio de Fonseca ha acogido la celebración del 30º aniversario de Asomega, acto en el que se ha entregado el Premio Nóvoa Santos de Investigación a Luz Couce Pico, directora del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS).

Julio Ancochea, presidente de Asomega; Luz Couce, ganadora del XXIII Premio Nóvoa Santos; y Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia.

Julio Ancochea, presidente de Asomega; Luz Couce, ganadora del XXIII Premio Nóvoa Santos; y Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia.

El evento, presidido por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha contado también con la presencia del presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, el conselleiro de Sanidade Antonio Gómez Caamaño, la alcaldesa de Santiago, Goretti Sanmartín, y la vicerrectora de la Universidade de Santiago de Compostela Pilar Bermejo, además del representante de Roche, Ángel Hernández.

30 años y un legado de humanismo y universalidad

Antes de la entrega del premio el presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha afirmado en su discurso que a lo largo de estas tres décadas la entidad, "como todo ente vivo, ha crecido y ha atesorado ya experiencias de toda índole". Y en este tiempo se han multiplicado "los proyectos y acciones que nos hacen estar aún más orgullosos de nuestro origen gallego, de nuestra forma de ser y de cómo esta se refleja en el ejercicio de la Medicina".

El neumólogo trivés ha hecho referencia a los quince médicos que hace 30 años pusieron en marcha la Asociación de Médicos Gallegos, con un recuerdo especial a los que nos han dejado a lo largo de estos años y una cariñosa mención al presidente de Honor, Aniceto Charro. Según ha afirmado, dejaron un legado de "ciencia, humanismo y vocación universal que hoy sigue muy presente y hacen de Asomega una entidad que ha evolucionado con criterio".

Luz Couce: vocación, perseverancia

La presentación de la ganadora del XXIII Premio Nóvoa Santos ha corrido a cargo de Ángel Carracedo, que desde el primer momento ha dejado claro su posicionamiento respecto a la galardonada: "Más que una compañera es una amiga". Según ha explicado, Couce se debatía entre estudiar Derecho o Medicina y se decantó por esta última "y no lo lamenta porque esta profesión le permite ver toda la complejidad del ser humano y ayudar a la gente". Perseverancia, vocación, humildad y compromiso son, a su entender, los conceptos y valores que la definen.

Luz Couce recibe de manos del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, el XXIII Premio Nóvoa Santos.

Luz Couce recibe de manos del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, el XXIII Premio Nóvoa Santos.

Luz Couce, por su parte, ha agradecido el galardón y ha felicitado a Asomega "por esta iniciativa de combinar profesión y galeguidade que ha alcanzado un prestigio importante dentro y fuera de Galicia". Después, en un organizado discurso, ha expuesto sus referentes en el mundo de la Medicina; ha explicado el importante y destacado momento que vive la Neonatología, su especialidad, en Galicia, donde el servicio que ella dirige en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago es referencia nacional; y ha agradecido la colaboración de todos los profesionales implicados en las diferentes áreas en las que desarrolla su labor: la asistencial, la de gestión, la docente y la investigadora.

Sala del Palacio de Fonseca durante la entrega del XXIII Premio Nóvoa Santos

Respecto a este último capítulo ha recordado que está al frente del IDIS desde septiembre de 2021 y ha desplegado la parte más reivindicativa de su intervención al afirmar: "Como directora científica del IDIS solicito una apuesta firme y decidida por la investigación biomédica en Galicia, con lo que conlleva: espacios de investigación y financiación. La salud es el pilar que todos ansiamos y no cabe duda de que la investigación contribuye a mejorar la salud de la población".

Ha explicado que la asistencia fue lo que motivó su inquietud científica y que, para ella, "en la era de una medicina moderna es de suma importancia que asistencia e investigación vayan de la mano, teniendo como base los institutos de investigación sanitaria".

Sin olvidar, claro, está, que esto supone un esfuerzo adicional para los profesionales y "por ello, desde las instituciones se debe tener mucho más presente el reconocimiento científico de la carrera profesional y en las convocatorias de plazas".

Las otras Nóvoa Santos

Tras su intervención, Couce ha recibido el premio de manos del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y del presidente de Asomega, Julio Ancochea. Posteriormente, se han entregado las otras dos distinciones que caracterizan al Nóvoa Santos: la ganadora recibe el cheque de 12.000 euros pero la mitad la reparte, a partes iguales, con una propuesta de humanización y un proyecto de un joven investigador gallego. Los destinatarios de ambos han sido:

  • Rosaura Picáns, joven investigadora que está desarrollando un proyecto de estudio y caracterización de vesículas extracelulares en la leche materna.
  • Charo Barca de Fundación Andrea, de apoyo a niños con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales y a sus familias.
Miguel Santalices, presidente del Parlamento gallego, entrega la parte de humanización del Premio Nóvoa Santos a Charo Barca, presidenta de Fundación Andrea.

Miguel Santalices, presidente del Parlamento gallego, entrega la parte de humanización del Premio Nóvoa Santos a Charo Barca, presidenta de Fundación Andrea.

Ángel Hernández, de Roche, entrega la parte del premio destinada a la investigación a Rosaura Picáns Leis.

Ángel Hernández, de Roche, entrega la parte del premio destinada a la investigación a Rosaura Picáns Leis.

Por su parte el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha defendido la buena situación de la sanidad gallega, aunque teniendo en cuenta que no hay que conformarse con ello, sino seguir invirtiendo en investigación. En este sentido, ha destacado que en los presupuestos de este año triplican los fondos para investigación respecto al anterior y ha anunciado que en esta legislatura se incorporarán nuevas patologías al programa de cribado neonatal. Por último, ha felicitado a los premiados y ha agradecido a Asomega su desinteresado trabajo.

También ha acudido el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, quien también ha puesto el énfasis en la importancia de la ciencia porque "reducir la dependencia externa pasa en gran medida por la investigación a la investigación básica y aplicada como la que desarrolla el IDIS".

El acto ha concluido con la interpretación del Himno de Galicia a cargo del cantautor Manoele de Felisa.

Foto de familia.

Foto de familia tras el acto. En la fila de atrás: Antonio Gómez Caamaño, conselleiro de Sanidade; Goretti Sanmartín, alcaldesa de Santiago de Compostela; Charo Barca, presidenta de Fundación Andrea; Rosaura Picáns, investigadora del IDIS; Ángel Hernández, de Roche; Pilar Bermejo, vicerrectora de la USC; el profesor Ángel Carracedo. Fila delantera: Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia; Luz Couce, directora del IDIS y ganadora del XXIII Premio Nóvoa Santos; Julio Ancochea, presidente de Asomega; y Miguel Santalices, presidente del Parlamento de Galicia.

Cristina Ramos, premio extraordinario por su tesis sobre ecografía torácica

Cristina Ramos.

La Escuela de Doctorado Internacional de la Universidad de Santiago de Compostela ha otorgado su premio extraordinario a la neumóloga del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo Cristina Ramos por su tesis titulada “Validez diagnóstica y pronóstica de lana ecografía torácica en neumología (estudio EcoNeumo)”.

Cristina Ramos.

Cristina Ramos, que es además investigadora del Grupo Neumovigo del IIS Galicia Sur, ha contado con la dirección de Alberto Fernández Villar, miembro de la Academia Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI) y de Maribel Botana.

El objetivo de esta investigación era evaluar la utilidad de la ecografía torácica (ET) en las decisiones diagnósticas, terapéuticas y prognósticas en distintos ámbitos asistenciales de la neumología. La incorporación de la ET en la planta de hospitalización de Neumología, especialmente en patologías donde la exposición es de muy alto riesgo como la COVID-19, contribuye a mejorar el diagnostico y pronóstico de los pacientes con un manejo mas eficiente.

La metodología de este trabajo consta de tres estudios, todos ellos publicados en revistas de alto factor de impacto. Según explica la propia Cristina Ramos, “en general, podemos concluir como uno de los resultados más relevantes que la inclusión de la ET en una planta de hospitalización de Neumología aporta información en el 65% de los pacientes, permitiendo la toma de decisiones médicas inmediatas, que a veces supusieron cambios en los tratamientos de los enfermos hasta en el 17,2% de los casos”.

Técnica sencilla y accesible

El Álvaro Cunqueiro ya tiene una experiencia acreditada en la utilización de la ecografía para el diagnóstico de enfermedades pulmonares y, sobre todo, en el estudio de los pacientes con Covid-19. “En estos enfermos hemos constatado que la ecografía es la mejor herramienta diagnóstica para predecir la evolución de los pacientes graves. Nos permite pronosticar con un 90% de fiabilidad aquellos casos de mala evolución; es decir, identificar a los pacientes que van a requerir cuidados críticos o terapias de ventilación asistida", asegura Ramos.

Se trata de una técnica sencilla y accesible, que se realiza a pie de cama del paciente, por lo que se evitan los riesgos inherentes a los traslados y movilización de los enfermos, así como el riesgo de contaminar otras áreas. Además de su utilización en enfermos con Covid-19 se emplea también para el diagnóstico de otras patologías como neumonías, enfermedades intersticiales, embolias pulmonares, derrames pleurales, etcétera.

Rosaura Picáns: "Es difícil concebir una práctica de excelencia si no se basa en investigación"

Rosaura Picáns.

La ilusión y el entusiasmo deberían ser condiciones obligatorias para cualquier profesional joven que tenga la suerte de estar poniendo en práctica su vocación, pero en el caso de Rosaura Picáns Leis son, además, elementos definitorios de su actitud vital.

Inmersa en una fascinante y muy prometedora investigación sobre la leche materna, esta joven médica se ha hecho acreedora de la parte del XXIII Premio Nóvoa Santos que su ganadora, la doctora Luz Couce, destina a un joven investigador.

En 2018, Rosaura Picáns inició su residencia en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y hoy trabaja en el IDIS, donde disfruta de una Beca Río Hortega que le permite compaginar la investigación y la asistencia.

Rosaura Picáns.

Rosaura Picáns Leis.

¿Tuviste siempre clara la vocación para estudiar Medicina? ¿Cuánto pesó la influencia familiar? 
Desde pequeña supe que yo también quería vivir las experiencias que con tanta ilusión contaba mi madre [Rosaura Leis, catedrática de la USC] al llegar a casa, así que supongo que la mayor parte de mi vocación se la debo a ella. Mi padre es arquitecto, así que su labor dista bastante del ámbito sanitario, aunque siempre he considerado que esa perspectiva diferente me ha ayudado en muchas de las decisiones que he tomado a lo largo de los años.

¿Por qué Pediatría?
Creo y siempre he creído que mi verdadera vocación ha sido esta. Pediatría reúne algo que ninguna otra especialidad, a mi parecer, tiene, y es que las mayores debilidades y fortalezas de una persona se juntan en el mismo paciente. La vulnerabilidad del niño siempre se ve superada por su capacidad de respuesta ante cualquier evento adverso, no existiendo en ellos, la posibilidad de rendirse. Eso, sumado al entorno que rodea al paciente pediátrico, ha sido clave en mi elección.

¿Siempre con la vista puesta en la investigación o ese ha sido un camino que has ido descubriendo?
Siempre tuve la investigación cerca en la figura de mi madre, así que supongo que ha sido algo que he ido descubriendo, sin ni siquiera planteármelo. Es difícil concebir en el momento actual, una práctica de excelencia si no es basada en la investigación, de ahí que mi interés haya ido creciendo en un intento por intentar dar respuesta a muchas de las incógnitas de la práctica clínica diaria. 

En la actualidad estás volcada en la investigación y la docencia. ¿Lo combinas también con asistencia? En caso positivo, ¿en qué centro y en qué consiste exactamente tu labor en este ámbito?
Creo que realmente intento mantener al mismo nivel mi implicación en la asistencia, la investigación y la docencia, aunque lógicamente hay días en los que los porcentajes no son equiparables. La asistencia es parte fundamental de mi día a día, llevando a cabo mi labor en el Servicio de Neonatología del Hospital Clínico de Santiago de Compostela del que es jefa la profesora Couce. Nuestra labor consiste en el seguimiento y tratamiento multidisciplinar e integral del recién nacido, teniendo por supuesto, la prematuridad como parte principal de nuestra unidad de cuidados intensivos.

¿Te visualizas en un futuro compaginando investigación, docencia y asistencia o preferirías focalizarte más en alguno de esos aspectos?
Creo que eso es a lo que aspiro en el momento actual, a ser una figura lo más completa posible, pudiendo compaginar los tres ámbitos, que, sin duda, son tres pilares necesarios para alcanzar la excelencia. Inevitablemente creo que, para la mayor parte de los médicos, la asistencia tiene un peso especial por el trato diario con el paciente, así que no me gustaría perderla nunca.

Disfrutas actualmente de un contrato de investigación Río Hortega. ¿En qué consiste y cómo se puede optar a ello?
El contrato Río Hortega es un contrato competitivo que ofrece el Instituto de Salud Carlos III y que intenta, precisamente, potenciar y ayudar a llevar a cabo profesionales a los que le interese esa figura de perfil mixto, asistencial e investigador.

Recientemente has sido madre y en alguna ocasión has señalado que precisamente por disfrutar de este contrato tus opciones profesionales y de desarrollo no se han visto mermadas por la maternidad. ¿Queda mucho por avanzar en este campo?
Creo que, en torno a la maternidad, todavía hay mucho en lo que se puede avanzar, pero desde mi punto de vista, estamos en el camino correcto. Yo he podido disfrutar de mi baja de maternidad sin que mi parte profesional se viera mermada, ya que ese tiempo se prorroga y, por tanto, podré realizar todos los proyectos previstos y planificados en el mismo tiempo que cualquier otro contrato Río Hortega, independientemente de mi situación de maternidad.

¿Lo de los contratos Río Hortega es un espejismo o ya va calando que las mujeres no pueden verse limitadas profesionalmente por el hecho de ser madres?
Yo creo que ya nadie duda de que parte de la igualdad se basa en no limitar a la mujer por el simple hecho de su maternidad, por lo que creo que el hecho de que este tipo de contratos lo reconozcan también sobre el papel, es un paso más hacia adelante.

El contrato dura dos años. ¿Y después, qué pasará con Rosaura Picáns?
Esa siempre es la eterna pregunta, ¿y después qué? Pues supongo que después intentaré seguir buscando respuestas, como hasta ahora. Ahora mismo estoy centrada en la lectura de la tesis doctoral, y si fuera posible, me gustaría seguir por este camino.

¿Qué ha supuesto para tu carrera que se cruzara en tu camino la doctora Couce?
La doctora Couce ha marcado toda mi trayectoria. Ha sido mi tutora ya durante la residencia y siempre me ha intentado ayudar y orientar. Ha marcado y marca en el momento actual desde mi interés por la neonatología hasta mi actitud investigadora, incluyendo la propuesta de solicitud del contrato Río Hortega, al que no podría haber accedido si no fuera gracias a su proyecto. Así que, solo puedo agradecerle la confianza que continuamente deposita en mí.

¿Cómo es ella como médico, como gestora, como profesora?
Para mí, si algo la define es la continua búsqueda de la excelencia en cualquier ámbito que desarrolle. Su ilusión en cada nuevo proyecto y la necesidad de hacer de cada plan un nuevo éxito contagia, sin duda, a todo su equipo.

¿Cómo recibiste la noticia de que la parte del Nóvoa Santos que tenía que destinar a un proyecto de un joven investigador era para ti?
Con muchísima ilusión. Es una nueva demostración de la confianza que deposita en mí, y por la que no puedo estar más agradecida. Así que, intentaré y pondré todas mis ganas en este proyecto, intentando que se sienta orgullosa de su decisión.

Descríbenos (para profanos) en qué consiste el proyecto en el que estás inmersa.
Es un proyecto complejo pero muy enriquecedor, porque todavía son muchas las incógnitas que rodean a la leche materna. Básicamente, la leche materna es “algo más” que un alimento, de hecho, se considera el primer vehículo de comunicación extrauterina entre la madre y el recién nacido. En nuestro proyecto, intentamos ver qué información es transportada por la leche, qué procesos codifica y en qué vías puede llegar a jugar un papel determinante, sobre todo en aquellos niños con especial vulnerabilidad, como son los recién nacidos prematuros. De esta forma, intentamos descifrar la implicación que su uso puede tener en la salud a corto, medio y largo plazo, y la importancia de una nutrición personalizada, que sin duda viene marcada por el empleo de la leche de su propia madre, ya que se convierte en un alimento “dinámico” capaz de adaptarse a las necesidades individuales de cada etapa del desarrollo.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Asomega (@asomega_galicia)

Susana Rodríguez Gacio, Premio Nacional del Deporte 2022

Susana Rodríguez Gacio recibe su premio de manos de la Reina Letizia.

El Palacio de El Pardo ha acogido la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales del Deporte, con los que el Gobierno reconoce anualmente a través del Consejo Superior de Deportes (CSD) a las personas y entidades que más se han distinguido en la competición o en la promoción del deporte. La triatleta gallega con discapacidad visual Susana Rodríguez Gacio ha sido una de las premiadas.

Susana Rodríguez Gacio recibe su premio de manos de la Reina Letizia.

La médica viguesa suma cinco campeonatos del mundo, cuatro de Europa y una medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio, además de un diploma olímpico en los 1.500 metros. Gracias a todo ello se ha convertido en la primera deportista con discapacidad que gana el Premio Reina Letizia.

Rodríguez Gacio, que recientemente recibió también la Medalla Castelao, ha sido además propuesta por la Xunta de Galicia para el Premio Príncipe de Asturias 2024. Por otra parte, la médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación participó en el II Encontro Mundial de Médicos Galegos de Asomega junto con el profesor de Didáctica de la Educación Física Javier Rico.

Entregados en presencia de la ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, Pilar Alegría, y del presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes, los Premios Nacionales del Deporte correspondientes al año 2022 han visto ampliado a catorce el número de categorías, al haberse hecho entrega por primera vez del Trofeo Unión Europea.

El palmarés completo es el siguiente:

Premio Rey Felipe: Carlos Alcaraz. 
Premio Reina Letizia: Susana Rodríguez. 
Premio Princesa Leonor: Izan Almansa. 
Premio Infanta Sofía: Fundación Síndrome de Down Madrid. 
Premio Rey Juan Carlos: Jordan Díaz. 
Premio Reina Sofía: Paloma del Río y Antonio Pampliega. 
Trofeo Unión Europea: Ester Ledecka. 
Trofeo Comunidad Iberoamericana: Confederación Panamericana de Ciclismo. 
Copa Barón de Güell: Equipo español de patinaje. 
Copa Stadium: Real Club Mediterráneo de Málaga. 
Premio Consejo Superior de Deportes: Ayuntamiento de Getafe. 
Trofeo Joaquín Blume: Universidad de Alicante. 
Premio Nacional a las Artes y las Ciencias Aplicadas al Deporte: Alberto Palomar. 
Premio Nacional Francisco Fernández Ochoa: Raúl Entrerríos. 

InvestiGal: carrera profesional y recursos, claves para el futuro de la investigación

Elena Lendoiro, presidenta de InvestiGal.

InvestiGal, Rede Galega pola Investigación, es una entidad multidisciplinar que busca "dar respuesta a la problemática transversal de todo el sector de la investigación en Galicia". En marcha desde 2020, la asociación se plantea como líneas programáticas, entre otras cuestiones, luchar por la dignidad de la carrera investigadora, incrementar la inversión en investigación, lograr la igualdad de género en la investigación, el reconocimiento a todos los sectores de investigación o la difusión del conocimiento a la sociedad.

Elena Lendoiro, presidenta de InvestiGal.

Elena Lendoiro, presidenta de InvestiGal.

Elena Lendoiro, investigadora del Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad de Santiago de Compostela y actual presidenta de InvestiGal, nos habla en esta entrevista sobre la asociación y sobre el I Foro de la Investigación Gallega en el Extranjero, que organizan esta semana en Bruselas conjuntamente con Axencia Galega de Innovación (GAIN), dentro del Programa de Talento del Gobierno gallego. Su objetivo es convertirse en punto de encuentro del colectivo de personas investigadoras gallegas en el extranjero.

Explican en su web que InvestiGal - Rede Galega pola Investigación nace para dar respuesta a la problemática transversal de todo el sector de la investigación en Galicia. ¿Cómo se podría resumir esa problemática?
El principal problema de la investigación en Galicia, y en España, es la ausencia de una carrera profesional bien definida, continua y estable, lo que provoca que muchos investigadores acaben optando por migrar a otros países o dejar la investigación después de años de formación y experiencia profesional. Esto es una pérdida de recursos humanos y económicos que no nos debemos permitir como país, ya que hemos calculado que la inversión pública que se pierde puede ascender a 500.000 euros cada vez que un investigador o una investigadora migra o abandona. Además, el abandono de la carrera investigadora es especialmente relevante en el caso de las mujeres investigadoras, ya que esta inestabilidad las penaliza en mayor grado. A estos problemas se une una inversión en investigación muy por debajo de la media europea del 2,3% del PIB y una burocratización excesiva.

¿Hay singularidades de la investigación médica o biomédica, presentan estas áreas sus propios problemas?
Si, la investigación biomédica se hace desde dos ámbitos, la Universidad y los Hospitales, y estos dos ámbitos son distintos entre sí. En la Universidad se hace, primordialmente, investigación básica. En los Hospitales se divide en investigación clínica e investigación básica-traslacional (enfocada a buscar una posible aplicabilidad a la clínica). Podemos decir que la precariedad e inestabilidad laboral en las Fundaciones Sanitarias de los Hospitales es aún más acusada que en las Universidades, ya que no existe una carrera profesional propiamente definida y las posibilidades de estabilización pasan obligatoriamente por convertirse en jefe de grupo.

¿Saben de la existencia en otras comunidades autónomas o en otros países de entidades equivalentes a la suya?
En España existen diversas asociaciones que agrupan a distintos colectivos de investigadores (predoctorales, postdoctorales, investigadores hospitalarios, etc.) tanto de ámbito nacional como en las distintas comunidades autónomas. Creo que una característica que diferencia a InvestiGal es que intentamos recoger las reivindicaciones de todo el personal investigador (desde predoctorales a PDI, pero también técnicos y gestores de investigación) de todos los organismos que hacen investigación en Galicia, porque creemos que las reivindicaciones y problemas a los que nos enfrentamos son más parecidos de lo que se piensa. Por ello, muchas de estas asociaciones nos hemos agrupado en la Marea Roja de la Investigación, una coordinadora de organizaciones que incluye a 18 entidades que trabajamos en conjunto para que nuestras reivindicaciones lleguen y se escuchen lo más lejos posible.

¿Por qué un investigador gallego debería integrarse en InvestiGal, qué le va a aportar?
En primer lugar, le va a aportar una comunidad. En la investigación es muy común trabajar muy centrado en tu laboratorio, tus experimentos y un poco aislado de lo que hacen otros grupos o investigadores de tu misma institución, no digamos de investigadores de otra ciudad. Eso puede hacer que nos sintamos aislados y creamos que los problemas con los que nos encontramos solo nos pasan a nosotros. El asociamiento te da una comunidad donde puedes encontrar soluciones a tus problemas y colegas con los que tejer red de contactos y apoyo. Además, si se quieren cambiar las cosas, cuantos más luchemos juntos, más fácil será lograr los cambios.

¿Tienen apoyo de las instituciones y de las entidades investigadoras gallegas como pueden ser, en el ámbito que ocupa a Asomega, los institutos de investigación sanitaria?
No tenemos apoyos de forma oficial de instituciones o entidades investigadoras, pero sí que colaboramos con otras asociaciones a través de la coordinadora de la Marea Roja de la Investigación. También colaboramos habitualmente con otras entidades en diferentes actividades de divulgación. Por ejemplo, hemos organizado las “Jornadas de Cultura Laboral en Investigación”, que van por su segunda edición, en colaboración con la Asamblea de Investigadoras de Compostela (AIC) y la Escola de Doutoramento Internacional (EDIUS) de la Universidade de Santiago de Compostela, o en unos días se celebrará el “I Foro da Investigación Galega no Estranxeiro (FIGaE)” en Bruselas, que co-organizamos con GAIN y en el que colaboramos con centros de investigación como CITIUS, CSIC, INCIPIT…

La unión para defender unas determinadas condiciones laborales, de contratación, etc. se entiende muy bien como motivación para levantar esta iniciativa. Pero, ¿qué aporta el contacto con investigadores que ejercen fuera y a los que se presupone unas condiciones laborales mejores que las de aquí?
El contacto entre colectivos siempre es beneficioso para todas las partes, porque todos aprendemos de todos y ampliamos nuestra perspectiva. Conectar con investigadores españoles en el extranjero nos sirve para aprender de los sistemas de investigación que tienen en otros países y de las soluciones que esos otros países han encontrado a los problemas que tenemos aquí. Además, los investigadores que están fuera mantienen el contacto con España y hacen contactos que les pueden servir para futuras colaboraciones o para retornar de forma definitiva a Galicia. 

Para los de fuera, ¿es posible pensar en un camino de vuelta? Iniciativas como el Programa Oportunius, ¿son una tendencia o un espejismo?
Se habla mucho de la atracción del talento expatriado, pero ahora mismo el camino de vuelta para muchos investigadores es muy difícil. Lo cierto es que los programas de atracción de talento o de retorno de investigadores expatriados son escasos, muy competitivos y sin garantías de continuidad y estabilización a largo plazo, lo que los hacen poco atractivos para muchos investigadores gallegos muy preparados y con mucho talento. Los que deciden volver lo hacen más por morriña de Galicia y de su familia, que porque tengan mejores oportunidades aquí que las que tenían fuera. El programa Oportunius de la Xunta se enfoca como un programa para atraer y retener talento investigador “de primer nivel”, es decir, ganadores o finalistas de las ayudas European Research Council (ERC). Es, por tanto, un programa para un número reducido de investigadores considerados como la élite de la investigación. Sin embargo, a día de hoy no contamos con ningún plan de atracción de talento que apueste por traer talento joven de vuelta y le permita realizar una carrera investigadora en Galicia.

¿Tienen una estimación de cuántos investigadores gallegos pueden estar ejerciendo actualmente fuera de España? En caso de que sí, ¿cuántos sanitarios?
Es muy difícil cuantificar una cifra realista. Es cierto que la mayoría de los investigadores trabajan en algún momento de su carrera profesional fuera de España, pero el número de los que no retornan, nosotros lo desconocemos.

¿Por qué este foro se celebra en Bruselas?
Tenemos varias socias y socios de InvestiGal en Bruselas y hablando con ellos nos comentaron que hay una comunidad gallega muy grande allí, que siempre está organizando actividades culturales relacionadas con Galicia. Esto nos hizo animarnos a organizar el FIGaE allí con su colaboración.

¿Cuáles son sus objetivos?
Crear red entre las investigadoras e investigadores gallegos que están en otros países, poniéndolos en contacto entre ellas y ellos, al mismo tiempo que conectar este colectivo con el sistema gallego de investigación, contribuyendo a su progreso y mejora.

¿Tienen idea de cuántas comunicaciones versarán sobre cuestiones de investigación médica, biomédica o sanitaria en general?
Intentamos que sea un foro equilibrado entre todas las disciplinas, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ingeniería y Arquitectura, Ciencia Sociales... pero es cierto que el número de comunicaciones sobre investigación biomédica representa un porcentaje un poco más elevado que del resto de disciplinas.

¿Cuántos participantes esperan en el foro? ¿Habrá retransmisión por streaming?
De momento tenemos inscritas unas 40 personas, pero esperamos llegar a los 60 participantes ya que la jornada del sábado es de puertas abiertas y de carácter divulgativo para la sociedad en general. No habrá retrasmisión en streaming porque queremos fomentar la presencialidad y las interacciones entre los participantes.

"Nuestra profesión es una carrera de fondo, pero lo que nos devuelve no tiene precio"

Elia de Esteban

Oriunda de La Coruña, aunque muy vinculada sentimentalmente a Ortigueira, Elia de Esteban Maciñeira es una oftalmóloga vocacional y apasionada por la parte clínico-quirúgica, pero también por la investigadora y la docente de su profesión. Con una particularidad, que se revela en varios de los planteamientos que expone en esta entrevista: la convicción de que todo lo que se aprende, se investiga y se pone en práctica tiene al paciente como objetivo principal.

Elia de Esteban

Elia de Esteban Maciñeira.

Elia de Esteban ha obtenido la III Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez", patrocinada por Meiji, que prevé una ayuda de 2.000 euros para una estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en concreto en el Servicio de Oftalmología que dirige el miembro de la Junta Directiva de Asomega Julián García Feijóo.

Se da la circunstancia de que la joven doctora repetirá en este centro: ya rotó en 2022 y la experiencia resultó tan positiva que no dudó en optar a esta beca. Si en esa primera ocasión la subespecialidad en la que puso el foco fue Estrabismo y Oftalmología Pediátrica, en esta el destino será la Unidad de Motilidad Ocular.

¿Por qué estudiaste Medicina y qué influyó en tu decisión de elegir Oftalmología?
La decisión de estudiar Medicina la tomé realmente en primero de Bachillerato. Ese año estudié en Estados Unidos y tuve la suerte de contar con unas profesoras de Ciencias de la Salud que supieron transmitirnos su amor por la Medicina. Las figuras de mi madre y mi abuela siempre sirvieron de inspiración. Con respecto a la elección de Oftalmología, puedo culpar a la profesora Rodríguez Ares, aunque quizá ella no recuerde a la estudiante de cuarto de carrera que la siguió a quirófano para ver su primer trasplante de córnea. Ese día llegué a casa con una decisión tomada. Las prácticas que realicé en La Coruña en sexto de carrera también ayudaron a afianzar esta idea. Creo que la Oftalmología es una especialidad muy resolutiva y dinámica, que combina la parte clínica con una cirugía que, aunque haya quien pueda discutirlo, es la más bonita que hay.

Al principio de tu residencia ya estuviste en el Clínico de Madrid. ¿Por qué has decidido repetir, qué esperas de esta nueva experiencia?
Fue una gran experiencia, no solo porque se trata de un hospital de altísimo nivel en Oftalmología, sino también por el trato que recibí allí y la calidad docente de la rotación. Mi Servicio me ha dado la oportunidad de rotar nuevamente en la Unidad de Motilidad del Clínico de Madrid ahora que se acerca el final de mi residencia, y espero aprovechar al máximo la experiencia, consolidando conceptos y profundizando en esta área, ahora con una perspectiva distinta.

El año pasado hiciste una estancia en México. ¿Te planteas hacer alguna otra fuera de España?
Mi experiencia en el Hospital de la Ceguera (APEC) fue muy enriquecedora, y sin duda creo que todas las oportunidades que uno tenga de salir y ver cómo se hacen las cosas en otros sitios son muy positivas y abren mucho la mente también a nivel profesional. Sí que me plantearía en un futuro hacer otras estancias formativas fuera de España.

¿Querría Elia de Esteban ejercer en Galicia a toda costa o está abierta a lo que surja?
Realmente no estoy cerrada a nada. Es cierto que los gallegos tiramos mucho para nuestra tierra, y además tenemos la suerte de contar con una escuela oftalmológica de muy alto nivel, por lo que, tanto en lo personal como en lo profesional, ejercer en Galicia sería una gran oportunidad.

¿En qué área te gustaría especializarte y por qué?
Todas las áreas de la Oftalmología me resultan atractivas y podría verme dedicándome a cualquiera de ellas. Me siento especialmente atraída por la Oftalmología Pediátrica y el Estrabismo, quizá por el impacto que podemos generar en un paciente que todavía tiene toda la vida por delante y porque engloba en cierta medida todas las otras ramas. Fue muy inspiradora la rotación con la Dra. Rosario Gómez de Liaño, que supo transmitirme su pasión por esta especialidad.

¿Te decantas por clínica, investigación o docencia? ¿O aspiras a poder tocar todos los palos?
Creo que para ser un profesional completo hay que tocar todos los palos. La clínica es el motivo por el que nos metemos en esto, pero la investigación es necesaria para poder ofrecerles a nuestros pacientes las mejores opciones terapéuticas, para elaborar protocolos basados en la evidencia científica y para estar continuamente “autoauditándonos”, que al final es la forma de mejorar. Por otro lado, la vinculación de la Medicina con la docencia considero que es indiscutible. La cantidad de profesionales que se implican en nuestra formación desde que entramos por la puerta de la Facultad es innumerable. Siempre he creído que todo conocimiento lleva implícito el deber de transmitirlo, y en Santiago tengo la suerte de formar parte de un servicio con una gran tradición tanto docente como investigadora.

Ya eres R4, así que tienes perspectiva. ¿Qué consejo darías a jóvenes que se estén planteando iniciar los estudios de Medicina?
Que nunca pierdan la ilusión y que nunca olviden que nos debemos a nuestros pacientes. Al final, nuestra profesión es una carrera de fondo, pero lo que nos devuelve no tiene precio.

Profesionalmente, ¿cuál sería tu mayor sueño?
Poder alcanzar mi máximo potencial y aportar con ello mi pequeño granito de arena.

Asomega en el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2024

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2024

En 2015 la ONU declaró el 11 de febrero como el Día internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. El objetivo de esta efeméride es promover el acceso pleno y equitativo a la ciencia y reconocer el papel fundamental que desempeñan las mujeres y las niñas en los ámbitos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Para celebrar este día (que se entiende más allá del 11 de febrero), Asomega ha recabado la opinión al respecto de algunas mujeres científicas gallegas relevantes, que lanzan su mensaje de ánimo a las más jóvenes que puedan estar planteándose desarrollar una carrera investigadora.

En el siguiente vídeo hablan las directoras científicas de los tres institutos de investigación sanitaria gallegos, receptoras de la última Insignia de Oro de Asomega: Luz Couce, del IDIS (y último Premio Nóvoa Santos); Mar Castellanos, del Inibic; y Eva Poveda, del IIS Galicia Sur:

Tres investigadoras jóvenes pero con una trayectoria consolidada protagonizan el siguiente vídeo: Sonia Villapol, neurocientífica que desarrolla su carrera en EEUU; Yolanda Prezado, que tras años investigando en Francia acaba de volver a Galicia; y Elena López Alvar, doctora en biotecnología:

Por último, resumimos el testimonio de tres jóvenes que están dando sus primeros pasos en el ámbito de la investigación y que hablaron de su experiencia en el reciente encuentro organizado por el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) con motivo de este Día de la Niña y la Mujer en la Ciencia. Se trata de Carmen Nuñez, investigadora predoctoral GAIN del grupo de Reumatología del INIBIC; Rosaura Picáns Leis, investigadora Río Hortega del grupo Metabolopatías del IDIS; y Sara Martínez Ramos. Investigadora predoctoral del grupo de Enfermedades Inmuno-Mediadas del IISGS.

Julia Barreiro recibe la II Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

El homenaje que Asomega ha dedicado al recordado profesor Sánchez Salorio en la Casa de Galicia de Madrid ha sido el escenario elegido para hacer entrega de la II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez". De esta forma, el acto de recuerdo a la figura más relevante de la especialidad en Galicia y una de las más destacadas de España se ha completado con algo que ejemplifica a la perfección el legado de este maestro: la apuesta por la juventud, por los nuevos talentos, y el apoyo a acciones formativas y de perfeccionamiento profesional.

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

Julia Barreiro ha sido la ganadora de esta edición. En el acto de entrega han estado presentes tanto quien da nombre a la beca, el profesor García Sánchez, como el jefe de Servicio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Julián García Feijóo. La ayuda obtenida servirá a la doctora Barreiro para realizar una estancia de dos meses en este servicio.

También ha participado en el evento Andrea Llorca, representante de Meiji, laboratorio que ha patrocinado la beca.

ACCEDA EN ESTE ENLACE AL ÁLBUM FOTOGRÁFICO COMPLETO DEL HOMENAJE AL PROFESOR MANUEL SÁNCHEZ SALORIO

Más noticias sobre el acto celebrado en la Casa de Galicia:

 

"El anestesiólogo trabaja para mejorar la experiencia del paciente en todo el proceso perioperatorio"

Marina Varela

Marina Varela, miembro de Asomega y jefa de Servicio de Anestesiología del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, se hizo cargo el pasado mes de noviembre de la Secretaría General de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor (SEDAR) tras su Asamblea General. 

Mujer inquieta, muy activa y defensora a ultranza de su especialidaddesgrana en esta entrevista los objetivos que se plantea para su sociedad desde las nuevas responsabilidades que asumido en su Junta Directiva. Además, Marina Varela reflexiona sobre el momento que atraviesa la Anestesiología en Galicia y en toda España.

Marina Varela

Marina Varela.

¿Es la primera vez que se implica tanto en la vida interna de su sociedad, SEDAR?
Llevo más de 25 años implicada como socia con mi sociedad científica. He pertenecido desde hace más de 10 años a la Junta Directiva de la Sección de Cuidados Intensivos y me presenté hace tres años a la Vicepresidencia de Cuidados Intensivos. Por otra parte, desde hace más de seis años he formado parte activamente de la Junta Directiva de la Sección de Docencia y desde hace más de tres, de la Sección de Gestión.

He estado además trabajando con SEDAR en el Libro Blanco de la Especialidad, elaborando y coordinando el capítulo de Bloque Quirúrgico y trabajando en el Libro de Tutores de SEDAR, que hemos realizado desde la Sección de Docencia. También he sido docente de diferentes cursos y programas formativos de SEDAR. Además, he participado en el Comité Científico de diferentes reuniones de la Sección de Cuidados Intensivos, del Comité Científico del Grupo de Trabajo de Infección Perioperatoria y pertenezco al Comité Científico del próximo Congreso de SEDAR, que se celebrará en abril de 2024 en Valencia y que será un gran éxito, como han sido todos los de nuestra especialidad.

Y desde noviembre de 2023 soy la secretaria general de SEDAR y pertenezco al Comité Ejecutivo de la sociedad.

¿Qué objetivos se plantea a corto y medio plazo la junta directiva de SEDAR?
A corto plazo, continuar dando a conocer nuestro trabajo, dentro y fuera del hospital.

Nuestra especialidad, Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, se vincula fundamentalmente a tres áreas: en primer lugar a nuestro trabajo en el área quirúrgica, en segundo lugar a la atención a pacientes críticos postquirúrgicos en las unidades de críticos de Anestesia y, en tercer lugar, a la atención al dolor agudo y crónico.  Además, Anestesiología se vincula a la atención en áreas alejadas del quirófano, a la medicina perioperatoria, a la RCP y el soporte vital avanzado, a la cirugía de donación y trasplante de órganos, a la cooperación internacional, a las direcciones y gerencias de hospitales, a las direcciones de los bloques quirúrgicos y a la alta gestión sanitaria.

Por ello, debemos  continuar con la propuesta hacia la ciudadanía de que participamos en la atención perioperatoria del paciente. Ha sido muy importante “que el anestesiólogo no sólo esté en el área quirúrgica” y mostrar nuestro potencial como especialidad transversal en todo el hospital. Estamos y estaremos en una nueva visión de la atención quirúrgica, donde trabajamos con nuestros pacientes mucho antes que en la propia intervención quirúrgica. Anestesia trabaja en la prehabilitación de los pacientes y en la optimización perioperatoria de los pacientes, incorporando tecnología, digitalización y robotización en las Intervenciones quirúrgicas. Es vital el concepto actual de “Medicina Perioperatoria”. 

Los anestesiólogos trabajamos antes, durante y después de la intervención quirúrgica, ayudando al paciente a recuperar su situación previa a la intervención en el menor tiempo posible, acortando tiempos y mejorando la experiencia del paciente en todo el proceso  perioperatorio.

Además de esta difusión del carácter transversal de la especialidad y de su papel clave en el conjunto del proceso perioperatorio, ¿qué otros objetivos afronta la SEDAR?
A corto plazo, debemos además impulsar la colaboración con otras sociedades científicas próximas y con socios estratégicos en la industria, como hemos realizado en los últimos años.

Y algo clave, y a cortísimo plazo, sin duda, es la revolución tecnológica que  ya esta aquí, y nos obligará a incorporarla en nuestro trabajo diario, en la digitalización de nuestros bloques quirúrgicos, pero también debemos favorecer las competencias técnicas y no técnicas de los profesionales (soft skills), cuidándolos y favoreciendo su salud mental y su bienestar.

SEDAR debe, sin duda, favorecer la innovación, la investigación -los servicios de Anestesiología que investigan son servicios líderes-  y la docencia pregrado y postgrado, reforzando nuestra presencia en la Universidad y en las facultades de Medicina de toda España, y consiguiendo que la formación MIR de nuestros residentes se amplíe a cinco años.

Debe ser prioritario que se aumente a cinco años el programa formativo de nuestra especialidad, y para ello es vital nuestra presencia en la Comisión Nacional de la Especialidad. Esto debe ser un objetivo clave de SEDAR en este momento.

Otro objetivo a corto plazo se refiere a la sostenibilidad medioambiental de los servicios de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, reduciendo nuestras emisiones y llegando a disminuir la huella de carbono a cero.

Por último un objetivo por el que tenemos especial interés en SEDAR es el área de calidad y seguridad clínicas. Favoreceremos la acreditación con normas ISO de los servicios de Anestesiología, Reanimación y Dolor, según áreas de conocimiento. Todo lo relacionado con calidad, seguridad y acreditación es muy importante, porque podemos aportar una visión nueva, y este área de calidad, seguridad y atención amable nos interesa especialmente como Especialistas y como Sociedad Científica.

El presidente de la SEDAR, Javier García Fernández, flanqueado por Alfredo Abad, director de la Revista Española de Anestesiología y Reanimación (REDAR), y Marina Varela.

El presidente de la SEDAR, Javier García Fernández, flanqueado por Alfredo Abad, director de la Revista Española de Anestesiología y Reanimación (REDAR), y Marina Varela. Foto: @sedar_es

En una sociedad nacional y con tan amplia implantación como la SEDAR, ¿hay diferentes demandas de los profesionales de su especialidad según el lugar donde se ejerce?
En este momento las diferencias entre las distintas CCAA son menores que hace años. Estamos interconectados a través de SEDAR con anestesiólogos de cualquier punto de España.

Sí es un problema la España deshabitada. En aquellas áreas con dificultad para cubrir sus puestos en los servicios de Anestesiología se trata de un enorme problema, que necesita de un pensamiento colectivo.

En cuanto a los retos que afronta su especialidad, ¿es el campo del tratamiento del dolor el que presenta más margen de desarrollo?
En este momento contamos con excelentes unidades de Dolor a nivel de España. En las diferentes CCAA su crecimiento ha sido muy importante en la última década.

En Galicia contamos con destacadas unidades de Dolor y es un valor añadido de nuestra especialidad el tratamiento del paciente con dolor agudo y crónico. Nuestra sociedad científica potencia y colabora activamente en este área.

Debemos retomar el impulso para continuar con la creación de unidades del Dolor multidisciplinares, en donde trabajaremos colaborando estrechamente con Atención Primaria y también con  equipos multidisciplinares de diferentes especialidades: Reumatología, Psicología, Rehabilitación y otras. 

Su servicio ha sido finalista en los premios BIC en Anestesia, junto con otros cinco hospitales. ¿Vive un momento especialmente favorable la especialidad en Galicia?
Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor en Galicia es una especialidad muy destacada, con bloques quirúrgicos, unidades de Reanimación y unidades de Dolor que aportan enorme valor a la sanidad gallega. El Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra ha sido finalista en BIC desde hace cuatro años, y me siento orgullosa por ello y por el trabajo que realizamos cada día los profesionales en nuestro servicio.

Nuestro hospital ha sido galardonado además en BIC como el mejor hospital de alta complejidad. Es importante este premio para todos los que trabajamos en nuestra área sanitaria, en la que existen excelentes profesionales.

Pero también ha habido otros servicios de Anestesiología en Galicia galardonados en otras categorías y en otras nominaciones, como HULA y CHUS, o CHUAC y CHOU, y me siento también orgullosa por ello. Que nuestra especialidad de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor crezca es un orgullo para todos los profesionales y  para nuestra sociedad científica.

La Unidad de Reanimación de su hospital ha recibido recientemente la acreditación internacional ISO 9001 2015. Es la primera Unidad de Reanimación de un hospital del Sergas que consigue esta acreditación. ¿Qué significa este logro?
Efectivamente, hemos obtenido en este último año 2023 la acreditación ISO 9001 2015 en la Unidad de Reanimación del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra y hemos sido el primer Servicio de Anestesiología y Reanimación del Sergas en conseguirlo.

Hemos trabajado desde hace casi dos años para lograrlo, ha sido un objetivo a largo plazo. Se trata de un sueño cumplido que nació cuando sentimos la necesidad de poner en valor el enorme trabajo que se realiza en la Unidad de Reanimación por parte de todos los profesionales médicos y de enfermería, TCAES, celadores, fisioterapeutas, logopedas y compañeros de otras especialidades quirúrgicas y médicas que colaboran día a día con nosotros, respondiendo a las diferentes interconsultas que les realizamos.

Hemos trabajado desde la Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación SEDAR, y desde la Sección de Cuidados Intensivos de SEDAR, para conseguir la acreditación ISO 9001 2015, junto con otras unidades de Reanimación de diferentes hospitales de España (Puerta de Hierro, Vall D Hebrón, Cruces, Reina Sofía…) y nuestro Servicio de Anestesiología y Reanimación del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra ha sido el primero en Galicia en conseguir esta acreditación internacional que nos ha concedido AENOR en noviembre de 2023, tras una auditoría externa en septiembre de 2023.

Las normas ISO te dan un método, esa es la clave, pero no solo para la calidad, sino que te dan un método para gestionar problemas, para afrontar objetivos, para descubrir oportunidades de mejora...y eso es lo más destacable. No es sencillo, implica trabajo, pero, al final, tienes un método para mejorar, eso es clave.

Una investigadora del IIS Galicia Sur liderará una investigación nacional sobre colitis ulcerosa grave

Natalia García Morales.

La doctora Natalia García Morales, especialista en Digestivo en el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo e investigadora del Grupo de Patología Digestiva del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, liderará un grupo de investigación a nivel nacional con el fin de probar la eficacia de la ecografía intestinal “a pie de cama” en la predicción de riesgo de mala evolución en la colitis ulcerosa grave.

Natalia García Morales.

Natalia García Morales.

En concreto, la investigación se denomina "Capacidad predictiva del riesgo de mala evolución en colitis ulcerosa grave, de lana ecografía intestinal “a pié de cama”: POCBUS-PREDICT UC". Para su puesta en marcha cuenta con una financiación de 25.000 euros procedente del laboratorio Janssen, a través del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU).

En esta entrevista García Morales nos explica de primera mano los avances que se han logrado con esta tecnología, su aplicación en otras especialidades y sus enormes posibilidades. Y, de paso, se declara afortunada por poder combinar la asistencia y la investigación.

Ha definido la ecografía “en el punto de atención” (POCBUS) como “el fonendoscopio del futuro”. ¿Hay que entender, por tanto, que su aplicación es posible para otro tipo de fines, no solo para el caso que nos ocupa de la colitis ulcerosa? ¿En qué especialidades tiene ya hoy día aplicación práctica?
La ecografía POCBUS o “a pie de cama” ha llegado a la práctica clínica habitual para convertirse en un elemento más de la exploración física. Efectivamente, su uso va más allá de la colitis ulcerosa, incluso más allá de la enfermedad inflamatoria intestinal. En la especialidad de Aparato Digestivo, todavía estamos comenzando a implementarla poco a poco, evaluando sus posibilidades y su eficacia en escenarios clínicos concretos, como puede ser la colitis ulcerosa grave en el estudio que estamos liderando. Sin embargo, otras especialidades como Cardiología o Medicina Intensiva ya lo emplean desde hace varios años. Tiene la ventaja de ser un dispositivo muy cómodo, que puedes llevar en el bolsillo de la bata y que te da información complementaria a la exploración física de manera inmediata, por lo que puede ayudar a tomar decisiones terapéuticas en una primera valoración del paciente.

¿Por qué resulta especialmente indicada para el seguimiento de la colitis ulcerosa?
En relación a la pregunta anterior, su principal ventaja es la inmediatez de los resultados. En la colitis ulcerosa, cuando se presenta un brote moderado o grave, es muy importante conocer el grado de afectación en el momento del diagnóstico y la evolución tras los tratamientos inicialmente prescritos en los primeros 5 días, ya que se ha demostrado que es un factor pronóstico muy relevante. Si en los primeros días de evolución, la respuesta al tratamiento pautado no es satisfactoria, debemos plantearnos de manera individualizada cambiar el esquema terapéutico precozmente. A día de hoy basamos estas decisiones en datos clínicos, analíticos o endoscópicos, dependiendo del caso. Lo que pretendemos es evaluar si la ecografía realizada en los primeros días del brote, puede aportarnos datos de valor para esta estrategia de manejo. Dado que una exploración ecográfica programada como la conocemos a día de hoy, consume tiempo y recursos, creemos que la ecografía a pie de cama puede ser una muy buena herramienta por esa inmediatez que ofrece.

¿Se trata de una tecnología disponible de forma generalizada o es aún incipiente? ¿Requiere una formación específica por parte del médico?
Es una tecnología que está disponible desde el punto de vista de desarrollo técnico, pero su implementación en la práctica clínica no está generalizada. De momento estamos explorando sus posibles ventajas en la práctica clínica, en concreto, en el ámbito de la gastroenterología. Además, efectivamente, es una técnica que requiere de formación específica teórica y práctica, y de haber realizado un número mínimo de exploraciones previas para poder garantizar que los resultados sean óptimos y precisos.

Natalia García Morales recoge la VI Beca GETECCU – Janssen, dotada con 25.000 € y destinada a estudios multicéntricos relacionados con la investigación en la enfermedad inflamatoria intestinal.

Natalia García Morales recoge la VI Beca GETECCU – Janssen, dotada con 25.000 € y destinada a estudios multicéntricos relacionados con la investigación en la enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Cuál es el objetivo de la investigación que lidera y para la que ha recibido esta ayuda de Janssen?
El objetivo de nuestro estudio es evaluar la capacidad pronóstica que tienen los hallazgos ecográficos mediante la ecografía a pie de cama (o POCBUS por sus siglas en inglés) en los pacientes que precisan un ingreso hospitalario por un brote grave de colitis ulcerosa.

¿Qué centros están implicados en ella?
Para poder obtener resultados extrapolables a la población nacional y obtener un tamaño muestral adecuado en el menor tiempo posible, está diseñado como un estudio multicéntrico a nivel español. En este momento contamos con la colaboración del Hospital Universitario la Paz de Madrid, el Hospital Universitario de Salamanca y el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela

¿En qué plazo esperan tener conclusiones?
Los resultados finales esperamos poder comunicarlos en un plazo máximo de dos años, aunque idealmente obtendremos conclusiones de análisis intermedios en menos tiempo.

¿Cómo asume la responsabilidad de gestionar un proyecto tan ambicioso?
Es un proyecto que, en efecto, supone una gran responsabilidad y compromiso, pero este compromiso ya lo hemos adquirido al decidir nuestra profesión. Sin investigación y progreso, la medicina se estanca y no somos capaces de dar respuesta a las preguntas que nos plantea la práctica clínica diaria. Además, afortunadamente, cuento con un equipo investigador excelente, profesional, competente y con mucha capacidad para desempeñar este trabajo, por lo que estoy muy bien acompañada en el proceso.

Si tuviera que elegir: ¿clínica o investigación?
Sería una lástima tener que elegir entre las dos. Aunque suponga una gran carga de trabajo a mayores, que realizamos en gran medida fuera del horario laboral en nuestro tiempo libre, la investigación complementa a la clínica y considero que es muy necesaria y satisfactoria. Con mis limitaciones y sabiendo cuál es mi ámbito de experiencia, respondería que tengo la suerte de ser una médica que realiza investigación clínica.

Tamara Alonso: "Los cambios sociales han cambiado el paradigma de la salud en la mujer"

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Tamara Alonso ha obtenido la máxima calificación en la reciente defensa de su tesis doctoral “Características diferenciales de la EPOC en la mujer”, dirigida por Julio Ancochea, responsable del servicio de Neumología de La Princesa en el que ella trabaja y presidente de Asomega, y Joan Soriano, socio de Asomega y representante de la entidad en el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo.

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Esta joven neumóloga, madrileña de nacimiento y ahora gallega de corazón tras su incorporación a Asomega, es Facultativo Especialista de Área en el mencionado hospital, además de directora del Comité Separ Jóvenes de esta sociedad científica.

En esta entrevista reflexiona sobre el objeto de su tesis, que recientemente ha tenido oportunidad de exponer en el simposio “Visionarios: Innovación y futuro en enfermedades respiratorias”. En esa ocasión señaló que la EPOC se ha considerado de varones, porque el hábito tóxico del tabaco, vinculado históricamente al sexo masculino, se relaciona directamente con ella. "Sin embargo, en los 60 y 70 las mujeres copiamos este mal hábito de los hombres, empezamos a fumar y además se ha producido un aumento de la longevidad. Como consecuencia, se ha producido un incremento de las enfermedades respiratorias asociadas al tabaquismo en la mujer lo que, a su vez, ha servido de acicate para la investigación científica en este campo", explica.

Tamara Alonso durante la lectura de su tesis.

Tamara Alonso durante la lectura de su tesis.

De un modo didáctico y, necesariamente, simplificado: ¿en qué se diferencia la EPOC en la mujer? ¿Son diferencias esenciales o provienen del hecho de que tradicionalmente ha sido una patología masculina que ahora se está feminizando y, por tanto, empieza a estudiarse más?
Las mujeres con EPOC son más jóvenes y presentan un menor consumo acumulado de tabaco que los varones, en probable relación con que su vulnerabilidad a los efectos nocivos del tabaco es mayor. Asimismo, presentan mayor grado de disnea (dificultad respiratoria) y mayor número de exacerbaciones de la enfermedad y, aunque su función pulmonar está más preservada, tienen una capacidad de ejercicio menor. Además, las mujeres con EPOC asocian un perfil de comorbilidades diferente, siendo menos frecuentes en ellas las enfermedades cardiovasculares, pero más frecuentes los trastornos del estado de ánimo. En cuanto a la supervivencia, es mayor en las mujeres que en los hombres con EPOC, de modo que se considera el sexo masculino como un factor pronóstico adverso independiente en la EPOC.

La EPOC se ha considerado tradicionalmente como una "enfermedad de varones" pero la incorporación de la mujer al hábito tabáquico alrededor de los años 70 ha dado lugar a un aumento de las enfermedades respiratorias asociadas al tabaquismo en la mujer, lo que ha servido de acicate para la investigación científica en este campo.

Aún queda mucho por hacer pero la equiparación de la mujer va subiendo enteros en entornos sociales, profesionales, etc. ¿Este proceso hará que descubramos facetas nuevas en otras patologías como ha ocurrido en la EPOC? ¿Conoce más ejemplos de ello?
Los cambios sociales que han acontecido en las últimas décadas, como la plena inclusión de la mujer en el mundo laboral o la adquisición de hábitos no saludables como el tabaquismo o el sedentarismo, han cambiado el paradigma de la salud en la mujer. Esto se refleja no solo en la salud respiratoria, sino también en la cardiovascular, en la reproductiva o en la salud mental, entre otras.

Tamara Alonso con Joan B. Soriano y Julio Ancochea.

Tamara Alonso con Joan B. Soriano y Julio Ancochea tras leer su tesis.

Uno de los grupos de trabajo de Asomega es Asomega Nova, para integrar a los profesionales más jóvenes. ¿Qué factores cree que debe considerar un médico aún en formación o recién graduado a la hora de escoger especialidad?
Un médico que termina la licenciatura y se dispone a iniciar su formación especializada a través del sistema MIR debería analizar a la hora de escoger una especialidad aspectos tan relevantes como su propia personalidad y preferencias, así como la idiosincrasia de la propia especialidad en cuestión de trascendencia clínica, oportunidades laborales, expectativas en el ámbito de la docencia y de la investigación etc.

Equipo completo de Alonso en La Princesa.

Equipo completo de Alonso en La Princesa.

Para la dirección de su tesis ha contado con la participación del doctor Ancochea, presidente de Asomega, y de Joan B. Soriano, también miembro de la entidad, ambos de su hospital, La Princesa de Madrid. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos en un ámbito académico y cómo es trabajar con ellos en el ámbito clínico?
Trabajar con el Dr. Ancochea y el Dr. Soriano en cualquier ámbito, ya sea clínico o académico, es un auténtico privilegio. La experiencia investigadora de ambos, su dedicación al trabajo y su apoyo constante han hecho posible este trabajo.

¿Qué espera de su incorporación a Asomega? ¿Cómo valora lo que conoce de la entidad?
Conozco ASOMEGA a través del entusiasmo que su presidente, el Dr. Ancochea, me ha transmitido en estos últimos años. Ahora, más de cerca, espero contagiarme de la ilusión de sus miembros y contribuir, dentro de mis posibilidades, al crecimiento y enriquecimiento de la sociedad.

Conferencia de Tamara Alonso en el simposio "Visionarios: Innovación y futuro en enfermedades respiratorias”

Cristina Margusino recibe en Xinzo de Limia la Medalla do Concello

Cristina Margusino y la alcaldesa de Xinzo, Elvira Lama, en el acto de homenaje a la doctora.

Los once años de trabajo de la doctora Cristina Margusino en Xinzo de Limia como responsable de Atención Primaria han dejado una huella profunda en los que fueron sus compañeros, pero sobre todo en sus pacientes. Para la alcaldesa de Xinzo de Limia, Elvira Lama, se trata de "una persona sobre todo buena, y las buenas personas deben quedar en la vida de este pueblo”. Por ese motivo se le ha concedido la Medalla do Concello, por "su compromiso con el rural" y su labor "para humanizar la Medicina".

Cristina Margusino y la alcaldesa de Xinzo, Elvira Lama, en el acto de homenaje a la doctora.

Cristina Margusino y la alcaldesa de Xinzo, Elvira Lama, en el acto de homenaje a la doctora.

En el acto de entrega de tal reconocimiento, Margusino aseguró que “no tengo más mérito que ejercer la medicina con responsabilidad”. Mostró a todos los presentes el maletín que la acompaña desde hace 30 años y que dice está cargado no solo de material, sino también de compromiso.

Por su parte, el Concello ha valorado la plena dedicación de Cristina Margusino a mejorar la salud y el estilo de vida de la zona, así como su entrega desinteresada a la población limeña, en estrecha colaboración con el gobierno local de Xinzo, durante los duros tiempos de la pandemia.

En 2019 impulsó las Jornadas de Atención Sociosanitaria Rural con el objetivo de optimizar los recursos disponibles en la zona para mejorar la asistencia y, en última instancia, ser entre todos capaces de dar una atención más cercana, humana y efectiva. Con este proyecto consiguió la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG, que se entregó en Orense en 2021.

Con este mismo proyecto se presentó en la 22ª Conferencia Mundial de Salud Rural bianual de WONCA (Organización Mundial de Médicos de Familia, por sus siglas en inglés), donde el vídeo sobre el trabajo realizado en Xinzo fue reconocido como uno de los mejores del congreso.

De su manera de entender el trabajo en el entorno rural, de su compromiso con el paciente y de su apuesta por el trabajo conjunto, coordinado y responsable de todos los miembros del equipo habló con detalle en este webinar de Asomega Muller.

Luz Couce: “En la Medicina moderna asistencia, docencia e investigación deben ir de la mano”

Luz Couce, directora científica del IDIS

Betanceira de nacimiento pero compostelana de vocación, Luz Couce lleva año y medio como directora científica del Instituto de Investigación Sanitaria de Galicia (IDIS), función que compatibiliza con su rol como profesora de Pediatría de la Facultad de Medicina de la USC y la jefatura del Servicio de Neonatología del CHUS. En este tiempo ha tomado plena conciencia de la relevancia de una entidad que presenta una trayectoria impresionante, una proyección de nivel internacional y una tradición en su máxima responsabilidad científica que supone para ella un desafío y una responsabilidad añadida. No en vano, sus predecesores en el cargo han sido dos premios Nóvoa Santos de Asomega, Carlos Diéguez y José Castillo, investigadores de referencia en sus respectivos campos.

Couce, que considera “un honor” que su instituto reciba la Insignia de Oro de Asomega, pone el acento en la necesidad de incrementar los recursos para mantener y aumentar los niveles de excelencia alcanzados en investigación, así como para conseguir que sus efectos se dejen sentir aún más en la asistencia.

Y apunta tres líneas de acción clave para el futuro inmediato: potenciar la investigación en Atención Primaria, dar más presencia a la investigación en Enfermería y apostar por la captación y retención del talento joven.

Luz Couce, directora científica del IDIS

La doctora Luz Couce, directora científica del IDIS.

Es directora científica del IDIS desde septiembre de 2021. ¿Cómo definiría su experiencia al frente del instituto hasta el momento? ¿Qué es lo que más le sorprendió al hacerse cargo de esta responsabilidad?
He iniciado esta gestión con energía, responsabilidad y humildad. Con un año y medio que llevo de recorrido mi experiencia en general es muy positiva. Lógicamente, siendo consciente de lo que implica este cargo, que es impulsar al IDIS para que siga siendo uno de los principales institutos de investigación biomédica de España, que sea un referente a nivel nacional e internacional. Lo que más me sorprendió al hacerme cargo de esta responsabilidad es lo polifacético del cargo para conseguir el objetivo deseado, hay muchos campos que atender y por eso de verdad agradezco la labor de mis predecesores.

¿La dirección científica le deja tiempo para seguir desarrollando su propia labor investigadora?
Si soy sincera fue una de mis preocupaciones al principio. Afortunadamente lidero un grupo de investigación ya consolidado en el IDIS y al menos de momento no se ha resentido. No obstante, he de decir que esta carga sumada a la parte docente y asistencial hace que haya que delegar más en algunas tareas y el horario de trabajo lógicamente es muy amplio.

¿Cuáles son actualmente las líneas de investigación principales del instituto?
El IDIS está formado por 1.161 profesionales agrupados en siete áreas de investigación prioritaria y que tienen un gran impacto sanitario. Cada una de ellas tiene sus propias líneas de investigación y para resumir, cabe destacar:

  • en Oncología la biopsia líquida y la mejora de las terapias personalizadas
  • a nivel cardiovascular, la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas y la mejora en el manejo clínico terapéutico del paciente cardiaco
  • el estudio de la obesidad
  • el cerebro, con la innovación en ictus, parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas
  • las infecciones con el estudio de sus bases genéticas, con estrategias individuales para la prevención, las vacunas y el tratamiento
  • las enfermedades raras con el diagnóstico precoz y la terapia génica
  • la innovación de vanguardia con la medicina de precisión y ahora el inicio de CAR T y la protonterapia

Y teniendo presente que todo este trabajo lo debemos difundir a la sociedad. Todo lo relacionado con la salud, la sanidad y la innovación biomédica ocupa grandes espacios en los medios y es una demanda constante de las organizaciones sociales y de los ciudadanos.

Cada vez es más relevante el peso de la difusión. Investigar pero no comunicarlo convenientemente sería un contrasentido…
En nuestro comité científico interno tenemos actores claves no científicos, como los llama el Carlos III, en donde hay gente de la empresa, de asociaciones de cáncer y enfermedades raras y agentes sociales. Es muy importante la difusión a la comunidad, que sepan lo que hacemos, que vean que investigar permite avanzar y que tengan una mejor asistencia.

¿Qué diferencia al IDIS de otros institutos de investigación sanitaria, de Galicia y de fuera?
El IDIS es uno de los grandes institutos de España, no cabe duda de que es un referente, tiene una trayectoria científica muy consolidada y es uno de los centros más prestigiosos de nuestro país. Se constituyó en 2008, estamos acreditados desde 2010 y se renovó en 2015 y 2020. Hemos sido el primero en acreditarnos en Galicia y el séptimo de España. Actualmente por nuestra potencia en cuanto a captación de recursos tanto en proyectos competitivos como en recursos económicos, la capacidad de traslación con patentes, la creación de spin off, etc. lo sitúan entre los primeros de España. Y hay gente muy potente que nos contribuye a sumar.

Además el IDIS es una incubadora de empresas tecnológicas. Hay siete spinoffs que han sido creadas desde el IDIS. Además, hemos puesto en marcha una unidad transversal de metodología de la investigación con el fin de potenciar esa investigación competitiva y que así podamos ofrecer a nuestros profesionales investigadores un servicio muy cualificado y que nos permita continuar en esa trayectoria ascendente.

También estamos pendientes en potenciar la investigación en AP, también en enfermería, y estamos poniendo en marcha un programa de captación del talento joven para que esto se perpetúe y no tengamos tan patente el problema del relevo generacional.

El de los institutos de investigación sanitaria ha demostrado ser un modelo de éxito en toda España. Pese a su buen rendimiento, ¿en qué aspectos cree que hay mayor margen de mejora?
Es un modelo óptimo porque conjuga la investigación clásica y la clínica, y tiene como eje la investigación traslacional para esa mejora de la salud de la población. Pero al ser un modelo de éxito hay cada vez más institutos acreditados por el Carlos III, hoy son 34, y competimos por los recursos. Para mejorar sería necesario que hubiese más financiación y que las científicas y científicos se puedan preocupar por la investigación y no por su inestabilidad.

¿Hay suficiente incentivo para la investigación para quien se dedica a la clínica? ¿Qué queda por hacer en este campo?
Queda mucho por recorrer. La carrera investigadora debe estar más presente para optar a las plazas clínicas y sobre todo en el ámbito de las jefaturas de servicio porque luego puedes marcar bastante. En la era de una medicina moderna la asistencia, la docencia, formación continua y la investigación lógicamente deben ir de la mano. Es importante potenciar la figura del investigador clínico asistencial.

Aportemos una luz de esperanza: ¿empezamos a ser capaces no solo de retener el talento de aquí sino de atraer talento de fuera o aún nos queda mucho por hacer?
Vamos mejorando pero nos queda camino por recorrer, por ejemplo a nivel de infraestructuras, que los medios que ofertamos a veces son insuficientes. Aparte por supuesto de los medios económicos. La carrera investigadora tendría que estar bien remunerada. Llegamos a recibir peticiones, tenemos un embudo que es el espacio, a ver si lo solucionamos.

Coincide que las tres Direcciones Científicas de los institutos de investigación sanitaria de Galicia son ahora responsabilidad de mujeres. ¿Empieza a trasladarse la mayoritaria presencia femenina en el sector sanitario a cargos de responsabilidad?
Efectivamente, somos tres mujeres científicas y somos diez directoras científicas en los 34 institutos acreditados por el Carlos III. Es decir, somos aún menos en relación con el total, sobre todo teniendo en cuenta que hay más mujeres que hombres en la investigación predoctoral. Pero va progresivamente aumentando y lo importante es que esto se vea con naturalidad. Que se vea con naturalidad que una mujer sea directora científica de un instituto.

Al frente de la dirección científica del IDIS le precedieron dos nombres muy ilustres de la investigación en Galicia, ambos Premio Nóvoa Santos de Asomega: Carlos Diéguez y José Castillo. ¿Qué representan estas dos figuras en el conjunto de la investigación gallega?
Representan la excelencia en la investigación a nivel nacional e internacional. Por eso es para mí un orgullo y una responsabilidad suceder a dos directores como estos dos científicos tan ilustres. Y Alonso y Carracedo igual, son científicos muy ilustres y para mí es un honor y un privilegio que estén en nuestro instituto de investigación.

¿Qué supone para su institución la concesión de la Insignia de Oro de Asomega?
Reconocer a la investigación biomédica gallega con esta distinción por una organización de prestigio como es Asomega es un gran honor y una gran consideración y orgullo recibirlo. Al mismo tiempo nos supone un aliciente a toda la investigación biomédica gallega para seguir trabajando y creciendo.

 

Entrevista a Eva Poveda, directora del IIS Galicia Sur

Julia Barreiro: "Supe que quería ser oftalmóloga desde que la estudié en la Universidad"

Julia Barreiro, residente de Oftalmología

Julia Barreiro ha sido la merecedora de la estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid que contempla la convocatoria de esta II Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez". y de la bolsa de 2.000 euros que aporta el laboratorio Meiji. Toma el relevo a Lidia Gómez, que se hizo con la beca en su primera edición.

Graduada en Medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona, en el último año Julia Barreiro ha participado como ponente en la 48 Reunión de la Sociedad Gallega de Oftalmología, en el primer curso de Formación Continuada de esta sociedad y en la X Reunión Gallega de Uveítis. La Unidad de Superficie e Inflamación Ocular y Uveítis (USIO) del Hospital Clínico San Carlos de Madrid sería, inicialmente, su destino deseado en el Hospital Clínico para esta estancia.

Julia Barreiro, residente de Oftalmología

Julia Barreiro, ganadora de la II Beca de Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez".

¿Por qué decidiste estudiar Medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona, qué te convenció de esta universidad? 
Tenía ganas de estudiar “fuera de casa” y la UAB ofrece la posibilidad de formarse en excelentes hospitales acompañada de un muy buen equipo docente.

¿Qué influyó en tu decisión de elegir la especialidad de Oftalmología? 
Sabía que quería dedicarme a la Oftalmología desde que cursé la asignatura en la universidad, tuve la posibilidad de rotar con facultativos que me transmitieron la pasión por esta especialidad.

¿Cómo ha sido la experiencia en el Hospital de Pontevedra? 
Mi formación en este hospital está siendo muy enriquecedora, tanto a nivel profesional como personal. Destaco la buena relación entre los compañeros y el interés que muchos tienen por transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones.

La del Clínico de Madrid no va a ser tu primera estancia fuera. En 2017 participaste en un programa de intercambio en un hospital de Costa Rica. ¿Has hecho más rotaciones? ¿Te planteas hacer alguna otra fuera de España? 
Estoy actualmente realizando una rotación en el hospital Ramón y Cajal de Madrid, en la unidad de motilidad ocular. No tengo planeada en este momento ninguna otra rotación en el extranjero, pero no descarto la posibilidad.

¿Querrías ejercer en Galicia a toda costa o estás abierta a lo que surja, aunque sea lejos de tu tierra? 
En Galicia me encuentro muy a gusto, pero me agrada moverme y conocer sitios nuevos, no me cierro a nada.

¿En qué área te gustaría especializarte y por qué? 
Todas las áreas por las que voy rotando me resultan muy interesantes, por ahora no soy capaz de decidirme por una en concreto.

¿Qué supone para ti la concesión de la beca?
Esta beca supone una oportunidad para ampliar mis conocimientos en un servicio referencia. Estoy muy agradecida y pretendo aprovechar la experiencia al máximo.

¿Qué expectativas tienes respecto a la estancia en el Clínico de Madrid?
Espero que esta estancia me permita adquirir una perspectiva de trabajo diferente a la que he vivido hasta ahora en un centro con menor volumen asistencial. Y a la vez conocer de primera mano el manejo de patología, que por su baja incidencia, se trata exclusivamente en centros de referencia.

Ya eres R3, así que tienes cierta perspectiva. ¿Qué consejo darías a jóvenes que se estén planteando iniciar los estudios de Medicina?
La medicina nunca deja de avanzar y la formación debe ser una prioridad para toda nuestra vida profesional. Es una carrera de fondo, pero el esfuerzo se ve recompensado.

Profesionalmente, ¿cuál sería tu mayor sueño?  
Busco alcanzar mi máximo potencial para ser capaz de devolver a la sociedad todo lo que me está aportando a mí estos años.

Un recuerdo a las pioneras de la Medicina gallega

Día de la Mujer - libro del CGCOM sobre pioneras de la Medicina

El Consejo General de Médicos (CGCOM) ha presentado el libro ‘Mujeres Pioneras en la Medicina Española’, coordinado por el secretario general de la institución, José María Rodríguez Vicente. Se trata de una obra que nace con el objetivo de rendir homenaje a las primeras mujeres que formaron parte de los colegios de médicos de nuestro país, así como a aquellas médicas que han ido derribando barreras en ámbitos científicos, políticos o sociales.

Día de la Mujer - libro del CGCOM sobre pioneras de la Medicina

La obra referencia a un total de 134 mujeres que han marcado la historia de la Medicina y las instituciones colegiales. Está dividida en cinco capítulos: primeras mujeres médicas, mujeres en los Colegios Oficiales de Médicos, mujeres presidentas, mujeres en el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, y otras pioneras.

En la introducción, Rodríguez Vicente recuerda que el acceso de la mujer a la universidad en igualdad de condiciones no se produjo hasta el 8 de marzo de 1910, gracias a una instrucción cursada precisamente por una gallega ilustre: Emilia Pardo Bazán, a la sazón consejera de Instrucción Pública. Hoy día las universitarias son el 58% de los estudiantes, con algunas carreras especialmente frecuentadas por mujeres: "En las facultades de Medicina, las mujeres suponen más del 70% del alumnado matriculado", señala.

Resumimos brevemente las referencias a las facultativas de los colegios de médicos gallegos que incluye el libro del CGCOM:

ORENSE

María de la Paz Parada Pumar
La primera médico colegiada en Orense nació en 1905. Cursó los dos primeros años de carrera en Santiago pero concluyó sus estudios en Madrid en 1929. Se especializó en Análisis Clínicos y, después de casarse con el doctor Julio Freijanes y tras un breve periplo por Cataluña, se instalaron en Lugo, donde su marido ejercía como inspector de Sanidad. Tras la guerra se trasladaron a Orense, en cuyo Colegio de Médicos fue la primera mujer en inscribirse.

LUGO

María Paz Gasalla Rivero
Nacida en Lugo en 1918, se licenció en Santiago en 1945. Se especializó en Oftalmología en la clínica de su padre, el doctor Pedro Gasalla, y posteriormente ejerció en el Hospital Provincial de Lugo, donde fue la primera mujer en ejercer como oftalmóloga.

Ángela Manuela Pardo Celada
La primera ginecóloga de Lugo nació en Becerreá en 1904 y terminó Medicina en Madrid en 1927, completó su formación en Alemania y tras su regreso a España obtuvo plaza de médica tocóloga en el Hospital Santa María de Lugo. Falleció en 1988.

Eloísa Rivadulla Álvarez
Esta sadense nacida en 1911 fue una de las primeras mujeres que estudió Medicina en la Universidad de Santiago, donde se licenció en 1939. Fue pediatra en Chantada en el Seguro Obligatorio de Salud y luego en la Seguridad Social. Murió en esta misma localidad en 1987, aunque su recuerdo perdura ya que da nombre a un parque y a un colegio de Educación Infantil y Primaria.

PONTEVEDRA

Olimpia Valencia López
Esta orensana de Baltar fue la primera ginecóloga gallega. Tras estudiar Magisterio se licenció en Medicina en Santiago en 1925. Cinco años después se doctora en Madrid. En 1928 pone en marcha en Vigo un consultorio de Medicina General y de Ginecología donde se anunciaba como "Especialista en enfermedades de la mujer". Fue una de las fundadoras de la Academia Médico-Quirúrgica de Vigo. Entró en la Seguridad Social en los años 40 y en los 60 se jubiló. Falleció en 1987.

A CORUÑA

María Guadalupe Pérez-Lafuente Leiro
De padres gallegos, nació en Portugal y se licenció en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago en 1966. Tras especializarse en Madrid, se convirtió en la primera cirujana de Galicia y de España. Trabajó en Sevilla y se dedicó a la Oncología Pediátrica, creando una unidad específica en el Hospital Juan Canalejo de A Coruña, donde trabajó hasta su jubilación en 2008.

Carmen Blas Orbán
Nacida en Orense, se licenció en la USC y posteriormente se instaló en Ifni (Marruecos), pero en 1970 empezó a ejercer en A Coruña como médica puericultora. Dos años después se convirtió en la primera mujer médica en pertenecer a la Escala de Médicos Inspectores de la sanidad. Además, se doctoró cum laude en Derecho en la Universidad de Santiago en 1985.

Olga Fernández Chaves
Esta ginecóloga pionera en embarazos de alto riesgo y en formación maternal se licenció por la USC en 1965 y tras ocupar varios puestos obtuvo en 1978 la plaza de jefa de Sección de Obstetricia y Ginecología del Juan Canalejo coruñés, cargo que desempeñó hasta su jubilación en 2007. En1975 inició los cursos de Educación Maternal en A Coruña y dos años después el primero a nivel nacional.

Helvia Temprano Alonso
Nacida en Valladolid, colaboró con Olga Fernández Chaves en la creación en 1975 del primer centro de Educación Maternal en Galicia. Ha sido reconocida con el Premio Profesor Novo a la investigación ginecológica y obtuvo la distinción como Pionera de la ciudadanía coruñesa por el Ayuntamiento de esta ciudad en la Conmemoración del Día de las Mujeres de 2012.

 

Otras pioneras que aparecen referenciadas en el libro son la presidenta del Colegio de Médicos de Orense, Pilar Garzón, primera mujer en ostentar esta responsabilidad en Galicia; María Rosa Arroyo, primera en formar parte de la Comisión Permanente del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), que se doctoró en Ciencias de la Salud por la Universidad de A Coruña, ejerce en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol y preside la Sociedad Gallega de Telemedicina; o Ana Pastor, primera médica que ha presidido el Congreso de los Diputados, fue ministra de Sanidad y ocupó otros cargos relevantes en la administración sanitaria gallega.

Las primeras licenciadas en Medicina en Galicia

Jimena y Elisa Fernández de la Vega Lombán fueron las primeras mujeres en obtener una Licenciatura en la Universidad de Santiago en 1919. Fueron homenajeadas 77 años después, en 1996, cuando la institución académica cumplía quinientos años. Elisa, que se especializó en Pediatría, renunció a viajar al extranjero tras licenciarse para trabajar en el Hospital del Niño Jesús en Madrid y casarse, en 1925, con Gumersindo Sánchez Guisande, catedrático de Anatomía en Sevilla y Zaragoza. Falleció en 1933 de una neumonía atípica diagnosticada por ella misma.

Jimena obtuvo una beca para estudiar fuera de España entre 1923 y 1927. A su regreso desarrolló un intenso trabajo de difusión de los fundamentos de la genética aplicada a la salud. Animada por profesores como Nóvoa Santos y Marañón, desarrolló una intensa labor científica que culminó en 1933 con la creación de la "Sección de Genética y Constitución", de la que Fernández de la Vega fue nombrada directora. La Sección dependería de la Cátedra de Patología dirigida por Nóvoa Santos.

En un interesante trabajo biográfico realizado por Laura González Vázquez y Montserrat Gómez Fuentes se señala que en 1935 el profesor Marañón le ofreció impartir un curso de herencia y genética humana en su cátedra. A partir de ello editó el libro “La herencia fisiopatológica en la especie humana”. Después de la Guerra Civil, la carrera profesional de Jimena Fernández de la Vega se orientó hacia la Hidrología. Tras ganar las oposiciones para Médico Hidrólogo, se convierte en la primera mujer directora de balnearios en España: Guitiriz (Lugo), Montemayor (Salamanca), Baños de Montemayor (Cáceres), Cestona (Guipúzcoa) y Lanjarón (Granada), donde se jubiló. Falleció en Santiago de Compostela en 1984.

Su sobrina María Teresa Fernández de la Vega también fue pionera al desempeñar funciones tradicionalmente reservadas a hombres: fue la primera vicepresidenta del Gobierno de España durante los mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero.

María Blanco: "Acabar con la brecha de género en las carreras científicas"

Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Solo un 33,3% de los investigadores a nivel mundial son mujeres. Aunque muchos países han alcanzado la paridad de género en este ámbito, la desigualdad sigue siendo clara a muchos niveles. Los puestos de responsabilidad en investigación ocupados por mujeres constituyen una minoría y aún más, en puestos superiores de dirección. Se produce la llamada “gráfica de la tijera”, en la que conforme subes de categoría en la carrera científica el número de mujeres es cada vez menor.

Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El papel de la mujer en la ciencia siempre ha estado relegado a un segundo plano. De hecho, solo 22 científicas han recibido un premio Nobel en toda la historia. Y no solo porque haya sido un ámbito donde han destacado más los hombres, sino también porque muchos logros y descubrimientos cuya autoría correspondía a científicas les fueron atribuidos a ellos. El caso más conocido es el de la química británica Rosalind Franklin, a la que se negó durante mucho tiempo su papel en el descubrimiento de la estructura de doble hélice del ADN. Su investigación fue clave en el rompecabezas que les faltaba a sus colegas, Watson y Crick, para formular su hipótesis sobre la estructura del ADN. En 1962 estos dos científicos obtuvieron el Nobel, pero el nombre de Rosalind no se mencionó ni reconoció en este avance sin precedentes.

Otro dato significativo es que hasta el siglo XX no se permitió a las mujeres el acceso a instituciones científicas. Una de las mujeres más importantes de la historia y primera en recibir un Premio Nobel en 1903, Marie Curie, no fue admitida en la Academia de Ciencias de Francia por ser mujer. Más de medio siglo después, en 1962, una estudiante de doctorado del Instituto Curie, Marguerite Perey, fue la primera en ingresar en esta Academia.

Este veto a las mujeres en el ámbito de la ciencia lo vivió y denunció la neuróloga italiana Rita Levi-Montalcini, quien hizo patente que muchos de los hallazgos científicos atribuidos a hombres los hallaron en realidad mujeres. La científica, que descubrió el primer factor de crecimiento conocido en el sistema nervioso y obtuvo el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1986, junto con Stanley Cohen, siempre creyó que la desigual aportación de hombres y mujeres a la ciencia, y los mecanismos de desautorización femenina, se debieron a la mentalidad colectiva predominantemente tradicional.

En la actualidad, las desigualdades y los “robos” de méritos científicos a mujeres no son tan evidentes. El papel de la mujer en la ciencia está cambiando y se equipara al de los hombres, gracias al esfuerzo de muchas investigadoras y también a las políticas de igualdad. Tanto en los estudios universitarios, como en doctorado, postdoctorado y máster, la presencia de mujeres y hombres es equitativa, incluso en algunos ámbitos la primera es mayor. Pero a medida que pasa el tiempo, convertirse en líder de grupo o llegar a puestos de responsabilidad resulta más complicado. Entre los investigadores españoles más citados, por ejemplo, solo el 11,5% son mujeres. Pero esto no significa que las mujeres no publiquen, sino que no lideran estos trabajos, al no ser responsables de grupo o no poseer puestos de responsabilidad.

Afortunadamente, el techo de cristal se va resquebrajando poco a poco, pero sigue siendo crucial eliminar los sesgos de género y reivindicar el papel de la mujer en días como el que hoy conmemoramos (Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia). Hay que fomentar la participación de las mujeres en las convocatorias, en las financiaciones de los proyectos… y en este sentido se está avanzando. Asimismo, tenemos que seguir luchando y promoviendo políticas para que la conciliación, uno de los factores que más ha limitado hasta ahora este ascenso en la carrera científica de las mujeres, no continúe suponiendo una barrera. Un embarazo o compaginar vida familiar y laboral no debería entender de géneros.

Además de una lucha por la igualdad a todos los niveles, también es esencial una labor social que despierte vocaciones desde edades muy tempranas. Ofrecer referentes reales, que más allá de ejemplos del pasado, como Marie Curie, Rosalind Franklin o Rita Levi-Montalcini, sean académicas, catedráticas o científicas que lideren proyectos y equipos de investigación en la actualidad. El consejo para nuestras futuras científicas es esfuerzo, esfuerzo y esfuerzo. Pero no visto como sufrimiento, sino con una meta, la satisfacción de conseguir lo que se propongan.

Las investigadoras poseemos un papel importante: divulgar lo que hacemos, transmitir a las jóvenes que es posible alcanzar lo que quieran, que con esfuerzo todos podemos llegar donde soñemos, sin distinción de género. Porque cuantas más seamos, más fuertes seremos. Tenemos que apoyarnos, ser referentes vivos femeninos que ayuden a otras mujeres a seguir una carrera científica.

Nos encontramos en el buen camino. Cada vez existen más políticas conciliadoras, aunque debemos seguir impulsándolas para mejorar la representación de las mujeres en algunos ámbitos. Incluir a las mujeres en los equipos, no por ser mujer, por mera paridad, sino por su valía. Estamos cada vez más cerca de abrir la “gráfica de la tijera” y romper los techos de cristal, pero hay que continuar trabajando en esta línea para que las mujeres lleguen más lejos.

María Blanco Prieto
Catedrática de la Facultad de Farmacia y Nutrición
Universidad de Navarra

María Blanco

Otras noticias de María Blanco en la web de Asomega:
Nanomedicina y terapia celular en determinados tipos de cáncer pediátrico
Un artículo de María Blanco, elegido el más destacado de 2021
María Blanco ingresa en la Academia Europea de las Humanidades, las Letras y las Ciencias

Marisa Crespo, Filla Predilecta da Provincia de Ourense

Marisa Crespo en una imagen de la entrega del premio del Centro de Estudos Carballiñeses que recibió en marzo de 2022.

El acuerdo para reconocer a Marisa Crespo fue adoptado esta misma semana en el pleno de la Diputación ourensana y contó con el apoyo unánime de los diputados que participaron en la sesión, que también votaron por otorgar este reconocimiento, a título póstumo, a la primera astrónoma gallega, Antonia Ferrín Moreiras (O Carballiño, 1914 - Compostela, 2009). Se trata de las primeras mujeres que reciben este reconocimiento por parte de la Diputación orensana.

Marisa Crespo en una imagen de la entrega del premio del Centro de Estudos Carballiñeses que recibió en marzo de 2022.

Marisa Crespo en una imagen de la entrega del premio del Centro de Estudos Carballiñeses que recibió en marzo de 2022.

Marisa Crespo ya recibió en 2021 similar reconocimiento en su localidad natal, San Cristovo de Cea. Además, hace apenas un año recogió el Premio Ágora do Orcellón, que otorga el Instituto de Estudios Carballiñeses, y en 2020 la medalla de oro y brillantes del Colegio Médico de La Coruña. Esta institución argumentó su entrega señalando que la doctora "destaca por sus cualidades humanas y su entrega y dedicación a los pacientes". También en 2019 recibió la Medalla Castelao que concede la Xunta "a aquellos gallegos y gallegas cuya obra, en cualquier faceta de la actividad humana, se considera merecedora del reconocimiento de toda Galicia".

Crespo se licenció en Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, se especializó en Cardiología en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid y se doctoró en la Universidad Autónoma. Después de un año como cardióloga en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, ingresó en el Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, del que es jefa de sección de Insuficiencia Cardíaca.

Además, coordina el Grupo de Investigación de Insuficiencia Cardíaca avanzada del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC) y es jefa de Grupo en el CHUAC del Centro de Investigación Biomédica en Red Cardiovascular (CIBERCV) del Instituto de Salud Carlos III. Cabe recordar que el CHUAC es el segundo hospital de España en trasplantes de corazón.

En el II Encontro Mundial de Médicos Galegos de Asomega, Crespo participó en una mesa coloquio titulada "El futuro ya está aquí", que compartió con Julián García Feijóo, jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; Eduardo López-Bran, jefe de Dermatología del mismo centro; Andrés Rodríguez Lorenzo, jefe de Cirugía Plástica del Hospital de Uppsala (Suecia); y José María Suárez Quintanilla, presidente del Colegio de Odontólogos de A Coruña:

Marisa Crespo, uno de los participantes en el coloquio del II Encontro Mundial de Médicos Galegos.

Pulse sobre la imagen para acceder al vídeo de la intervención de Marisa Crespo.

Mar Mosteiro: cómo aplicar la telemedicina en un proceso asistencial concreto

Mar Mosteiro

En el II Encontro Mundial de Médicos Galegos la mesa sobre Innovación y Liderazgo moderada por Alberto Fernández Villar y Antonio Gómez Caamaño contó con la participación de Mar Mosteiro, jefa de sección de la Unidad de Sueño y Ventilación Mecánica en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, que habló sobre telemedicina y trastornos del sueño.

Mar Mosteiro

Mosteiro basó su presentación en una pregunta: el auge de la e-medicina es imparable pero, ¿cómo vamos a implementar la e-health en los procesos asistenciales?

Partimos de un desarrollo de la bioingeniería "tan imparable como sorprendente". Señala que tenemos cepillos que detectan caries, el sujetador que identifica nódulos mamarios, bandas que pueden detectar las contracciones y la frecuencia fetal, etcétera. Las posibilidades son enormes, pero hay que ser cautos y "validar cada sistema que podemos plantear, que vamos a incorporar a nuestro proceso asistencial".

A continuación, la doctora explicó el proceso que se sigue en su área de especialización. En concreto, cómo aplican los avances que facilita la telemedicina al tratamiento de la apnea del sueño, un proceso en el que los episodios "de aumento de las catecolaminas llevan asociados hipertensión, cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, arritmia" etc. Y sobre todo, "si mal respiro y mal duermo, mal estoy despierto, así que lleva somnolencia y otros síntomas".

A ello se añade la cada vez más frecuente asociación que hay de la apnea con demencia, ictus, arritmias, etc., lo que hace que vengan pacientes de otros servicios a hacer esta prueba. El problema reside, en buena medida en los tiempos hasta que se consigue un diagnóstico claro porque el proceso empieza con la derivación desde Atención Primaria, una primera consulta informativa, la cita para la prueba y la posterior para ver sus resultados.

Para agilizar el proceso "tenemos la e-consulta estructurada" que lleva "todos los parámetros que antropométricamente sabemos que se asocian a una apnea más grave, todos los factores de riesgo cardiovascular". Esto está en marcha desde hace años y hace tiempo también que se planteó su digitalización, así como la de la telemonitorización posterior para los pacientes con respirador para dormir.

Los grandes retos de la bioingeniería

Mar Mosteiro señaló que hace ya años se publicaba que un smartphone, que es emisor y receptor de ondas, podría detectar apnea del sueño, "y se publicaron en una revista de bioingeniería los datos de validación. Ahí quedó, pero nosotros ahora con los bioingenieros tenemos un proyecto con una empresa privada que se dedica a sistemas de radar y que van a desarrollar algo para validarlo".

La cuestión es "cómo lo incorporamos a nuestro sistema sanitario oficial. Hay varias ideas y también muchas barreras para validarlo y patentarlo". En este sentido, destaca la ventaja que aporta la mayor relación de la empresa privada con la universidad, que permite que "mejoremos a la hora de desarrollar patentes que a veces en la investigación médica no quedan".

Mosteiro concluyó asegurando que en el área de sueño y de ventilación, la telemonitorización "nos aporta muchísimo", pero advirtió que hay que utilizarla partiendo siempre de "un análisis de dónde la ponemos, para qué la ponemos y no como algo añadido para ser tecnológicamente más punteros".

Asomega con el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2023

Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, fecha proclamada por las Naciones Unidas en 2015 que representa una oportunidad para honrar a las mujeres que han roto barreras y destacar la importancia de la educación en ciencias para niñas y jóvenes.

Con estos objetivos varias mujeres de Asomega se han sumado a nuestro ofrecimiento de lanzar un mensaje en primera persona de concienciación, apoyo y estímulo a las más jóvenes para que descubran en el campo de la ciencia una posibilidad de desarrollo personal y profesional. Alentar vocaciones entre las junior, demostrar que no hay territorios vedados y descubrirles campos que están tan a su alcance como cualquier otro son los propósitos de esta iniciativa.

Ana Fernández-Teijeiro Álvarez

Miembro de la Junta Directiva de Asomega, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP) y jefe de Sección de Onco-Hematología Pediátrica en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, es un referente nacional y europeo en su especialidad.

Noelia Sanmamed

Especialista adjunto de Oncología Radioterápica, esta licenciada por la Universidad de Santiago de Compostela ha completado su formación en la Universidad de Toronto y en el Princess Margaret Hospital de la ciudad canadiense. Desde 2019 trabaja en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Marina Varela Durán

Jefa de Servicio de Anestesiología del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, Marina Varela ejerció varios años en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid antes de volver a su Galicia natal.

Cristina Margusino Framiñán

Médico de Familia con una amplia experiencia en el rural, atesora reconocimientos por su trayectoria: se hizo con la I Beca de Medicina Rural de Asomega y SEMG, obtuvo un reconocimiento en el congreso mundial Wonca y ahora ha recibido la Medalla del Concello de Xinzo de Limia, donde ejerció tantos años.

María Blanco Prieto

La investigadora trivesa tiene un currículo de infarto: catedrática de la Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra, es autora de más de 160 artículos de investigación y capítulos de libros con más de 8.770 citas. Pertenece también a la Academia Nacional de Farmacia de Francia y preside la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica (Sefig). Participó en el II Encontro Mundial de Médicos Galegos de Asomega, donde habló sobre "Nanomedicina en cáncer pediátrico". Desde hace unos días preside también la Federación Europea de Ciencias Farmacéuticas.

Pilar Rodríguez Ledo

La primera representante de la Atención Primaria ganadora del Premio Nóvoa Santos que concede Asomega, es vicepresidenta de SEMG. Además es responsable de docencia en Medicina Familiar, investigación e innovación, así como de subdirectora de Humanización, Calidade e Atención á Cidadanía en el Área Sanitaria de Lugo, A Mariña e Monforte de Lemos.

Ana Pastor Zapata

Ana Pastor, que es representante por Ourense en la Academia Asomega, recibió en 2021 el Premio Humanizar, a propuesta del presidente de Asomega, Julio Ancochea, receptor del mismo galardón el año anterior. Y con él también compartió la organización del bloque sobre "Ciencia y valores: la dimensión humana de la Medicina" del II Encontro Mundial de Médicos Galegos.

“La actividad investigadora es buen indicador de la calidad de la asistencia sanitaria”

Eva Poveda, directora científica del IIS Galicia Sur

Para Eva Poveda, lucense de nacimiento y compostelana, viguesa, orensana, etc. de adopción ("gallega seguro", afirma), la dirección científica del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur se presenta como un reto doble: institucional, por lo que supone coordinar y sacar adelante un proyecto tan ambicioso e ilusionante, pero también personal para compatibilizar su propia labor como investigadora.

Eva Poveda, directora científica del IIS Galicia Sur

Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad de Santiago y doctora en Microbiología Médica por la Complutense, ha sido coordinadora del Grupo de Virología y Patogénesis del IIS Galicia Sur. Lidera proyectos de investigación nacionales e internacionales pioneros en el campo de la infección por VIH, las hepatitis virales y la infección por SAR-CoV-2.

Apenas seis meses después de su nombramiento como directora científica del IIS Galicia Sur ha recibido con satisfacción la noticia de la concesión de la Insignia de Oro de Asomega, "un reconocimiento en conjunto a la investigación biomédica gallega".

 

Dirige el instituto desde hace seis meses, pero su vinculación con él es bastante más larga. ¿Cómo ha evolucionado la institución en este tiempo?
Efectivamente, mi incorporación al instituto fue en marzo de 2018 y desde entonces la evolución de la institución ha sido muy positiva. Ha habido un incremento sustancial en cuanto a la producción científica, la captación de financiación tanto pública como privada y la captación de talento investigador con la incorporación de nuevas investigadoras e investigadores al Instituto. Además, se han podido reforzar las infraestructuras y las plataformas técnicas a través de diferentes convocatorias de financiación, lo que ha permitido adquirir equipos que nos hacen ser mucho más competitivos. También se han reforzado las unidades de apoyo a la investigación con la contratación de más personal.

¿Es compatible investigar y llevar los temas de gestión? 
Es posible, lo estoy haciendo, pero requiere mucha dedicación y muchas ganas, pero como las tengo la verdad es que lo llevo bastante bien. Para mí, que empecé en la investigación siendo becaria predoctoral y conozco las diferentes etapas de la carrera investigadora, es una satisfacción personal y profesional poder coordinar y compaginar la actividad investigadora con la dirección científica de un instituto integrado en la élite de la investigación biomédica nacional.

¿No le impide entonces continuar en labores de investigación?
No, no lo impide. Bueno, llevo seis meses y yo creo que esta pregunta la podré contestar muchísimo mejor cuando lleve un poquito más de tiempo y pueda hacer balance de cómo ha sido mi producción científica y como he ido manejando la dirección científica. Creo que de momento lo llevo bien. Mi percepción es positiva.

Este año llegó la acreditación por parte del Carlos III. Para los legos en la materia, ¿qué supone este reconocimiento para la entidad?
Se trata de reconocer la excelencia del trabajo que se realiza desde esta institución y nos sitúa en la élite de la investigación biomédica a nivel nacional. Nos permite ser mucho más competitivos en convocatorias de financiación públicas para la captación de recursos humanos, de proyectos de investigación, de infraestructuras. Y luego también nos ofrece un ambiente, que yo identifico como único, de cooperación y de interacción con investigadores de otros centros biosanitarios del ámbito nacional, ya que pasamos a formar parte de esa alianza de 34 institutos de investigación sanitaria acreditados y que reúnen a más de 25.000 investigadores. Y también lo que supone es un nivel de exigencia muy alto para mantenernos en la excelencia.

Trabajamos por promover una ciencia mucho más abierta, una ciencia inclusiva que tenga en cuenta las inquietudes y las expectativas de la sociedad

¿Qué distingue al Instituto Investigación Sanitaria Galicia sur de otros institutos, tanto de Galicia como del resto, porque cada uno tendrá que buscar su propia personalidad?
Más que compararnos o hablar de diferencias, me gusta más hablar de lo que nos caracteriza a nosotros. Somos un instituto que cuenta con excelentes profesionales, que es un referente nacional e internacional en diferentes ámbitos de estudio que representan los grandes retos en salud.

Otra de las ventajas y características de nuestra institución es el gran apoyo que tenemos de las instituciones que forman parte de nuestro vínculo jurídico como son la Consellería de Sanidade, el Servicio Galego de Saúde y la Universidad de Vigo. Somos una institución muy comprometida con la investigación e innovación responsables. Estamos trabajando por promover una ciencia mucho más abierta, una ciencia inclusiva que tenga en cuenta las inquietudes y las expectativas de la sociedad. Y lo estamos haciendo promoviendo acciones que faciliten la interacción con las asociaciones de pacientes, con la ciudadanía y con otros actores clave para la transferencia de los resultados de investigación.

Está siendo un modelo de éxito el de los institutos de investigación sanitaria. Como señala, que no haya comparación sino colaboración es una nota de esperanza entre tanta crispación.
Sí, absolutamente. Es muy agradable también ver cómo al final la conclusión es que el trabajo en colaboración y bien coordinado es una fórmula de éxito.

El Instituto, a través de la Fundación Biomédica Galicia Sur, recibió en julio el reconocimiento “HR Excellence in Research”, que refleja el compromiso por mejorar las políticas de recursos humanos. Ante las dificultades que afrontan todas las entidades investigadoras en España para retener y atraer talento, ¿qué margen de maniobra queda a un instituto como el que dirige en este campo?
A pesar, efectivamente, de las dificultades y de la gran competencia que existe a la hora de conseguir esos recursos humanos y captar talento investigador, nuestra institución ha sido y está siendo capaz de captar este talento. El potencial para crecer es muy amplio y además es muy necesario para sacar adelante los más de cien proyectos de investigación que actualmente se están desarrollando en nuestra institución y que lo que hacen es generar conocimiento científico para afrontar los grandes retos en salud. El desafío es retener este talento, esperemos que esto sea posible con las nuevas iniciativas que se están llevando a cabo de estabilización y consolidación de personal investigador

Claro que para retener o atraer ese talento, siendo lo económico fundamental, no lo será todo. ¿Hay otros factores que pueden influir?
Sí, la estabilidad económica y laboral son básicas, y el tener claro cuáles son los pasos a seguir en tu carrera profesional, con objetivos bien definidos y un reconocimiento profesional a los objetivos alcanzados. La inestabilidad y la falta de una carrera profesional definida provoca parones, una falta de continuidad que a muchos les hace tirar la toalla, irse al extranjero o cambiar de actividad.

Los incentivos no económicos son muchos. Tener la suerte de apasionarte con tu trabajo cada día es algo que no tiene precio.

¿Hay suficiente incentivo para la investigación para quien se dedica a la clínica? ¿Qué queda por hacer en este campo?
La actividad investigadora es un buen indicador de la calidad de la asistencia sanitaria. Es muy importante reforzar y potenciar el perfil clínico investigador. Eso precisamente está recogido dentro de los grandes objetivos de nuestro plan estratégico 2022-2026. Potenciar y consolidar la investigación clínica, incluida, por supuesto, la Atención Primaria, con la que tenemos un especial compromiso. Para que esto sea así lo que hay que hacer es intentar un mayor reconocimiento en la carrera profesional de los clínicos de la actividad investigadora, por supuesto.

¿Vive la investigación un "momento dulce" tras la pandemia, al menos en cuanto a consideración social, atención, valoración de su trabajo, etc.?
Todavía nos queda mucho trabajo por hacer. Tenemos que mostrarnos más a la sociedad y trasladar más lo que hacemos. Desde nuestro instituto estamos trabajando en ello, queremos potenciar esa interacción con la sociedad, promover jornadas de puertas abiertas, que vengan a conocer cuál es nuestro trabajo, cómo trabajamos y qué es lo que realmente aportamos a la sociedad, el impacto que tiene nuestro trabajo en la mejora de la salud de los ciudadanos. La verdad es que cuando lo hacemos el éxito es rotundo siempre. Te das cuenta de lo necesario que es abrir esas puertas y enseñar lo que hacemos porque todavía se desconoce muchísimo nuestro trabajo.

La actividad investigadora es un buen indicador de la calidad de la asistencia sanitaria. Es muy importante reforzar y potenciar el perfil clínico investigador

Usted participa activamente en proyectos e iniciativas de divulgación científica y por la visibilidad de las mujeres en la ciencia. Dentro de las dificultades que hay en general para conseguir ese reconocimiento, ¿puede que sea el de la ciencia uno de los campos donde más visible se está haciendo la participación, presencia y relevancia de la mujer?
Creo que, tras muchos años de invisibilidad, en los últimos tiempos se está haciendo un esfuerzo para que cambie esta dinámica y que a las mujeres que se dedican a la ciencia se les ofrezca la posición y la visibilidad que merece su trabajo. Sí hemos mejorado en los últimos años. Quiero ser optimista y pensar que vamos por el buen camino, y cuando las instituciones exigen por escrito esta igualdad de género en las estructuras organizativas, en las comisiones de dirección, etc., esto, desde luego, lo cambia todo. Es un orgullo ser parte en Galicia del liderazgo femenino de la investigación biomédica.

¿Qué supone para su institución la concesión de la Insignia de Oro de Asomega?
Es todo un honor y supone un reconocimiento al trabajo que realiza nuestra institución, además de ser una enorme fuente de motivación para seguir trabajando en el camino de la excelencia. Además, al compartirla con los otros dos institutos de investigación sanitaria de Galicia es un reconocimiento en conjunto a la investigación biomédica gallega. Son muy buenas noticias para las gallegas y los gallegos, porque, como decía antes, la calidad de la investigación biomédica se traduce al final en calidad de la asistencia sanitaria, así que creo que estamos todas y todos de enhorabuena.

María José Alonso, Premio "Doctora de Alcalá" de la Universidad de Alcalá de Henares

María José Alonso recibe el Premio Doctora de Alcalá.

El Paraninfo de la Universidad de Alcalá (UAH) ha acogido la entrega de los Premios de Investigación y Transferencia 2022. Durante ese mismo acto se ha procedido a la entrega de los Premios Doctora de Alcalá, promovidos por Cantabria Labs, cuyo fin es dar visibilidad a la mujer en el ámbito de la investigación.

María José Alonso recibe el Premio Doctora de Alcalá.

María José Alonso recibe el Premio Doctora de Alcalá.

Como explicó Sandra García Gallego, directora de Investigación e Internacionalización de la UAH, la distinción hace referencia a doña María Isidra de Guzmán y de la Cerda, primera mujer que ostentó el grado universitario de doctor, obtenido en la hoy denominada Universidad de Alcalá. En su memoria se crean estos premios, con dos categorías: jóvenes investigadoras y excelencia investigadora, dotadas con 5.000 y 20.000 euros respectivamente. Cada categoría presenta a su vez dos modalidades: experimentales y humanas y sociales.

En el capítulo de excelencia investigadora, el premio en ciencias experimentales ha sido en esta primera edición para María José Alonso, catedrática de la Universidad de Santiago de Compostela y Premio Nóvoa Santos de Asomega. El jurado ha destacado "la excelencia de sus contribuciones científicas, el impacto de las mismas, su capacidad de liderazgo, así como el equilibrio y calidad que presenta su trayectoria investigadora y la calidad de los apoyos recibidos".

La "impostora"

Honrada y emocionada por el premio, Alonso ha agradecido a la universidad su sensibilidad por querer hacer visible la labor investigadora de las mujeres. Ha recordado aquella frase de Santiago Ramón y Cajal que decía que "todo hombre puede ser escultor de su propio cerebro" y ha añadido que "hoy diría toda persona, y hay que transmitírselo a las mujeres".

Según ha explicado, ha sido la primera responsable de grupo de investigación o la primera catedrática, y cuando llegaban esos nombramientos "no me parecía especial. Años más tarde me di cuenta de que nadie me había puesto trabas en mi desarrollo profesional, pero sí me las he puesto yo misma por falta de confianza, miedo a asumir riesgos".

"El síndrome de la impostora", ha dicho, que asegura verlo continuamente y de forma más notoria en mujeres: "Es como si tuviéramos reparo a la ambición, bien vista en el caso del hombre". Por eso, ha finalizado su intervención dedicando el premio "a todas aquellas mujeres que luchan por esculpir su cerebro, por desarrollarse intelectualmente. Porque nosotras también podemos contribuir significativamente a nuestra sociedad, contribuir de forma tangible a que esta sociedad sea mejor", ha asegurado.

Cabe recordar que María José Alonso fue la encargada de pronunciar la conferencia de clausura del II Encontro Mundial de Médicos Galegos de Asomega.

Estíbaliz Díaz: la evidencia de la Medicina basada en el estilo de vida

Estíbaliz Díaz Balboa, durante su charla en la Feira da Saúde de Asomega.

La Feira da Saúde que organizó Asomega en el marco de su II Encontro Mundial de Médicos Galegos incluyó una mesa sobre "Salud y mujer". En ella participó la fisioterapeuta del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela Estíbaliz Díaz Balboa, que habló sobre "Estilo de vida, la medicina del día a día", asegurando que "el 80% de las enfermedades crónicas no transmisibles podría evitarse adoptando un estilo de vida saludable".

Estíbaliz Díaz Balboa, durante su charla en la Feira da Saúde de Asomega.

Estíbaliz Díaz Balboa, durante su charla en la Feira da Saúde de Asomega.

La experta señaló que, según el Colegio Estadounidense de Medicina del Estilo de Vida, esta práctica se basa en la evidencia para prevenir, tratar, o revertir enfermedades reemplazando conductas inadecuadas por otras conductas saludables. Entre estas destacó:

  • comer de forma adecuada.
  • desarrollar estrategias para gestionar el estrés (ejercicio, meditación, ocio, socializar).
  • formar y mantener relaciones interpersonales.
  • mejorar hábitos de sueño.
  • suspender el abuso de sustancias tóxicas: tabaco, alcohol y drogas.
  • aumentar la cantidad de actividad física.

Para Estíbaliz Díaz Balboa, otros pilares de la Medicina basada en el estilo de vida son el respeto al medioambiente, el desarrollo de la salud pública, utilizar adecuadamente la tecnología y apoyar la investigación "para que se implemente en la práctica clínica asistencial".

En su opinión, hay una responsabilidad compartida entre los programas de salud pública y el consumidor de salud, responsable de su autocuidado y autogestión: "Ofrecer a los pacientes la posibilidad de afrontar su salud o un proceso de su enfermedad de forma activa le ayuda a tener un mayor compromiso terapéutico. Disponer de estrategias que dependen de sí mismo le da más control, más responsabilidad y empoderamiento", frente a un paciente más pasivo al que lo contrario "lo fragiliza y hace más vulnerable".

Programa para mujeres del CHUS

A este respecto puso el ejemplo de una iniciativa en la que participa que se desarrolla en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago y que tiene una doble vertiente de ensayo clínico y de programa asistencial. Se trata de Oncore, programa de rehabilitación cardiooncológica que se desarrolla en coordinación con los servicios de Oncología, Cardiología y Rehabilitación.

Señala que "aplica ejercicio en mujeres con cáncer de mama para prevenir la cardiotoxicidad y mitigar múltiples efectos secundarios de la quimioterapia como la fatiga, la pérdida de capacidad pulmonar, la salud ósea, incluso aspectos más psicosociales relacionados con el estrés, ansiedad y depresión".

Iniciado como proyecto de investigación en 2018, ha tratado a más de un centenar de pacientes y "aunque aún no tenemos los resultados del estudio, la respuesta ha sido tan positiva por parte de las pacientes que se está implementando como un servicio asistencial". En definitiva, una aplicación práctica y muy efectiva de la "Medicina del día a día" de la que habla la doctora Díaz.

Dos residentes del Álvaro Cunqueiro, finalistas en un concurso europeo

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

La Reunión Anual de la European Association for Cardio-Thoracic Surgery, celebrada el pasado mes de octubre en Milán, acogió el torneo de clasificación europeo de una singular competición: el CT Surgery Resident Showdown 2022, una competencia de habilidades cognitivas al estilo 'Jeopardy' (popular formato de TV estadounidense de preguntas y respuestas).

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

En este peculiar concurso, equipos de dos residentes se enfrentan en una prueba de conocimiento en cinco categorías de cirugía cardiotorácica: cardíaca, congénita, torácica, historia de la especialidad y toma de decisiones. El objetivo era seleccionar al equipo europeo que se enfrentará al campeón norteamericano en la final que tendrá lugar en la Reunión Anual de STS en enero de 2023.

Entre los participantes solo había un equipo español: el formado por Consuelo Sisinni (R4) y Carolina Mayor (R2), del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Para llegar aquí, ambas residentes tuvieron que superar dos exámenes online en los que mostraron sus conocimientos en temas relacionados con su especialidad, así como sus capacidades y habilidades en la gestión y toma de decisiones.

Según ha explicado posteriormente la doctora Sisinni “para nosotros fue un orgullo haber sido seleccionadas y darle así visibilidad al Álvaro Cunqueiro. Aunque tuvimos que estudiar mucho para dejar alto el listón, esta competición nos sirvió para compararnos con otros residentes de grandes centros hospitalarios y constatar que nuestra formación especializada está al máximo nivel europeo”.

Los otros cinco equipos participantes provenían del Hospital Universitario de Helsinki, el Hospital General Evangelismos de Atenas, el de la Universidad de Medicina de Graz, el Centro Médico de la Universidad de Maastricht y el Hospital Universitario de Toulouse.

Eva Poveda: "Tenemos que asegurar carreras investigadoras a largo y financiación sólida"

Eva Poveda, directora científica del IIS Galicia Sur

El pasado 1 de agosto de 2022 se hizo pública la acreditación al IIS Galicia Sur por un periodo de cinco años, tras el informe favorable de la Comisión de Evaluación. Con ello se convertía en un miembro más del selecto grupo de institutos de investigación sanitaria -son 34 en toda España- que consiguen la máxima acreditación nacional en el ámbito de la biomedicina, y en el tercero de Galicia en conseguir este hito.

Eva Poveda, directora científica del IIS Galicia Sur

Eva Poveda, directora científica del IIS Galicia Sur.

Por esta razón está siendo relativamente habitual la presencia de su directora científica, la lucense Eva Poveda, en medios de comunicación interesados en conocer de cerca la actividad que se desarrolla desde el Instituto.

Recientemente participó en el programa de radio "Más de Uno Vigo", conducido por Rubén Rey en la emisora Onda Cero. Aquí desgranó lo que supone el reconocimiento del Instituto Nacional de Salud Carlos III a la excelencia de la investigación realizada desde el Galicia Sur que "nos sitúa en la élite de la biomedicina a nivel nacional", lo que supone "buenas noticias para Galicia, para la investigación y para la sociedad".

Relataba el largo camino recorrido para conseguir esta distinción, tras superar los exigentes requisitos establecidos en la extensa Guía de evaluación del Instituto Carlos III, que lo que buscan es verificar que los institutos acreditados tienen las estructuras necesarias para asegurar un buen rendimiento científico.

Entrevista a Ana Poveda a partir del minuto 36.

En cuanto a la Atención Primaria, destacaba Poveda que la investigación que se realiza en este ámbito desde el IISGS es referencia a nivel nacional, con muy buenos investigadores y participación en redes y proyectos de gran impacto. "Dentro del resto de IIS estamos muy bien posicionados y además es un área que queremos promocionar y está previsto hacerlo en nuestro Plan Estratégico 2022-2026, con convocatorias específicas para potenciar a los grupos de investigación primaria para el desarrollo de proyectos y contratación de personal", explicó.

El Plan Estratégico es "muy ambicioso, con muchos objetivos y planes de acción". Destaca el objetivo de ser un centro de referencia en investigación clínica, generando sinergias entre investigadores más básicos y más clínicos. Otro reto importante es "el mayor contacto con la sociedad, promover la ciencia abierta, abrir nuestras puertas y que la sociedad nos conozca y conozca en qué proyectos estamos implicados, ya que no debemos olvidar que nuestro trabajo es generar conocimiento para mejorar la salud de las personas".

Resaltó además la importancia de invertir en ciencia y tener la capacidad para captar y retener el talento investigador: "Tenemos que ser muy atractivos y asegurar carreras investigadoras a largo plazo y fuentes de financiación sólidas".

Mujeres al frente de los tres institutos gallegos

El diario Atlántico también la ha entrevistado recientemente. En esa conversación destaca el hecho de que los tres institutos de investigación sanitaria gallegos, INIBIC, IDIS e IISGS, cuenten con mujeres al frente de su dirección científica: "Son buenas noticias para el liderazgo femenino y es un orgullo que Galicia lidere este hito". Añade que "nuestra institución está plenamente comprometida con el cumplimiento de los criterios de igualdad de género y hemos creado recientemente un Observatorio de Igualdad para asegurar su cumplimiento en todas las estructuras y actividades científicas que se realicen".

Además, destaca Eva Poveda en la entrevista la excelencia de la colaboración con la Universidad de Vigo en cuanto a espacios de investigación, instalaciones y equipamiento. Se trabajará, mencionaba, en "potenciar aún más esta colaboración mediante actividades que nos ayuden a generar sinergias".

Marina Varela: "La gestión debería estar presente en los últimos años de Medicina"

Marina Varela

Cada persona tiene una historia, un mundo y unas circunstancias que la hacen singular, pero no cabe duda de que la trayectoria personal y profesional de Marina Varela ofrece uno de los casos más atípicos y al mismo tiempo más interesantes de cuantos protagonizan los socios de Asomega. Se podría decir que es “la gallega que volvió”. Formada en la Universidad de Santiago, decidió completar su formación en Madrid y, trece años después, regresó a Galicia, donde ahora es jefa de Servicio de Anestesiología del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra.

Inquieta y perfeccionista, la doctora Varela nació en Santiago, donde reside, aunque confiesa que Cambados, y en particular su Plaza de Fefiñáns "en verano, a primera hora de la mañana", es uno de sus lugares preferidos de toda Galicia.

Ha completado su formación, entre otras muchas iniciativas, con un máster en Tratamiento del Dolor, otro en Enfermedades Infecciosas en Cuidados Intensivos y otro sobre un asunto aparentemente más alejado de su especialidad: Dirección Ejecutiva de Hospitales. En la presente entrevista nos da su visión sobre su especialidad -que le apasiona, como se trasluce de sus palabras-, la Medicina, Galicia...

Marina Varela

- ¿Por qué se decantó por Anestesiología?
Una de las personas que más influyeron en esa decisión fue el profesor Ramón Juanatey (catedrático de Patología médica en la USC). Él me aconsejó esta especialidad de futuro y con un gran componente clínico. Por otro lado, el profesor Ángel Carracedo (catedrático de Medicina Legal en la USC) me ayudó también a la hora de decidirme por Anestesiología y Reanimación, especialidad con un importante componente de clínica e investigación.

Ambos me inculcaron la búsqueda de la excelencia como profesionales, me mostraron la parte investigadora de la Medicina y me animaron a realizar la residencia en un centro hospitalario de prestigio, a nivel asistencial e investigador. En este caso, me decanté por el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid.

- ¿Cree que es una especialidad lo suficientemente conocida y reconocida?
Considero que es una de las especialidades médicas con un mayor crecimiento en importancia y reconocimiento en los últimos años. Somos los profesionales que lideramos el proceso perioperatorio, “antes, durante y después de la Intervención quirúrgica”, desde el preoperatorio, durante el intraoperatorio y el postoperatorio, incluyendo la medicina crítica postoperatoria y el tratamiento del dolor agudo y crónico, con un conocimiento profundo de la fisiopatología, la medicina interna y la farmacología clínica. Con un avance imparable, a nivel internacional y con una importancia en la mejoría de los resultados en salud y en los resultados en satisfacción de los pacientes.

Para el que trabaja en un hospital o en un entorno sanitario es perfectamente conocida la importancia de la Anestesiología, la Reanimación y el Tratamiento del Dolor porque además es un servicio transversal en los hospitales. Para las personas ajenas a ello probablemente quizá es más desconocida que otras.

- En sus 25 años de carrera, ¿cómo ha evolucionado su especialidad, qué logros destacaría?
Me formé en un centro pionero en investigación y docencia y eso me ha hecho ver desde el inicio a mi especialidad desde una perspectiva de futuro y de mejora continua, valorando los tres pilares fundamentales en la profesión médica, que son la asistencia, la docencia y la investigación.

El avance en los últimos 25 años en Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor es muy superior al avance de los últimos 100 años. Destacaría, sin lugar a dudas lo logrado en calidad y seguridad. En Anestesiología y Reanimación los principales logros han sido el avance en la monitorización y en la utilización de fármacos con menor vida media y menores efectos secundarios, el avance en las técnicas de analgesia multimodal y el poder disponer de técnicas menos invasivas para adaptarnos, a su vez, a los enormes cambios en cirugías también cada vez menos invasivas (cirugía mínimamente invasiva, cirugía laparoscópica, cirugía robótica...). También  la cirugía sin ingreso, el enorme avance de los cuidados críticos postoperatorios, el progreso de la medicina personalizada y la puesta en valor de la prehabilitación y la medicina perioperatoria.

En estos momentos, la inteligencia artificial abre nuevos caminos para nuestra especialidad. El reto está ahí.

- El suyo es un caso peculiar porque ha cumplido un sueño de muchos, que es volver a Galicia tras ejercer fuera. ¿Qué circunstancias se dieron para que afrontara ese paso?
Regresé a Galicia en 2010, tras más de 12 años en Madrid, después de haber realizado mi tesis doctoral en 2004, sobre "Reclutamiento alveolar en Síndrome de Distrés Respiratorio del adulto", en la Universidad Autónoma de Madrid, y tras haber trabajado más de nueve años como médico adjunto en el Puerta de Hierro.

Me encontraba en un momento de gran desarrollo profesional y quise regresar para comenzar un nuevo proyecto personal y profesional. Creo que esto ha enriquecido mi trayectoria como médico anestesiólogo y me ha permitido mantenerme en constante comunicación y alianza con otros hospitales de Madrid y de toda España. Durante todos estos años he abierto mi Servicio al exterior y creo firmemente que desde Galicia puede realizarse una excelente Medicina, en este caso Anestesiología, Reanimación y Dolor de primer nivel.

Considero que en el mundo en el que vivimos la globalización permite estar en Madrid, en Galicia, en Sevilla, en Londres, y no diferencio tanto el lugar en el que estás como lo que tú puedes hacer y eso lo he tenido siempre muy claro. Puedes estar en Madrid y tener un campo limitado en tu profesión o estar en Pontevedra y tener un cambio muy amplio porque depende de tu visión y como quieras que sea tu crecimiento profesional. En Galicia hay mucho talento y grandes profesionales que pueden estar aquí o en un momento determinado decidir irse a otro lugar.

Marina Varela

- ¿Cómo se vivieron los peores momentos de la pandemia desde la Anestesiología? ¿Y ahora, en qué percibe que se nota más un antes y un después?
En ningún momento, durante toda la  pandemia de Covid sentimos duda de nuestro inmenso potencial, como médicos especialistas en Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor, tanto en la atención al paciente en el proceso perioperatorio, el tratamiento del paciente crítico postoperatorio y el paciente crítico Covid. Dimos un enorme paso adelante desde el primer momento y ayudamos a que los resultados fuesen mejores, con seguridad y enorme profesionalidad y resiliencia.

- ¿Cómo afectó a su especialidad?
Durante toda la pandemia nuestro papel fue clave, desde la asistencia directa a los pacientes quirúrgicos y a los pacientes críticos Covid hasta la gestión y la colaboración multidisciplinar, en la elaboración de planes de contingencia y protocolos de actuación.

- Anestesiología se identifica de manera inmediata con la asistencia, pero ¿qué proyectos de investigación se desarrollan hoy desde su Servicio?
Mi Servicio participa activamente, desde hace más de 10 años, en proyectos de investigación a nivel nacional e internacional, siendo un servicio referente en España en este sentido. Hemos participado, fundamentalmente en los últimos años, en proyectos de investigación liderados desde la Sociedad Europea de Anestesiología y Reanimación (EUSOS, OPTIMISE), Sociedad Europea de Cuidados Críticos, Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación, Grupo Español de Rehabilitación Multimodal (POWER, POWER 2).

Durante la pandemia hemos tomado parte en red en el Estudio DEXA in Covid, y en el Proyecto UBIKARE, participando en publicaciones internacionales desde estos grupos de investigación.

En este momento participamos en los ensayos clínicos DEXA Refine, Andromeda 2 y AKI 2. También, en el proyecto Practicum Direct (simulador de toma de decisiones en pandemia). Somos promotores del estudio DELPO (Delirio Postoperatorio), que comenzará este otoño. Además, realizamos cursos de formación, además de sesiones clínicas con otros servicios de Anestesiología a nivel nacional, siempre en colaboración con la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapia del Dolor, la Sociedad Europea de Anestesiología y Cuidados Críticos y la Sociedad Europea de Cuidados Críticos.

- ¿Cómo ve el desarrollo de la investigación en Galicia?
Es algo que se debe potenciar siempre porque el avance en la Medicina está ligado al avance en la investigación. Los centros que hay en Galicia tienen un enorme potencial con profesionales de gran prestigio a nivel incluso internacional.

- También es importante la labor docente con los jóvenes médicos y enfermeras que pasan por su servicio. ¿Qué percepción tiene respecto a estas nuevas generaciones?
Nuestros alumnos de Medicina y nuestros residentes nos acercan a una nueva realidad y a otras formas de docencia. En nuestro Servicio rotan residentes de Anestesiología y Reanimación y también de otras especialidades.

Como docentes nos hemos formado, en los últimos años, en simulación y docencia, con una visión próxima y muy cercana a las nuevas necesidades formativas que existirán en los próximos años. El contacto con la escuela de enfermería de Pontevedra también es cercano, y en nuestra Unidad de Reanimación rotan también enfermeras en prácticas cada año.

- En los últimos años ha completado su formación en asuntos relacionados con la gestión sanitaria. ¿Cree que esta faceta debería potenciarse en la formación de todos los médicos?
Creo firmemente que la gestión sanitaria debería integrarse ya en los programas de formación en los últimos años de todas las Facultades de Medicina. Se debe realizar además formación postgrado en gestión, en el caso de querer asumir responsabilidades para poder coordinar o dirigir un equipo. Para mí ha sido importante realizar formación postgrado en Gestión Sanitaria en la Universidad Ouberta de Cataluña, Fundación Gaspar Casal de Madrid, Universidad Pompeu Fabra de Barcelona e IESE de Madrid. Sin esa formación en habilidades directivas, sería difícil gestionar un equipo humano en el entorno sanitario actual.

- Desde esta óptica gestora, ¿cómo valora la situación de la sanidad a nivel nacional y en Galicia?
Vivimos una realidad completamente diferente a la que hemos vivido hace cinco años, antes de la pandemia. En este momento grandes retos como el envejecimiento de la población, la gestión de la cronicidad, la digitalización de la medicina, la atención virtual, el avance de la medicina perioperatoria y los programas de prehabilitación, la humanización del cuidado y la medicina personalizada son objetivos que debemos cumplir.

- ¿Cuáles son los retos inmediatos de su especialidad?
En este momento la cirugía sin ingreso, el poder acortar la estancia del paciente, la medicina perioperatoria y la prehabilitación, la atención al dolor crónico y la mejoría en calidad, seguridad, resultados en salud y resultados en experiencia del paciente, esos son nuestros retos como médicos anestesiólogos.

- Respecto a la visibilidad de la mujer en la sanidad, ¿cómo cree que se ha avanzado en estos años y qué queda por hacer?
En este momento creo que muchas mujeres estamos dando un paso adelante y comenzamos a ser visibles en puestos de responsabilidad, aunque pienso que todavía queda mucho camino por recorrer.

- Uno de los principios de Asomega es la humanización del acto sanitario. El anestesiólogo en este campo es clave, porque tiene trato directo con el paciente en un momento de máxima vulnerabilidad.
Creo que se debe trabajar desde las facultades de Medicina en este sentido. La experiencia del paciente, y el recuerdo de la asistencia y el trato recibido, durante su estancia, a la entrada y salida de nuestro Servicio y en el hospital, deben ser nuestros objetivos.

- ¿Cree que los anestesiólogos están a la altura de las expectativas que generan en el paciente?
Creo que nuestra especialidad es muy cercana al paciente, en un momento de enorme importancia como es el proceso quirúrgico, con una alta carga emocional, y es también muy cercana en el tratamiento del paciente crítico quirúrgico en las unidades de reanimación (tanto al paciente como a su familia). Por otro lado el tratamiento del dolor crónico nos acerca al paciente que precisa una atención personalizada en un proceso como este que disminuye su calidad de vida.

- ¿Considera correcta y adecuada la formación que se recibe al respecto?
En la Facultad te impregnas de conocimiento teórico y completas con las prácticas que puedas hacer donde te corresponda, pero el contacto más directo con el paciente lo he tenido desde que he sido médico residente. Es algo muy importante el trato con el paciente y el cuidado hacia él. Creo que todavía existe bastante campo de mejora en la formación de la parte emocional aunque se ha avanzado mucho en este tema. Ahora se cuida que el paciente sea el centro, que en todo momento se sienta acompañado. A los médicos residentes se les intenta inculcar ese trato humano a los pacientes, es importante ver el avance en este sentido.

- Otro pilar de Asomega es la galeguidade. En el caso de una persona que ha vivido fuera y ha vuelto a la tierra, para plantear en ella su proyecto de vida, es muy interesante su visión. ¿Cómo define la galeguidade, qué tiene Galicia que hace que se lleve allá donde vaya el gallego y que convierta en perenne ese deseo de volver?
Galicia para mí representa mis orígenes, mi familia, mi entorno hasta los 24 años, significa el recuerdo de mis años como estudiante de la Facultad de Medicina, la lluvia constante, cruzando el Obradoiro, para asistir a clase en la USC cada día. Recuerdo perfectamente las aulas de la Facultad de Medicina. Posteriormente viví 13 años en Madrid, tras finalizar la carrera de Medicina, momento en el que comencé la Residencia de Anestesiología y Reanimación. Sin duda una de las mejores épocas de mi vida, y en la que inicié mi desarrollo profesional. En Madrid he tenido a mis maestros como anestesiólogo, en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, y allí comencé mis primeros años como médico adjunto, compaginando mi labor en la medicina publica y en la medicina privada. Allí desarrollé un camino con grandes experiencias profesionales y un enorme crecimiento personal.

Mi regreso a Galicia en 2010 (hace casi 13 años) fue un cambio muy importante, pero sin duda marcó mi evolución como profesional y me ayudó a fortalecer mis conocimientos en un entorno cálido y afectivo como es Galicia y al que me siento muy unida.

Nanomedicina y terapia celular en determinados tipos de cáncer pediátrico

Ana Fernández-Teijeiro y María Blanco-Prieto.

La edición de agosto del "Journal of controlled release" (factor de impacto de 11,467, siendo D1 en la categoria de "Pharmacology and Pharmacy") recoge un artículo de revisión con dos firmas bien conocidas en Asomega: las de Ana Fernández-Teijeiro, vocal de la Junta Directiva y presidente de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP), y María Blanco-Prieto, socia de Asomega, catedrática de Farmacia y Tecnología Farmacéutica en la Universidad de Navarra y presidente de la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica (SEFIG).

Ana Fernández-Teijeiro y María Blanco-Prieto.

Ana Fernández-Teijeiro y María Blanco-Prieto.

En mayo, con ocasión del II Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega, coincidieron ambas en Santiago y compartieron mesa en el bloque sobre "Impulso Asomega". Fernández Teijeiro se encargó de presentar a Blanco, que habló sobre "Nanomedicina en cáncer pediátrico", y señaló en su intervención las circunstancias en las que ambas se conocieron.

Se daba la circunstancia de que, a pesar de proceder las dos de Trives (Ourense) y de dedicarse a áreas con mucho en común, no se conocieron en persona hasta esta cita, aunque en 2021 "nos llegó una iniciativa del Concello de Puebla de Trives y un programa de radio que se llama La ciencia es femenino". Consistía en la presentación de un mural realizado por la artista Lidia Cao con la imagen de seis científicas relevantes, entre ellas las dos miembros de Asomega. "Ahí empezamos a compartir un espacio y a raíz de eso compartimos llamadas de teléfono e incluso una colaboración", relata Ana Fernández-Teijeiro.

Tal colaboración se ha plasmado en el citado artículo, que afirma que los tumores neurales embrionarios suelen presentar mal pronóstico y resistencia terapéutica. Se da además la circunstancia de que la población pediátrica desarrolla toxicidades a largo plazo asociadas con los tratamientos contra el cáncer en el 70% de los supervivientes.

Sin embargo, los nanomedicamentos ayudan a mejorar el índice terapéutico de los fármacos, al tiempo que las tecnologías de terapia celular tienen el potencial de ofrecer tratamientos dirigidos con altos grados de personalización. La combinación de ambas "puede ser muy ventajosa en términos de eficacia y representar una nueva oportunidad terapéutica para el tratamiento de tumores embrionarios".

Acceda aquí al artículo completo.

María Blanco, Julio Ancochea y Ana Fernández-Tejeiro, los tres triveses de Asomega en el pasado Encontro Mundial de Médicos Galegos.

María Blanco, Julio Ancochea y Ana Fernández-Tejeiro, los tres triveses de Asomega en el pasado Encontro Mundial de Médicos Galegos.

María José Alonso: el foco terapéutico de la nanomedicina no tiene límites

María José Alonso en el acto de clausura del II Encontro Mundial de Médicos Galegos

Reseñar el curriculum de María José Alonso, catedrática de Farmacia y Tecnología Farmacéutica en la Universidade de Santiago de Compostela (USC) e investigadora del CiMUS,  resulta una tarea ardua por la dificultad de identificar lo más destacable en un catálogo de logros, méritos e iniciativas que realmente es de infarto.

Ante esto -y contando con que en la web podemos encontrar una descripción detallada de todo ello-, cabe el recurso de acudir a lo cronológicamente más cercano: en este caso, además, se trata de otro reconocimiento del máximo nivel, como es su nombramiento como doctora Honoris Causa por la Universidad de Nottingham.

María José Alonso en el acto de clausura del II Encontro Mundial de Médicos Galegos

María José Alonso durante la conferencia de clausura del II Encontro Mundial de Médicos Galegos

En Asomega tuvimos la suerte de contar con su participación en el II Encontro Mundial de Médicos Galegos celebrado el pasado mes de mayo. Ella se encargó de la conferencia de clausura, que versó sobre "La alianza de la nanotecnología y de la biotecnología en el desarrollo de terapias innovadoras".

Una líder mundial

De su presentación se encargó María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) -y receptora durante el Encontro de la Insignia de Oro de Asomega-, que afirmó que "una de las cosas buenas que tiene lo que hacéis en Asomega es que nos ayudáis a visibilizar la enorme calidad que tenemos de profesionales y científicos gallegos".

María Jesús Lamas presentó a María José Alonso.

María Jesús Lamas fue la encargada de presentar a María José Alonso.

Según Lamas, foros como este refuerzan nuestra autoestima como comunidad porque "es un privilegio pensar que tenemos a alguien trabajando entre nosotros y que ha salido de las mismas aulas de la universidad que es una líder mundial en una de las tecnologías más avanzadas y más prometedoras para el hallazgo de nuevos fármacos y la resolución de problemas".

Colaboración entre farmacéuticos y médicos

Alonso comenzó su intervención reconociendo que cuando recibió el Premio Nóvoa Santos de Asomega en 2011 para ella fue "un honor de una magnitud enorme" porque en sus estancias en el extranjero había aprendido la importancia de la colaboración de farmacéuticos y clínicos:  "Al principio fue muy difícil pero con el tiempo ha sido más fácil, hasta el punto de que a día de hoy toda la investigación que se lleva a cabo en mi laboratorio son proyectos multidisciplinares y en todos hay médicos, como mínimo como asesores. Por eso cuando me dieron el premio fue una alegría enorme".

A continuación, María José Alonso presentó una perspectiva histórica de la nanotecnología farmacéutica, que "con los años se ha ido haciendo multidisciplinar y ha evolucionado enormemente". El resultado es que hoy contamos con "más de 50 nanomedicamentos comercializados y no existe límite respecto al foco terapéutico que podemos dar a la nanomedicina, cualquier patología se puede beneficiar de ella".

Proyectos en marcha

En la conferencia, además, detalló los campos de actividad en los que está inmerso su laboratorio, entre ellos:

  • desarrollo de nanopartículas para una mejor administración trasdérmica.
  • terapia génica ocular en colaboración con PharmaMar.
  •  administración por vía oral de fármacos biológicos como la insulina.

Y los campos en los que aún con más énfasis trabajan hoy:

  • tratamiento para evitar el agravamiento del Covid para, una vez que se es positivo, evitar el proceso inflamatorio abrupto por vía nasal.
  • vacunas por vía nasal contra el sida y la Covid.
  • administración de material genético RNA de la nariz al cerebro.
  • cáncer.

Tras describir de forma más detallada el funcionamiento y diseño de esta tecnología y resumir el trabajo realizado en su laboratorio respecto a la vacuna contra la Covid, que dio pie a la creación del consorcio Covarna, resumió el papel y función de los nanomedicamentos de una manera muy didáctica:

  • protegen al fármaco frente a la degradación prematura.
  • le ayudan a superar barreras biológicas y acceder a la diana terapéutica.
  • facilitan la administración del fármaco por vías no invasivas.
  • permiten una liberación controlada del fármaco.

Accede aquí al vídeo completo de la conferencia de María José Alonso, con la presentación de María Jesús Lamas incluida:

Investigación desde Galicia con nombre femenino

Repasamos algunos de los trabajos de científicas que han merecido reconocimiento fuera de Galicia en fechas recientes:

SUMARIO
· PAULA CARPINTERO
· MERCEDES RIVEIRA
· CERES FERNÁNDEZ ROZADILLA
· MARÍA DE LA FUENTE FREIRE
· ESTHER BARREIRO
· MARÍA BLANCO PRIETO

 

Paula Carpintero

Paula Carpintero

El Inibic y la Universidad de A Coruña han sido coorganizadores del congreso International Gap Junction Conference 2022, celebrado en el Palacio de Congresos coruñés, Palexco. En él se han reunido 200 investigadores de 23 países especialistas en el estudio de las funciones de unas proteínas (conexinas y panexinas) que están implicadas en enfermedades cardiovasculares, cáncer, alteraciones en el sistema inmune o enfermedades neurodegenerativas, etc.

En el transcurso de este congreso, que lleva celebrándose cada dos años desde 1974 y es la primera vez que tiene lugar en España, se han entregado los Emerging Star Awards, destinados a destacar a nueve investigadores a los que se considera emergentes en su campo de investigación.

Una de ellos ha sido la lucense Paula Carpintero, bióloga, integrante del grupo de María Mayán. Estudió Biología en la Universidade da Coruña y posteriormente se incorporó al Instituto de Investigación Biomédica para iniciar su tesis doctoral, que defendió en 2015. Después realizó una estancia posdoctoral de tres años en Londres y regresó en el 2019 al Inibic, donde ahora es investigadora posdoctoral sénior.

Como explicó recientemente ella misma en "La Voz de Galicia", trabaja en la búsqueda de biomarcadores para aumentar la eficacia de un los inhibidores CDK4/6 "que nos permitan predecir tanto la respuesta del paciente como mejorar la respuesta al tratamiento. Estos inhibidores actúan a nivel de ciclo celular. Buscamos estrategias y marcadores que nos permitan predecir y mejorar su eficacia".

En este distinguido grupo de nueve investigadores había otra presencia española, y también femenina: Rocío Talaverón, del grupo de Arantxa Tabernero en el INCYL de la Universidad de Salamanca.

Por cierto, parte de los congresistas del International Gap Junction Conference 2022 decidieron poner un broche de oro a su encuentro prolongando su estancia en Galicia y marchando hacia Santiago...

Volver arriba

 

Mercedes Riveira

Mercedes Riveira

La Sociedad de Medicina Nuclear e Imagen Molecular de Estados Unidos y Canadá ha incluido el trabajo de la investigadora Mercedes Riveira Martín entre las mejores propuestas internacionales en su último congreso.

Su trabajo, integrado en el Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur (IISGS), se desarrolla dentro de SINFONIA, un proyecto de cuatro años en el que participan 14 centros sanitarios y universidades de Austria, Grecia, Suecia, Bélgica, Polonia, Suiza y Alemania.

Su objetivo es desarrollar novedosas herramientas TIC, como inteligencia artificial o análisis computacional, para paliar los efectos nocivos del uso de radiaciones ionizantes en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con linfomas o tumores cerebrales. Además, el proyecto busca desarrollar métodos de dosimetría personalizada para trabajadores implicados en el manejo de nuevos radiofármacos. radiación sobre la salud en enfermos y personal.

Se trata de un proyecto de investigación en el que Galicia ostenta la representación de España a través de un grupo del IISGS formado por investigadores del Sergas y Galaria. La investigación se enmarca dentro del programa H2020-Euratom-1 de la Comisión Europea y cuenta con una financiación global de 6 millones de euros, de los que casi 300.000 están destinados a la parte del IIS Galicia Sur.

Volver arriba

 

Ceres Fernández Rozadilla

Ceres Fernández

Recientemente Cris contra el cáncer, una organización de carácter privado destinada a fomentar y financiar proyectos de investigación para el tratamiento y cura del cáncer, entregó sus Programas CRIS de investigación: 11 millones de euros para 17 investigadores.

Uno de los proyectos seleccionados para ello fue el liderado por Ceres Fernández Rozadilla, del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela, que estudia el cáncer de colon y fue reconocida en la categoría Talento Post-Doc, dotada con 400.000 euros a cinco años.

Según explica ella misma en un vídeo de Cris contra el Cáncer, su trabajo se centra en la identificación de los factores genéticos que contribuyen a desarrollar el cáncer, en especial los carcinomas de colon, campo en el que lleva trabajando más de 15 años.

La ayuda recibida, según afirma, le permitirá "crear un grupo de investigación, independizarme, y hacer los proyectos que a mí se me ocurren y más me gusten en el ámbito del cáncer colorrectal".

Volver arriba

 

María de la Fuente Freire

María de la Fuente Freire

María de la Fuente dirige la Unidad de Nano-Oncología del IDIS, donde centra su trabajo en la investigación de soluciones para el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Pero el último reconocimiento que ha recibido se centra en otra faceta suya: Diversa, una startup de la que es CEO y cofundadora que se define como "una spin-off biotecnológica del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela y el Servicio Gallego de Salud".

Según explican, "al trabajar con empresas farmacéuticas y de biotecnología identificamos una necesidad común de soluciones de entrega en el desarrollo de fármacos. Superar las barreras biológicas es un paso crucial para producir productos farmacéuticos eficientes. Nuestras formulaciones hacen que esto suceda". Rafael López, director de Academia Asomega, es también cofundador de la compañía y asesor médico.

En la tradicional Cena de Gala anual de la Asociación de Empresarios Gallegos de Cataluña (AEGA-CAT), celebrada recientemente, María de la Fuente recibió el premio "Excelencia Gallega para Nuevos Emprendedores".

Volver arriba

 

Esther Barreiro

El desgaste muscular y la caquexia -extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad- son comunes en pacientes con cáncer y el tratamiento con Rucaparib podría mejorar este estado en casos de cáncer de pulmón. Así lo demuestra un estudio realizado por investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM-Hospital del Mar) dirigido por la miembro de la Junta Directiva de Asomega Esther Barreiro, médica adjunta del Servicio de Neumología e investigadora del IMIM-Hospital del Mar.

El estudio publicado en Cancers muestra que un tratamiento con este fármaco provoca una mejora significativa en el aumento de peso corporal, tamaño y peso del tumor, actividad física, daño muscular, en la troponina I (una proteína estructural que se encuentra en todos los músculos y el miocardio), los niveles proteolíticos y de autofagia.

El tratamiento con el inhibidor de PARP Rucaparib indujo una mejora significativa en el aumento de peso corporal, el tamaño y el peso del tumor, la actividad física, el daño muscular, la troponina I y los niveles proteolíticos y de autofagia.

La inhibición farmacológica de PARP no ejerció mejoras significativas en el peso muscular, el tamaño de las fibras o la fuerza muscular de las extremidades. Sin embargo, el tratamiento con Rucaparib mejoró el daño muscular y las anomalías estructurales y la actividad física en ratones con caquexia por cáncer.

“Estos hallazgos sugieren que Rucaparib ejerce sus efectos beneficiosos sobre el rendimiento de la caquexia del cáncer a través de la restauración de la estructura muscular, el daño muscular, la troponina I y los niveles proteolíticos y de autofagia”, concluye Esther Barreiro.

Volver arriba

Pilar Garzón: "Urge que los profesionales se unan para reestructurar el sistema sanitario"

Pilar Garzón, presidenta del Colegio de Médicos de Ourense

Para esta salmantina de nacimiento y formación, pero ourensana de adopción, asumir la presidencia del Colegio de Médicos de Ourense es un reto y una carga añadida de trabajo que asume con el convencimiento de que las cosas se pueden cambiar a mejor. Para empezar, acepta su papel como primera mujer que preside un colegio de médicos en Galicia desde el convencimiento de que “ya tocaba” y de que las mujeres aportan, sin duda, puntos de vista diferentes e imprescindibles.

En esta conversación Pilar Garzón nos habla sobre el papel de los colegios de médicos, sobre la situación de una sanidad “que afronta una enfermedad crónica grave” y sobre las condiciones laborales de unos profesionales sanitarios que reclaman un trato mejor. Además, tras 18 años de vida en Ourense, a donde vino a hacer la residencia de Medicina de Familia y hoy ejerce como médico de urgencias en el hospital, reflexiona sobre el concepto de “galleguidade”.

Pilar Garzón, presidenta del Colegio de Médicos de Ourense

Pilar Garzón, presidenta del Colegio de Médicos de Ourense.

- ¿Cómo ha sido la transición con el anterior presidente, José Luis Jiménez, que llevaba ocho años en el cargo?
Era casi una condición que hubiese una continuidad. Ya en el equipo de la última junta del doctor Jiménez trabajábamos muy cómodos y estábamos muy compenetrado. Por estatutos él no podía continuar como presidente porque se permiten solo dos legislaturas, y él mismo me hizo el ofrecimiento. Me pareció desde el principio un reto muy difícil, pero en buena medida acepté porque parte de la junta anterior continuaba y sabía que me iban a ayudar y apoyar en todo. Esto supone mucho trabajo y conciliar todo a veces es difícil si no tienes un equipo que te ayude.

- ¿Cómo es su equipo?
José Luis Jiménez sigue como vicepresidente, aunque sí hubo una renovación de cargos. Hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo no remunerado que lleva mucho tiempo y la situación personal de cada uno a veces dificulta la continuidad. De hecho, parte de la junta anterior lo dejó por incompatibilidad de tiempo y por conciliación familiar. Para completar el equipo buscamos gente muy comprometida, muy activa, con mucha capacidad de trabajo. Hemos formado un grupo que creo que es excelente, con profesionales maravillosos y grandes personas. Entre ellos están Ana Pastor, jefa de Neurocirugía del Hospital de Ourense, o Juan Soler, nuevo presidente de la Sociedad de Medicina Interna (Sogami). Es gente que está muy implicada en muchas cosas y con ganas de trabajar, mejorar cosas y aportar soluciones.

- ¿Qué se puede hacer desde el Colegio por unos profesionales tan saturados y mal tratados como los médicos?
Como colegio de médicos no tenemos capacidad administrativa ni legislativa, pero sí tenemos capacidad asesora muy importante. Además podemos informar a la población en general de nuestro día a día. Hemos detectado que tenemos muchos problemas pero hay que encontrar soluciones y puntos en común con la Administración. Parte de nuestro trabajo es asesorar, buscar soluciones, detectar problemas que luego buscamos la manera de solucionar, colaborar con las administraciones para que ellos se percaten de esos problemas y se impliquen.

A veces nos quejamos de tomas de decisiones que ves que están muy alejadas de la realidad laboral. No somos sindicato ni tenemos capacidad administrativa, pero sí la tenemos para reivindicar nuestra posición y actividad como médicos y sobre todo la solicitud de esas mejoras que consideramos necesarias en Primaria, en hospitalaria y en Urgencias.

- Muy necesario, sobre todo ahora que el sistema sanitario no pasa por su mejor momento…
La sanidad en general, no solo en una comunidad, tiene un problema que venía de antes de la pandemia y esta nos ha pasado una factura muy dura. Han sido dos años de un esfuerzo tremendo, con una carga física y emocional importante. En todas las comunidades había unas carencias tremendas ya no solo en Atención Primaria sino también en urgencias y a nivel hospitalario. Eso, agravado por la pandemia, ha hecho que la situación sanitaria esté en un impasse frágil. Es un enfermo con una enfermedad crónica grave. Tenemos que solucionar esa patología que tiene la sanidad, sería necesaria una unión general con puntos de vista que potencien la sanidad cambiando determinadas actuaciones que hay que modificar.

Seguimos manejándonos con un sistema sanitario que en la mayoría de las comunidades es del 89, del 90, 92… la medicina y la sociedad ha evolucionado muchísimo. La gestión de los recursos tampoco vemos que se haya adecuado. Tenemos que reestructurar la Primaria, su comunicación con los servicios hospitalarios, y tener en cuenta que cada vez tenemos pacientes con edades más avanzadas y patologías crónicas, con lo que son tremendamente complejos. Es necesario generar circuitos y sistemas para que esa atención al paciente sea lo más fluida posible, lo más ágil y que sea lo más rentable, en beneficio del paciente. Urge una unión de todas las comunidades, de todos los sistemas sanitarios, de todos los profesionales, para encontrar una salida y una mejora con una reestructuración del sistema sanitario a nivel general.

- ¿Cómo es la relación con los otros colegios médicos gallegos?
Con el resto de colegios gallegos tenemos una comunicación fluida, alcanzamos acuerdos y posicionamientos en común. Los problemas son generales, aunque haya casuísticas individuales. En el Consello Galego de Colexios Médicos hay una comunicación fluida y diaria, todos intentando aportar. Con el resto de colegios también, sobre todo porque es un problema tan generalizado y común para todos que al final al comunicarnos vemos que los problemas y necesidades son iguales en todos los sistemas sanitarios.

Qué sería necesario y qué se reclama desde la OMC: que nos tomen como miembro asesor en las decisiones sanitarias que realizan los gobiernos. Se toman muchas decisiones por parte de Sanidad que no han consensuado con los profesionales y que después cuando se hacen públicas se encuentran con un rechazo absoluto. Una de las reivindicaciones es que nuestra participación como órgano asesor sea importante, que esas decisiones pasen por un asesoramiento de la OMC para adecuarlo a la  .

- A los médicos los representan sus colegios, los sindicatos, las sociedades científicas, las academias de Medicina y otras instituciones. ¿Cree que está claro el papel de cada uno y su relevancia?
Muchas veces pecamos de eso, se difumina quiénes son nuestros representantes reales y la gente no se ve reflejada en ellos. Es un trabajo que tenemos que hacer por parte de los colegios como una meta clara, que es que los colegiados sientan que somos representación de todos ellos y que trabajamos por la mejora de sus condiciones laborales. Que queremos no solo aportar la parte científica y docente, que también, pero sobre todo reforzar el apoyo a la profesión y los profesionales.

- La Medicina no padece crisis de vocaciones, como se ha podido comprobar tras la última EVAU, con la cantidad de chavales con notas brillantes que quieren estudiarla. Pero ¿cómo se puede atraer y retener el talento?
Hay que hacer una revisión integral de la formación que se da a los estudiantes de Medicina porque durante la carrera hay que prepararles para su futuro laboral. Que cuando lleguen al día a día no les resulte sorpresivo. Explicar la realidad laboral que tenemos, potenciar especialidades como AP. La Medicina de Familia tiene muy poco peso en las facultades, los estudiantes no se ven atraídos por la MF y lo tenemos que cultivar desde las facultades. Luego nosotros como docentes, tanto con estudiantes como con residentes, que podamos motivarlos para que se queden y que vean que las condiciones laborales y las condiciones de progresión a nivel laboral, formativo y de investigación son favorables. Los que ya somos adjuntos es necesario que tengamos esas condiciones para que podamos transmitírselo a los jóvenes. Hoy hay mucha gente cansada, con burnout, eso hace difícil motivar a los estudiantes. Tenemos que afianzar todos los eslabones para que la cadena esté firme y no haya esa fuga.

- ¿Qué objetivos inmediatos se plantea desde la presidencia del Colegio?
Una de las cosas es intentar negociar dentro de nuestras posibilidades tanto con las gerencias de área como con la propia Consellería la mejora de los contratos sobre todo con contratos de continuidad para los residentes. Estamos viviendo una competencia entre comunidades para hacer como quien dice un robo de profesionales: yo te pago un poco más, te hago un contrato más largo… Ahora hay una situación de mercado que es que hay un déficit de profesionales y tienes que hacer una oferta atractiva. No tiene que ser solo económica, tiene que incluir tiempo para investigar, tiempo para la docencia, ese tipo de cosas que hacen que a nivel profesional uno pueda crecer y pueda desarrollarse y que resulten atractivas para todos los profesionales que acaban. Es uno de los puntos en los que insistimos cada vez que hablamos con la gerencia de área o con el conselleiro. Insistimos en que es un punto que hay que fortalecer. Es algo que desde el Colegio estamos intentando por todos los medios que se consiga, además de motivar y hacer que los profesionales se sientan cómodos en nuestro colegio y encuentren incentivos de formación e investigación.

- Primera mujer que preside un Colegio de Médicos en Galicia. ¿Cómo ve la incorporación de la mujer a puestos de responsabilidad en el mundo sanitario?
Efectivamente, ya tocaba. El Colegio de Orense tiene un 50% de hombres y 50% de mujeres, pero en una profesión tan feminizada tocaba ya que una mujer fuera presidenta. Es una responsabilidad porque ser la primera no deja de ser una carta añadida, pero era necesario que las mujeres empecemos a tener puestos de responsabilidad porque esta profesión está tremendamente feminizada. Si queremos ser representantes de nuestros compañeros no puede ser que la representación esté sesgada y no haya mujeres en cargos directivos. Supone un reto, una responsabilidad, pero intentaremos afrontarla con dignidad. Implica otros retos como la conciliación, que a veces es muy difícil, pero tenemos que implicarnos en ello. Tenemos unas capacidades como mujeres que aportan otros puntos de vista.

- Con los años que lleva en Galicia, ¿cómo define Pilar Garzón la galleguidade?
Debe ser una enfermedad infecto contagiosa porque creo que al final muchos venimos de paso, pero nos contagiamos y acabamos quedándonos aquí y haciendo nuestra vida. Tengo un bebé de 15 meses que baila muñeiras… (risas)

Los gallegos son tremendamente acogedores, es un sitio en donde estás cómodo pero sobre todo la población en general es muy acogedora, a los dos días ya te sientes como en casa. Eso hace que vengas para unos años y acabes haciendo aquí tu vida. Vine para tres años y no creo que me vaya en los próximos 30. Algo tiene que tener que engancha y hace que los que se somos de fuera lo hagamos nuestro. Habrá que investigar si es enfermedad o qué, pero la verdad es que engancha.

Rosaura Leis: "Solo se alcanzan metas con apoyos y trabajando en equipo"

Rosaura Leis

Ella atribuye buena parte de sus logros al trabajo conjunto y a la ayuda que recibe de su entorno, aunque sin duda esas son condiciones necesarias, pero no suficientes. Para desplegar la actividad de la que es capaz en tantos frentes y con tanto mérito hay que contar con un talento y una capacidad de trabajo varios puntos por encima de la media.

Y es que Rosaura Leis preside la Fundación Española de la Nutrición; coordina el Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría y el Comité científico de la Fundación Dieta Atlántica de la USC; coordina la Unidad de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago; y ahora acaba de ser reconocida como catedrática de Pediatría en la Universidad compostelana.

Ya en el II Encontro Mundial de Médicos Galegos celebrado a principios del pasado mes de mayo tuvo una importante participación y se implicó tanto en el programa científico como en el divulgativo que se desarrolló en la Feira da Saúde. En el primero se encargó de coordinar, junto a Benjamín Abarca, la mesa sobre cuidados preventivos y hábitos saludables. Y en el segundo, fue responsable de la charla sobre dieta atlántica, presentada por la conselleira do Mar, Rosa Quintana, y el presidente de honor de Asomega, Aniceto Charro. Hablamos con ella sobre su reciente acreditación como catedrática.

Rosaura Leis

Rosaura Leis

- Su reconocimiento como catedrática supone un hito muy importante en su carrera académica. ¿Qué representa para usted y de quién se acuerda llegados a este punto?
Desde que finalicé la licenciatura de Medicina una de mis dedicaciones principales fue la docencia. De hecho, inicié mi carrera como becaria de formación de profesorado y personal investigador (FPI) y continué como profesora ayudante de LRU y después como titular de Universidad. No eran momentos fáciles para compatibilizar la formación académica con la dedicación asistencial que un área de conocimiento clínico precisa. No puede haber docencia e investigación en clínica sin asistencia.

Durante todos estos años y hasta su fallecimiento he contado con el apoyo, orientación y tutorización de mi maestro el profesor Rafael Tojo y, por supuesto, no llegaría hasta aquí sin la entrega incondicional de mis padres, mi marido que ha hecho nuestro mi proyecto y mis objetivos, y mis hijos, que pacientemente y generosamente han compartido con mi carrera académica gran parte de su tiempo y han disfrutado de los logros. Por tanto, me acuerdo de mi maestro, de mi familia, pero también de tantas personas que han colaborado en mi formación y han compartido y compartimos  proyectos, de mis compañeros, de todo el personal del Servicio de Pediatría, de mi Facultad, de mi Hospital y de mi Universidad. Solo se alcanzan metas con apoyos, con trabajo en equipo y, además, ese momento es importante y feliz, si se puede compartir con la familia, los compañeros y los amigos. Muchas gracias a todos.

- ¿Qué supuso la figura del profesor Tojo para usted y para la Pediatría en España?
El profesor Tojo fue “MI MAESTRO”, “Mi MENTOR”, “MI PADRE ACADÉMICO”, “MI COMPAÑERO de trabajo” y “MI AMIGO”. Sin él, sin su apoyo, consejos y orientación hoy no estaría aquí. Además, hemos disfrutado juntos del trabajo, me trasmitió la ilusión por el trabajo bien hecho, el amor a la Pediatría y a los niños y a nuestras instituciones, la Universidad y el Hospital.

De su mano conocí la Pediatría española e internacional y a tantos compañeros suyos que colaboraron en mi formación, como el Prof. Aniceto Charro, presidente de Honor de ASOMEGA. También me incorporé a sociedades científicas y a ASOMEGA. Compartimos el amor a Galicia y a los niños gallegos y me comunicó esa deuda que siempre tendremos con nuestras gentes.

- ¿Y qué lugar ocupa el profesor Tojo en la Pediatría española?
El Prof. Tojo fue un “MAESTRO” de la Pediatría española, un visionario en temas como el papel de la microbiota en la salud, sobre lo que cada día tenemos más evidencia, la importancia de la salud del niño para la prevención de la enfermedad del adulto. Su amor a Galicia y a la Pediatría le llevó a dedicar su investigación y todos sus esfuerzos en la mejora del estado nutricional de los niños y adolescentes gallegos.

Con su campaña de la sal yodada superamos el bocio endémico, trabajó en el estudio del raquitismo, ya que Galicia era un lugar de riesgo de déficit de vitamina D, y su estudio GALINUT sobre la composición corporal, el estado nutricional y el riesgo cardiovascular en niños y adolescentes, con un seguimiento en cortes transversales desde el año 91, fue de los primeros en nuestro país y le permitió establecer los patrones de referencia de distintas variables antropométricas y biomarcadores a lo largo de la infancia.

El Prof. Tojo no solo fue un líder de la Pediatría española, sino también internacional, fue reconocido en 2017 en el Congreso de la International Union of Nutritional Societies (IUNS) como “Leyenda viva de la Nutrición”. Era además una magnífica persona, generoso, honesto y yo tuve la fortuna de que me aceptaron en su familia, no solo él, sino su esposa y sus hijos, que hoy son también la mía.

- ¿Cómo ve su especialidad? ¿Comparte la percepción de que hay una gran distancia entre la dimensión de la Pediatría en Atención Primaria, cuyos profesionales reclaman más medios y atención, y la hospitalaria?
Nuestros niños y adolescentes tienen la fortuna de que en España su asistencia médica, su salud está en manos de sus especialistas, los pediatras. Esto sin ninguna duda ha influido en la mejora de la supervivencia y la calidad de vida de los niños. El pediatra es el primer preventivista, además de asistir al niño y adolescente enfermo y a su familia, también los cuida en la salud, en los controles de salud. El papel del pediatra de Primaria próximo  al niño, a la familia y a la comunidad es fundamental tanto para curar la enfermedad como para promocionar la salud, vacunaciones y estilos de vida saludables, que son hoy las principales estrategias frente a las actuales pandemias, infecciosas y metabólicas como la obesidad.

Por otra parte, el gran desarrollo de la Pediatría, tanto en conocimientos como en técnicas de diagnóstico y tratamiento hace necesario el reconocimiento de las áreas de capacitación específica (ACEs). Estas ACEs nos permitirían una mejor organización asistencial que solo redundaría en la excelencia de la asistencia de los niños, los adolescentes y sus familias. Esta excelencia precisa también de la coordinación entre Pediatría de Atención Primaria y Pediatría Hospitalaria, que garantice el mejor continuum asistencial.

- Es la primera mujer del área de Pediatría de la USC que recibe la acreditación como catedrática por la ANECA. El desequilibrio entre hombres y mujeres a este nivel persiste pero, ¿cree que está mejorando la situación?
Sí, sin ninguna duda está mejorando y todavía lo hará más. El número de alumnas en las Facultades de Medicina superan al de alumnos, al igual que ya en los hospitales el número de las facultativas. En concreto en mi especialidad, Pediatría, el número de mujeres pediatras es del 60%. En los últimos años, en nuestro Servicio los residentes que ingresan a través del MIR son mayoritariamente mujeres, en una proporción 6/2. Es de justicia que vayan ocupando los puestos directivos en la docencia, en la investigación y en la asistencia, de acuerdo con sus méritos.

- Está inmersa en los estudios Corals y Meli-Pop. ¿En qué más iniciativas de investigación está implicada actualmente?
El grupo de investigación Nutrición Pediátrica del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), que tengo el honor de liderar, cuenta entre sus principales líneas de investigación el estudio de la obesidad y del riesgo cardio-metabólico en la edad pediátrica, la microbiota intestinal como causa de salud y/o enfermedad en el niño, el uso de probióticos y prebióticos en la edad pediátrica, la alteración en el metabolismo de los lípidos y de los azúcares como la lactosa, la dieta atlántica.

En la línea del estudio de la obesidad se encuadran el CORALS, una cohorte de seguimiento longitudinal de factores de riesgo en el desarrollo del sobrepeso y/u obesidad desde los 3-6 años,  y el MELI-POP, un estudio de intervención con estilos de vida saludables para la prevención de la obesidad en niños de 3-6 años, que serían población de especial riesgo, porque su padre y/o su madre tienen sobrepeso y/u obesidad.

Además, participamos en el Estudio GALIAT, un estudio clínico de intervención con dieta atlántica en familias, desde la atención primaria y con el apoyo comunitario, que ha arrojado importantes y positivos resultados, con disminución de la adiposidad y mejora del perfil lipídico, inflamatorio y metabólico, después de una intervención de 6 meses.

Tenemos también varios ensayos clínicos en marcha tanto con fármacos como productos alimentarios innovadores, entre los que me gustaría destacar la intervención con un producto de pescado en niños con sobrepeso y/u obesidad en busca de una mejora de su adiposidad y/o de su perfil metabólico. El estudio de la microbiota y de su relación con la evolución y el pronóstico en el niño crítico, así como los cambios en la microbiota en la infección por COVID-19 son otras de las líneas en marcha.

Primer ciclo de webinars de Asomega Muller

Entre septiembre de 2021 y enero de 2022 se ha desarrollado el primer ciclo de webinars organizado por Asomega Muller bajo el patrocinio de GSK y PharmaMar. Accede aquí directamente a cada una de las propuestas de esta iniciativa:

Unanimidad en los últimos reconocimientos de Asomega: todo mulleres

8M, Día Internacional de la Mujer

Desde la puesta en marcha de Asomega Muller en vísperas del confinamiento, allá por marzo de 2020, desde este grupo de trabajo se ha insistido en la necesidad de hacer patente el trabajo de las profesionales sanitarias, su capacidad y nivel de excelencia. Una reivindicación basada en el mérito, en el talento y en la idea de que el esfuerzo compartido siempre llega más lejos, resulta más enriquecedor e infinitamente más productivo.

8M, Día Internacional de la Mujer

La idea debe estar calando cuando, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, hacemos balance del último año y observamos que todas las convocatorias y propuestas de Asomega en tiempos recientes han tenido rostro y nombre femeninos:

I Beca de Medicina Rural

La convocatoria conjunta de la beca por parte de Asomega y la SEMG en colaboración con Laboratorios BIAL tuvo no uno, sino dos nombres de muller. Por un lado la ganadora, la doctora Cristina Margusino, del Equipo de Atención Primaria de Xinzo de Limia; y, por otro, la finalista, la médico de Familia Ana Bello Souto.

XXII Premio Nóvoa Santos

El galardón fue para Pilar Rodríguez Ledo, responsable de docencia en Medicina Familiar, investigación e innovación, así como subdirectora de Humanización, Calidade e Atención á Ciudadanía, y vicepresidenta nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Este año la convocatoria tenía una particularidad: el 25% de la cuantía del premio la podía destinar la ganadora a un proyecto de investigación que considerara destacado, y el elegido fue el promovido por Cristina Núñez, responsable de investigación básica del Grupo de Investigación Oncológica Trasnacional en el Hospital Universitario Lucus Augusti.

I Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

La elegida fue Lidia Gómez Conde, R3 de Oftalmología en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela. Ella será la receptora de la bolsa de ayuda para los gastos de alojamiento durante su estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, bajo la dirección del jefe de Servicio de Oftalomología y miembro de la Junta Directiva de Asomega Julián García Feijóo.

Lidia Gómez Conde es la ganadora de la beca

Insignia de Oro 2021

Aún pendiente de entrega, la recogerá María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Como explicó en su momento el presidente de Asomega, Julio Ancochea, con esto se resalta "su brillante desempeño al frente de la Agencia en todos los ámbitos, pero en particular en lo referido a la gestión de las vacunas contra el coronavirus".

A todo ello se une en este Día Internacional de la Mujer la satisfacción con que desde Asomega se anuncia que la conferencia magistral de clausura del II Encontro Mundial de Médicos Galegos correrá a cargo de una de las investigadoras de mayor prestigio a nivel nacional: María José Alonso, que además fue la primera mujer que recibió el Premio Nóvoa Santos, en el año 2011, y hasta este 2021 era la única representante femenina en este listado de nombres ilustres.

Sofia Haselgruber, graduada por la USC, número 1 del MIR 2022

Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela

Sofia Haselgruber de Francisco ha conseguido el número 1 en el examen MIR 2022. Esta graduada por la Universidad de Santiago de Compostela contestó correctamente 182 preguntas y solo falló 18, alcanzando una puntación de 93,6354. A esta nota se le suma el baremo por méritos académicos de 9,34 que se traduce en una puntuación de 9,6557, lo que le otorga una valoración final de 103,2911, diez puntos más que la del número uno de 2021.

Sofia Haselgruber ha estudiado en la Facultad de Medicina de la USC

En una entrevista concedida a Redacción Médica, la flamante número uno de 2022 señala que su padre es austriaco y su madre gallega y aunque ella nació en Austria, a los tres años regresó a la que hoy es su tierra, Galicia. Adelanta que escogerá Dermatología, aunque aún no tiene decidido en qué hospital.

Reclama más medios y atención para la sanidad, en particular para la Atención Primaria, donde hizo prácticas durante sexto de carrera: "Es la puerta de acceso a la sanidad. Si tuviera una inversión justa y necesaria seguro que podrían resolver muchos más problemas de los que ya resuelven antes de ser derivados al hospital. El trabajo de estos médicos es la base sobre la que se sustenta toda la sanidad”, asegura Sofia Haselgruber.

El anterior número uno gallego, en 2019

Antes de Haselgruber, la última mujer en conseguir la máxima puntuación en el examen de Médico Interno Residente fue Verónica Rial, graduada en medicina por la Universidad de Zaragoza en 2013.

Aunque no es el único representante gallego en la nómina reciente de ilustres médicos jóvenes: José Manuel Busto, también graduado por la USC, fue número 1 en 2019 y eligió Dermatología en el Hospital La Paz de Madrid. Además, el lucense Miguel Villamarín Melo fue número dos en la convocatoria de 2018 y escogió Medicina Interna en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. También estudió en la USC e hizo el rotatorio de sexto en el Hospital Universitario Lucus Augusti. En esa misma convocatoria, la de 2018, otra graduada por la Universidad de Santiago obtuvo una destacadísima posición: Lucía Rodríguez fue cuarta.

2018 fue un año especialmente fructífero para la USC en las pruebas de formación sanitaria especializada, ya que Rubén Iglesias, graduado en Farmacia, alcanzó el quinto puesto en el FIR y escogió Farmacia Hospitalaria en el Hospital Universitari I Politècnic La Fe de Valencia.

Fernández-Teijeiro reclama que la medicina de precisión en Oncología Pediátrica "sea una realidad"

El ciclo de webinars de Asomega Muller que arrancó el pasado mes de septiembre, promovido por GSK y PharmaMar, se ha cerrado con la intervención de la doctora Ana Fernández-Teijero, miembro de la Junta Directiva de Asomega, presidenta de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP) y jefe de Sección de Onco-Hematología Pediátrica en el Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla. El futuro de la oncología infantil y el cada vez más importante papel de la medicina personalizada han sido los asuntos principales de su charla.

Ana Fernández-Teijeiro ha protagonizado este último webinar de Asomega Muller

Tras la presentación del webinar por parte de Esther Barreiro, la especialista ha recordado que el cáncer infantil es una enfermedad rara, con unos 15 casos nuevos al año en España por cada 100.000 menores de 14 años y una supervivencia del 81% a los cinco años, según datos de 2021. Se trata de la segunda causa de muerte en niños después de los accidentes, la primera debida a enfermedad y supone un 2% del cáncer adulto. Se diferencia de este en que los tumores son de origen embrionario, con un crecimiento explosivo, raramente asociados a carcinógenos ambientales y más quimio y radio sensibles, de ahí su alta tasa de curación. Leucemias, tumores del sistema nervioso central y linfomas son los más frecuentes.

Respecto a la citada tasa de supervivencia, Fernández Teijeiro ha señalado que en ello ha influido de forma decisiva todos los avances en medicina entre los años 70 y los 90 del siglo pasado. Con estos avances, ha afirmado, "en la actualidad el tratamiento del cáncer infantil se basa en las mismas estrategias que el adulto: la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la incorporación de la inmunoterapia". Ahora, una vez logrado este alto índice de curación, el objetivo es curar mejor: "Queremos que estos supervivientes tengan menos efectos secundarios a largo plazo".

Medicina personalizada en Oncología Pediátrica

Como consecuencia de estos avances surge en los últimos años la medicina de precisión o personalizada que busca ir a la clave molecular del tumor, disminuir tratamientos innecesarios centrándose en las células alteradas y limitar los errores de prescripción.

Actualmente en España hay cinco centros que participan en el ITCC, el consorcio para la innovación de nuevas terapias en el cáncer infantil: Vall d’Hebron (Barcelona), La Fe (Valencia), Niño Jesús (Madrid), San Joan de Deu (Barcelona) y La Paz (Madrid). A ellos se unen otras 40 unidades de cáncer pediátrico en nuestro país.

Según Ana Fernández-Teijeiro, "a diferencia de otros países, en España no tenemos de momento un programa de medicina de precisión pediátrica. Lo que tenemos son grupos con iniciativa que han ofertado de forma desinteresada realizar estos estudios en los pacientes y apoyar la inclusión en algunos ensayos clínicos”.

Según la experta, el objetivo sería "que la medicina de precisión en España sea una realidad. Deseamos que desde el Ministerio de Sanidad se pueda definir una cartera genómica en cáncer pediátrico que sea de referencia para todo el sistema nacional de salud y posibilite que en cualquiera de los centros de referencia que hay en España se facilite el diagnóstico molecular y el tratamiento de estos pacientes sobre todo a pacientes con tumores de alto riesgo y a pacientes refractarios poder ofrecerles mayores posibilidades de curación”.

María José Alonso, en el top 3 de las investigadoras más influyentes de España

María José Alonso

Grupo DIH acaba de presentar el ranking de las 466 investigadoras más importantes residentes en España de entre 785 analizadas de agosto de 2021 a mediados de enero de 2022. Se ordenan según su índice Fh medio que, como explican en su web, "es la relación entre el índice h del investigador y el valor medio de los h de los otros autores presentes en el ranking de su área. Si el autor aparece en varias áreas, Fhm es la media de estos valores".

María José Alonso

María José Alonso

En función de esto, María José Alonso, catedrática de Farmacia y Tecnología Farmacéutica en la USC, que fue la primera mujer en obtener el Nóvoa Santos de Asomega, se sitúa en el tercer lugar del ranking al presentar una puntuación de 1,59. La primera de la lista es la química María Vallet-Regí, con 1,63, y la segunda la bióloga molecular -y directora del CNIO- María Blasco, con 1,6.

Otras investigadoras gallegas relacionadas con las Ciencias de la Salud presentes en el ranking son la farmacéutica Carmen Álvarez Lorenzo (1,1); Lourdes Santana, catedrática de Química Orgánica (1,22); María Victoria Lareu, catedrática de Genómica (0,69); o Diana E. Ayala, del Laboratorio de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo (0,98).

Rumbo al II Encontro de Médicos Galegos

María José Alonso recibió el pasado mes de noviembre el Premio Nacional Juan de la Cierva en el área de Transferencia de Tecnología. Como se indicó en su momento desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que otorga el premio, esta distinción reconoce la excelencia de su trayectoria científica en el ámbito de la nanomedicina, así como su importante contribución para la adecuada y equilibrada transferencia de tecnología y conocimiento. Además de catedrática de la USC, Alonso es jefa del grupo Nanobiofar del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS).

Con semejante trayectoria, su presencia en la sesión de clausura del II Encontro de Médicos Galegos que organizará Asomega en Santiago los días 5, 6 y 7 de mayo se presenta como uno de los platos fuertes del programa científico. "La alianza de la nanotecnología y la biotecnología en el
desarrollo de terapias innovadoras" es el más que sugerente título de la conferencia que pronunciará como colofón al evento.

Vanessa Valdiglesias: "Se necesitan buenas políticas científicas, diseñadas con cabeza y visión a largo plazo"

Vanessa Valdiglesias

Vanessa Valdiglesias es doctora en Biología e investigadora en el laboratorio de Toxicología de la Universidade da Coruña. Recientemente la Fundación Aquae la ha incluido en el top 10 de científicas españolas que, en sus diferentes campos, se encuentran en la vanguardia de la investigación internacional. No es la única gallega en este ránking: también encontramos a la ourensana Montserrat Calleja, graduada en Física en la USC y actualmente integrada en el Instituto de Microelectrónica del CSIC.

Nacida en La Coruña, en la trayectoria de Vanessa Valdiglesias, a pesar de su juventud, se acumulan importantes reconocimientos como el premio de la Real Academia Gallega de Ciencias al Joven Investigador en 2008 por su tesis de licenciatura; o el Premio al Mejor Investigador Joven de Europa de la Sociedad Europea de Genómica y Mutagénesis Ambiental en 2015; o, ya en 2019, el premio Europeo Investigador Emergente en el Campo del Envejecimiento, entre otros.

Ha completado su formación con estancias en laboratorios de Reino Unido, Italia, Portugal, India y Chile. Esto, unido a su intensa experiencia investigadora en España, la convierten en observadora de excepción del estado de la investigación en nuestro país, a lo que se refiere en esta entrevista. Constata una realidad ampliamente denunciada por los científicos españoles: talento hay, pero falta la proyección y la visión de futuro que conformen las condiciones óptimas para una investigación del máximo nivel a largo plazo.

Vanessa Valdiglesias

Vanessa Valdiglesias

 - ¿Qué supone para ti este reconocimiento de la Fundación Aquae?
Me hace muchísima ilusión, no solo por el reconocimiento en sí, que es ya un honor, sino porque la lista incluye a mujeres extraordinarias, grandes referentes en sus campos y a las que admiro enormemente. Me parece increíble el verme entre ellas.

- Tu área fundamental de investigación es la toxicología genética, muy ligada a la Medicina. ¿Cómo se puede explicar con palabras sencillas en qué consiste y qué aplicaciones tiene?
Efectivamente, sí guardan relación. La toxicología en general intenta determinar cómo afectan los agentes que nos rodean, ya sean compuestos químicos, agentes físicos (como la radiación) o agentes biológicos (como virus o bacterias…) a nuestra salud y al medio ambiente. La toxicología genética se centra específicamente en los efectos de estos agentes sobre el material genético. Estos efectos son especialmente importantes porque alteraciones del ADN están con frecuencia ligadas a la aparición de determinadas patologías, entre ellas el cáncer, y saber qué las causa o en qué condiciones lo hace puede ayudar a prevenirlas. Por poner un ejemplo que lo simplifique, a día de hoy hay una vacuna contra el virus del papiloma humano que previene la aparición del cáncer de cuello uterino, pero para poder crear esa vacuna y con ello prevenir ese cáncer, fue primero necesario establecer la relación entre la exposición al virus y la aparición del cáncer. Estableciendo estas relaciones, se les puede poner remedio.

- Y exactamente, ¿en qué estás implicada ahora?
Mi línea actual de trabajo se centra en la determinación de los efectos citogenéticos y del comportamiento en sistemas biológicos de distintos nanomateriales. Los nanomateriales son materiales en escala nanométrica que tienen nuevas e interesantes propiedades muy útiles en distintos campos, incluida la medicina y la farmacología. Pero precisamente estas nuevas propiedades son las que también los hacen tener nuevos comportamientos biológicos y perfiles toxicológicos distintos al mismo material a mayor escala, y en estudiarlos es en lo que estamos trabajando. Definir este comportamiento nos permitirá diseñar y utilizar estos nanomateriales de forma más eficaz y segura.

- Tu actividad científica es intensa. Desde tu experiencia, ¿cómo ves la situación de la investigación en España y de los investigadores?
Pues es bastante mala, y lo peor es que poco o nada ha cambiado en todos estos años. Sigue habiendo muy poca financiación, mala gestión, mucha burocracia y fuga de cerebros. Formamos gente para que otros países se beneficien de esa formación y de ese talento, y esto lleva siendo así demasiado tiempo. Ahora en prensa se ven con frecuencia titulares que hablan de lo contrario y que presumen de inversiones históricas en investigación. Las personas que nos dedicamos a esto desconfiamos porque seguimos sin ver cambios en la situación ni en nuestros laboratorios.

- ¿Qué hace falta para retener y atraer el talento científico?
Más financiación lo primero. Pero no todo es cuestión de dinero, también se necesitan buenas políticas científicas, diseñadas con cabeza, conociendo el sistema y con visión a largo plazo. Hay ejemplos de programas que funcionan bien y que se podrían imitar. Hace falta crear un ambiente científico que resulte atractivo y que vaya acorde con la cantidad y calidad de talento que tenemos en España. Aquí se hace muy buena investigación y de mucha calidad, y no es por las condiciones, sino por el personal investigador que hay, por su esfuerzo y su implicación con la ciencia.

- En Asomega tenemos un grupo de trabajo de Muller destinado a dar visibilidad al talento femenino y a defender la igualdad de oportunidades. ¿Cómo se puede fomentar la igualdad real entre hombres y mujeres en tu campo, en la investigación científica?
Hay muchas maneras de fomentar la igualdad real en ciencia. Lo primero y fundamental es visibilizar la desigualdad porque creo que muchas veces sigue sin verse y sin saber que existe algo no se le puede poner remedio. Después pienso que también es muy importante la educación social, hacer entender la repercusión que tiene esta desigualdad que se traduce muchas veces en una pérdida progresiva de mujeres durante la carrera investigadora y una falta de representación femenina en puestos de responsabilidad con todo lo que ello conlleva. Y finalmente, después de visibilizar y sensibilizar, hay que corregir: introducir leyes que aborden la discriminación de género en las convocatorias científicas, como la recientemente aprobada Ley Ángeles Alvariño, organizar eventos científicos contando siempre con representación femenina, formar en perspectiva de género en las comisiones de evaluación, incluir mujeres expertas en debates públicos y medios de comunicación…

Vanessa Valdiglesias

Ana Fernández-Teijeiro cierra el ciclo de webinars de Asomega Muller

Ana Fernández-Teijeiro, ponente de este último webinar de Asomega Muller

La andadura de los webinars de Asomega Muller, que han contado con el apoyo de GSK y PharmaMar, comenzó en septiembre con Pilar Rodríguez Ledo, recién nombrada ganadora del XXII Premio Nóvoa Santos de Asomega, y concluye el jueves de la semana que viene con otra figura clave de la Asociación de Médicos Gallegos: Ana Fernández-Teijeiro, ourensana de Puebla de Trives que ejerce como jefe de Sección de Onco-Hematología Pediátrica del Hospital Virgen de la Macarena y preside la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP). Esther Barreiro se encargará de presentarla.

Ana Fernández-Teijeiro, ponente de este último webinar de Asomega Muller

Hablará sobre "Oncología pediátrica y medicina personalizada". Como apuntó ella misma en una entrevista publicada en la web de Asomega, "en España los niños con cáncer tienen una supervivencia del 80% a los 5 años, es decir, podemos curar a 8 de cada 10 niños con cáncer, algo impensable hace 30 años".

Pese a la relevancia de este avance, asegura que lo peor "es no poder curar a todos los niños y asumir nuestra impotencia. A pesar de los años y la experiencia uno siempre acusa la pérdida de un paciente y el dolor que ocasiona a su familia".

Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por Zoom Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por YouTube

 

Quinto y último webinar

Como señaló María Rodríguez, coordinadora de Asomega Muller, en su presentación de los webinars, Muller se concibe "como un espacio de reconocimiento a todas las mujeres que trabajan duro para situar a nuestra ciencia en los niveles más altos y visibilizar su labor. Y siempre con el objetivo de destacar referentes de valía que impulsen el talento femenino. Pero no es un espacio excluyente ni exclusivo, sino un área donde, desde la positividad, queremos remarcar que el objetivo final es la suma de talentos".

Con estos principios en mente se han celebrado hasta la fecha los siguientes webinars:

"El fracaso es normal en ciencia; no hay que desesperar, sino intentarlo otra vez"

Esther Barreiro, protagonista del webinar presentado por Inma Ramos

Esther Barreiro explica todo con una sencillez y claridad apabullantes. Por ejemplo, cuando describe el proceso que lleva a un profesional de la sanidad a publicar. En síntesis: a partir de la labor asistencial uno se plantea preguntas y decide dar un paso adelante. Publicar lo investigado sería "la etapa final de un proyecto científico que cabalga sobre un proyecto asistencial, en el que observo cosas en los pacientes y me pregunto si está relacionado con algo: fenotipos, cuestiones ambientales, etc.".

Esther Barreiro, protagonista del webinar presentado por Inma Ramos

A partir de enero de 2022 Esther Barreiro será editora en jefe de ERJ Open Research, revista oficial de la European Respiratory Society (ERS). Pero su trayectoria siempre ha estado ligado a las publicaciones científicas, no en vano fue editora jefe de Archivos de Bronconeumología, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), de 2012 hasta 2020. Asomega Muller ha aprovechado su enorme experiencia en este campo para hacerla protagonista de su último webinar que ha versado sobre "Las revistas biomédicas". Inmaculada Ramos, vicepresidenta de Asomega, ha sido la encargada de presentarla.

"Publicar implica una validación, compararnos. La crítica no nos gusta pero es importante que alguien nos corrija y nos diga lo que no está bien", afirma. Añade que el trabajo investigador implica un componente básico de honestidad, necesario en todos los órdenes, pero aún más si cabe aquí porque en ciencia no vale ser tendencioso sino que "hay que ser honestos, objetivos y usar herramientas cuantificables".

Revisión por pares y FI

Tras analizar cuestiones como los tipos de mala praxis, la autoría, los controles del fraude, las tipologías de artículos, las guías de reporte de resultados o las referencias bibliográficas, se ha detenido en el proceso de revisión por iguales. Apunta que se ha intentado cambiar en múltiples ocasiones y se ha cuestionado mucho, "pero no se ha conseguido superar. Es el menos malo de todos los métodos, tiene muchos defectos pero no se ha mejorado".  En su opinión, no hay que cambiar el sistema porque "el día que no juzguemos a nadie y seamos autocomplacientes iremos muy mal".

También se ha referido al factor de impacto, "una tiranía de la que estoy un poco harta", entre otras cosas porque "es fácil de manipular, cuantas más citas y menos artículos publicados, el cociente es mayor". Considera que es una liga "muy competitiva y asfixiante".

Carrera de fondo con pocos éxitos, pero jugosos

Tras su exposición, las preguntas de los espectadores del webinar han sacado el lado más espontáneo y a la vez contundente de Barreiro, sobre todo a raíz de una cuestión sobre los profesionales que no investigan: "Llevo muy mal ese tema. No lo entiendo, tú puedes trabajar en un centro que a lo mejor no tienes los medios. Pero no leer artículos, no estar al tanto de los temas que te afectan... deberías al menos estar al día. Es lo mínimo que se puede pedir a un profesional de la Medicina. No admito ser negacionista de la bondad de la investigación".

Respecto a su recomendación para quien quiera dedicarse a investigar, lo tiene claro: "Que sea cabezón, porque el fracaso en ciencia es lo normal y los éxitos son muy pequeños. Pero estos te sitúan en una situación muy superior al escalón previo. Luego vienen otra serie de fracasos antes de seguir ascendiendo. Si lo quieres, ve por ello. No hay que llorar, no hay que desesperarse. Hay que intentarlo una y otra vez".

Webinar de Asomega Muller con Esther Barreiro: "Las revistas biomédicas"

Cuarto webinar de Asomega Muller

Más de quince años de experiencia en la edición de revistas médicas y científicas avalan a Esther Barreiro como una autoridad en esta materia, lo que dota del máximo interés al próximo webinar de Asomega Muller.

Barreiro fue editora jefe de Archivos de Bronconeumología, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), de 2012 hasta 2020, periodo en el que la revista alcanzó un nivel de factor de impacto (4.214) que la colocó en la categoría de primer cuartil de las revistas pertenecientes a “Respiratory System” de la empresa Clarivate del Journal Citation Reports (JCR).

Cuarto webinar de Asomega Muller

A partir de enero de 2022 Esther Barreiro será editora en jefe de ERJ Open Research, revista oficial de la European Respiratory Society (ERS), función que compaginará con su labor en el Servicio de Neumología del Hospital del Mar de Barcelona. Asimismo es jefa de grupo del CIBERES en el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), cuyo objetivo es la investigación en el marco de las enfermedades crónicas respiratorias.

En fechas recientes incorporó a su larga lista de ocupaciones el nombramiento como coordinadora de normativas y recomendaciones de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). Es también profesora asociada en el Departamento de Biología de la Universitat Pompeu Fabra.

Moderado por Inmaculada Ramos, vicepresidenta de Asomega, este nuevo webinar de Asomega Muller se celebrará el próximo jueves día 16 de diciembre a partir de las 18:00 h., y podrá seguirse por Zoom y YouTube a través de los siguientes enlaces:

Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por Zoom Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por YouTube