Asomega Axuda colabora para dotar de medios a una escuela de Senegal

Mónica Moro es médico y responsable de comunicación, ebusiness y RSC en el Grupo Menarini España, aunque ella resume su perfil definiéndose como ‘activista de la eSalud’. En un plano más personal y comprometido, confesaba en una reciente entrevista que “hoy en día, mi corazón y mis proyectos están en Senegal“.

Allí está el colegio de Louly Sindiane, una escuela rural elemental que acoge a más de 250 niños y niñas de 6 a 11 años. La mayoría de sus alumnos y alumnas viven en casas dispersas por los pueblecitos de alrededor y cada día se desplazan a pie entre 30 y 60 minutos para acudir a la escuela. Los recursos, además, son muy limitados. El director del centro le pidió ayuda para comprar una impresora multifunción que les evitara tener que recorrer más de 15 kilómetros cada vez que necesitan ejercicios u otro tipo de elemento didáctico.

Con ese fin puso en marcha una campaña de recaudación virtual en Gofundme.com a la que se sumó Asomega Axuda con una donación. Hoy la cifra propuesta se ha superado ampliamente, pero la recaudación continúa porque las necesidades siguen siendo muchas.

Compromiso con Senegal

En agosto de 2018 Mónica Moro viajó por vez primera a Senegal, como relata en su blog: “Me llamó la atención ver niños y niñas por todas partes, de todos los tamaños, solos, acompañados o a la espalda de sus madres”. Continúa explicando que “pequeñajos y pequeñajas te aparecen por todas partes, siempre con una amplia sonrisa y unos ojos que te piden una sola cosa: CARIÑO. En otros lugares pueden pedirte dinero, regalos o cualquier otra cosa, pero en Senegal darles la mano, un beso o un abrazo es de lo más reconfortante y te hacen tocar el cielo”.

Si en el primer viaje los niños fueron el centro, en el segundo, en abril de 2019, puso el foco en las madres. Relata lo difícil que es “vivir y convivir como mujer en una sociedad polígama en la que, al casarte (no siempre por amor, ni por deseo, ni por petición, habitualmente por decisión de tu padre), tienes que abandonar el hogar familiar e irte a vivir a casa de la familia de tu marido. Y una vez allí, pasar la mayor parte del día en casa, tareas del hogar, trabajar en el campo, cuidar niños, etc.”.

Este segundo viaje además le sirvió para desarrollar “el lenguaje de las arpilleras con dos grupos de mujeres que se entusiasmaron rápidamente haciendo suya la propuesta”. Para este proyecto consiguió posteriormente el apoyo de la comisión de Cooperación y solidaridad de la Fundación Ateneu Sant Roc bajo el nombre ¡Enhebra,! Badalona-Senegal. En él trabajan 50 mujeres de País Bassari y Casamance, en el Sur de Senegal, que se inician en el lenguaje de las arpilleras como herramienta creativa de expresión y de cohesión comunitaria. Cosiendo historias inician un camino hacia la autogestión económica.

El tercer viaje, #Senegaldream2, fue en octubre de 2019 y sirvió además “para dar respuesta a algunas necesidades como es la falta de medicamentos, material sanitario, material escolar y la tan necesaria ropa”.

Material entregado

Esta misma semana la página de Gofundme.com que gestiona la recogida de fondos para la compra de la impresora incluye un comentario de la propia Mónica Moro que pone al día la iniciativa:

Comprada y entregada la impresora pero también cinco cartuchos de tóner, 25.000 hojas de papel, 500 kg de arroz y 250 pastillas de jabón. El Director Malick, los profesores, alumnos y alumnas, familias y todos los representantes locales (jefe del pueblo, inspector de educación etc.) os dan las gracias de todo corazón. Emoción, alegría y felicidad de haber podido llevar a cabo este reto“.

Las fotografías que acompañan a esta información son las que ha subido la propia Mónica Moro a la web para ilustrar el momento de la recepción del material en la escuela.

Desde Asomega Axuda, felicidades Mónica, y gracias por tu esfuerzo y compromiso.

“Los sueños de Procopio”, Sánchez Salorio en estado puro

La editorial Ir Indo va a publicar el libro “Los sueños de Procopio” en el que el Manuel Sánchez Salorio, considerado el “padre” de la Oftalmología gallega y ganador del III Premio Nóvoa Santos de Asomega, recopila los artículos publicados en “La Voz de Galicia” desde 1992 hasta el 2020, ambos inclusive, el Día da Patria Galega (25 de julio). La obra está en proceso de impresión y pronto podrá adquirirse, también online, a un precio de 20 euros.

Portada del libro de Manuel Sánchez Salorio

En el prólogo del libro Xosé Luis Barreiro Rivas señala que los Procopios del doctor Salorio hacían desfilar al pueblo gallego ante una masa de admiradores, con la elegante suficiencia de quien se sabe “un fue y un será, y casi un estar siendo”.

“Un pseudónimo no es siempre necesariamente un modo de ocultarse. Para eso están los anónimos”, decía el propio Sánchez Salorio en un artículo. Y él sabe de pseudónimos, de hecho ha utilizado más de uno en sus escritos, como Doktor Pseudonimus. Aunque en un escrito de 2016 aseguró que Procopio “reclama sus derechos como alter ego más antiguo y principal“, y lo definía como “memoria de esa vida que siempre se pierde al vivir la vida propia. Alter ego. Ese yo que yo hubiera podido ser y que no fui”.

Una vida volcada en la Universidad

Como él mismo explicaba en una entrevista concedida a la revista oficial del Colegio Médico de A Coruña en 2010, nació en esta ciudad el 22 de enero de 1930. “Mi padre Manuel Sánchez Mosquera fue oftalmólogo, con ejercicio profesional exitoso en La Coruña. En la Facultad de Medicina de la Universidad de Compostela, salvo bedel y decano, fui todo lo que se podía ser: alumno, secretario y vicedecano…”. Obtuvo el Premio Extraordinario de Licenciatura y el Premio Nacional Fin de Carrera. Recién licenciado pasó un año en Alemania en la Augenklinick de Bonn.

Relata que cuando estudiaba Fisiología 2 llegó un catedrático que venía de Madrid. “Tenía menos de treinta años, fumaba en clase sin parar, se sentaba en la mesa de la tarima y movía las manos como sólo se las he visto mover a Marcelo Mastroiani. De vez en cuando interrumpía la lección para preguntarnos cosas. Si la anatomía representaba la muerte, todo lo que explicaba don Ramón Domínguez era vida palpitante: cómo circulaba la sangre, por qué se aceleraba la respiración en el ejercicio físico, que ocurría con las hormonas cuando nos emocionábamos… A los quince días de la llegada de Ramón Domínguez a Santiago de Compostela yo lo tenía muy claro: quería ser como él. Desde aquel momento supe que toda mi vida iba a estar vinculada a la universidad. Todo eso ocurrió en enero de 1948″.

Fue el creador de la escuela pronto conocida en Europa como “The baby school of Santiago”, vivero de profesionales y docentes que han ocupado cátedra en varias universidades españolas. Como él mismo reconocía en una entrevista en El Correo Gallego en 2019, pasamos “a principios de los años setenta de ser importadores a ser exportadores de catedráticos”. Ha sido, además, presidente de la Asociación Española de Oftalmología y fundador de la Escuela Gallega de Oftalmología.

Medicina: arte, ciencia, oficio

En la citada entrevista Sánchez Salorio señala que el ejercicio de la Medicina “es un arte basado en una ciencia que se ejerce a través de un oficio“. Admite que las técnicas de diagnóstico por imagen han perfeccionado nuestra mirada y los avances de la farmacología “han aportado una contundencia terapéutica difícil de imaginar cuando yo inicié la carrera. Pero, al menos los casos complicados, no se diagnostican “mirando” sino “discurriendo”. Ahí el oficio del médico está más próximo al del detective –los síntomas se “detectan”– que al del científico”.

Y concluía con toda una declaración de intenciones preguntado por lo que esperaba de la vida: “Pues algo parecido a lo que Cunqueiro pone en boca de von Kleist: seguir teniendo mañanciñas de sol para cabalgar e soños para fuxir. Aunque uno no sepa muy bien hacia donde cabalga ni por qué hay algo de lo que debe seguir huyendo…”.

App para predecir el riesgo en pacientes COVID-19

La Cátedra COVID19 de la Universidad de Alcalá que dirige Melchor Álvarez de Mon, miembro del Comité de Honor de Asomega y anterior presidente de la entidad, ha desarrollado una app gratuita para profesionales médicos que busca ayudarles en el diagnostico de pacientes Covid-19 mediante una estimación del riesgo de presentar una evolución negativa.

Ejemplo de aplicación de la app de prevención de riesgos en pacientes de Covid-19

Esta aplicación es el resultado práctico del estudio publicado en el el Journal of Personalised Medicine (MDPI), una de las revistas médicas especializadas más prestigiosas del mundo, titulado “A Predictive Model and Risk Factors for Case Fatality of COVID-19”.

La propia herramienta ya advierte de que no pretende proveer un diagnóstico. “La probabilidad estimada por la herramienta pretende ayudar a un profesional sanitario en el diagnóstico/triaje de pacientes infectados con Covid-19”, señala.

Lo que analiza e identifica el estudio en el que se basa la app son las variables que determinan una evolución negativa una vez el paciente se ha infectado. 

El análisis matemático-científico identifica y prioriza las variables que más peso tienen en predecir la evolución del paciente. La herramienta ayuda a los profesionales sanitarios a estimar con un alto grado de probabilidad el riesgo de ingreso en UCI o de muerte del paciente a partir de un simple análisis de sangre, lo que les da armas para obrar en consecuencia.

Las variables con mayor peso predictivo de la evolución de un paciente infectado son:

• Nivel de saturación de oxígeno en sangre (pulsiómetro): 20%
Edad: 18%
• Ratio de linfocitos (sobre leucocitos): 14%
• Nivel de proteína C-reactiva (es un marcador de la reacción inflamatoria): 13%
Comorbilidades o patologías previas del paciente: 13%
• Número de leucocitos: 9%
Sexo (las mujeres presentan un menor riesgo de evolución negativa): 6,8%
• Nivel de Dímero-D (otro potente marcador de la reacción inflamatoria): 6,2%

ESTUDIO SOBRE 3.500 PACIENTES

El estudio se ha desarrollado a partir de los datos de 2.000 pacientes recogidos por HM Hospitales durante la primera ola. El modelo resultante se testó contra los datos de otros 1.500 pacientes recogidos por el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares mostrando un 82% de acierto. Finalmente, se refinó realizando el mismo trabajo sobre la muestra total de los 3.500 pacientes de ambos grupos hospitalarios.

La Cátedra que dirige el profesor Álvarez de Mon tiene muy avanzada la segunda fase del proyecto de investigación. En ella el equipo médico y matemático está investigando la desproporcionada respuesta inmunológica e inflamatoria que se produce en los enfermos de COVID-19 sobre la base del análisis de múltiples biomarcadores en los sueros sanguíneos de los pacientes infectados.

El trabajo ayudará a entender la respuesta del organismo. También, a identificar nuevas dianas terapéuticas y a predecir qué pacientes se beneficiarán más de unos u otros tratamientos.

Estratificación de riesgos según la app desarrollada en la cátedra dirigida por Álvarez de Mon

El Consello para la Innovación Sanitaria ya cuenta con un miembro de Asomega

Pilar Rodríguez Ledo, socia de Asomega, se incorpora al Consello para la Innovación en Materia Sanitaria de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia.

Rodríguez Ledo, que además es vicepresidenta de SEMG y responsable de su área de Educación Médica, es médico de familia y actualmente ejerce como subdirectora de humanización, calidad y atención a la ciudadanía del área sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos. Se da la circunstancia de que este último distrito, el de Monforte de Lemos, lo dirige desde principios de año la vicepresidenta de Asomega, Inmaculada Ramos.

Las otras incorporaciones al consello que ha decidido la Consellería dirigida por Julio García Comesaña, a propuesta del gerente de Sergas, son las siguientes:

Alejandro Ávila (pediatra, actual subdirector de hospitalización y urgencias del área sanitaria de A Coruña y Cee y coordinador del nodo de innovación de dicha área).
Blanca Cimadevila (jefa del servicio de integración asistencial de la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Sergas).
Javier Quiles (físico experto en imagen médica, actual subdirector de sistemas y tecnologías de la información del área de Ferrol).
José María Romero Fidalgo (actual director del área de desarrollo e innovación sanitaria de la Agencia para el Conocimiento en Salud, ACIS).
Benigno Rosón, subdirector general Sistemas y Tecnologías de la Información de la Consellería
Marta Piñeiro, farmacéutica y jefa de servicio de control y auditorías de la Dirección General de Salud Pública.
Miguel Ángel Máñez, economista especializado en gestión sanitaria.

El Consejo para la Innovación en Materia Sanitaria nació en 2013 como órgano de carácter permanente y consultivo formado por personas de relevancia en materia de innovación en salud. Su fin es la promoción de la innovación en la Consellería de Sanidad y el Servicio Gallego de Salud.

El trabajo que tiene por delante este Consello lo expuso el conselleiro en su comparecencia parlamentaria de exposición de líneas de trabajo para esta legislatura. En ella se refirió a avances en las áreas de la telemedicina, salud comunitaria, compra pública innovadora e investigación clínica. También la integración de herramientas de inteligencia artificial y big data, impresión 3D o simulación clínica.

Inmaculada Ramos, nueva directora del Hospital de Monforte

Es el signo de los tiempos: la presentación de Inmaculada Ramos, vicepresidenta de Asomega, como directora del distrito sanitario de Monforte tuvo lugar en un acto híbrido, presencial y online. En el salón de actos del Hospital de Monforte estuvieron presentes, además de la recién nombrada, el conselleiro de Sanidade de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña, y los responsables de los servicios del centro hospitalario. Virtualmente se sumaron al acto otras autoridades como alcaldes de la zona y representantes de otras instancias políticas e institucionales.

Intervención del conselleiro de Sanidade, García Comesaña, en la toma de posesión de Inmaculada Ramos como directora del distrito sanitario de Monforte

Entre los retos que afronta destaca la ejecución de la esperada reforma del centro hospitalario, aprobada en febrero de 2019 pero pospuesta por diversas circunstancias, la última de ellas, la pandemia. García Comesaña aprovechó el acto de presentación de Ramos para anunciar que la primera fase de estas obras del Hospital de Monforte ya está adjudicada. Se trata de un primer tramo, a ejecutar en seis meses, valorado en 1,4 millones de euros dentro del total de 15 millones a que ascenderá la reforma en su conjunto y se concretará en la reforma del hospital de día oncohematológico y hospital de día polivalente, así como la ampliación del área de farmacia.

Profesional de primera

“Es un honor ser la primera mujer al frente de este hospital”, dijo Inmaculada Ramos en su acto de presentación. Puntualizó que, siendo ella de Quiroga, viene “a mi casa, este es mi hospital; por aquí han pasado y seguirán pasando mis familiares, amigos y vecinos”.

No solo es la primera mujer, también se da la circunstancia de que es el primer responsable que se hace cargo de esta función con la denominación de directora del distrito sanitario, que engloba además de la dirección del Hospital de Monforte la coordinación de toda la atención primaria del distrito. De ahí que se plantee como uno de sus mayores retos, como señaló el propio conselleiro, la coordinación entre niveles asistenciales.

Según la información difundida por Sanidade, Inmaculada Ramos “conta cunha ampla formación en xestión sanitaria, especialmente en implementación de novos proxectos e servizos asistenciais”. Destaca que tiene un máster en administración y dirección de servicios sanitarios por el Icade y otro en economía en salud y gestión sanitaria por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Es además especialista en dirección y gestión de recursos humanos por la Escuela Nacional de Sanidad. Además, tiene experiencia práctica como directora médica tanto en en hospitales públicos españoles como en empresas de servicios sanitarios. Ocupó este cargo en el Complejo Hospitalario de Toledo y en el Hospital Nacional de Parapléjicos, y fue consejera técnica del área médica de la Subdirección General de Conciertos del Insalud. Trabajó también como directora médica en distintas empresas, una de ellas la alemana Linde Healthcare, especializada en gases medicinales aplicados a terapias respiratorias.

El presidente de Asomega, entrevistado en ‘La Voz de Galicia’

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, desde su puesto de jefe de Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid, es una voz más que autorizada para tomar el pulso a la evolución de la pandemia. Recientemente fue entrevistado en ‘La Vanguardia‘ y ahora es ‘La Voz de Galicia‘ quien lo incluye en sus páginas.

En esta entrevista analiza la situación en la que nos encontramos en este momento en el que la percepción de que la tercera ola va llegando a su fin nos obliga a extremar las precauciones para evitar rebotes no deseados. Recogemos algunas de sus declaraciones:

Entrevista a Julio Ancochea en 'La Voz de Galicia'

Pinche sobre la imagen para ver la entrevista completa de ‘La Voz de Galicia’ en nueva ventana

INCÓGNITAS
“El virus es todo un enigma que no deja de darnos sorpresas. Del 90 % conocemos la cronología, pero nos preocupan esos siete u ocho días después de contagiarse, cuando se produce la tormenta de citoquinas y el paciente entra en fase inflamatoria. A veces se controla con oxigenoterapia, pero algunos incluso ingresan en la uci, intubados. Ese entre el 5 y el 10 % de los pacientes que evolucionan mal nos inquieta muchísimo”.

APRENDIZAJES
“Hemos aprendido a trabajar en equipo, con anestesistas, internistas… Cada uno aporta para mejorar el manejo integral del enfermo. Y también hemos aprendido a profundizar en los valores, en una medicina basada en los afectos. Un paciente en la uci está solo y su familia no lo ve ni puede visitarle. Nosotros somos en el hospital su familia, y el puente entre ellos”.

¿CUARTA OLA?
“No puede haber 17 comunidades autónomas con 17 normas. La salud pública no admite ideologías. Tenemos expertos en epidemiología, neumología, salud pública…. que son los que tienen que establecer el marco que los políticos deben llevar a la práctica”.

Julio Ancochea en La Vanguardia: “Soy un médico militante”

La contra” del diario La Vanguardia es una de las secciones más vistas del periódico por la frescura de sus entrevistas y una selección de personajes vinculada con la actualidad pero que siempre aportan un punto de vista diferente. El elegido hoy es el presidente de Asomega, Julio Ancochea.

Julio Ancochea, entrevistado en 'La Vanguardia'

La entrevista pone el acento en la dimensión humana de la medicina que el presidente de Asomega defiende, practica y difunde fundamentalmente desde la dirección del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid, pero también desde el resto de sus responsabilidades. Entre ellas, además de la presidencia de Asomega, se encuentra la dirección de diversas cátedras de la Universidad Autónoma de Madrid, el proyecto ‘Be Neumo, Be You’, la Red TBS que acaba de editar el libro “Memorias de la Covid-19, relatos de la fase 1“, etc.

La pandemia es, inevitablemente, uno de los asuntos centrales de la entrevista a Julio Ancochea. A este respecto, defiende lo que ya ha manifestado en múltiples ocasiones: “Las decisiones que tomen las autoridades sanitarias deben sustentarse en el conocimiento científico“. Lamenta que, a pesar de que en España tenemos grandes epidemiólogos, clínicos, infectólogos, inmunólogos, virólogos, etc., a estos profesionales no se les tiene en cuenta como deberían a la hora de tomar las decisiones.

Asegura que a sus adjuntos (“mas bien adjuntas, me encanta la feminización de mi servicio”) les pide algo más: “Les pido que sean buenas personas“. Esto resulta especialmente importante en tiempos de Covid-19, en los que no se puede dejar atrás a los pacientes porque los hay con “secuelas muy importantes y variadas que van desde la esfera psicoemocional hasta la respiratoria. El seguimiento es necesario”.

El presidente y vicepresidente de Asomega dirigen la Cátedra Chiesi de la UAM

Julio Ancochea y Francisco García Río son los responsables de la nueva Cátedra Chiesi del Departamento de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). La iniciativa parte de la colaboración entre este centro universitario, la compañía farmacéutica de origen italiano y la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid).

Julio Ancochea y Francisco García Río dirigen la Cátedra Chiesi de la UAM

Julio Ancochea, que además es profesor titular de la Facultad de Medicina de la UAM y jefe del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid, ha señalado que “el objetivo de la cátedra es profundizar en la formación académica, metodológica e investigadora de jóvenes neumólogos, cirujanos torácicos y otros profesionales con especial interés en el campo de las enfermedades respiratorias, que permitan la adquisición de competencias y habilidades relacionadas con la investigación científica de calidad”.

Por su parte Francisco José García Río, también profesor titular de la Facultad de Medicina de la UAM y jefe de la Sección de Neumología del Hospital Universitario La Paz de Madrid, señala que “la COVID-19 ha cambiado profundamente la dimensión e importancia de la investigación y la docencia en las enfermedades respiratorias. Asimismo, ha puesto de manifiesto la importancia de disponer de Unidades Respiratorias de Cuidados Intermedios o UCRIS, lideradas por neumólogos. Su implementación es un reto muy importante para las autoridades sanitarias y la sociedad”.

Becas de Neumomadrid

Los alumnos de la Cátedra podrán concurrir a las convocatorias de becas Neumomadrid, que concederá anualmente una de 9000 euros, dos de 7000 y cuatro de 5000 para proyectos de investigación.

La Cátedra realizará cada año un programa de actividades dirigido a desarrollar, entre otros, los siguientes objetivos:

  • realizar actividades docentes de postgrado relacionadas con enfermedades respiratorias en el Programa de Doctorado en Medicina y Cirugía
  • participar en actividades docentes de postgrado en materias relacionadas con investigación en enfermedades respiratorias
  • alentar la realización de investigaciones
  • favorecer la difusión y conocimiento de las investigaciones realizadas mediante publicaciones
  • facilitar la inserción profesional de los estudiantes de postgrado de la Universidad Autónoma de Madrid
  • fomentar la colaboración entre la Universidad Autónoma de Madrid y el ámbito empresarial.

400 profesionales se forman online en ventilación mecánica no invasiva

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, dirige la “Cátedra UAM-Linde de docencia e investigación en innovación en la gestión integral del enfermo respiratorio crónico (Integra)”, que ha organizado el webinar “Curso básico de Ventilación Mecánica No Invasiva (VMNI)”. Dirigido a profesionales sanitarios, su objetivo ha sido aportar formación específica fundamental sobre este soporte ventilatorio.

La cátedra UAM-Linde es fruto de una colaboración entre Linde Healthcare y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), con el apoyo de la Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid (FUAM) y la Secretaría Técnica de la Fundación Teófilo Hernando (FTH).

En el arranque de las sesiones, el doctor Ancochea, que además es jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa y profesor titular de la UAM, resaltó el esfuerzo, la dedicación, el espíritu de lucha y el servicio al paciente y al ciudadano de los profesionales de la salud durante la pandemia. Entre sus palabras de elogio al colectivo de enfermería destacó la actividad docente y dedicación de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Cátedra UAM Linde.

Anuncio de una nueva edición

Ancochea mostró su satisfacción por el gran alcance de este curso digital: ha superado los 400 inscritos, lo que ha llevado al equipo de la cátedra a plantear próximamente una segunda edición de la iniciativa.

También ha ejercido como profesor de este curso Francisco García Río, presidente electo de Separ y vicepresidente de Asomega, quien destacó la trascendencia y relevancia de la salud respiratoria para la sociedad, aspecto que ha sido puesto de relieve aún más con la pandemia actual.

Además, remarcó la importancia del campo de la ventilación mecánica no invasiva como uno de los principales motores de tracción de la neumología del futuro: “Los avances en neumología a lo largo de las próximas décadas van a estar condicionados por distintas áreas de desarrollo y sin duda alguna la ventilación mecánica no invasiva es una de ellas, si no la más importante”, declaró.

“La supervivencia de niños con cáncer es ya del 81% a los cinco años, pero se puede mejorar”

A finales de mayo pasado estaba prevista la celebración del Congreso Anual de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (Sehop) en Badajoz, durante el cual la Asamblea extraordinaria elegiría la junta directiva para los próximos cuatro años. La pandemia también se llevó por delante este evento y obligó a realizar telemáticamente la elección, que tuvo lugar el pasado 14 de noviembre.  El resultado fue que la candidatura encabezada por la actual presidenta, Ana Fernández-Teijeiro -miembro también de la Junta Directiva de Asomega- logró la reelección para otros cuatro años

El reconocimiento de su especialidad y del resto de especialidades pediátricas y el apoyo a la investigación básica y clínica en su campo son dos de los objetivos inmediatos que se plantea la junta directica de Sehop que vuelve a liderar Ana Fernández-Teijeiro. El fin de todo ello es incuestionable: aumentar aún más la supervivencia de menores enfermos de cáncer y limitar sus secuelas.

Ana Fernández-Teijeiro en su hospital

Ana Fernández-Teijeiro en su hospital.

¿Con cuántos asociados cuenta actualmente Sehop?
Con fecha de noviembre 2020, la SEHOP cuenta con un total de 358  socios, 289 socios activos y 69 socios jubilados. La mayoría somos pediatras oncólogos, hematólogos y onco-hematólogos, pero también contamos con hematólogos con dedicación específica a los niños, oncólogos radioterápicos, cirujanos pediátricos, anatomopatólogos, radiólogos, biólogos moleculares, farmacéuticos, psicólogos y neuropsicólogos y enfermería.

¿Se presentaron más candidaturas a las elecciones aparte de la suya?
Era la única candidatura, integrada por las tres mismas personas que me acompañaron cuando nos presentamos a las elecciones por primera vez hace cuatro años. Tras un período de reflexión entre nosotros, a la vista de los logros de estos últimos cuatro años y los proyectos todavía en desarrollo, pensamos que cuatro años más nos permitirían darles continuidad y concluirlos.

Desarrollar y potenciar la investigación clínica en Oncología Infantil es un objetivo central de la sociedad. ¿Las circunstancias actuales dificultan el desarrollo de la investigación en otros campos que no sean los directamente afectados por la pandemia?
Aunque la atención en las unidades de Onco-Hematología pediátricas no se ha interrumpido, a estas alturas todavía es difícil saber cómo la pandemia ha podido condicionar el diagnóstico y tratamiento de nuestros pacientes y su repercusión a largo plazo en la supervivencia. Además, y no menos importante, desgraciadamente también hemos sufrido la suspensión temporal de la investigación básica en cáncer y la limitación en el registro y monitorización de los ensayos clínicos en curso como consecuencia de la pandemia.

Hace más de cinco años la Fundación de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (FSEHOP) se propuso la creación de una plataforma con el objetivo de que nuestro país pudiera participar en ensayos clínicos y estudios internacionales de manera reglada, y apoyar así a los investigadores y oncólogos/hematólogos pediátricos. Esto permitiría implementar nuevos estándares de tratamiento para niños y adolescentes en España, incorporando nuevos fármacos y
tratamientos más seguros a la práctica clínica. En 2017 se puso en marcha la Plataforma ECLIM-SEHOP, que actualmente gestiona más de 20 ensayos internacionales.

A pesar de que en este último año se ha objetivado incremento de la actividad de esta plataforma, tanto en el número de pacientes registrados en los ensayos clínicos y bases de datos como en la actividad de nuestra plataforma para compartir imágenes, el ritmo de reclutamiento se ha visto afectado por la pandemia de Covid-19 durante el primer semestre de 2020. Aunque se han incorporado cuatro nuevos estudios a la cartera de la plataforma sin duda el mayor impacto del estado de alarma ha sido el retraso para la puesta en marcha de estos.

¿Qué proyectos tiene actualmente la Sehop en desarrollo?
Para nosotros lo más importante, nuestro principal objetivo es continuar trabajando por mejorar la supervivencia de los niños y adolescentes con cáncer en España. En 2020 la supervivencia en España de los niños menores de 14 años con cáncer es del 81% a los 5 años, superior a las de los análisis de 2019, un logro muy importante, pero todavía tenemos margen de mejora.

Con la ayuda del Ministerio de Sanidad y de las consejerías de las diferentes comunidades autónomas queremos mejorar la ordenación del cáncer infantil en España y definir redes de colaboración entre los centros más grandes y los más pequeños que posibilite que todos los pacientes reciben las mejores oportunidades de curación, con un diagnóstico y estadiaje adecuado y su inclusión en ensayos clínicos internacionales al tiempo que se facilita la atención compartida en las unidades más próximas al domicilio habitual.

Desde SEHOP, y con el soporte de nuestra Plataforma ECLIM-SEHOP, queremos que España participe en nuevos estudios y ensayos clínicos internacionales, como el estudio ALLTogether para leucemia linfoblástica aguda, el tumor maligno más frecuentes de los niños, todo un reto logístico, por la necesidad de realizar estudios moleculares complejos. También queremos abrir los estudios para sarcomas de partes blandas y para gliomas de bajo grado.

Queremos curar más pero también queremos curar mejor y que nuestros pacientes tengan menos secuelas del tratamiento a largo plazo. Actualmente más del 70% de los supervivientes de cáncer infantil tienen algún tipo de secuela que puede condicionar su vida adulta y su integración social. Por eso queremos desarrollar el proyecto europeo del pasaporte del superviviente para el adecuado seguimiento de los pacientes y las secuelas del tratamiento.

Para todo ello necesitaremos recursos, apoyo económico, y no solo de las fundaciones que colaboran y las donaciones que recibimos. El Ministerio de Sanidad y las consejerías de salud deben respaldar la investigación básica y clínica y realizar una apuesta clara por la ordenación del cáncer infantil y de los adolescentes.

Desde 1980 nuestra sociedad cuenta con el Registro español de Tumores Infantiles (RETI-SEHOP) gracias al cual podemos conocer la epidemiología del cáncer pediátrico en España. Sabemos que está a la altura de los mejores registros europeos y mundiales y para SEHOP es una prioridad garantizar la continuidad de su actividad a través del convenio que nuestra sociedad tiene con el Ministerio de Sanidad y la Universidad de Valencia. Conseguir que mejoremos el registro de los pacientes entre 14 y 18 años, muchos de los cuales son atendidos en unidades del adulto, nos permitirá mejorar la atención a los pacientes de este grupo de edad.

Queremos seguir trabajando con la Asociación Española de Pediatría (AEP) en el reconocimiento de nuestra especialidad y del resto de las especialidades pediátricas, un tema especialmente importante para los más jóvenes y para garantizar la adecuada cobertura de las plazas vacantes por pediatras con acreditación reconocida en la especialidad en cuestión. 

Y, por último, pero no menos importante, queremos seguir colaborando con la Federación de padres de niños con cáncer en la visibilidad del cáncer pediátrico y en sus demandas de apoyo a los pacientes y sus familias.

¿Qué balance hace del tiempo que lleva al frente de la sociedad y qué espera de este nuevo periodo?
El balance de estos primeros cuatro años no puede ser más satisfactorio. He tenido la inmensa suerte de haber podido contar con los mejores colaboradores dentro de la Junta directiva, tanto durante los dos primeros años como en los dos últimos. Y también porque nos hemos sentido respaldados y todos los miembros de nuestra sociedad han trabajado con nosotros, han respondido a nuestras peticiones y nos han ayudado a poner en marcha nuestras iniciativas. Han sido cuatro años de mucho trabajo, pero muy gratificante. Ha sido un período de aprendizaje, de asumir las
nuevas tareas y responsabilidades, de crear equipo dentro de la Junta Directiva y distribuir tareas, de contactar con interlocutores en las instituciones y establecer vínculos con otras sociedades científicas, fundaciones y asociaciones de pacientes. La verdad es que ha sido muy enriquecedor y estos cuatro años han sido para mí, sin duda, un período de crecimiento personal. Todos los miembros de la Junta de SEHOP hemos trabajado como un equipo compacto para intentar mejorar la atención a los niños y adolescentes con cáncer en España. Y los pasos que ya se han ido danto en la ordenación del cáncer infantil y la consolidación de la Plataforma ECLIM-SEHOP nos permite en la actualidad ofrecer mejores oportunidades de curación a nuestros pacientes, dentro de ensayos clínicos internacionales, de acuerdo con los mejores controles de calidad.

Para los próximos cuatro años queremos que la ordenación del cáncer pediátrico y de los adolescentes sea una realidad. Queremos ampliar nuestra cartera de ensayos dentro de la plataforma y conseguir aumentar el número de pacientes que se tratan dentro de estos ensayos para garantizar la equidad en la atención y que todos los pacientes tengan las mejores oportunidades de curación. Para 2022 queremos tener ya implantado en España el pasaporte del superviviente, un proyecto en el que vamos con el resto de los países de la UE. Queremos que sea una realidad el reconocimiento de nuestra especialidad. Y seguiremos trabajando para que el cáncer infantil, los retos actuales de su diagnóstico y tratamiento y las necesidades de los pacientes y sus familias, sean visibles tanto en las instituciones como en la sociedad en general.

¿Tiene cuantificada la presencia de gallegos en la Sehop? ¿Y su implantación en
Galicia?
En SEHOP, según los datos revisados, actualmente somos 16 gallegos, 14 socios en activo y dos socios jubilados, 13 con domicilio en Galicia y tres vivimos en otras comunidades autónomas.

Julio Ancochea, entre los “Best Doctors Spain” de Forbes

Julio Ancochea, presidente de Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid, aparece en la selección ‘Best Doctors Spain‘ que ha publicado Forbes España. El libro recoge los nombres de los facultativos que han aparecido en las ediciones 2017, 2018 y 2019 del ranking ‘Best Doctors’, que elabora anualmente Forbes España.

Julio Ancochea, presidente de Asomega, en el Best Doctors Spain de Forbes

En este listado se han tenido en cuenta los méritos científicos, reconocimientos y galardones recibidos, la presencia en los medios de comunicación, la opinión de los pacientes, el impacto de los médicos en relación con el nombre del hospital en el que trabajan o la ocupación de puestos de relevancia, además de sus aportaciones en el ámbito de la asistencia, la investigación y la docencia.

En total se reconoce a 165 médicos de 27 especialidades de centros públicos y privados. Puede consultar el listado completo en esta noticia de Servimedia.

La edición en español de la revista ‘Forbes‘, fundada originalmente en 1917 en Estados Unidos, llegó a los quioscos españoles en marzo de 2013, editada por el grupo SpainMedia.

Asomega, muy bien representada

Pero la de Julio Ancochea no es la única presencia de la Asociación de Médicos Gallegos en este listado. También aparecen en ella Eduardo López-Bran, socio fundador de Asomega. Actualmente dirige el centro Imema, además de ser jefe de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y director del Instituto de Enfermedades y Cirugía de la Piel del mismo hospital.

La otra representación de Asomega en el listado es la de Carlos Cenjor, jefe de Servicio de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial de la Fundación Jiménez Díaz. Es además profesor titular de su especialidad en el Departamento de Cirugía de la Universidad Autónoma de Madrid.

Actualización sobre leucemia aguda en el MD Anderson Cancer Center

Esta semana tendrá lugar el evento anual de actualización sobre leucemia del MD Anderson Cancer Center en Madrid, iniciativa que alcanza su novena edición y que, a tenor de las circunstancias a las que obliga la pandemia, se celebra de forma íntegramente virtual. Adolfo de la Fuente Burguera, socio de Asomega y jefe del Servicio de Hematología del centro, es uno de sus coordinadores junto a Miguel Ángel Sanz, del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

Adolfo de la Fuente

Adolfo de la Fuente

El tratamiento de la leucemia aguda vuelve a centrar esta iniciativa, que se desarrollará entre los próximos días 23 y 26 de septiembre. Diagnóstico, malignidades mieloides MDS y MF, inmunoterapia o Covid-19 serán algunos de los asuntos tratados en las diferentes mesas.

Beca de 3.000 €

La principal novedad de este año es la inclusión de una evaluación sobre los contenidos de las presentaciones que se ofrecerán en la reunión. Una vez que termine el evento, se publicará en la web una prueba a la que se podrá acceder durante los siguientes quince días. Los participantes se someterán a una prueba de duración determinada para la que solo tendrán una oportunidad.

A los tres mejores resultados se les otorgará una beca de 3000 €. La organización ha estipulado que, en caso de empate, el premio se entregará a quien enviara primero sus respuestas.

Adolfo de la Fuente estudió en la Universidad de Santiago de Compostela con estancia en la de Pittsburgh e hizo la residencia en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Desde 2019 es director del Departamento de Hematología del Hospital MD Anderson Cancer Center de Madrid, donde inició su trayectoria como médico adjunto en 2008. Aquí ha colaborado en numerosos ensayos clínicos y también ha participado en eventos internacionales de primer orden relacionados con su especialidad. 

Dos destacados miembros de Asomega optan a presidir Separ

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) prepara ya el relevo de Carlos A. Jiménez-Ruiz como presidente de la entidad. Recientemente se han hecho públicas las ternas de candidatos que optarán a la renovación de cargos y la de presidente incluye dos nombres muy ligados a Asomega, no en vano ambos pertenecen a la Junta Directiva de la entidad: Esther Barreiro y Francisco García Río.

El tercer candidato en liza es Francisco Álvarez Gutiérrez, adjunto del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Se da la circunstancia de que el actual presidente de Asomega, Julio Ancochea, ostentó también la presidencia de Separ entre 2006 y 2009.

Esther Barreiro y Francisco García Río en el pasado Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega.

Esther Barreiro y Francisco García Río en el pasado Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega.

La votación por medios electrónicos se producirá entre el 13 de octubre y el 13 de noviembre y el anuncio de los resultados se hará público al día siguiente en el transcurso de la Asamblea General de Socios, que este año se celebra en formato virtual coincidiendo con la celebración también online del 53º Congreso Nacional de Separ.

Esther Barreiro

Neumóloga del Hospital del Mar de Barcelona, Esther Barreiro lidera un equipo de investigación sobre Desgaste Muscular y Caquexia en Enfermedades Crónicas Respiratorias y Cáncer de Pulmón en el Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM) en Barcelona. Estudió Medicina en la Universitat de Barcelona.

Coordina la línea de Cáncer del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y forma parte del Comité de Planificación de la Asamblea Respiratory Structure and Function (RSF) de la American Thoracic Society y del Comité de Planificación de la Pulmonary Rehabilitación Assembly de la ATS.

Además, es editora jefe de la revista Archivos de Bronconeumología, que el año pasado consiguió llegar a un nivel de factor de impacto (4.214) que la colocó en la categoría de primer cuartil de las revistas pertenecientes a “Respiratory System” de la empresa Clarivate del Journal Citation Reports (JCR). Desde julio 2011 también es editora asociada de la revista norteamericana Journal of Applied Physiology.

“De resultar elegida, mis objetivos se centrarán en fomentar las relaciones entre los órganos rectores, mantener activa la multidisciplinariedad y promover a los jóvenes. La internacionalización sostenida de la sociedad para sustentar su preeminencia europea y con sociedades hermanas latinoamericanas será otro gran objetivo”, ha dicho a Redacción Médica.

Francisco García Río

Francisco José García Río es doctor en Medicina y Cirugía, neumólogo y profesor titular de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Nació en Galicia en 1964 y pasó buena parte de su juventud en Santiago. Es vocal de la Junta Directiva desde 2016 y responsable del Comité Científico de la Asociación.

Actualmente, es jefe de Sección de Neumología del Hospital Universitario La Paz y vicedecano de profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Sus principales líneas de investigación se centran en la comorbilidad de los trastornos respiratorios del sueño, la patogenia de la limitación al flujo aéreo y la sistematización de la exploración funcional respiratoria. Ha dirigido y participado en numerosos cursos acreditados, proyectos de investigación y ensayos clínicos.

En declaraciones a Redacción Médica ha señalado que se compromete a “impulsar la gran oferta docente y formativa de Separ, con una mayor vinculación a la Universidad y organismos del máximo prestigio, reestructurar nuestra actividad de investigación, innovación y transferencia para lograr un mejor alineamiento con los planes nacionales y europeos de I+D+i y potenciar nuestra internacionalización”.

Chema Álvarez: aviones contra la Covid-19

Privilege Style, la única aerolínea española que no ha hecho un ERTE durante la pandemia, está dirigida por un gallego de Pobra de Trives. Chema Álvarez, amigo y seguidor de Asomega, ha sido noticia en las últimas semanas por la actividad desplegada por su compañía, consistente en la organización de vuelos de retorno a sus países de expatriados y traslado de material sanitario desde China.

Según ha informado recientemente ‘La Voz de Galicia‘, los cuatro aviones españoles de Privilege Style han hecho durante estos meses de pandemia cerca de 50 rotaciones a África, América, Asia y Europa para repatriar a ciudadanos de diversos países, además de transportar material sanitario.

Uno de los más recientes vuelos ha sido a principios de junio cuando se repatrió a 300 españoles atrapados en Perú. Buena parte de ellos se encontraban en el país andino haciendo turismo y se vieron afectados por el cierre de fronteras decretado el 16 de marzo.

También ‘La Vanguardia‘ se ha hecho eco de la actividad de la empresa de este gallego de Trives. Entrevista a la sobrecargo de uno de sus aviones, Bérengère Bianconi, que afirma trabajar “en una compañía muy singular en todos los aspectos: nuestro jefe, Chema, tiene el mismo nivel de exigencia por la seguridad como de obsesión por que estemos bien a todos los niveles”. Añade que Privilege ya contaba con protocolo para la Covid desde enero.

En Masterchef

Aunque la presencia mediática más sonada de Chema Álvarez y su compañía ha venido de la mano de uno de los ‘realities’ de moda: Masterchef. En su última edición el concursante que finalmente resultó eliminado, a las puertas de la final, dijo: “Dedico este postre a mi amigo Chema. Se lo quiero dedicar a él porque después de lo acontecido en los últimos días se ha dedicado a llevar gente de un país a otro para volver a sus ciudades, a traer material sanitario…” .

A raíz de esta anécdota, “La Voz de Galicia” ha hecho un repaso de la trayectoria de Álvarez. Recuerda que la aerolínea fue creada en 2003 y es la mayor compañía española de vuelos privados de capacidad media

Privilege Style está especializada en vuelos privados para grupos VIP y entre sus clientes cuenta con equipos de fútbol como la selección española, el Barcelona, el Real Madrid, el Atlético de Madrid, el Valencia o el Athletic de Bilbao, entre otros.

Añade el diario gallego que Chema Álvarez siempre ha estado muy ligado a Ourense, a pesar de residir desde hace años en Mallorca. En el 2013, bautizó uno de sus aviones como Eduardo Barreiros, el empresario gallego de la automoción, y en 2015 nombró otro como Auria en homenaje a Ourense, tras realizar una votación popular en las redes sociales.

José María Eiros: la palabra clave en la era del Covid-19 no ha de ser incertidumbre, sino esperanza

Una de las últimas ediciones del programa “La Sala” que conduce Miguel Castañeda en Castilla y León TV ha tenido como invitado a José María Eiros, catedrático de Microbiología, director del Centro Nacional de Gripe de Valladolid y jefe de servicio en el Hospital Rio Hortega de la capital castellanoleonesa.

A lo largo de esta extensa entrevista el vicepresidente de Asomega responde a preguntas sobre la inusitada expansión del SARS-CoV-2, su experiencia personal como paciente de la Covid-19 y su percepción sobre cómo la sociedad tiene que afrontar todos los retos que plantea la pandemia.

Así, preguntado por la vacuna asegura que en algunos medios se anuncia para dentro de unos meses señala que “ojalá se logre pero estoy convencido de que no estará disponible a comienzos del otoño“. Explica la importancia de mantener la máxima seguridad de los productos que salen en el ámbito de la vacunación y también de los medicamentos. “Hay cuatro fases y se pueden hacer procedimientos acortados, pero lo que no se saltará el mundo por disciplina ética son los requerimientos exigibles relacionados con seguridad, inmunogenicidad y eficacia real cuando se prueben en voluntarios, y eso llevará un tiempo”, señala.

En cualquier caso, se muestra más que confiado en la competencia de la Agencia Española del Medicamento y seguro de que nuestro país “se alineará en las estrategias de vacunación que sean seguras”.

Una dura experiencia

Respecto a su vivencia como paciente y como responsable hospitalario en medio de la pandemia, José María Eiros asegura sentirse optimista tras haber visto de cerca “el esfuerzo que ha hecho la comunidad médica asistencial o sanitaria pero también la científica, y por supuesto el esfuerzo de revisar lo aprendido”.

La situación se ha afrontado con carencias materiales pero desde la máxima entrega: “Un hospital, tal y como yo lo he vivido, es un compendio de entrega, de donación.  Conviven muchas personas de profesiones distintas con altísima capacidad de servicio y al tiempo sin descuidar, a expensas de sus horas de descanso, las horas de estudio, de actualización, de conocimiento“, asegura. 

Diferente es lo que le sugiere cuanto ve de puertas afuera del hospital. Afirma que “no soy sociólogo, pero viendo las terrazas no sé si cambiará algo tras la Covid-19“. Considera que afrontamos el futuro inmediato desde la incertidumbre de ver “cómo vamos a afrontar un otoño cuando los virus respiratorios que siempre golpean al sistema convivan con la gripe, el SARS-CoV-2 y otros, esperemos que el estrés a que pueda someter a centros asistenciales sea soportable”.

Aun así, cree que pese a estas dudas “nos queda la certidumbre de que somos seres racionales y con corazón, con afecto“.  Por eso el sentimiento que ha de prevalecer es el de la esperanza: “Lo importante es trabajar con información seria, contrastada y con sentido constructivo y con sentido del bien. Es muy fácil criticar y demoler, lo difícil es construir”, afirma.

 

Ga&Ma World, nueva publicación para estrechar lazos entre Galicia y Madrid

Las conexiones empresariales entre Galicia y Madrid son el objeto principal de la revista Ga&Ma World, que acaba de nacer con una tirada de 10.000 ejemplares de distribución gratuita.

El periodista lucense Fernando Ónega es el protagonista de la primera portada de este nuevo medio de comunicación, especialmente enfocado al mundo empresarial y dirigido por Jesús Fuentes.

La revista aspira a convertirse en un altavoz que permita dar a conocer el talento y la capacidad productiva de los empresarios gallegos, tanto en los que ejercen su actividad en la propia comunidad autónoma como en los que trabajan fuera de sus fronteras, especialmente en Madrid. Entre los empresarios que aparecen en el primer número de la revista se encuentran
los CEO de Cenor, Javier González, y de Urovesa, Justo Sierra.

Ga&Ma World también incluye entrevistas a grandes personajes de la sociedad gallega. En el número de apertura aparecen, por ejemplo, la presidenta y fundadora de la Fundación Érguete-Integración, Carmen Avendaño, y la futbolista Verónica Boquete. La revista prestará atención a las cuestiones sociales.

La nueva publicación tendrá periodicidad bimensual y se distribuye a grandes empresas y pymes, asociaciones empresariales, cámaras de comercio, ayuntamientos, diputaciones, grandes hoteles y restaurantes, entre otros.

Ga&Ma World cuenta con un equipo de diez colaboradores que elaboran los reportajes y realizan artículos de opinión sobre diversas cuestiones de la actualidad gallega y nacional.

Delia Cerviño: “No estamos solos, para lo bueno y lo malo. Todo lo que pasa en el mundo nos puede tocar”

Delia Cerviño, coordinadora del Servicioo de Neonatología del Hospital Salvador de Bahía (Brasil), es miembro del Comité Internacional de Asomega y responsable de la delegación Asomega-Bahía. En esta entrevista nos explica cómo se encara desde su servicio la pandemia y reflexiona sobre las condiciones en las se encuentra su país para hacer frente a esta crisis mundial.

Delia Cerviño

Delia Cerviño

A España nos llegan numerosas informaciones que hablan de la virulencia con que la Covid-19 está atacando Brasil. ¿Por qué la pandemia se ha cebado con su país?
En principio no creo que la virulencia de la Covid-19 sea peor que en el resto del mundo. Pasa que somos ahora el epicentro; somos un país de dimensiones continentales, con regiones de diferentes condiciones económicas y sociales.

Pese a estar en segundo lugar del mundo después de Estados Unidos en número absoluto de muertos, hoy estamos en 14º lugar en número de muertos, en relación con nuestra población de más de 200 millones.

Somos partícipes  asociados con otros países involucrados en hacer investigaciones en vacunas. Tenemos una de las entidades mundiales con grandes expertos en producción de vacunas como la Fundación Osvaldo Cruz (Fiocruz).

¿En qué punto se encuentran actualmente, cree que ha pasado lo peor y que ya cabe esperar que decaiga el número de contagiados?
Todavía no sabemos si ha llegado lo peor. Las previsiones apuntan que alcanzaremos el top en junio/julio. No llegamos a tener colapso en salud en ningún momento, excepto en Manaus (estado de Amazonas), que ha mejorado.  Los estados que pertenecen a las regiones norte y nordeste del país están en condiciones socioeconómicas menos favorables. Pero el resto del país ha aguantado y están abriendo el comercio en algunos estados. El lockdown fue aplicado en localidades específicas en barrios donde el número de casos estaba fuera del previsto, con vigilancia fuerte y con multas a las casas comerciales que insistían en permanecer abiertas.

¿Cómo es la situación en su zona, en Salvador de Bahía? 
Bahia empezó el confinamiento social el 13 de marzo  y así seguimos, invitando a los ciudadanos a permanecer en sus casas, cerrando escuelas y cancelando congresos y exposiciones, fiestas, para prevenir la propagación del virus.

Estas medidas consiguieron que la curva  de pacientes positivos con Covid-19 que necesitan ingreso en el hospital esté nivelada hace una o dos semanas y ha sido fundamental para que no tengamos una gran cantidad de muertes. A día de hoy estamos con un 60 por ciento de ocupación hospitalaria clínica (en planta) y 70 por ciento de ocupación hospitalaria de Intensivos. Creo que debemos seguir así cerca de un mes y después empezará a decaer.

El estado de Bahia y la ciudad de Salvador en especial han enfrentado la pandemia con antelación y fue aumentando su capacidad hospitalaria gradualmente, lo que ha prevenido el colapso. Han reabierto el Hospital Español para atender únicamente a pacientes Covid-19 y otros dos grandes hospitales de campaña, además de preparar áreas específicas en los existentes.  Nos llaman la atención las conductas tomadas por el alcalde y el gobierno local, que de común acuerdo han constituido las medidas de enfrentamiento a la pandemia unificando la política de salud, sin disputas políticas, a pesar de que estamos cerca de las elecciones municipales. Un poco distinto a la conducta del gobierno central.

¿En qué condiciones sanitarias ha afrontado Brasil esta crisis?
Las condiciones sanitarias son distintas en determinadas regiones del país. Hay condiciones ideales como en los grandes centros y condiciones más precarias como en las afueras de las grandes ciudades e interiores, así como en el norte y nordeste del país, donde la capacidad económica y social está más complicada.

¿Y los profesionales sanitarios? ¿Se han volcado todos en la pandemia, como ha ocurrido en España, donde profesionales de todas las especialidades se han dedicado a estos pacientes?
Los especialistas en intensivos, anestesistas, fisioterapeutas han sido los que más se han integrado. Muchos médicos recién formados se han volcado con la pandemia.

¿Nos puede explicar cómo se han organizado, concretamente, en su servicio y en su hospital para hacer frente a la Covid-19?
Trabajo en una maternidad, soy coordinadora del Servicio de Neonatologia. El hospital tiene  una estructura antigua, pero tuvimos suerte de disponer de tiempo suficiente para prepararnos ante esta pandemia. Se creó un Comité de Control de Covid-19 en marzo  dedicado específicamente a la preparación de logística de las necesidades para poder enfrentar el nuevo escenario que se nos presentaba. La prioridad fue la seguridad de nuestros pacientes y de nuestros profesionales. Preparamos los flujos y llevamos  el mes de abril a entrenar todo el personal sanitario y administrativo del hospital. También buscamos asegurar reserva suficiente de equipos de protección adecuada. Empezamos a tener mujeres con Covid-19 al finales de abril.

Conseguimos preparar áreas específicas para consultas a las embarazadas con síntomas o con diagnóstico firmado del Covid-19, paritorio aislado, lugar en el paritorio para recibir al neonato distinto de donde está la madre, aislamiento para el recién nacido de madre con Covid-19 o sintomática que  necesite cuidados intensivos y también enfermerías en planta, para las madres y sus hijos que necesiten estar aislados. Los casos graves de la maternidad los trasladamos a otro hospital con asistencia intensiva. Los casos más leves son tratados en las propias maternidades.

En España los profesionales contagiados han sido muy numerosos, en buena medida por la escasez de materiales de protección sobre todo en las primeras semanas. ¿Se repite ese patrón en Brasil?
Si, en Brasil hay muchos profesionales contagiados. Al principio hubo un gran control del consumo de EPIs pero después a Bahia han llegado bastante materiales de protección y confección de aparatos tipo face shield  por la industria local. La decisión del Ministerio de la Salud de que la población use mascarilla de tejido fue fundamental para que las máscaras quirúrgicas quedasen para uso del personal sanitario. La solidaridad fue una marca y sigue siendo  una preocupación de la comunidad para proteger a los profesionales de la salud. Hemos tenido tiempo al conocer la realidad de China, Europa y Estados Unidos antes de que el Covid-19 llegase aquí.

¿La población sigue las recomendaciones de los profesionales respecto a medidas higiénicas, distancia de seguridad, etc.?
De una manera general, sí. Siempre hay grupos de adolescentes que siguen haciendo fiestas pero la policía las interrumpe; otros que no comprenden la gravedad del momento minimizando los problemas y continúa su rutina de salir para hacer  deporte; otros que piensan que están de vacaciones y siguen viajando para visitar familiares y haciendo aglomeraciones familiares, etc.  En este momento después de tres meses de confinamiento, la gente está empezando a no respetar las medidas de distancia de seguridad, el distanciamiento social, empezamos a salir más a la calle, algunos sin mascarillas

Las tiendas de servicios prioritarios que siguen funcionando como farmacias, supermercados y panaderías  han adoptado medidas de distanciamiento social marcando en el suelo las distancias entre los ciudadanos, protección de los obreros con mascarillas e mamparas de acrílico en las cajas. A los clientes al entrar en las tiendas se les mide la temperatura corporal, se lavan las manos con hidroalcohol,  limpian los carritos  de la compra, etc.

A los niños los vemos con mascarillas también.

¿Qué lecciones cree que debería sacar Brasil de esta situación?
Esperamos que se valore más al profesional sanitario, a la enseñanza de medicina y a la investigación científica. Aquí tenemos el SUS (Sistema Único de Saúde), que ha sido lo que ha unificado el enfrentamiento a la pandemia. Es uno de los mayores y más complejos sistemas de salud pública del mundo, que busca garantizar acceso integral y gratuito a toda la población del país. El SUS tiene en sus bases teóricas el principio de la equidad. Necesita  ser más fortalecido y valorado con recursos de financiación para disponer de respaldo suficiente para responder rápidamente a una crisis como esta.

Importante destacar que la Constitución de la República Democrática de 1988  garantiza el SUS y la autonomía en cierta medida a los estados miembros de la Federación. Esta forma de organización ofrece la toma de decisión individual frente a problemas distintos en cada estado, cuando el nivel central no le corresponde al que el estado necesita. Así que, con la descentralización, como ocurrió en nuestra región,  fuimos capaces de tomar decisiones fundamentales para el enfrentamiento de la pandemia al buscar los insumos y equipos hospitalarios sin estar a espera de la decisión del nivel central . Mantener la estructura democrática nos parece fundamental para  un mundo más justo y que todos tengan oportunidades.

¿Y el mundo, en general?
El mundo necesita hacer más inversión en investigación científica y prevención,  así como estar preparado para responder ante una emergencia médica con rapidez. Entender que lo que pasa a nuestros vecinos nos puede nos afectar y debemos tomar medidas conjuntas, solidarias, pensar amplio. Que no estamos solos, para lo bueno y para lo malo. Todo lo que pasa en el mundo nos puede tocar. Pertenecemos a una sola raza, la humana.

Esta pandemia ha mostrado que el trabajo en equipo nos permite enfrentar las adversidades que nos  lleguen con más rapidez, sin egoísmos, con ganas de compartir y el éxito es inmenso. Hay manifestaciones de  gratitud de la población a todo el personal sanitario como en todo el mundo.

El pasado mes de septiembre participó en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos en Santiago. Ahora que ya ha pasado tiempo y lo ve con perspectiva, ¿cómo fue la experiencia?
Experiencia fantástica y para mí, muy emotiva. De hecho, toda la experiencia que tuve después de obtener una beca de Asomega en el año 2003 ha sido positiva e importante en mi vida profesional. Y no solo para mi, también para los demás miembros de nuestra Asomega-Bahia, porque nos sentimos agradecidos de pertenecer a esta entidad que habla  de forma  impresionante a  nuestra mente científica, al corazón y a nuestra alma gallega.

Esperamos que el Encontro Mundial de Médicos Galegos se repita el próximo año como está previsto.

Delia Cerviño con otros miembros de la delegación brasileña que participaron en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega el pasado septiembre.

Delia Cerviño con otros miembros de la delegación brasileña que participaron en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega el pasado septiembre.

Cleveland Clinic y Mayo Clinic: la gestión de la post pandemia

Los efectos de la Covid-19 no se limitan a las víctimas directas del virus. También ha afectado a pacientes de otras patologías que se resistieron a acudir a hospitales, así como a otros que por circunstancias diversas -pérdida de seguro médico, falta de disponibilidad en los centros sanitarios- no pudieron recibir una atención plena. Reincorporarlos a la rutina es el mayor reto de la gestión sanitaria de la post pandemia

Enlace al artículo del New York Times

Pinche sobre la imagen para acceder al artículo de New York Times.

 

Este es el planteamiento del artículo que publica el New York Times de Tomislav Mihaljevic y Gianrico Farrugia, máximos representantes de la de la Cleveland Clinic y la Clínica Mayo, respectivamente.

Ambos centros encabezan la lista de mejores hospitales del mundo de Newsweek, y en los dos hay una presencia gallega fuertemente vinculada con Asomega: el doctor Cabanela en el centro de Rochester y el doctor Bartolomé Burguera en el de Ohio, quien recientemente ya nos habló sobre cómo habían afrontado la pandemia en su hospital.  

El verdadero coste de la epidemia

Los autores del artículo señalan que “el verdadero coste de esta epidemia no se medirá en dólares sino en vidas humanas y sufrimiento humano“. Afirman que durante las semanas más duras los hospitales aplazaron la atención no esencial para prevenir la propagación viral. 

Hay cifras que ilustran el cambio de hábitos: ha habido reducciones considerables en los nuevos diagnósticos de cáncer (45 por ciento) e informes de ataques cardíacos (38 por ciento) y accidentes cerebrovasculares (30 por ciento). Las visitas a las urgencias de los hospitales han disminuido hasta un 40 por ciento, aunque la gravedad de los que iban era un 20 por ciento mayor según un estudio de Mayo Clinic. 

“En este punto estamos volviendo gradualmente a las actividades normales al tiempo que mitigamos el riesgo tanto para los pacientes como para los miembros del personal”, señalan.

La telemedicina ha venido para quedarse

Otra consecuencia de la crisis de la Covid-19 es que ha cambiado la práctica de la medicina de manera fundamental en cuestión de meses. “La telemedicina, por ejemplo, nos permitió pasar rápidamente de la atención en persona a la atención virtual”, señalan. 

Así, ambos centros han pasado de proporcionar miles de visitas virtuales por mes antes de la pandemia a cientos de miles ahora. En el artículo se señala que en Cleveland, el 94 por ciento de los pacientes con diabetes -área de responsabilidad del doctor Burguera- fueron atendidos prácticamente en abril.

Precisamente este asunto centra un ‘paper’ firmado por el facultativo español y sus colegas del Endocrinology and Metabolism Institute que se publicará el mes que viene en “Endocrinology practice” bajo el título “La necesidad y beneficios de la aplicación de la telemedicina en la práctica clínica“.

En él se señala que para continuar brindando una atención óptima a los pacientes “tuvimos que adaptarnos muy rápidamente al nuevo entorno desafiante e implementar telemedicina / atención médica virtual”, aprovechando la circunstancia de que “el manejo de la obesidad, la diabetes y la hipertensión se adapta bien al uso de la telemedicina”. 

Concluyen que el panorama de la telesalud ha cambiado porque se ha conseguido brindar atención segura al 90 por ciento de pacientes, además de reducir el riesgo de exponerles a ellos y a los sanitarios a la COVID-19. 

Medidas extraordinarias

El artículo del New York Times sobre la vuelta a la normalidad hospitalaria admite y valora los cambios que trae consigo la extensión de la telemedicina, pero apunta que “no hay sustituto para la atención en persona para aquellos que están gravemente enfermos o que requieren intervenciones tempranas para afecciones potencialmente mortales”.

El texto acaba haciendo un repaso de las nuevas formas de seguridad sanitaria. Así, lista una serie de medidas sin precedentes “como restringir las horas de visita, evaluar las temperaturas de los pacientes y cuidadores en las entradas, alentar a los empleados a trabajar desde casa siempre que sea posible, proporcionar espacios que permitan el distanciamiento social y requerir higiene de manos adecuada, así como etiqueta para la tos y enmascaramiento”.

Concluyen el artículo aseverando que “el nuevo coronavirus no desaparecerá pronto, pero sus efectos secundarios sistémicos de miedo y atención diferida deben hacerlo”.

Un Camino de Santiago virtual para fomentar la salud cardiovascular

Desde 2017 la Fundación AstraZeneca desarrolla el programa ‘Cardiowalking’. Este año, debido a las especiales circunstancias que vivimos, se ha reconvertido para proponer una iniciativa destinada a que todos los pacientes con enfermedades cardiovasculares puedan realizar ejercicio en sus casas de manera virtual.

Para ello, desde un formato digital se anima tanto a pacientes con riesgos cardiovasculares como a los propios empleados de la compañía a recorrer virtualmente el Camino de Santiago. Con esto se pretende, además, homenajear a los profesionales sanitarios que están dándolo todo para frenar el avance del COVID-19.

La iniciativa se desarrolla en la cuenta de Facebook “La vida por delante“, promovida por la Fundación AstraZeneca. En ella a lo largo de esta semana se van a colgar varios vídeos con consejos prácticos para preparar las caminatas, ejercicios y consejos de fisioterapeutas y del cardiólogo Pablo Toledo. Él explica que “las caminatas que se realizan en el ‘Cardiowalking’ son clave para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, ayudan a controlar los factores de riesgo, perder peso, y fortalecen nuestro corazón.  Además, se pueden realizar independientemente de la condición física que tengamos”.

Componente gallego para hacer comunidad

Por su parte Ana Pérez Domínguez, miembro de la Junta Directiva de Asomega y directora médica de AstraZeneca, señala que “hemos querido adaptarnos a esta situación tan difícil marcada por el COVID-19 para continuar ofreciendo, tanto a pacientes como empleados, la saludable experiencia de practicar Cardiowalking’”.

“Y qué mejor manera de hacerlo —continúa— que elegir una meta simbólica como el Camino de Santiago, que durante más de mil años ha conducido a los peregrinos hasta la catedral de Santiago, y que es símbolo y referente para millones de personas en toda Europa y el mundo”. Añade que el Camino de Santiago es para quienes lo recorren una experiencia única y de superación personal, “pero también colectiva, que hace comunidad y, precisamente por eso, se alinea perfectamente con los objetivos que nos planteamos cuando pusimos en marcha esta iniciativa, especialmente en un momento tan relevante como el que estamos viviendo”.

Y un poco más de Galicia: apoyo a la dieta atlántica

Otro referente cultural gallego está en el mismo ámbito de defensa de la salud cardiovascular: la dieta atlántica. Según Ana Pérez, “desde AstraZeneca, somos plenamente conscientes del papel de seguir una dieta saludable en la prevención de las enfermedades cardiovasculares”.

De hecho, afirma, “llevamos años insistiendo en la importancia de mantener una alimentación equilibrada, combinada con la práctica de ejercicio físico moderado, para reducir la cifra de personas que padecen patologías relacionadas con el corazón, que son la primera causa de muerte en países desarrollados. En este sentido no podemos estar mas alineados con Asomega y su papel tan destacado en el fomento de la dieta atlántica“.

Julio Ancochea participa en un curso online sobre protección del sanitario ante el COVID-19

Apoyar y garantizar la preparación y protección del personal sanitario que trabaja en primera línea contra la COVID-19 es el objetivo primordial un curso online gratuito puesto en marcha por la Fundación Generation Spain, Grupo Paradigma y United Way España.

La convocatoria cuenta con la colaboración de un grupo de expertos multidisciplinar. Entre ellos colaboran varios docentes de la Universidad Autónoma de Madrid, como el presidente de Asomega, Julio Ancochea.

También están involucrados Pilar Serrano, directora técnica del curso y coordinadora del Máster en Investigación y Cuidados de Enfermería en Poblaciones Vulnerables, así como directora de la revista “Metas de Enfermería”; Eva García Perea, directora del Departamento de Enfermería y representante de Universidades Nursing Now Comunidad de Madrid; Pedro Landete, profesor asociado y neumólogo del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa; y Esteban López de Sa Areses, profesor asociado y jefe de la sección de Cardiología de la Unidad de Cuidados Agudos Cardiológicos del Hospital La Paz.

El curso COVID-19 tiene una duración de 8 horas y la formación se divide en tres módulos principales: control y la prevención de infecciones, soportes para la respiración no invasivos y cuidado propio y el manejo del estrés en una crisis.

José María Eiros, una voz de referencia

José María Eiros

Su brillante curriculum y su experiencia, así como su cercanía y sentido común han hecho que José María Eiros, vicepresidente de Asomega, haya aparecido en los medios de comunicación con asiduidad en los últimos días.

José María Eiros

Catedrático de Microbiología y director del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, el doctor Eiros es uno de los integrantes del grupo de seguimiento del coronavirus en animales de la Organización Colegial Veterinaria. En él participan epidemiólogos, virólogos, médicos y especialistas en gestión de ecosistemas para asesorar sobre la evolución de la pandemia y la relación con el virus de personas y animales.

En una entrevista concedida a la revista Animal’s Health señala que “apostamos por establecer centros multidisciplinares en los que nos integremos profesionales de distintos perfiles, por supuesto veterinarios, farmacéuticos, biólogos, bioquímicos, enfermeros, tecnólogos de alimentos, médicos… así como bioinformáticos, analistas o programadores que dan soporte a las macrobases y a los paquetes de big data. Conviene escuchar desde cada perfil a lo que otros aportan y de este modo aportar por la potencialidad de la colaboración”.

Considera que de la situación que estamos viviendo “debiéramos sacar enseñanzas. Desde la humildad, para reconocer nuestros errores, como la falta de anticipación ante hechos como el presente y también la deficiente coordinación entre profesionales de diferentes perfiles”.

Red de Médicos Centinela

Por otra parte, en las últimas semanas se ha conocido la noticia de que el Centro Nacional de la Gripe de Valladolid que dirige José María Eiros será reconvertido para adaptar sus análisis e investigaciones a las necesidades surgidas en torno al coronavirus. Este centro es uno de los tres de este tipo colaboradores de la OMS junto a los de Majadahonda y Barcelona,

En declaraciones a la agencia EFE Eiros señaló que las labores que encomendará la Junta de Castilla y León a esta entidad serán las de vigilancia de la evolución del coronavirus y la caracterización molecular del mismo. La idea es trasladar al ámbito del coronavirus este funcionamiento que hasta ahora se realizaba respecto a la gripe.

Las labores de vigilancia serán asumidas por la denominada “Red de Médicos Centinela”, que sirve para anticipar respuestas y aportar registros sobre la propagación de la gripe en la época en la que mayor incidencia tiene, entre octubre y marzo.

Una llamada a la humildad

Pero la intervención más destacada de José María Eiros en medios de comunicación en los últimos días, por el alcance del medio y por la hondura de sus palabras, ha sido la entrevista concedida al Huffington Post.

En ella, el jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid admite, preguntado sobre un posible rebrote, que no se atreve a anticiparse porque “hemos metido tanto la pata que este virus ha servido como llamada a la humildad”.

En su momento se advirtió de la gravedad de la situación que venía de China, pero “no alcanzamos a ver que eso mismo nos podía ocurrir, no nos adelantamos a lo que iba a pasar, así que ahora tenemos que ser humildes”.

En esta entrevista relata su experiencia como enfermo de Covid-19: “Estuve ingresado y enfermo, y eso me dio tiempo a estar aislado, a pensar. He visto con mucho dolor cómo se morían compañeros de la planta y cómo el virus ha hecho tanto daño. Esto me entristece mucho”.

La mejor prueba de su talante la ofrece él mismo al final de la entrevista cuando admite que “sinceramente, no lo vimos venir. Tengo compañeros que dicen que ellos sí, pero yo, humildemente, no”.

#Yomevacuno

La experiencia acumulada a raíz de todo lo vivido en las últimas semanas han llevado al doctor Eiros a reivindicar con más ímpetu que nunca la importancia de la vacunación. En DiarioFarma se hicieron eco de una charla del experto con periodistas en la que se mostró sorprendido porque “el mundo clame por una vacuna frente al coronavirus y luego no seamos adherentes para la vacuna de gripe”.

Desde su punto de vista, la vacunación es una alternativa de un valor indiscutible: “Es mejor vacunarte, aunque solo tenga un 50% de efectividad que no hacerlo”. La recurrente mención a los efectos adversos de las vacunas no tiene base porque son muy limitados.

La actual pandemia por coronavirus le lleva a incidir en la necesidad de la inmunización frente a la gripe. En esta línea, aboga por que el protagonismo que ahora tiene el hashtag #yomequedoencasa se le otorgue a partir de esta situación a otro nuevo: #yomevacuno.

Ya en el pasado Encontro Mundial de Médicos Galegos que organizó Asomega en Santiago en septiembre de 2019 el doctor Eiros se mostró contundente al respecto: “Muy pocas personas con juicio y criterio dudan en el mundo de la eficacia y de la eficiencia de los programas vacunales“.

José María Eiros habla sobre la importancia de la vacunación.

Inmaculada Ramos: “La huella del Covid-19 en los sanitarios va a ser muy grande”

En esta extensa entrevista de Crónicas de la Emigración a Inmaculada Ramos se repasa su evolución profesional. La vicepresidenta de Asomega explica cómo pasó del ejercicio activo de la Medicina en el Hospital Nacional de Parapléjicos y el Hospital Virgen de la Salud, en Toledo, a la gestión sanitaria en una multinacional “con un ‘mix’ entre prestación sanitaria y farmacéutica”.

Con tal experiencia, la perspectiva desde la que puede analizar la situación que afronta hoy el sistema sanitario y el conjunto de la sociedad resulta lo suficientemente amplia como para ser tenida muy en cuenta. La respuesta ante la crisis, la reacción de los profesionales o la posible evolución de la pandemia son algunos de los asuntos sobre los que reflexiona. 

A todo eso añade un sentido deseo relacionado con Asomega: “El año pasado estuvimos en Santiago con el I Encuentro Mundial de Médicos Gallegos, al que le pusimos mucha ilusión, y estamos esperando a ver si el Covid-19 nos deja repetirlo el año que viene”.

Extractamos algunos de los pasajes de la entrevista a Inmaculada Ramos:

Una respuesta tardía

No estábamos preparados y eso es una obviedad. Porque, a estas alturas, que los hospitales sigan recibiendo material de protección por parte de la sociedad es que todavía faltan y faltaban medios”.

“Es cierto que la OMS (Organización Mundial de la Salud) estuvo lanzando mensajes de preparación, pero la declaración de pandemia se dio cuando se dio, no fue muy temprana“.

El papel de los profesionales

“Han sido los profesionales de la medicina los que han sacado adelante la crisis, pero no por una dirección hecha desde las altas instancias, sino que han sido los propios hospitales los que se han organizado“.

“La presión asistencial ha bajado, eso da un alivio, y hay esperanza de que esto pase pronto, pero la huella en los médicos va a ser muy grande, porque han pasado jornadas de muchas horas, con falta de medios, con falta de liderazgo que se han ido supliendo con el trabajo de grandes profesionales”.

“Los médicos y las enfermeras y el personal sanitario están ahora empezando a respirar y es ahora cuando pueden comenzar a recopilar la información que han cogido para sacar conclusiones. Los médicos han hecho ya bastante y bastante rápido, pero al principio no podían levantar la cabeza del paciente”.

El futuro inmediato

“Tenemos muchísimas lagunas y aún estamos viendo cuáles son los efectos, cómo se presenta, cuál es el mecanismo de acción del virus, cómo está la patología, cómo se desarrolla”.

“Para enfermar por el coronavirus, mejor lo más tarde posible porque será cuando los tratamientos estén más evolucionados, empiecen a salir los resultados de los ensayos clínicos que se están haciendo y surjan las vacunas”.

“Ahora, como sabemos más de la enfermedad, se producirán nuevos casos pero escalonadamente, porque estamos poniendo medidas preventivas, y si alguien cae enfermo lo hará con mayores probabilidades de pasar la enfermedad”.

Héroes de la salud: ayuda emocional para situaciones extremas

La consultora especializada en el sector sanitario Luzan 5 promueve una iniciativa muy particular en estos tiempos de pandemia: Héroes de la Salud. Se trata de un repositorio de experiencias, materiales y recursos dirigidos a los profesionales sanitarios que están enfrentándose a la situación más extrema e insospechada de su carrera profesional.

El objetivo es ayudar en la parte emocional a estos profesionales. Antonio Franco, responsable de Luzán 5 e impulsor de esta iniciativa, explicaba en una entrevista concedida a ConSalud que “a través de la web pondremos a su disposición claves para manejar emocionalmente situaciones extremas en esta crisis, invitándoles a parar, y encontrar inspiración y ayuda en estos momentos”.

Para ello se ha recurrido a profesionales hechos a convivir con el riesgo, cuyo testimonio pueda servir, como se dice en la web de la iniciativa, para provocar la reflexión personal, ayudar a ser más flexible y adaptativo, a impulsar a los equipos y potenciar la comunicación

Entre los profesionales que hasta el momento han participado están Mayte Carrasco, corresponsal de guerra desde 2008; Carlos Soria, único alpinista que ha escalado diez montañas de más de 8.000 metros tras cumplir los 60 años; o Julio de la Iglesia, técnico especialista en desactivación de artefactos explosivos (TEDAX).

Testimonio de Julio Ancochea

Esta semana se ha incorporado al proyecto “Héroes de la salud” el testimonio de Julio Ancochea, presidente de Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid. Es el tercer sanitario que participa en el proyecto, tras la intervención de Tomás Chivato, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad San Pablo CEU, y el psiquiatra Jesús de la Gándara.

En el vídeo, Ancochea defiende su manera de entender la medicina y la relación con sus compañeros y sus pacientes, que es la que aplica en el servicio que dirige. Asegura, parafraseando a uno de sus colaboradores, que “en mi consulta entran pacientes y salen personas“, Explica el decálogo en el que basan su actuación, que incluye la cercanía, la atención a los afectos y la inteligencia emocional como instrumento.

Respecto a la actual pandemia, señala que “hemos sido testigos de excepción de un auténtico tsunami que nos ha hecho cambiar sobre la marcha todos nuestros planteamientos”. Aun así, considera que “los médicos no somos héroes, somos personas con vocación y compromiso que trabajamos en la sanidad pública”.

Añade que “todos estamos siendo puestos a prueba. Es el reto más grande al que nos hemos enfrentado y nos exige dar lo mejor de nosotros mismos, si bien nos acompaña una cierta sensación de incapacidad e impotencia, no hay una receta mágica”.

En cuanto a la cuestión de si ha fallado la previsión, cree que efectivamente hemos tardado en reaccionar, “se han tomado medidas sensatas que se tenían que haber tomado antes. No obstante, sacamos consecuencias positivas: la suma de todos, el trabajo en equipo hará que finalmente salgamos adelante”.

Por otra parte, destaca el papel trascendental de la enfermería y manifiesta su “homenaje y reconocimiento también a otros profesionales sanitarios como los farmacéuticos y los profesionales de Atención Primaria, que se han dejado el alma”.

La medicina en pandemia además de asistencia incluye comunicación, afectos, trabajo en equipo

Julio Ancochea aboga por “la prudencia” en la desescalada y afirma que la pandemia ha demostrado que “nunca debe descapitalizarse la sanidad pública”.

Estos son los dos mensajes centrales que destaca “El Faro de Vigo” en la entrevista que hoy publica al presidente de Asomega, “experto de amplísimo currículo y con un largo historial de premios, que es profesor titular desde hace 20 años en la Universidad Autónoma de Madrid, que presidió la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y fue reconocido por Forbes entre los 100 mejores médicos del país”.

Extractamos algunos de los pasajes de la entrevista a Julio Ancochea: 

Cifras

“Los neumólogos somos especialistas muy expuestos al virus porque estamos en primera línea de combate, de hecho en mi servicio catorce de los veinte neumólogos nos hemos contagiado“.

“Según datos de este viernes, en lugar de 460 son 150 los pacientes positivos en Covid-19 que permanecen ingresados, hay camas disponibles en la UCI y únicamente continúan 12 de las camas de Reanimación y quirófanos y 15 en la UCIR. Con todas las reservas, estamos viendo una menor presión asistencial, con una reducción significativa de los ingresos y, por lo tanto, de los pacientes graves”.

Un virus que empezamos a conocer

“Un 20% de los pacientes pasan de una fase vírica a una fase inflamatoria, incluso hiperinflamatoria. Cuando esta aparece, generalmente entre el séptimo y décimo días, se produce una “tormenta” de liberación de citocinas, que son mediadores clave de la inflamación que pueden conducir a una situación respiratoria límite”.

“Estamos desarrollando consultas de seguimiento postcovid, a las 4-6 semanas del alta, con una valoración radiológica que en ocasiones exigirá la realización de un TAC con cortes de alta resolución y un amplio estudio funcional respiratorio. Sospechamos que muchos de los pacientes graves sufrirán fibrosis pulmonar u otras alteraciones del pulmón”.

“Nosotros impulsamos varios ensayos clínicos: con una molécula muy especifica que inhibe el receptor del inflamosoma NLRP3 ; otras que inhiben el receptor de la citosina IL-6 , clave en la inflamación; y, próximamente, un ensayo clínico fase II para valorar la eficacia del uso de células madre de cordón umbilical en pacientes graves”.

Una pandemia, muchas lecciones

“Esta pandemia nos ha exigido ser médicos de verdad, no hacer una medicina solo centrada en la asistencia sino también en la comunicación, la humanización, los afectos y el trabajo en equipo”.

“Esto ha sido una lección para el futuro: nunca debe descapitalizarse la sanidad pública, debemos apostar por la prevención y no bajar nunca la guardia. También es fundamental rodearse de auténticos expertos, que no generen incertidumbre”.

“No me cansaré de destacar el papel trascendental que ha tenido y tiene la Enfermería, así como el que tuvieron y tendrán, en esto que se llama desescalada o desconfinamiento, los profesionales de Atención Primaria. Se han dejado el alma y dan lo mejor de sí mismos”.

Desescalada

“En esta fase de desescalada hay que tener mucha prudencia. Tiene que ser muy controlada y deben jugar un papel importante los que saben”.

“Tiene que haber un comité de expertos cada vez más multidisciplinar, con epidemiólogos, especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública, inmunólogos, y también neumólogos , internistas, intensivistas, enfermeras, médicos de urgencias, profesionales de Atención Primaria…”.

“Memorias de la Covid-19”, lo último de Red TBS

“La tuberculosis es una epidemia endémica que asoló y asola a la humanidad  con más de un millón y medio de vidas al año y suma más de diez millones de infectados. Es una bomba de relojería que está mutando y más pronto que tarde nos creará un grave problema sanitario. Lo más indignante es que se cura desde hace más de 60 años y seguimos sin ponerle freno”.

Con esta declaración de intenciones arranca la nueva newsletter de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad, centrada en la pandemia del Covid-19. Profesionales acostumbrados a afrontar una situación pandémica como la que plantea la tuberculosis aportan una experiencia y un punto de vista sin duda interesante para analizar a lo que ahora vivimos con el coronavirus.

La newsletter reúne en un mismo espacio las opiniones e impresiones de personalidades como Julio Ancochea, presidente de Asomega; Carmen Basolas, de Chiesi; Joan Caylá, de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona; Javier García Pérez, responsable de la Unidad de Tuberculosis de La Princesa; o José Ramón Zárate, subdirector de Diario Médico, entre otros muchos. Extractamos las impresiones de algunos de ellos a continuación.

Julio Ancochea

Para el presidente de Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid, “no hay una receta mágica para la pandemia, no hay una respuesta definitiva sobre qué deberíamos hacer en el ámbito de la gestión sanitaria y político-sanitaria. No cabe duda de que las decisiones que se tomen deben sustentarse en el conocimiento científico, en comités de auténticos expertos independientes y despolitizados de valía contrastada, en una gestión político-sanitaria basada en la transparencia, el conocimiento, el rigor, la humanización y los principios éticos”.

Joan Artur Caylá

Presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona, reflexiona sobre el confinamiento: “Confinamientos y cuarentenas fueron de las pocas medidas de salud pública que fueron efectivas antes de la era antibiótica. Nunca hubo a escala mundial un confinamiento tan extenso como el actual, que incluye alrededor de un tercio de la población del globo terráqueo”.

Javier García Pérez

Responsable de la Unidad de Tuberculosis del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid, señala que “algunas de las medidas necesarias para vencer o controlar al coronavirus y a la enfermedad tuberculosa pueden compartirse: la imperiosa necesidad de sistemas sanitarios públicos potentes y bien dotados, la adopción de medidas económicas globales que disminuyan la desigualdad y la pobreza, la inversión en prevención de la salud, la imprescindible cohesión social, el acceso precoz a los fármacos, la colaboración entre entidades públicas y privadas para potenciar la investigación…”.

Judith Pérez Velasco

Enfermera de unidades móviles de tratamientos directamente observados en Cruz Roja Española, Judith Pérez afirma que “mi trabajo como enfermera es una pasión y más cuando estoy tratando a pacientes de tuberculosis y VIH-sida; también enfermedades de salud pública como el Covid-19. Estoy dando todo de mí y en ningún momento puedo dejar de lado mi labor de enfermera y siento que el apoyo que se da permite que se sientan protegidos y que la soledad, ahora más que nunca, no se apodere de ellos”.

Roxana Tabakman

Esta bióloga y periodista científica publicó en 2018 el libro de ficción científica “Biovigilados”, un thriller que se basa en la expansión de un peligro viral en varias poblaciones: “Supe prever lo fácil, que la respuesta inicial de las autoridades sería de transferir responsabilidades, la reacción de los medios de comunicación, de llenar de lágrimas, impotencia y horror los ojos del público, o que tras haber dejado la cultura científica decaer, la gente quiere la vacuna y la quiere ya”.

José Ramón Zárate

El subdirector de Diario Médico es tajante en su planteamiento: “Si algo caracteriza a los 200 estudios diarios que desde hace un mes aparecen en la base PubMed, de los institutos nacionales de salud estadounidenses, no son tanto las soluciones y los hallazgos sino las penumbras y las dudas: no hay unanimidad sobre el uso generalizado de las incómodas mascarillas; ninguno del medio centenar de tratamientos que se están empleando parece tener una gran eficacia; hay 70 vacunas en ensayos, pero tardarán un año en poderse inyectar…”.

Los “poetas del aire” en el Día del Libro 2020

Naciones Unidas, en la presentación del Día del Libro 2020, lo deja bien claro: ahora más que nunca, cuando la mayoría de las escuelas de todo el mundo se mantienen cerradas y las personas se ven obligadas a limitar el tiempo que pasan fuera de sus hogares, debemos aprovechar el poder de los libros para combatir el aislamiento, reforzar los lazos entre las personas y ampliar nuestros horizontes, al mismo tiempo que estimulamos nuestras mentes y creatividad.

Los “poetas del aire” del hospital de La Princesa de Madrid lo tienen claro:

Condolencias por la muerte de una referencia en neurocirugía, el profesor Jesús Vaquero

El prestigioso neurocirujano Jesús Vaquero Crespo ha fallecido a los 70 años de edad. Era director del Departamento de Cirugía de la Universidad Autónoma de Madrid y ejercía como catedrático de Neurocirugía, con plaza asistencial vinculada al Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda.

Como Coordinador del Rector para asuntos de Ciencias de la Salud de la UAM y amigo personal de Jesús Vaquero, Julio Ancochea, presidente de Asomega, y en nombre de la misma, transmite su profundo dolor por la pérdida de una persona excepcional y un profesional ejemplar, y envía sus condolencias a la familia.

Carlos Sánchez Ferrer, decano de Medicina de la UAM, también ha mostrado su pesar por la pérdida señalando que “era un referente de nuestra Facultad, excelente profesional, magnífico profesor e investigador de gran prestigio. Siempre fue un gran universitario y participó de forma generosa con las actividades de la Facultad de Medicina, en la que llegó a ser Director del Departamento de Cirugía, con un papel muy relevante en el desarrollo de las titulaciones de Medicina y Enfermería”.

El decano destaca también su carácter amable y modesto, “un hombre entrañable al que todos recordamos con profundo respeto y afecto”.

La Sociedad Española de Neurocirugía ha publicado en su web un obituario firmado por Rafael Carrillo, compañero suyo “en la vieja Clínica de Puerta de Hierro”, en el que destaca que “todos los comentarios que hoy he podido ver coinciden: era un amigo, no hizo mal a nadie, buena persona. En nuestro mundo neuroquirúrgico es bien conocido como científico, investigador, docente, publicista, trabajador incansable”.

Un espectacular currículum

Nacido en Madrid en el año 1950, Jesús Vaquero se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense (1967-1974) y obtuvo el grado de Doctor con Sobresaliente cum laude en 1977. Se formó como especialista en Neurocirugía en el Hospital Universitario Puerta de Hierro (1974-1978), donde fue jefe de Sección del Servicio de Neurocirugía. Allí fue responsable como cirujano jefe o supervisor de más de 4.000 intervenciones neuroquirúrgicas.

Fue director de la Unidad de Investigación en Neurociencias del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda y director del Área de Neurociencias del Instituto de Investigación Biosanitaria en dicho Hospital. A lo largo de su carrera recibió más de medio centenar de premios de investigación de carácter nacional e internacional, entre ellos el Premio Reina Sofía de Rehabilitación e Integración, otorgado por el Real Patronato de Discapacidad (2011) por la línea de Investigación de Terapia Celular para pacientes con lesión medular y otras discapacidades neurológicas; el Premio CERMI (2014) por el desarrollo del Programa Clínico de Terapia Celular en pacientes discapacitados; el Premio Caser de Investigación en I+D en la Dependencia (2014); y el Premio Nacional Aspaym por la investigación clínica realizada en la lesión medular (2015).

La relevancia de su labor investigadora se plasma en un factor impacto acumulado superior a 700 e Indice H de 36, con cerca de 5.000 citas en la literatura internacional.

A lo largo de su trayectoria se centró en el estudio de marcadores pronósticos en tumores cerebrales y en el desarrollo de nuevas técnicas de terapia celular aplicadas a las enfermedades neurológicas. En los últimos 20 años ha dirigido un programa de investigación clínica cuyo objetivo es el estudio de las posibilidades que ofrecen las nuevas técnicas de terapia celular para paliar la discapacidad de pacientes con lesiones neurológicas.

Según la nota del doctor Carrillo antes mencionada, Jesús Vaquero sufrió hace unos meses una hemorragia parieto occipital izquierda. Trasladado a un hospital para rehabilitación hace unas semanas “dio positivo para el Covid-19 y, aunque parecía mejorar, surgieron complicaciones y hace unas horas fallecía con un fallo multiorgánico”.

Descanse en paz.

Couñago: “La difusión de noticias falsas es uno de los mayores desafíos que enfrentamos”

Felipe Couñago es jefe asociado del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Quirónsalud de Madrid, además de responsable de Asomega Nova. En entrevista concedida a Radio Voz explica cómo los servicios menos prioritarios de los centros hospitales han ido cerrando o, al menos, disminuyendo su asistencia de forma considerable para apoyar al resto. En su caso el trabajo se ha organizado para garantizar que los pacientes oncológicos sigan recibiendo sus tratamientos.

“Se han activado todos los protocolos preventivos. Estamos haciendo turnos y en el caso de que podamos hacer teletrabajo, se hace. En definitiva, se trata de no cerrar los servicios de Oncología para seguir tratando a los pacientes con cáncer y para eso, todo el mundo está echando una mano”, afirma.

Explica que ya se han establecido protocolos a nivel nacional, pero los profesionales están atentos a lo que se hace en otros países en su especialidad: “Estamos activando foros internacionales para hablar entre nosotros los especialistas y buscar aquellos tratamientos más cortos, que hagan que el paciente esté los menos días posibles en el hospital”, asegura.

Los pacientes, añade, viven la situación con lógica inquietud y habitualmente plantean la posibilidad de retrasar sus tratamientos, algo que no en todos los casos es conveniente. “Hay que hablar mucho con ellos, explicarles pros y contras. Estamos haciendo un ejercicio muy importante para que, si antes tenían que venir 30-40 días a tratarse, se reduzcan esas sesiones a la mitad. Hay que individualizar mucho cada caso”, dice.

Noticias falsas

Al hilo de este esfuerzo informativo que hay que hacer con cada uno de los pacientes, Couñago señala que uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos estos días se refiere, precisamente, a la difusión de rumores y de noticias falsas que enturbian un ambiente ya de por sí denso.  

“El tema de las noticias ‘fake’ es un horror. Ayer me pasé unas cuantas horas desmintiendo la que circulaba del ibuprofeno, por ejemplo. Esto al final lo que hace es malgastar recursos, que la gente esté más nerviosa, más histérica y que nosotros tengamos que invertir más tiempo en desmentir este tipo de noticias”, asegura.

Un nerviosismo generalizado que, como es lógico, también afecta a los profesionales. Reflexiona sobre el hecho de lo que más se oye entre sanitarios estos días es que están sobrepasados, colapsados. Sin embargo, se declara optimista por naturaleza y asegura que  “en los últimos días lo que veo es un esfuerzo brutal por parte de la sociedad, no solo por parte de los médicos, por organizarnos, por trabajar juntos para poder acabar con el virus”.

Recuerda que somos un país muy solidario, el que registra un mayor número de trasplantes, por ejemplo. “Ahora toca ser más solidarios que nunca y la mejor manera de hacerlo es aislarse, evitar las concentraciones de gente y hacer caso a las recomendaciones de las fuentes oficiales”. Y vuelve a salir la vena optimista: “A partir de ahí, tranquilidad. Si hacemos bien las cosas, las cosas van a salir bien”.

Coronavirus: PSN cede sus instalaciones en San Juan como residencia medicalizada

El Complejo San Juan, establecimiento hotelero propiedad del Grupo PSN, es el primer hotel medicalizado de la provincia de Alicante contra el coronavirus. En los pasados días ha recibido a los primeros pacientes que permanecerán en sus instalaciones.

  

La actuación del Complejo, conocido como “la residencia de médicos”, viene recogida en la Resolución de 30 de marzo de 2020, de la Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública, en la que se establece que las instalaciones se utilizarán para alojar a pacientes derivados por dicho organismo, “cuyo seguimiento debe realizarse en condiciones de aislamiento y proximidad a los servicios sanitarios, fuera de las instalaciones hospitalarias y bajo la supervisión del personal sanitario”, tal y como establece el documento.

Se prevé la utilización de 150 habitaciones, en un primer momento de uso individual, para albergar a pacientes con pronóstico leve, con el objetivo de liberar camas hospitalarias para afectados de carácter más grave.

Asimismo, el resto de las habitaciones estarán destinadas al descanso del personal sanitario que así lo solicite, lo que resulta posible gracias a que el Complejo cuenta con tres edificios independientes. Todo ello sin perjuicio de la imprescindible adaptación a las necesidades sanitarias y de uso de instalaciones que en cada momento pudieran surgir.

El Complejo recibió hace días el material destinado a estos efectos, entre el que se encuentran elementos sanitarios, como batas, sillas de ruedas, botellas de oxígeno, portasueros, etcétera; equipos informáticos, y otros enseres, como colchones y papeleras.

El hotel estará gestionado por el Hospital General de Alicante, aunque en él ingresan enfermos de toda la provincia. Trabajadores del citado centro hospitalario han trabajado en la puesta en funcionamiento de estas instalaciones, sobre todo la implantación de los programas informáticos de Sanidad.

Carta a los residentes: no tengáis miedo… pero nada será igual a partir de ahora

Jefe de Servicio de Oftalmología del Clínico de Madrid, Julián García Feijoo es además secretario general de la Sociedad Española de Oftalmología y vicesecretario de Asomega. Comparte con nosotros la carta que acaba de dirigir a sus residentes en la que les advierte de que el miedo ante lo que estamos viviendo es normal, pero necesariamente controlable; que la falta de medios o formación específica no exime a los médicos de sus obligaciones; que las excusas y quejas no tienen cabida ahora; y que en sus manos está cambiar el mundo, pero para mejor.

“Hola a todos.

En primer lugar, muchas gracias a todos por vuestro esfuerzo estos días. He escrito esta carta con algunas reflexiones que espero os ayuden. La situación empeorará a lo largo de las próximas semanas, por lo que es importante que todos colaboremos como podamos/nos manden.

Debemos cuidarnos, no asumir riesgos alegremente, pero también asumir nuestra responsabilidad. Lo siento, pero es asi. Como os comenté durante el fin de semana Informadme de cualquiera que tenga FR o bien esté al cuidado de personas de riesgo y de cualquier cambio en este sentido. Entre todos superaremos esta crisis. 

Para los que dudáis, para los que tenéis miedo, para todos…

Miedo. Poned la situación en perspectiva, se conoce la mortalidad por los grupos de edad. Mirad la columna de 20-30. De todas maneras, entiendo que tengáis miedo, dudas, todos lo tenemos yo el primero. Pero no se os pide que no lo tengáis, se os pide que lo controléis, que, a pesar de tener miedo, cumpláis con vuestra obligación. Habéis tomado el juramento Hipocrático, aunque el acto fuera de “chufa” y en su momento no lo pensarais, si tiene un significado. Es vuestro compromiso con la Sociedad, con los pacientes y también con vosotros mismos. El mismo compromiso que, cada uno en su ámbito, aceptan los bomberos, los policías y guardias civiles, protección civil, conductores de ambulancia, militares, los oficiales de un barco… Y el compromiso es importante (y fácil) mantenerlo en una situación normal, pero principalmente hay que cumplirlo en las situaciones de crisis. Imagino que vosotros no pensáis que esos colectivos puedan eludir su responsabilidad en situaciones difíciles (dais por supuesto que el bombero va a apagar incendios incluso en situaciones complicadas porque es su obligación moral), o como la que estamos viviendo ahora mismo. Exacto, eso es parte del pacto que hace que la Sociedad funcione. Reflexionad. Porque nadie en este momento está pidiendo sacrificios extraordinarios, ese puede ser otro asunto. Se pide responsabilidad y que cumpláis con vuestro deber de ayuda a los pacientes y a vuestros compañeros. Se os pide que cumpláis con vuestro compromiso con la Sociedad.

No tenemos medios, desde luego, los políticos son nefastos, todo se ha organizado fatal… Perfecto, podéis decir todo eso, pero en la UCI vuestros compañeros siguen sin EPIs, con máscaras y protectores caseros, ventiladores con apaños para compartirlos entre pacientes, solo tenéis que ver los videos de “bricolaje” que están circulando. Esas quejas son lícitas, hay que hacerlas, pedir responsabilidades, de nuevo yo soy el primero en hacerlo, pero debemos ayudar a los pacientes y compañeros con los medios disponibles.

No podemos hacer nada, no estamos formados. ¿Pensáis que vais a ir a las UCIs? Vais a dar soporte general a pacientes de bajo riesgo. Claro que se pueden hacer cosas, pensad en los pacientes ingresados, solos, sin contacto con su familia, viendo lo que pasa a los pacientes que están a su alrededor, ellos sí que tienen miedo y angustia. Estar allí, escuchar, hacer cualquier cosa por ellos les puede ayudar a sobrellevar la situación. Pensad también en vuestros compañeros, que están agotados, psicológicamente afectados, trabajando en malas condiciones, ellos también tienen miedo, por ellos, por su familia… pero siguen cumpliendo, lo aparcan para tener la cabeza fría delante del paciente. Todos tenéis familiares en situación de riesgo, muchos fuera de Madrid. ¿Creéis que los MIR y FEA de Galicia, Andalucía, País Vasco, Castilla, Cataluña… no tienen las mismas dudas… o miedos? Pero imagino que queréis que vuestra familia esté atendida, que alguien se preocupe por ellos, los escuche, aunque no esté en la UCI. Y si las cosas van mal, que los que los atienden estén en las mejores condiciones posibles. Aquí en Madrid, la gente de mi generación (40-60 años), está desbordada, en primaria atendiendo telefónicamente a miles de pacientes que están en casa, angustiados porque no tienen medios, en los Hospitales, UCIs… quejándose mucho, pero trabajando muchísimo más. Y algunos vemos fríamente lo que viene también, incremento de mortalidad de infartos y patología aguda grave, oncológicos, morbi-mortalidad de crónicos y pacientes quirúrgicos aplazados… Ayudémosles, aunque sea liberándolos de llamadas, charlas con familiares, pacientes en situación estable que necesitan poca cosa, pero hay que darles un soporte mínimo, aunque solo sea que alguien les haga caso, pasar datos de la historia/seguimiento. Eso ya es una labor importante.

No somos héroes, por qué se me exige algo fuera de mi competencia / ”yo no firmé para esto”. Desde luego que no lo somos, héroes son los del CDC y la OMS, que van a atender brotes con un 50-90% de mortalidad y que saben que no pueden permitirse un descuido o accidente o simplemente tener mala suerte. O si queréis los compañeros que están ahora en las UCIs viendo morir a la gente, decidiendo quién entra y quien no, poniendo todo su empeño en ayudar a los pacientes como sea. En todo caso en este momento, siendo personas jóvenes y sanas no creo que asumir los compromisos y responsabilidades sea una heroicidad.  De nuevo perspectiva, nadie os está pidiendo ir a la guerra. Como os decía arriba mirad las estadísticas, tenéis más probabilidades de morir por un accidente de coche. Y en esta crisis hay muchísimas personas que están respondiendo y cumpliendo con su deber, y que no tienen la responsabilidad que tenéis vosotros, muchos de ellos sí que “no firmaron para esto” desde la cajera del supermercado donde hacéis la compra, hasta los transportistas, limpiadores, gente que trabaja en distribución y logística, agroalimentación, la policía, guardia civil, militares…

No podéis fallar a las personas que confían en vosotros, pacientes, familiares, compañeros, pero tampoco os podéis fallar a vosotros mismos. Cuando penséis en estos meses dentro de unos años y os preguntéis si cumplisteis o no con vuestra parte, espero que todos podáis decir que sí, porque no os engañéis, todos vais a pasar por situaciones duras de distintos tipos, personales, directas o indirectas, en los próximos meses. Os decía hace un par de semanas que, en los momentos de crisis se conoce lo mejor y lo peor de cada uno, mirad a los demás, pero mirad dentro de vosotros mismos, si no os gusta lo que veis, asumidlo o mejor tratad de cambiarlo.

Quitaos la inmerecida “fama” de ser la generación más preparada, pero que vive en “los mundos de yupi”, egoísta, indolente, malcriada, que no sabe gestionar el NO, de las excusas, que demanda todos los derechos pero le cuesta asumir las obligaciones. Es triste que tenga que escribir esta carta para vosotros y que, en el caso de vuestro espejo, que son los Oftalmólogos del Servicio, todos se han presentado voluntarios para hacer lo que sea, personas con FR, en edad de riesgo, con responsabilidades familiares… De hecho, he tenido que “dar explicaciones” a personas que, por ahora y por esos motivos, he preferido no participen en esas actividades salvo que no quede otro remedio.

Y aunque seáis egoístas y lo que he escrito os dé absolutamente igual o simplemente no me entendáis, ¿con qué cara vais a mirar a vuestros compañeros y amigos en los próximos años si les falláis ahora, o pedirles un favor?

Sed bienvenidos al mundo de los adultos, no sois invencibles, hay miedo e inseguridad, os demandaremos responsabilidad. Ha sido un final abrupto y sin anestesia, pero os hará crecer a todos. Nadie será igual a partir de ahora.

Tenéis 20 años, la edad de cambiar el mundo, por favor cambiadlo para mejor.

Mucho ánimo y gracias por todo,

Un abrazo,

Julián García Feijoo

“The doctor as a humanist”: la Medicina como ciencia esencialmente humana

Del 25 al 28 de marzo del presente año, y si las circunstancias relacionadas con el coronavirus lo permiten, la Universidad de Anahuac (México) acogerá el III Simposium “The Doctor as a Humanist”, promovido por Jonathan McFarland, jefe de Redacción Académica de la Universidad de Sechenov en Moscú, y el profesor de Medicina de la UAM, epidemiólogo de La Princesa y miembro de Asomega, el doctor Joan B. Soriano.

En la cita está prevista también la participación de Julio Ancochea, presidente de Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid.

En declaraciones a EFESalud, el doctor Ancochea ha aseverado que “el humanismo en un sentimiento, es una profesión, es algo en lo que creemos profundamente. En el Servicio de Neumología del Hospital de la Princesa llevamos a cabo diferentes proyectos que tratan de avanzar hacia una concepción más humana, humanizada y humanista de la Medicina fundamentada en los valores. Somos personas que trabajamos con, por y para personas que piensan, sienten, lloran, sufren. Esa medicina personalizada, esa reivindicación de la humanización y del humanismo, esa recuperación de la dignidad del paciente persona es algo que nos une”.

Por eso, desde la Cátedra Respira Vida de la Universidad Autónoma de Madrid que también dirige desarrollan diferentes actividades en este sentido. Entre ellas, el apoyo a la citada iniciativa “The doctor as a humanist”, el médico humanista, que en esta ocasión se concreta en una apuesta por el futuro: “La cátedra financia tres becas para tres alumnos distinguidos de nuestra Facultad de Medicina, que han sido seleccionados entre muchos otros por su expediente académico, su conocimiento del inglés y también por sus cualidades personales y solidarias”, explica Ancochea.

Los merecedores de las becas son la futura internista Eva Fernández; Gonzalo Gálvez, especializado en la cirugía ortopédica-traumatológica; y Carmen Muñoz, enfocada en la cirugía reconstructiva.

Asomega, presente en la entrega de los reconocimientos a los Madrigallegos de Oro 2020

La Muy Enxebre Orden de la Viera celebró el pasado 7 de marzo su 53 Capítulo General, bajo el lema “A las puertas del Xacobeo”. El acto arrancó con el Desfile procesional del Consello de la Orden, al son de la “Alborada Gallega”.

Cofrades de todo el mundo participaron en esta fiesta, a la que se sumaron también relevantes miembros de Asomega como su presidente, Julio Ancochea; la vicepresidenta, Inmaculata Ramos; Miguel Carrero, presidente de PSN; o María Eugenia Blanco Cachafeiro.

En el transcurso del acto se otorgaron las distinciones de este año, sus ya populares designaciones de los Madrigallegos de Oro. Los reconocidos este año han sido Martín Barreiro Carreira, meteorólogo de El Tiempo en TVE; Regina Revilla Pedreira, directora de Policy y Comunicación de Meck; Amancio López Seijas, fundador y presidente del grupo hostelero Hotusa; y Juan José González Rivas, presidente del Tribunal Constitucional.

La lista se completa con Gregorio Varela Moreiras, que recibió el galardón por sus aportaciones en el campo de las Ciencias de la Salud. Se lo entregó otro médico que ya fue reconocido entre los Madrigallegos de Oro en una edición anterior: Julio Ancochea, presidente de Asomega.

Posteriormente se procedió a la investidura de nuevos cofrades, entre los que está Julián García Feijoo, miembro de la Junta Directiva de Asomega. Además recibieron este honor José A. Alejandro, Amparo Alonso, Alberto Barciela, Ángel Carro, Adriana Domínguez, Javier Etcheverría, Xabier Fortes, Javier Gómez, Cristina Ónega, Javier Ozores, Carmela Silva y Domingo Villar.

La Vieira de Honor a la calidad artística se ha concedido al cantautor Nando Agüeros, por sus canciones Vento de Norte, Yo soy Galicia, entre otras.

Además, los Trofeos Galegidade 2020 han recaído en Modesto Seara Vázquez, gallego que actualmente es rector de diez universidades en México; la Hermandad Gallega de Venezuela, el más importante de los centros gallegos del mundo; y Cuadernos de Estudios Gallegos, en el 60 aniversario del Centro de Estudios Gallegos Padre Sarmiento del CSIC. 

FOTOS: José Manuel Quesada.

La Sehop pone el foco en los cuidados para niños supervivientes de cáncer

“Para intentar mejorar la vida y la recuperación de los pacientes tenemos que trabajar también en la prevención, el diagnóstico y seguimiento de los efectos secundarios a largo plazo, ya que las secuelas se producen tanto a nivel orgánico como funcional, estético y neurocognitivo”, señala Ana Fernández-Teijeiro Álvarez, presidente de SEHOP y miembro de la Junta Directiva de Asomega.

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Niño con Cáncer, la Sociedad Española de Oncología y Hematología Pediátricas (SEHOP) ha reclamado más apoyo en los cuidados de los niños y jóvenes supervivientes de cáncer (el 80%), ya que 7 de cada 10 de ellos desarrollan secuelas como consecuencia del tratamiento recibido. 

Investigación

Ana Fernández-Teijeiro ha añadido que “además de en el diagnóstico precoz, necesitamos mejorar en el tratamiento de los pacientes dentro de ensayos clínicos internacionales fase III, con las mejores garantías de control de calidad”. 

Otros aspectos de mejora son, según señala esta experta, “la atención a los adolescentes en unidades multidisciplinares transversales con oncólogos y hematólogos pediátricos y especialistas del adulto, el registro de los tumores malignos de los adolescentes; el seguimiento de los efectos secundarios para su detección y tratamiento precoz, con especial atención a la evaluación y rehabilitación de las secuelas neurocognitivas; y la medicina de precisión basada en el diagnóstico molecular y orientada a la  individualización del tratamiento”.

Relación con las familias

Por último, la doctora Fernández-Teijeiro concluye que “como pediatras onco-hematólogos nosotros facilitamos toda la información que los padres/cuidadores necesitan sobre el diagnóstico, las posibilidades de curación y la estrategia terapéutica que se propone y que se considera la más adecuada para cada caso”. 

Pero necesitan la colaboración de los equipos de psicólogos y de salud mental infantil: “Es crucial para ayudar a la aceptación del diagnóstico y asumir las complicaciones derivadas del tratamiento, tanto para los pacientes como para sus familias”.

Asomega, presente en la entrega del Premio Gallego del Año a Tony Carro

La vicepresidenta para Asuntos Económicos del Gobierno, Nadia Calviño, fue la encargada de entregar el Premio Gallego del Año 2019 al ingeniero Tony Carro (Ortigueira, A Coruña, 1946), delegado de la NASA en Madrid.

El alcalde de Ortigueira, Frank Talluto, agregado de la Embajada de EEUU; la presidenta del Club de PGM, Pilar Falcón; la vicepresidenta del Gobierno, Calviño, Tony Carro y  Conselleiro Conde

Julio Ancochea, presidente de Asomega, asistió al acto, en el que también participaron el conselleiro de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco Conde; el científico y agregado a la Embajada de los Estados Unidos, Frank Talluto; Rosa Menéndez, presidenta del CSIC; el director general del INTA, teniente general José María Salom, el alcalde de Ortigueira, Juan Penabad, así como un centenar de socios del Club de Periodistas Gallegos en Madrid, entidad que otorga este galardón.

La presidenta del Club, Pilar Falcón, subrayó que Tony Carro es el tercer galardonado por el club que ostenta la condición de galaico-americano, en razón de que buena parte de sus vidas profesionales se desarrollaron brillantemente en los Estados Unidos. Los otros son al actor Fernando Rey y el traumatólogo Miguel Cabanela, también miembro de Asomega.

Toni Carro desempeña, por segunda vez (la primera fue en los años 80), el cargo de delegado de la NASA en España, al tiempo que dirige varias misiones espaciales y las relaciones de Estados Unidos con las agencias de otros países. Es, además, responsable de la Estación madrileña de Robledo de Chavela, una de las tres más importantes del mundo por formar parte de la Red del Espacio Profundo de la NASA, junto a las de Goldstone (California) y Canberra (Australia). Desde Robledo se siguen actualmente 35 misiones de la NASA.

Con su elección como Gallego del Año 2019, Tony Carro une su nombre a una orla de gallegos egregios que le precedieron en este premio desde 1988, entre los que figuran el Nobel Camilo José Cela; Gonzalo Torrente Ballester, premios Príncipe de Asturias y Cervantes, las empresas Inditex y Citroen Vigo, la Universidad de Santiago, el Xacobeo, el Deportivo de La Coruña, la Moda Gallega y otros destacados empresarios e intelectuales.

Julio Ancochea se incorpora al Consejo de Administración de PSN

Según la entidad, esta iniciativa “reforzará la posición de PSN con un nuevo profesional de reputado prestigio en el sector sanitario”. Julio Ancochea es jefe del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa, del que fue director médico, y profesor universitario en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Julio Ancochea, presidente de Asomega, designado consejero de PSN

También ha estado al frente de diferentes instituciones profesionales, como la Fundación Española del Pulmón (Respira) o la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Asimismo, Julio Ancochea ha sido reconocido en repetidas ocasiones a lo largo de su trayectoria; entre los ejemplos más recientes están su inclusión en la lista Forbes de los 100 mejores médicos de España; el homenaje recibido por parte de la Asociación de Amigos del Hospital de La Princesa; o la conferencia “Manuel Tapia” que impartió en la última edición del congreso anual de Separ.

Alberto García-Basteiro, responsable del Grupo de Tuberculosis de la European Respiratory Society

Alberto García-Basteiro estudió en Santiago y se especializó en Medicina Preventiva y Salud Pública en el Clínic de Barcelona. Completó su formación con dos másteres en la LSHTM de Londres y la Autónoma de Barcelona y con estancias en Costa Rica y otros países centroamericanos y africanos. Pedro Alonso, director del programa mundial de malaria de la OMS, le propuso incorporarse al CISM fundado por él en 1996.

Alberto García-Basteiro durante su participación en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos de Asomega.

El año pasado fue elegido como el mejor investigador joven del mundo de menos de 35 años en su área, distinción que otorga la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Hereditarias.

Su curriculum se redondea ahora con el nombramiento como chair del Grupo de Tuberculosis de la ERS (European Respiratory Society).

Visibilidad para la TB

Según explica el propio Alberto García-Basteiro, el nombramiento es para el periodo que va de septiembre de este año a septiembre de 2023.

“La idea es coordinar las actividades de la sociedad en temas de tuberculosis en colaboración con grupos europeos que son activos”, señala. Se trata de dar la máxima visibilidad a esta enfermedad y a su congreso anual (el mas grande en enfermedades respiratorias del mundo), así como a “cuestiones de investigación, guías clínicas y otras cuestiones técnicas y académicas”.

El año pasado participó en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos organizado por Asomega, donde habló de tuberculosis en África y ofreció algunos datos muy reveladores: se dan 800 casos por cada 100.000 habitantes en esta zona del mundo, lo que “es una barbaridad en una enfermedad que se puede curar“.

“Si consiguiéramos eliminar la pobreza extrema y expandir más sistemas de protección social, en el año 2035 podríamos reducir la prevalencia de la tuberculosis en más de un 84 por ciento. No es solo una misión del sector salud, trasciende este sector”, añadió.

José María Eiros, experto en el pasado y presente de la pandemia de gripe

El doctor José María Eiros Bouza es catedrático de Microbiología de la Universidad de Valladolid, jefe de servicio en el Hospital Río Hortega y director del Centro Nacional de la Gripe, además de vicepresidente de Asomega. En su calidad de experto ha impartido la sesión “Actualización en gripe. De la etiología a la intervención” del proyecto “BeNeumoBeYou”, liderado en el Hospital de La Princesa de Madrid por el presidente de la Asociación de Médicos Gallegos, Julio Ancochea.

José María Eiros durante la sesion Impartida para BeNeumoBeYou

Según el doctor Eiros, “la temporada de gripe en países como España se caracteriza por una circulación predominante del virus A (H1N1), el mismo tipo que protagonizó la pandemia 2019, aunque la cepa podría haber mutado”.

En cualquier caso, asegura de forma rotunda que la mejor recomendación posible es vacunarse: “Recomiendo la vacunación de la gripe a toda la población, por responsabilidad, especialmente a grupos de riesgo y su entorno: embarazadas, mayores, con enfermedades y profesionales sanitarios”, ha señalado.

En su opinión, “hasta que llegue la vacuna universal contra la gripe, todos los años, sí o sí, hay que vacunarse contra este microorganismo vírico estacional; y no solo por la lógica prevención individual, máxime en grupos de riesgo, sino por responsabilidad social hacia los demás”.

El doctor Eiros Bouza ha remarcado, en declaraciones recogidas por EFEsalud, que “aunque la vacuna, en muchas ocasiones, no proteja al 100 %, y a veces haya discordancia entre la cepa vírica circulante de la temporada y la incluida en la composición final, su nivel de protección es altísimo. Es decir, es mejor una actividad baja que nada, y, sin lugar a dudas, siempre es una práctica segura y saludable”.

“La pandemia de gripe de 1918”

Por otra parte, recientemente se ha hecho pública la lista de ganadores de los premios 2019 que otorga la Real Academia de Medicina  y Cirugía de Cádiz, que reconocen trabajos en varias categorías y sobre temáticas diversas. Este año, José María Eiros Bouza es uno de los galardonados.

Del Premio In Memoriam, Profesor Orozco Acuaviva se convocaron dos galardones con el tema ‘Trabajo original de investigación sobre Historia de la Medicina Española o Hispanoamericana’. Uno de ellos ha ido a parar al trabajo titulado “Entre América y Europa: un drama histórico. La pandemia de gripe de 1918”, del que son autores José María Eiros y María Rosario Bachiller Luque

Estos galardones se entregarán durante la solemne sesión de apertura del curso 2020, que tendrá lugar el próximo día 30 de enero.

Julio Ancochea, socio de honor de la Asociación de Amigos del Hospital de la Princesa

“Es un honor ser socio de honor de la Asociación de Amigos del Hospital de La Princesa (Ahupa). Este hospital es mi vida, aquí lo más importante es el sentimiento de pertenencia y yo estoy orgulloso de formar parte de él”. Con estas emocionadas palabras Julio Ancochea, presidente de Asomega, ha recibido el nombramiento como socio de honor de la Asociación de Amigos de este centro sanitario, donde en la actualidad es jefe de Servicio de Neumología.

El acto, presentado por el presidente de Ahupa, Javier Izaguirre, ha tenido lugar en una sala abarrotada de compañeros y amigos. Allí el doctor Ancochea ha recordado su trayectoria, desarrollada íntegramente en La Princesa, desde donde ha pivotado hacia otros escenarios que también ha recordado en su discurso como la Universidad Autónoma de Madrid, donde dirige la Cátedra RespiraVida, o la Separ, de la que fue presidente entre 2006 y 2009.

Julio Ancochea ha recordado a José Soria, que fue el alma de la asociación que ahora le ha convertido en socio de honor. Aunque fallecido hace unos años, ha asegurado que “su recuerdo está vivo”. También ha mencionado a José María Pajares, José Luis Alonso Gil o al doctor Varela Uña como puntales de la Ahupa.

Ha rematado su discurso asegurando que “tiene gracia que me nombren socio de honor, cuando para mí es un honor ser socio de la Asociación de Amigos del Hospital de La Princesa”.

Un hombre bueno

El acto de homenaje ha comenzado con unas palabras de Ángel Gabilondo, diputado de la Asamblea de Madrid, gran amigo de Julio Ancochea, que fue rector de la Universidad Autónoma de Madrid y ministro de Educación.

Gabilondo ha recordado que Marco Aurelio, preguntado sobre su oficio, contestó que su cometido se centraba “en ser bueno. Y hoy estamos ante un hombre que es bueno. Esto no es solo una cualidad moral, es también hacer las cosas bien, tener competencia, oficio y generar bienestar en el entorno”.

Ha añadido que en estos tiempos “tenemos que combatir a los cuatro jinetes del Apocalipsis: la soledad, la pobreza, la desigualdad y la xenofobia. Cabalgan con tanta insistencia que requieren personas ejemplares que participan“.

En este grupo ha situado al homenajeado, de quien ha destacado, además, que “conmigo nunca tiene prisa” y es de esas personas “con capacidad de vertebrar, unir, crear comunidad, que ven donde nadie ve y tienen la capacidad de hacer ver. Como la luz, que no se ve pero hace ver”.

El cálido y emotivo discurso de Gabilondo se ha cerrado con unas palabras contundentes sobre su amistad y lo que ésta representa para él: “Quería decirle a Julio que yo le necesito. Me pongo a la cola si hace falta, pero te necesito. No me siento fuerte como para vivir sin necesitar a los demás. Séneca decía que hace falta ser estúpido para creer que alguien no necesita que se le tienda la mano y se tire de él”.

En el transcurso del acto también han intervenido Carlos Jiménez, presidente de Separ, que coincidió como residente de La Princesa con Ancochea en un tiempo en el que “aprendimos humanidad y afabilidad; ciencia y conciencia; factor impacto e impacto de la generosidad”; Mariano Pastor, presidente de Alfa-1, que ha destacado del doctor Julio Ancochea que “siempre se puede contar con él, siempre responde”; y Begoña Barragán, presidenta del Gepac, que ha resaltado su constante disposición a colaborar y ha valorado el tenerle como amigo.

Miguel Carrero, socio de Asomega y presidente de PSN, ingresa en la Real Academia de Medicina de Galicia

Miguel Carrero, presidente del Grupo PSN y socio de Asomega, ha ingresado como Académico Correspondiente en la Real Academia de Medicina de Galicia.

Su discurso de ingreso, titulado “Narciso Carrero Goyanes, Catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Santiago”, fue contestado por el presidente de la Real Academia, José Carro, con una disertación sobre Carrero Goyanes, personalidad señera de la Medicina gallega en el tránsito de los siglos XIX al XX. El propio Carro le impuso la medalla corporativa.

Miguel Carrero aludió en sus palabras a que “la Medicina Gallega está jalonada de extraordinarios y maravillosos ejemplos”, centrándose en Carrero Goyanes, que desarrolló su ejercicio incluso “a costa de su propia vida en auxilio de los enfermos y de los más menesterosos. Compromiso de tal naturaleza que quedó grabado en sus propios genes trasmitiendo sus valores, de ciencia y conciencia, valores profundamente humanos, a su descendencia, y dando lugar a una saga de médicos comprometidos con su profesión y con Galicia”. 

Una larga vinculación con la Medicina gallega

Miguel Carrero es licenciado en Medicina y Cirugía, especialista en Traumatología y diplomado en Medicina Escolar y en Medicina de Empresa.

Realizó parte de su ejercicio profesional en el Gran Hospital Real de Santiago y en el Juan Canalejo, de La Coruña. Cuenta con una amplia trayectoria colegial: se incorporó al Colegio de Médicos de La Coruña como vocal de Médicos Jóvenes y en Formación, alcanzando la presidencia en 1986 y siendo reelegido en cinco ocasiones, hasta que la abandonó en 2007.

Asimismo, es uno de los miembros fundadores de Unión Profesional de Galicia, que presidió hasta 2008, y preside Previsión Sanitaria Nacional (PSN) desde 1998.

Recibió la Insignia de Oro de Asomega en 2017. En aquella ocasión el presidente de Asomega, Julio Ancochea resaltó que el doctor Carrero “es una persona comprometida con la Medicina, con un profundo sentimiento por Galicia, luchadora, de espíritu humanista y muy familiar”.

Francisco Ruza, distinguido por el Movimiento Hipocrático

El doctor Francisco Ruza Tarrío, nacido en Santiago de Compostela, fue profesor titular de Pediatría en la Universidad Autónoma de Madrid (acreditado a Catedrático en 2009)  y jefe del  Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Infantil Universitario La Paz de Madrid, desde su fundación en 1976 hasta su jubilación en 2010. Fue, además, el segundo presidente de Asomega.

De sus múltiples publicaciones destaca “Cuidados intensivos de neonatología”, reconocido como manual auxiliar prácticamente en todos los departamentos de Pediatría de habla hispana, portuguesa y gallega. Además, es académico correspondiente a la Real Academia de Galicia y en la actualidad, profesor emérito de la Universidad Autónoma de Madrid.

Precisamente en esta institución es donde va a ser reconocido la semana que viene en la II Entrega de Distinciones del Movimiento Hipocrático. Los otros profesionales galardonados son José Rafael Cabrera, Antonio González, Francisco Ivorra, Benjamín Pérez Villacastín e Isabel Polanco.

Un reconocido profesional

En una semblanza del doctor Ruza, Aniceto Charro, presidente de honor de Asomega, aseguraba que “el Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital  La Paz que dirigía el dr. Francisco Ruza  ha sido y es una referencia en España, toda América latina y anglosajona, donde lleva décadas asistiendo como poniente invitado principal, pronunciando numerosas conferencias plenarias, sumamente reconocidas”.

Añadía que “se considera discípulo del profesor Peña Guitián, segundo Premio Novoa Santos, y del doctor Jaso, pioneros del gran desarrollo de la pediatría en nuestro país”.

En su extenso y brillante curriculum cabe destacar una de las últimas distinciones que ha recibido: la de Maestro de la Pediatría 2016, concedida por la Asociación Española de Pediatría (AEP).