La Consellería de Sanidade, nuevo Protector de Asomega

La Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia se suma al Consello Protector de la Asociación de Médicos Gallegos, órgano con el que la entidad pretende reforzar su compromiso con su entorno dotándose de un canal de comunicación con las instituciones y con representantes relevantes de la sociedad y del sector de la salud.

La puesta en marcha a principios de este año del Plan Impulso Vinteún, en el que Asomega trazaba un itinerario claro de actualización y apertura de la entidad, recogía la creación del Consello Protector. Este órgano consultivo estará formado por “las instituciones que, de forma más relevante, se han distinguido en la ayuda al cumplimiento de los fines estatutarios de la Asociación”.

Desde el primer momento se integró en él el Parlamento de Galicia, que preside Miguel Santalices, y la Universidad de Santiago de Compostela. Ahora acaba de sumarse otro actor del máximo nivel como es la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia

El conselleiro, Julio García Comesaña, ha trasladado “en nombre de la Consellería de Sanidade, del Servizo Galego de Saúde y en el mío propio el agradecimiento por la distinción honorífica de protector de Asomega que la Junta Directiva de la Asociación de Médicos Gallegos ha otorgando a la institución que represento”.

En su misiva agradece especialmente “este reconocimiento que pone de manifiesto el afectuoso y fructífero vínculo que la asociación mantiene con Galicia”.

Un Consello con peso específico

El objetivo del Consello de Protectores, según aprobó en su día la Junta Directiva de la Asociación, es mantener al menos una reunión anual en la que se dará cuenta de los proyectos impulsados durante el ejercicio y de las iniciativas en marcha. Se trata tanto de informar de los planes como de recoger impresiones y valorar las expectativas que despiertan tales propuestas.

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, considera que la incorporación al Consello de la Consellería de Sanidade es un paso decisivo en la consolidación de este órgano: “Para una entidad como la nuestra, que tiene la sanidad en su ADN, resulta fundamental contar con el apoyo y participación de las instituciones que la representan y gestionan”, señala. Además, valora el hecho de que este respaldo se concreta a nivel institucional, de manera que “aunque cambien las personas, el vínculo de Asomega y sus protectores queda fijado como una apuesta de futuro“.

El II Encontro Mundial se integrará en las actividades programadas dentro del Xacobeo 2021-22

Acompañado por Rafael López, director de Academia Asomega,  Julio Ancochea ha tenido la oportunidad de exponer al presidente de la Xunta de Galicia los proyectos en los que está inmersa la entidad.

Alberto Núñez Feijóo se ha declarado gratamente sorprendido por la variedad y calidad de las propuestas con las que Asomega está construyendo su futuro, así como por su afán y compromiso por convertirlas en realidades tangibles. A la reunión también han asistido el presidente del Parlamento de Galicia y gran amigo de Asomega, Miguel Santalices, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

García Comesaña, Santalices, Núñez Feijóo, Ancochea y Rafael López.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; Miguel Santalices, presidente del Parlamento de Galicia; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; Julio Ancochea, presidente de Asomega; y Rafael López, director de Academia Asomega.

De entre todas las iniciativas planteadas por Asomega el presidente de la Xunta ha destacado la celebración del II Encontro Mundial de Médicos Galegos en Santiago de Compostela los días 5, 6 y 7 de mayo de 2022. La pandemia hizo implanteable su celebración durante este 2021, pero la Junta Directiva ya decidió en su momento posponerlo a 2022 aprovechando la extensión del año jubilar.

La excelente acogida que tuvo la primera edición, unido al hecho de que en la conformación del programa científico están plenamente comprometidos los miembros de Academia Asomega han llevado a Núñez Feijóo a plantear que el evento sea una de las actividades programadas dentro del Xacobeo 2021-22.

Para el presidente de Asomega esto supone un espaldarazo muy relevante: “Asomega está creciendo sobre realidades que convencen a quienes se las contamos porque tienen fecha, contenido, estructura. Lo que la asociación puede aportar como entidad científica, como impulso efectivo de la galeguidade y como punto de encuentro de los médicos gallegos por el mundo va mucho más allá de una declaración de intenciones. Propuestas como el Encontro Mundial, el Premio Nóvoa Santos o la Beca de Medicina Rural, entre otras, así lo demuestran. Es un orgullo que se reconozca con la integración del Encontro en las actividades del Xacobeo 2021-22″.

Premio Nóvoa Santos: 3 de septiembre

Por otra parte, Alberto Núñez Feijóo ha manifestado su satisfacción por la concesión del Premio Nóvoa Santos de Asomega a la doctora Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la SEMG ádemás de subdirectora Médica de la Estructura de Gestión Integrada de Lugo, Cervo y Monforte y profesora de la Facultad de Enfermería del campus de Lugo. El viernes 3 de septiembre ha sido la fecha acordada para la entrega del galardón en Santiago de Compostela.

El reconocimiento a la Atención Primaria por parte de Asomega ha sido todo un acierto, en opinión del presidente de la Xunta, que también ha valorado la reciente concesión de la I Beca de Medicina Rural Asomega – SEMG en un año tan duro para todos pero de manera especial para los profesionales de este nivel asistencial.

El Plan Impulso Vinteún, Asomega Nova, Muller, Axuda e Internacional son esas otras realidades de la Asociación de Médicos Gallegos que tanto Julio Ancochea como Rafael López han expuesto a las autoridades. Unas autoridades que, por otra parte, han valorado la prudencia de Asomega a la hora de suspender, por razones epidemiológicas, el Encontro de Verano que la asociación tiene comprometido celebrar en Allariz desde hace dos años

En definitiva, Julio Ancochea afirma que “seguimos queriendo profundizar en una medicina más humana, humanizada y humanista, y nos une sin duda alguna un sentimiento profundo. Pero nuestra hoja de ruta está trazada y tenemos una ilusión para sacarla adelante que se refuerza en situaciones como esta en las que otras entidades e instituciones respaldan el proyecto”.

Miguel Santalices, Alberto Núñez Feijóo y Julio Ancochea

Miguel Santalices, Alberto Núñez Feijóo y Julio Ancochea

Profesionalizar al tutor y darle más tiempo para su labor docente, claves de mejora

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha dejado claro en la presentación del segundo webinar de la serie “Profesionales de la Sanidad 2030” de Asomega Nova el objeto de esta sesión: analizar la relación entre las figuras del residente y el tutor “en un año tan complicado por la supresión de rotaciones, la polémica por el nuevo sistema de elección MIR y por todas las dificultades ligadas a esta pandemia”.

Como ha recordado, “formadores y médicos en formación son piezas clave de nuestro sistema, que se jacta de contar con un esquema de formación sanitaria especializada de altísimo nivel”. En este sentido, ha recordado que “la exigencia, el aprendizaje desde la práctica y la plena integración de los nuevos profesionales en equipos operativos son, quizás, algunos de sus puntos fuertes”.

Para hablar de todo ello Asomega Nova ha convocado, bajo la moderación de Paula Peleteiro, a un grupo de profesionales representativos de las dos figuras objeto de análisis en esta cita. En concreto, tres tutoras (de Neumología, Urgencias y Atención Primaria) y tres MIR (de Urología, Neumología y Oncología) que tras una hora de intercambio de impresiones, experiencias y reflexiones, han concluido una serie de puntos que la moderadora ha expuesto al final del webinar. Las claves son las siguientes:

  • Existe un déficit de formación claro en la pandemia, reflejado por ejemplo en la supresión -o, como mínimo, alteración- de rotaciones y sesiones clínicas.
  • Cabría plantearse una prolongación del periodo de residencia por las circunstancias vividas, pero estudiando caso por caso.
  • La pandemia nos ha hecho a todos crecer como personas: hay que quedarse con lo bueno.
  • Hay que profesionalizar la figura del tutor: incentivarle económica y/o profesionalmente y facilitarle más tiempo para relacionarse con sus residentes.
  • El sistema de elección MIR propuesto inicialmente para este año fue un completo desacierto. 

Esther Barreiro: “La parte investigadora te va a hacer mejor médico”

Neumóloga del Hospital del Mar de Barcelona, investigadora del IMIM y miembro de la Junta Directiva de Asomega, Esther Barreiro destaca que la pandemia favoreció que se creara “un clima de colaboración, nadie se planteó ‘esto no me toca’, al menos en el periodo álgido”. 

Explica que “nuestros residentes de Neumología aprovecharon la coyuntura de que prácticamente todo el hospital estaba dedicado a Covid y han tenido un entrenamiento forzado, pero interesante. Quizá han perdido algunas rotaciones de tipo función pulmonar o cirugía torácica, pero el entrenamiento del paciente crítico, básico en Neumología, no ha estado tan mal, se han visto impelidos a manejar este tipo de paciente porque no había manos”.

Insiste en la idea de que hay que motivar a los residentes, sobre todo ahora que las circunstancias nos han llevado a una situación insólita que no sabemos si se repetirá en el futuro. Para ello considera imprescindible que los médicos en formación conozcan la investigación. Entiende que durante la residencia lo prioritario es tratar enfermos, pero deben saber que existe la investigación: “Con una visión de la parte investigadora vas a entender mejor la patología y sus mecanismos, lo que seguro te va a llevar a ser mejor médico. Tratamos enfermos, no enfermedades, y los protocolos están solo para estas, pero muchos se salen de protocolo y es necesario tener ese conocimiento”.

Tutoras de especialidades “peculiares”

Ana Bello en Atención Primaria y Beatriz Martínez Barreira en Urgencias han representado en esta mesa dos visiones de la tutoría de residentes con unas características diferenciadas a las del grueso de especialidades. 

Martínez Barreira explica que la figura de tutora en el Servicio de Urgencias es más amplia que la del tutor que tiene dos o tres residentes porque por sus manos pasan hasta 70 médicos en formación “a los que muchas veces no les gusta nada la urgencia, por lo que es una figura especial. Echo en falta tener tiempo para estar más con ellos, evidentemente no puedes formar a los 70 y delego en mis compañeros”.

Su reivindicación la tiene meridianamente clara: “Pediría tiempo y que se reconozca la figura del tutor. Si estuviese más reconocida y valorada profesionalmente tendríamos más poder y podríamos ayudar mejor a los residentes”, afirma.

Ana Bello, por su parte, señala que las rotaciones en Familia son breves por muchos servicios hospitalarios, pero sí han perdido ocasiones de ver patologías “porque al haber menos actividad asistencial ordinaria han dejado de ver pacientes crónicos y de trabajar en consultas externas o plantas del hospital”. 

A eso se añade las especiales circunstancias en que se ha vivido la pandemia desde la Atención Primaria: “En los residentes aprecié mucho estrés, mucha frustración. Lo que más les chocaba era la modalidad de consulta telefónica, los descolocó muchísimo el tener que hacer de filtro, algo desconocido porque en Primaria las puertas estaban abiertas siempre. Aun así, me sigue pareciendo que fue un aprendizaje, aunque duro para todos”.

Respecto a la calidad de la enseñanza que se imparte, se muestra crudamente sincera: “No sé si la docencia realmente tiene ese nivel de excelencia que se pretende. Tampoco creo que sea mucho peor que en otros sitios pero no creo que esté priorizada por la Administración. Todos ponemos buena voluntad, pero no sé si es tan notoria y excelente como nos gustaría”. Para asegurar su calidad también reclama tiempo, incentivos y agendas bien dimensionadas.

Los residentes reclaman más contacto con sus tutores

¿Y qué opinan los residentes? Los tres participantes en esta mesa han coincidido básicamente en sus apreciaciones, que se resumen en demandar, sobre todo, un acceso más fácil y prolongado a sus tutores, una relación más fluida con ellos para lo que entienden que éstos necesitarían disponer de más tiempo.

José María Eiros, residente de Neumología en el Hospital de La Princesa de Madrid, lo ha resumido en tres puntos:

  • Disponibilidad, cercanía, tener 10-15 minutos cada dos semanas al menos para tomar un café y conversar.
  • La confianza con los tutores para poder charlar y conversar sobre todas las rotaciones, aspectos a mejorar y a exigir por su parte.
  • Consecuencia de lo anterior, aprender de su ejemplo, a nivel profesional y humano, sobre el trato con los pacientes y compañeros de trabajo.

Por su parte Martín Pérez Martelo, residente de Oncología del CHUS, reconoce que en general sí hay implicación por parte de los tutores, aunque también echa en falta “que dispongan de un día cada cierto tiempo para dedicarse exclusivamente a la tutorización de residentes”. 

En el mismo hospital es residente de Urología Antonio Fernández Yáñez, que explica cómo la pandemia ha afectado a su servicio al suprimirse prácticamente en su totalidad la cirugía de patología benigna y, en la parte clínica, al suspender temporalmente las sesiones clínicas. Ha explicado que, desde su punto de vista, debería plantearse individualmente la posibilidad de ampliar el periodo de formación para atender a aquellos residentes que se han visto afectados de forma especial por las circunstancias, como los que tenían previstas estancias en el extranjero, por ejemplo.

Respecto a la experiencia de la pandemia, José María Eiros ha asegurado que, a pesar del déficit de formación que ha traído consigo y de la dureza de la situación, estos meses han sido positivos “a nivel humano, de compañerismo. Ha sido una experiencia que esperemos que sea única, pero nos ha aportado mucho en valores”.

Pesar por el fallecimiento de Ovidio Cadenas, referente del asociacionismo gallego

Hace unos años ‘El Correo Gallego‘ entrevistó a Ovidio Cadenas Queipo, presidente de la Xuntanza de Gallegos en Alcobendas y de la Federación de Asociaciones Gallegas en Madrid (Fagama). En la introducción de esa entrevista se hacía una certera semblanza de su figura:

“Si hubiera que resumir la vida de Ovidio Cadenas Queipo tendríamos que trazar un arco que partiera desde la imagen de un chico de pueblo que, en una de esas tardes gallegas en que la lluvia está harta de sí misma, conduce el ganado al establo. Habría que cerrar ese arco con la imagen de un hombre de ciudad que es capaz de reunir a más de doscientas mil personas en la Feria del Marisco de Alcobendas que él mismo ideó para que los de la capital aprendiesen también que a Galicia se puede llegar por los cinco sentidos”.

Ovidio Cadenas

Ovidio Cadenas. Foto: http://enxebreordedavieira.blogspot.com/

Como máximo responsable de Fagama reunió bajo su presidencia a la Xuntanza de Gallegos en Alcobendas, Centro Gallego de Móstoles, Centro Gallego de Tres Cantos, Centro Gallego del Noroeste en Collado Villalba, Casa Gallega de Fuenlabrada, Asociación Gallega Corredor del Henares (Alcalá de Henares), Centro Gallego de la Sierra de Madrid en Colmenar de Arroyo y Asociación de Taxistas Gallegos en Madrid (Atagama). 

Según ha informado la Junta Directiva de la Xuntanza de Gallegos en Alcobendas, el funeral tendrá lugar mañana día 5 de julio a las 12 h. en el tanatorio del cementerio de La Paz (Tres Cantos), respetándose escrupulosamente todas las medidas de seguridad y las limitaciones de aforo establecidas por las autoridades sanitarias.

Couñago: “Asomega es corazón, la combinación de amor por Galicia y por la Medicina”

El programa “Fórmula Salud” que presenta en Onda Madrid Alipio Gutiérrez ha contado con la presencia de Felipe Couñago, miembro de la Junta Directiva de Asomega y coordinador del equipo de trabajo Asomega Nova.

Felipe Couñago tras la entrevista en Fórmula Salud.

En una interesante entrevista el doctor Couñago se ha extendido sobre cuestiones relacionadas con su especialidad, haciendo especial hincapié en la labor de cuidado y acompañamiento que inevitablemente ha de ir ligada a su actuación como médico dadas las situaciones de incertidumbre y soledad en que se encuentran los pacientes a los que trata. En definitiva, ha hablado de la necesaria humanización de la práctica médica.

“Desde el Grupo de Cáncer de Pulmón de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica que yo coordino estamos participando en diferentes iniciativas junto con los pacientes oncológicos y de ahí aprendemos a tratar mejor a la persona que sufre este mal y que muchas veces suma al miedo por la enfermedad el estigma de sentirse culpable”, ha afirmado.

También se ha referido a los relevantes avances tecnológicos que ha experimentado su especialidad en los últimos años que han permitido, por ejemplo,  que hoy haya cánceres “como el de próstata, estadios iniciales de pulmón o de vejiga que se pueden curar sólo con radioterapia o combinándolo con quimioterapia, pero sin cirugía”. 

Ha añadido que “la radioterapia está presente en el 40% de las curaciones del cáncer y es necesaria en más del 60% de los pacientes con cáncer”. Datos por los que considera más que necesario seguir investigando en este campo; “Sería ideal que se invirtiera más en radiogenómica que aportaría más precisión para mejorar los tratamientos”, afirma.

Asomega y los sentimientos

Respecto a su pertenencia a Asomega, Felipe Couñago asegura que una de las cosas que más le llamaron de la entidad cuando llegó fue constatar que “hay mucho talento gallego esparcido por el mundo“. Destaca, por ejemplo, al presidente Julio Ancochea, “jefe de Neumología de La Princesa, que ha sido y es presidente de todo, hasta de su sociedad científica, pasando por la presidenta de la Sociedad de Oncología Pediátrica, Ana Fernández-Teijeiro, hasta el mundo de la Oftalmología, con Julián García Feijóo, etc. Hay talento por todas partes y talento fuera de España también, con la escuela oftalmológica inglesa, Burguera en EEUU…”.

En cuanto a su visión de la entidad, Couñago es rotundo: “Asomega es corazón. Asomega es la combinación del amor que tenemos por Galicia y el amor que tenemos por la Medicina. En palabras del presidente, el doctor Ancochea es ciencia, arte, valores y sentimiento, lo que comparto completamente”.

Y desde esa confluencia de visiones de Asomega, la Medicina y Galicia, Felipe Couñago lidera el proyecto Asomega Nova, “la parte de la asociación de médicos más jóvenes, porque toda entidad debe apostar por los más jóvenes para que pueda seguir teniendo presente y futuro. Ya tenemos especialistas de distintos ámbitos como la Oncología Médica, Radioterápica, la Cirugía, la Oftalmología, etc., y acabamos de empezar una serie de webinars de Asomega Nova, el primero de ellos sobre la carrera investigadora en España“. 

Cristina Margusino: “Debe ser prioritario promover la salud y equidad en zonas rurales”

La Asociación de Médicos Gallegos (Asomega) y la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG), en colaboración con Laboratorios Bial, han celebrado este sábado en la sede del Colegio de Médicos de Ourense el acto de entrega de la I Beca de Medicina Rural.

El evento, del que ha sido anfitrión el presidente del Colegio José Luis Jiménez, ha estado presidido Miguel Santalices, presidente del Parlamento gallego, y ha contado con la presencia del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. La mesa presidencial la completaban el presidente de Asomega, Julio Ancochea, y el miembro de la Junta Directiva de SEMG Lorenzo Armenteros.

Cristina Margusino, jefa del Equipo de Atención Primaria de Xinzo da Limia, ha recogido el reconocimiento principal, consistente en diploma y 6.000 euros, por su proyecto de intervención comunitaria centrada en la organización de jornadas de coordinación entre agentes sociosanitarios y la población del área.

Álbum de Facebook

Pincha sobre la imagen para acceder al álbum fotográfico completo del evento en Facebook.

En su intervención, la doctora Margusino ha insistido en que el suyo es “un trabajo multidisciplinar, cuyo objetivo primordial es la humanización de la asistencia”.

Según ha explicado, “desde el equipo de AP decidimos impulsar estas jornadas con todos los agentes sanitarios de la comarca y por supuesto con los pacientes y familiares”. Considera que los equipos de AP “debemos reorientarnos e innovar, y detectar los problemas de salud de nuestra comunidad”.

Ha recordado que “el envejecimiento y el aislamiento crean desigualdades en una atención que debería ser universal. Debe ser prioritario promover la salud y la equidad en la atención a los pacientes en zonas rurales”. Y ha añadido: “Ser pocos no significa tener menos derechos”.

Además, ha insistido en la necesidad de los profesionales sanitarios de ser proactivos, para lo que contar con un sistema formativo óptimo resulta crucial. Reclama la creación en la universidad de “departamentos específicos de Medicina Familiar y Comunitaria con estructura y dotación de profesorado adecuados al peso que tiene la Medicina de Familia”. Su conclusión es contundente: “Ser un buen profesional significa ser cercano, tener sentido común. Pero la formación continuada debe mantenernos en la vanguardia de la medicina”.

Su intervención se ha cerrado con la proyección de un vídeo en el que los miembros de su equipo explican de primera mano en qué consiste su trabajo.

Mención honorífica

En el acto también se ha procedido a la entrega del diploma y mención honorífica a Ana Bello Souto, de AP de Lugo, por su trabajo sobre educación en autocuidado para personas con cuadros de dolor crónico musculoesquelético de entre 45-65 años en el ámbito rural de un ayuntamiento de la provincia de Lugo.

En su intervención ha afirmado que la Atención Primaria “lucha a día a día”, aunque a veces está “un poco desanimada, decepcionada porque no es siempre una prioridad de nuestros gobernantes”. Critica que en ocasiones se destinen “inversiones millonarias a sofisticadas tecnologías hospitalarias y se olviden un poco del capital humano que estamos acompañando a los pacientes dando la mejor calidad posible dadas las circunstancias”.

Compromiso con la Atención Primaria

El acto de entrega de la I Beca de Medicina Rural de Asomega y SEMG ha estado presidido por el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, que ha clausurado el evento reconociendo el peso de la Atención Primaria y su condición de piedra angular del sistema sanitario.

Además, ha vuelto a hacer público su compromiso con Asomega, con la que ha recordado que mantiene una relación desde hace muchos años sustentada en la defensa de valores comunes como la cercanía y la apuesta por la humanización de la asistencia sanitaria.

Julio García Comesaña, conselleiro de Sanidade, también ha valorado la convocatoria realizada por Asomega y SEMG por el hecho de poner el foco en el nivel asistencial más utilizado, y ha reconocido que la AP, como señalaba Ana Bello, precisa más recursos y toda la atención posible.

Julio Ancochea: “Un proyecto común”

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, tras agradecer y valorar la presencia de las autoridades en el acto, ha destacado que la I Beca de Medicina Rural reconoce a dos mujeres “innovadoras y entusiastas, profesionales comprometidas que entienden que cada uno desde su puesto importa y aporta, pero aún más desde la iniciativa, la propuesta constructiva, el proyecto común”.

Del proyecto ganador ha destacado que el proyecto se base en la comunicación, en el “sentémonos y hablemos” para poner en común “nuestras carencias y nuestros problemas, pero también expliquemos a los otros qué podemos hacer y entendamos bien qué nos puede aportar el otro. Y entre todos, construyamos”.

Además, ha mostrado su satisfacción personal por el hecho de que el proyecto ganador sea orensano, “tierra en la que mi propio abuelo fue médico de los que iban a caballo de noche a las aldeas a atender a los pacientes y, como decía de su padre don Ramón Otero Pedrayo, conocía los silencios y sonidos de la aldea”. (Acceso al discurso completo de Julio Ancochea).

Por su parte Lorenzo Armenteros, representante de SEMG, ha señalado que la medicina rural y la AP en general ha visto aflorar más sus debilidades en pandemia, evidenciando que “necesita el apoyo institucional y la apuesta sin matices para mejorar, y poder ejercer con dignidad nuestro arte de la Medicina”.

Asomega participa en la ofrenda floral a Emilia Pardo Bazán

La Iglesia de la Concepción de Madrid ha acogido la ofrenda floral a Emilia Pardo Bazán organizada por las asociaciones gallegas de Madrid, a la que ha asistido Miguel Santalices, presidente del Parlamento de Galicia.

Foto del homenaje a Pardo Bazán en Madrid

En el centro Miguel Santalices, presidente del Parlamento de Galicia, y a su izquierda, de blanco, María Rodríguez, coordinadora de Asomega Muller y miembro de la Junta Directiva de la asociación

Santalices ha destacado el papel como innovadora y madrigallega de la escritora, no en vano fue la primera mujer cronista de la capital de España y pasó aquí la mayor parte de su vida.

Asomega participa de forma activa en estos actos desde su primera época como “Asociación de Médicos Gallegos en Madrid”. En esta ocasión ha estado representada por la miembro de la Junta Directiva y coordinadora de Asomega Muller María Rodríguez.

Pardo Bazán y Madrid

Emilia Pardo Bazán (1851-1921) nació en La Coruña, ciudad que siempre aparece en sus novelas bajo el nombre de “Marineda“, pero residió en Madrid la mayor parte de su vida. Fue periodista, escritora y ensayista pionera en la lucha en defensa de los derechos de las mujeres.

Madrid es audaz, jaranero y curioso” escribió en la revista ‘La Ilustración Artística en 1913’. Cabe recordar que fue la primera mujer que pronunció una conferencia en el Ateneo de Madrid, del que llegó a ser la primera socia y presidenta de la Sección de Literatura.

Vivió en el número 35 de la calle San Bernardo de 1890 a 1915, pero su fallecimiento ocurrió en la calle Princesa, en el año 1921.

Este sábado se entrega la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG

La Asociación de Médicos Gallegos (Asomega) y la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG), en colaboración con laboratorios Bial, celebran este sábado en la sede del Colegio de Médicos de Ourense el acto de entrega de la I Beca de Medicina Rural, que estará presidido por el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, y contará también con la presencia del conselleiro de Sanidad de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña.

Cristina Margusino, jefa del Equipo de Atención Primaria de Xinzo da Limia, recogerá el reconocimiento por su proyecto de intervención comunitaria centrada en la organización de jornadas de información y coordinación entre agentes sociosanitarios y la población del área. La beca consiste en diploma y 6.000 euros.

Asimismo, Ana Bello Souto, de AP de Lugo, recibirá diploma y mención honorífica por su trabajo sobre educación en autocuidado para personas con cuadros de dolor crónico musculoesquelético de entre 45-65 años en el ámbito rural de un ayuntamiento de la provincia de Lugo.

En la mesa presidencial, junto al presidente del Parlamento de Galicia, estarán Julio Ancochea, presidente de Asomega; José Luis Jiménez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense; y Lorenzo Armenteros, de la Junta Directiva de SEMG. Asistirá también al acto Ángel del Cerro, jefe nacional de Ventas de Laboratorios Bial.

De Madrid a Santiago: presentado el Xacobeo 21 en la capital

Si la semana pasada fue la presentación del “Camino Santiaguero en el corazón de Madrid” del Xacobeo 21-22, en la que participó el presidente de Asomega, Julio Ancochea, esta semana se ha producido la presentación institucional del Xacobeo 21 en la capital, con la presencia del alcalde José Luis Martínez-Almeida, el vicepresidente de la Xunta de Galicia Alfonso Rueda y el secretario general de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda.

Roberto Conde, de la Junta Directiva de Asomega; Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta; José Luis Martínez Almedia, alcalde de Madrid; y Ramón Cadórniga, socio de Asomega.

Roberto Conde, de la Junta Directiva de Asomega; Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta; José Luis Martínez Almedia, alcalde de Madrid; y Ramón Cadórniga, socio de Asomega.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha asegurado que “en este Xacobeo estaremos a la altura de las expectativas puestas en Galicia”. Madrid da la bienvenida a su Semana Xacobeo y augura “invasión de ‘madrigalegos'” en el Camino de Santiago. Ha animado a visitar su tierra en este año y medio que resta de Xacobeo, en el que los visitantes dispondrán de un seguro Covid por parte de la Xunta, que cubrirá su hospitalización en caso de infectarse. También ha aplaudido que dentro de poco se pondrá en marcha el AVE que conectará Madrid y Galicia en tres horas.

El alcalde de Madrid, por su parte, se ha declarado “madrigallego”: “El último honor fue ser nombrado Comendador de la Orden del Cocido de Lalín. Volveré no como alcalde sino como peregrino porque en agosto volveré a hacer un buen tramo del Camino”, ha asegurado.

Asomega, por su parte, recuerda su nacimiento y primera época como “Asociación de Médicos Gallegos en Madrid” y participa activamente en estos actos. Por parte de la entidad han asistido al acto el miembro de la Junta Directiva Roberto Conde y los socios María Eugenia Blanco Cachafeiro y Ramón Cadórniga

El alcalde de Madrid, Martínez Almeida, con la socia de Asomega María Eugenia Blanco Cachafeiro

El alcalde de Madrid, Martínez Almeida, con la socia de Asomega María Eugenia Blanco Cachafeiro

“Cruce de caminos”

Para cerrar el acto, se ha exhibido el primer documental de la serie ‘Madridgallegos‘, que lleva por título “Cruce de caminos”. En él, ilustres personalidades gallegas nos adentran en lo más profundo de la cultura e identidad de su tierra a través de lo que les sugieren palabras como peregrino, morriña, emigrantes, campo de estrellas o xacobeo. Todo ello enmarcado por vídeos e imágenes evocadoras de los elementos más enxebres del paisaje gallego: sus fuentes, sus bosques, su mar, sus fuegos rituales… y de fondo, su música.

Las palabras intercaladas de ilustres escritores gallegos como Rosalía de Castro, Ramón María del Valle-Inclán, Emilia Pardo Bazán o Camilo José Cela dan paso a cada una de las entrevistas, con una especial reseña a la obra del arquitecto Antonio Palacios, creador del edificio del Ayuntamiento de Madrid.

La historia de los madrigallegos se completará con las dos siguientes entregas de esta serie de documentales titulados “Galaxia-Galicia” y “Encuentra tu camino”.

Numerosos nombres vinculados a Asomega entre ‘Los 143 más influyentes 2021’

El Correo Gallego‘ ha presentado su lista de personajes influyentes de Galicia, “aquellos que con su trabajo, su empeño personal y su valía lideran desde diferentes sectores una sociedad pujante y moderna que se enfrenta a grandes retos”.

En total, 143 nombres considerados a nivel global y cinco listas sectoriales con los 20 protagonistas más relevantes de la política, la cultura, la empresa, la universidad y la sanidad. La propuesta se cierra con otra lista de las mujeres más destacadas.

En “Los 143 más influyentes 2021” hay una amplia presencia de Asomega, que se hace patente por supuesto en el ranking sanitario, en cuyos tres primeros puestos hay nombres vinculados a la entidad:

Aparece también Miguel Carrero, destacado socio y receptor de la Insignia de Oro en 2018. Preside el Grupo PSN, entidad colaboradora de Asomega con la que va a organizar el Premio A Fonte Limpa de humanización de la sanidad, cuyas condiciones y características se conocerán en breve.

También sale entre los diez primeros en Sanidad Eloína Núñez, gerente del Área de Gestión Integrada de Santiago y Barbanza, que es una de las flamantes incorporaciones al equipo que dirige Rafael López en Academia Asomega.

La nómina de premiados por la asociación en este listado se completa con dos personalidades que obtuvieron el reconocimiento el mismo año, 2008: Felipe Casanueva Freijo, catedrático de Medicina de la USC, que fue merecedor del XIII Nóvoa Santos; y Diego Murillo, receptor de la Insignia de Oro de ese año.

Más Nóvoa Santos e Insignias de Oro

El ‘top ten’ genérico de ‘Los 143 más influyentes 2021’ incluye también nombres de personajes que acreditan una especial relación con Asomega, en concreto tres de ellos:

En el puesto 16º figura otro de los apoyos imprescindibles de Asomega en estos últimos años: Miguel Santalices, presidente del Parlamento de Galicia, cuya relación con la entidad se ha hecho evidente en prácticamente todos los actos de la asociaciión en Galicia y fuera de sus fronteras: fue uno de los conferenciantes del ciclo “Medicina y Humanidades“, presidió la inauguración y clausura del I Encontro Mundial de Médicos Galegos, participó en el homenaje al Padre Feijóo y un largo etcétera. Además, fue Insignia de Oro en 2018.

Otros nombres ilustres que se reflejan en la lista son los de los Premios Nóvoa Santos María José Alonso -premiada en 2011- y Carlos Diéguez -en 2013-. Además, profesionales que participaron en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos que organizó Asomega en Santiago como Julio García Comesaña, actual conselleiro de Sanidade; Miguel Caínzos, catedrático de Cirugía de la USC; o Enrique Domínguez, jefe de Digestivo del CHUS.

La Insignia de Oro de Asomega también ha ido a parar a personajes destacados que se mencionan entre ‘Los 143 más influyentes 2021’. Entre ellos José María Fernández Sousa, presidente de PharmaMar, nuevo socio benefactor de Asomega; y dos antiguos rectores de la Universidad de Santiago: Ramón Villares Paz y Senén Barro Ameneiro.

Inaugurado el “Camino Santiaguero en el corazón de Madrid” del Xacobeo 21-22

La Iglesia de Santiago de Madrid ha acogido la ceremonia xacobea con la que los presidentes de las asociaciones y centros gallegos de Madrid, luciendo la capa de la Orden de la Vieira, han inaugurado el Camino de Santiago en el corazón de Madrid del Año Xacobeo 2021-22. En el acto ha participado también el presidente de Asomega, Julio Ancochea.

Tras la foto de grupo en las escalinatas de la Iglesia, el maestro Carracedo ha interpretado el Himno del Antiguo Reino de Galicia para cerrar el acto.

A continuación, los participantes (ya sin la capa del peregrino) han comenzado desde la Plaza de Santiago la ruta xacobea, guiada por el escritor y experto en temas xacobeos Fernando Lalanda.

El recorrido de la ruta se ha detenido en los símbolos y huellas xacobeas que se conservan en el entorno medieval del “Barrio de Santiago”, desde la antigua Iglesia de San Juan, la calle de San Nicolás, la calle Calderón de la Barca, la Plaza de la Villa, la Torre de los Lujanes, la casa de Iván de Vargas, la calle Mayor y la Plaza de Oriente, hasta finalizar en la Catedral de la Almudena, donde está la estatua del Apóstol Santiago.

Julio Ancochea con la capa de la Orden de la Vieira

Julio Ancochea, presidente de Asomega, con la capa de la Orden de la Vieira

En el altar se ha desplegado una pancarta alusiva al Año Xacobeo 21-22,

En el altar se ha desplegado una pancarta alusiva al Año Xacobeo 21-22,

Constituida Academia Asomega: proyectos y sueños comunes en torno a Galicia y la Medicina

Uno de los proyectos estratégicos más ambiciosos de Asomega ha dado su pistoletazo de salida. La Junta Directiva dio en su día luz verde a la creacion de Academia Asomega y aprobó la candidatura de Rafael López, jefe del Servicio de Oncología Médica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, como su responsable.

Desde entonces el director de Academia Asomega ha iniciado una labor de configuración de este órgano -que adelantó en una larga entrevista– y ha contactado con los que conformarán su núcleo duro, profesionales gallegos de primerísimo nivel.   

En una reunión con todos ellos, el presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha expuesto lo que es hoy la entidad, explicándoles que “estamos mirando al futuro y tratando de construir una Asomega diferente, que tiene que rejuvenecerse, feminizarse, abrirse más a la sociedad, una Asomega sin fronteras“. 

Primeros espadas para Academia Asomega

Para consolidarla se necesita el concurso de profesionales motivados con el proyecto e ilusionados en hacer de esto, como dice el propio Ancochea, “el principio de una aventura maravillosa”. La nómina inicial de integrantes de la Academia Asomega la conforman los siguientes nombres:

  • Benjamín Abarca, médico de Familia y ex presidente de SEMG.
  • Bartolomé Burguera, director de la Cleveland Clinic.
  • Javier De Toro, jefe de Servicio de Reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.
  • Alberto Fernández Villar, jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo.
  • Eloína Núñez, gerente del Área Sanitaria de Santiago de Compostela
  • Ana Pastor, jefa de Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense.

Sueños hechos de realidades

En su intervención ante todos ellos Rafael López ha asegurado considerarse a sí mismo “médico que lleva la vocación en el corazón pero a la vez intentando ser el mejor científico y apreciando los valores que defiende Asomega, que es bueno tenerlos presentes y transmitirlos a las siguientes generaciones”.

Para ello considera importante el giro que se está dando a la asociación y para el que pide a todos los integrantes de la Academia su implicación: “Todos necesitamos evolucionar, pero una asociación como esta necesitaba un cambio importante para cumplir con esos valores y reivindicarlos ante todos los médicos gallegos, incluyendo por supuesto a los que trabajan fuera de España“, ha asegurado.

Ha insistido en que la Academia es fundamentalmente un órgano consultivo de la Junta Directiva de Asomega, añadiendo a todo ello un importante componente institucional: “Tenemos que darles ideas, representarles y potenciarlos en Galicia”. En este sentido, ha dicho, el objetivo más inmediato es el II Encontro de Médicos Galegos, que se celebrará en Santiago en mayo de 2022.

Orgullo y compromiso

Posteriormente han intervenido todos los integrantes de Academia Asomega, que han coincidido en su agradecimiento a Rafael López y a la asociación por contar con ellos para el proyecto, lo que consideran “un orgullo”. Bartolomé Burguera, desde Cleveland, ha puesto el acento en la necesidad de contar con financiación para materializar todos los proyectos que tiene en cartera la entidad, y ha reiterado su ofrecimiento de una beca de asistencia en Cleveland de un mes financiada por él mismo. 

Javier del Toro ha valorado el acento que se pone desde Asomega en lo gallego, mientras que Ana Pastor ha mostrado su satisfacción por estar en este grupo motivada por el hecho de que no es gallega de nacimiento, pero esta tierra “nos ofreció a mí y a mi familia lo que somos”.

Eloína Núñez ha dicho estar honrada de poder “llevar por el mundo lo que somos los gallegos, lo que es la medicina gallega”. Por su parte Benjamín Abarca se ha referido a la gran repercusión que tuvo el I Encontro de Médicos Galegos y ha destacado el reconocimiento que desde Asomega se hace siempre a la Atención Primaria.

Inmaculada Ramos: “Asomega es sentirse médico y gallego”

La vicepresidenta de Asomega y directora del distrito sanitario de Monforte, Inmaculada Ramos, ha hablado sobre gestión de la sanidad, colaboración público-privada, el papel de la Atención Primaria, la pandemia… y, por supuesto, sobre Asomega a lo largo de la entrevista que le ha hecho Alipio Gutiérrez en el programa Fórmula Salud de Onda Madrid.

Inmaculada Ramos

Inmaculada Ramos en el estudio de Onda Madrid donde se hace el programa “Fórmula Salud” de Alipio Gutiérrez.

En el bloque de la entrevista dedicada a Asomega, Ramos ha secundado la definición que hace el presidente, Julio Ancochea, cuando habla de la entidad como “un sentimiento“. En su opinión, Asomega “es sentirte gallego y médico”. Reivindica que “tenemos otra manera de entender las cosas, nuestras morriñas, nuestros recelos a veces y eso es bueno mostrarlo y decir que tenemos un rasgo diferencial”, afirma.

El mejor ejemplo de ello se vivió en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos celebrado en 2019 en Santiago de Compostela. Según la vicepresidenta, su gran éxito radicó en su carácter multidisciplinar, en un momento en el que lo que abundan son los foros altamente especializados. Aunque habría tocado celebrar la segunda edición este año, la pandemia ha obligado a retrasarlo hasta 2022, aprovechando que sigue siendo Año Xacobeo, “a ver si estamos todos vacunados y podamos juntarnos en mayor número de lo que se puede hacer ahora”.

El gran presente y futuro de Asomega Muller (“un espacio de reconocimiento público y para crear una red de mujeres profesionales”) y Asomega Nova (“está dando la mayor participación en este momento”) han sido otros asuntos sobre la asociación tratados en la entrevista. 

El gran objetivo de la vacunación

Respecto a la gestión hecha hasta ahora de la pandemia, Ramos ha sido clara: duda de que inicialmente se pudiera haber hecho otra cosa. “El sistema sanitario español respondió por encima de su capacidad” y ahora estamos en otro momento en el que lo que toca es gestionar bien los recursos para garantizar una vacunación completa y lo más rápida posible: “El reto ahora es conseguir la máxima inmunización de toda la población”, asevera.

Además, explica que si no hay una vacunación generalizada “vamos a seguir teniendo problemas sobre todo porque se trata de un agente biológico que hace mutaciones y no sabemos la cobertura que las actuales vacunas darán a una futura mutación”. Por eso resulta imprescindible la generalización de las vacunas.

Público – privada y hospital líquido

Preguntada sobre el límite entre la sanidad pública y la privada, Inmaculada Ramos considera que, a la hora de organizarse, todo servicio sanitario “se debe gestionar con la eficiencia que requieren todos los proyectos empresariales”.

Además, los límites no están claramente definidos porque hoy día cada vez es mayor “la intervención de entidades privadas que dan soporte a la atención sanitaria pública. Muchos servicios no podrían llevarlos de manera propia el sistema sanitario”, explica. Considera que se puede debatir si lo público ha de poner más recursos, pero hay que aceptar que no se puede asumir todo el coste desde lo público.

Otro tema central de la entrevista ha sido la necesaria adaptación de los sistemas públicos de sanidad al envejecimiento de la población. En este sentido, explica que los hospitales tienden a una atención cada vez más ambulatoria, “en la que no sea el ingreso la principal producción hospitalaria. Las dolencias crónicas han de tener una coordinación entre las distintas disciplinas que atienden al paciente y eso es una gran labor que nos queda por hacer”, señala.

Se trata, en definitiva, del concepto de los “hospitales líquidos“, con capacidad de adaptación a nuevas circunstancias. En ello resulta decisivo, según Ramos, el auge de las nuevas tecnologías porque “en ciertas patologías un seguimiento no presencial es más que suficiente”. Eso sí, advierte: “Hemos de ser capaces de que no se nos escapen casos que sí requieran exploración”, aunque cuenta con que se incorporarán más tecnologías que ayudarán a afinar estos procesos.

“En el rural, la accesibilidad y cercanía con los pacientes facilitan la labor asistencial”

Educar en el autocuidado es el objetivo principal del proyecto que Ana Bello Souto presentó a la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG y que le ha valido una mención honorífica por la calidad de la propuesta. Se dirige a pacientes de localidades pequeñas con cuadros de dolor crónico músculoesquelético de entre 45 y 65 años y, como explica, se trata de enseñarles a hacer ejercicio “de forma asequible” para disminuir su dolor cotidiano y “mejorar la funcionalidad”.

En definitiva, un intento de poner en práctica lo que ella misma considera definitorio de la Atención Primaria: la cercanía del médico de Familia que “acompaña, atiende, alivia y reconforta a su paciente, al que infunde tranquilidad”, 

Ana Bello Souto en su consulta.

Ana Bello Souto en su consulta.

¿Nos puede describir brevemente su trayectoria profesional?
Mi trayectoria profesional se inicia con la etapa de formación como médico interno residente en la Unidad Docente de Lugo en el año 1999. Finalizada esta realicé breves sustituciones en una residencia sociosanitaria, ya que me pareció que en un ámbito de trabajo como la comunidad gallega, con un alto porcentaje de población envejecida, sería una experiencia enriquecedora (como así fue), y también en la Unidad de Cuidados Paliativos de la AECC en Lugo porque fue este un tema que siempre me interesó.

Desde el 2003 hasta el 2008, año en que obtuve mi plaza en la oposición del SERGAS, trabajé en urgencias extrahospitalarias. Y desde entonces hasta la actualidad en Atención Primaria.

Estudió en la Universidad de Santiago. ¿Qué le hizo decantarse por Medicina de Familia? ¿Tenía otras opciones o tuvo claro siempre dedicarse a la Primaria?
Siempre tuve claro que quería dedicarme a la Medicina de Familia, la figura del “médico de cabecera” para mí significaba todo un referente en la atención a cualquier individuo.

¿Qué es lo que más destaca Ana Bello Souto de su trabajo en Atención Primaria?
De mi trabajo en AP lo que más destaco sin duda es la longitudinalidad, la posibilidad de seguir a un paciente durante su trayectoria vital integrando todas aquellas circunstancias tanto sanitarias como sociales, laborales o familiares que condicionan su bienestar, y en los distintas fases del enfermar, desde la prevención hasta la convalecencia o el desenlace, pasando por el diagnóstico y el tratamiento, evidentemente. La accesibilidad y cercanía con los pacientes en el medio rural facilitan también la labor asistencial.

Es tutora de residentes de AP. ¿Qué cree que debería mejorar en la formación de los futuros médicos de familia?
Sería deseable la mayor implicación de determinados servicios hospitalarios en su formación, así como de los servicios de salud de cara a facilitar la docencia de los tutores, en muchas ocasiones desbordados por la sobrecarga asistencial. Probablemente sería también beneficioso que existiese una especialidad de Urgencias, claramente diferenciada de la formación en Medicina Familiar y Comunitaria, con sus propios objetivos y sus propios docentes, de tal forma que aquellos médicos que se formen como MAP ejerzan como tales, en tanto los que prefieran la atención urgente se formen específicamente para ello y opten a las correspondientes ofertas laborales.

¿Considera que la Atención Primaria recibe el reconocimiento social e institucional que merece? ¿Y la AP rural?
No creo que la AP reciba el reconocimiento social ni institucional que se merece, en absoluto. En plena crisis sanitaria por la pandemia del Covid muchos pacientes tuvieron la sensación de que se ralentizó totalmente el ritmo de trabajo en los CS, asumiendo que las consultas telefónicas son mucho menos trabajosas, cuando es justamente al revés, por llevar una mayor carga de incertidumbre. La inmensa mayoría de los pacientes infectados fueron diagnosticados y seguidos en AP, afortunadamente, pero no tengo claro que la población haya tenido clara esta circunstancia.

La baja inversión en financiación de la AP de las distintas administraciones deja bien claro que no es en absoluto una prioridad para el sistema y que mejorar las condiciones de sus trabajadores no es uno de sus objetivos. Por desgracia, se invierte más en tecnología o fármacos de dudosa eficiencia que en personal, por ejemplo.

En el medio rural en general el MAP está bien considerado, por su accesibilidad y por ser de los pocos servicios que conservan. A los paciente les suele infundir tranquilidad tener a alguien cercano que les acompaña en los procesos, les atiende en sus patologías, les alivia y les reconforta.

¿En qué consiste el proyecto que presentó a la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG y que ha merecido un reconocimiento honorífico? 
El proyecto que presentamos es una propuesta para pacientes de entre 45 y 65 años con procesos de dolor crónico osteomuscular a los que se invita a participar en un programa de ejercicio supervisado por personal sanitario (médicos y fisioterapeuta), para que sea lo más seguro y efectivo posible. Se trata de aprender a hacer ejercicio de una forma cercana, asequible, para luego seguir en casa y tener mejores condiciones físicas ,disminuir el dolor muchas veces cotidiano que tienen estos pacientes, y mejorar la funcionalidad, es decir, poder hacer más cosas y con menos dolor. Todo ello es de esperar que mejore la calidad de vida y la autoconfianza de los pacientes.

Se va a llevar a cabo en grupos pequeños y en distintos puntos del ayuntamiento para facilitar el acceso. Por último trataremos de medir, a través de tests validados, todas esas mejoras que esperamos se produzcan en la mayoría de los participantes.

¿Ha llegado a ponerlo en práctica o aún se encuentra en fase de proyecto?
Todavía está en fase de proyecto porque estábamos a la espera de saber si contábamos con la dotación económica de la beca y ahora lo adaptaremos a los medios de que disponemos.

¿Están inmersos en su centro o en su área en otros proyectos de investigación o innovación?
Somos un centro pequeño y los proyectos que se llevan a cabo son los de los residentes, hasta ahora no nos habíamos animado con un proyecto propio. Esperamos que este no sea el último porque teníamos muchas ganas de hacer algo enfocado a la población anciana, que es mayoría en nuestra área y se beneficiaría enormemente de un proyecto a nivel comunitario, así como el abordaje de los cuidados en domicilio, ya que todavía hay muchos cuidadores informales.

¿Qué supone el reconocimiento de Asomega y la SEMG para usted y para su centro de salud?
Es sin duda un aliciente más para el proyecto, que ya de por sí nos motivaba por las expectativas de aportar a nuestra población una posible mejora en su calidad de vida, además de dinamizar una zona rural que cada vez está más despoblada.

Asomega respalda el proyecto Camina Senegal

El tesón, la perseverancia y la confianza en lo que se puede conseguir desde lo pequeño mueve en ocasiones determinados proyectos personales que, asumiendo su modestia, ofrecen ejemplos claros de buen hacer y efectividad. Una magnífica muestra de ello es la iniciativa Camina Senegal, en la que colabora Asomega Axuda. Se ha presentado esta semana coincidiendo con la celebración del Día de África.

Imagen del proyecto Camina Senegal

Imagen del proyecto tomada de la página web de la asociación, www.caminasenegal.org.

El proyecto da forma institucional a una labor de apoyo y dinamización cultural y económica de determinadas zonas rurales de Senegal que ya tenía recorrido. La médico Mónica Moro, responsable de Comunicación, e-Business y RSC de Menarini España, viajó por primera vez al país africano en 2018 y desde entonces su compromiso se ha ido haciendo más intenso hasta fructificar en esta asociación.

Según se explica en su propia página web, su finalidad se concreta en “mejorar —desde el acompañamiento a la población— la salud, la educación y el empoderamiento femenino en África”. Añade que “pequeños centros de salud, un hospital, dos escuelas rurales y las mujeres de Ibel y la isla de Eghid son los espacios en los que colaboramos y acompañamos”.

Logo de Camina Senegal

Estructura

Para conseguir sus fines el proyecto que inicialmente era puramente personal se ha ido reconfigurando para dar paso a una estructura de equipo con dos localizaciones geográficas:

  • en España: la propia Mónica Moro, la periodista Isabel Perancho y el economista especializado en gestión sanitaria Miguel Ángel Máñez integran la junta directiva.
  • en Senegal: Mbaye, Abdoul, Arouna, Marie Luise, Aissatou, Georgette, Landing, Aminata, Dianeba, Djiba y Malick forman el equipo sobre el terreno, cada uno de ellos con unas funciones específicas en la organización.

Colaboraciones

Camina Senegal invita “a ser parte de la solución” a todo aquel que quiera participar en un proyecto creativo y prometedor. Propone hacerlo “con un donativo puntual o asociándote mediante una aportación periódica. Tu participación es muy valiosa, con ella, juntos, llegaremos a más personas y conseguiremos mejorar la calidad de vida de las comunidades africanas más desfavorecidas”.

De momento cuenta con el respaldo de Asomega Axuda y de otras instituciones como Farmacéuticos sin Fronteras, RedTBS Stop Epidemias, Laorma, Josa Optics, Centro de Reciclaje de Gafas Melvin Jones, Repromar, Gaea People, ANEFP y la Fundació Ateneu Sant Roc

Nueva jornada del proyecto ganador de la Beca de Medicina Rural

El Equipo de Atención Primaria de Xinzo de Limia dirigido por Cristina Margusino se hizo con la I Beca de Medicina Rural Asomega – SEMG -con el apoyo de Laboratorios BIAL- por su proyecto de coordinación entre todos los agentes implicados en la atención sociosanitaria de su zona. La concreción de esta idea fue la celebración de un encuentro que tuvo lugar en Vilar de Santos antes de la pandemia. Ahora, por fin, llega la segunda parte. 

Cartel anunciador de la 2ª Xornada Sociosanitaria.

Cartel anunciador de la 2ª Xornada Sociosanitaria. Pinchar sobre la imagen para verla en grande en nueva ventana.

En un principio la segunda jornada estaba programada en Baltar en marzo del año pasado, pero tuvo que ser suspendida por la irrupción del coronavirus. Finalmente sus responsables han conseguido poner en pie de nuevo la iniciativa, para la que ya hay título, fecha y sitio:

  • 2ª Xornada Sociosanitaria: “Acompañando ao longo da vida”.
  • 5 de junio de 2021 desde las 9:45 h.
  • Casa de la Cultura Xinzo de Limia.

Atención médica, atención social

Como se explica en el plan de trabajo del proyecto ganador de la Beca de Medicina Rural, en una zona como A Limia la relación entre pacientes, cuidadores, instituciones municipales y organizaciones sociales es estrecha, por lo que este tipo de jornadas resultan de gran utilidad. Además, se da la circunstancia de que en este municipio confluye un importante porcentaje de población que son pacientes pluripatológicos con cuidadores de similar edad y sin servicio de hospitalización domiciliaria. Por tanto, además de un problema médico existe un problema social. 

Reunión en el Ayuntamiento de Xinzo de Limia para preparar esta segunda jornada.

Cristina Margusino, jefa del Equipo de AP de Xinzo de Limia; María José Feijoo, coordinadora de Enfermería; José Alberto Martínez, concejal de Servicios Sociales; y la alcaldesa de Xinzo de Limia, Elvira Lama. FOTO: Ayuntamiento de Xinzo de Limia

La jornada se organiza en torno a dos mesas redondas: sobre los procedimientos en los cuidados del paciente y sobre las vivencias de médicos, trabajadores sociales e incluso de familiares de pacientes.

El encargado de clausurar la jornada será el gerente del Área Sanitaria de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras, Félix Rubial.

“Fortalecer la AP es el enfoque más eficaz para mejorar la salud”

En el caso de esta pontevedresa formada en la Universidad de Santiago el término vocación al hablar de su labor en Atención Primaria se queda muy corto. El tratamiento integral de los pacientes y, sobre todo, la cercanía con ellos —”conozco a mis pacientes, a sus familias y cómo viven”, afirma— son sus motivaciones principales. Cristina Margusino reclama trabajo conjunto, cada uno desde su ámbito, para hacer de la Atención Primaria el arma tan poderosa que puede llegar a ser en la atención sociosanitaria. 

Esta es su filosofía como  jefa de Servicio del Equipo de Atención Primaria de Xinzo de Limia (Ourense), desde donde presentó el proyecto que se ha hecho merecedor de la I Beca de Medicina Rural organizada por Asomega y SEMG con el apoyo de Laboratorios BIAL. El trabajo trata de coordinar a los agentes sociosanitarios de la zona de A Limia y de implicar a los pacientes para que se comparta información sobre servicios disponibles, se conozcan de primera mano las necesidades y carencias reales y se planteen peticiones de abajo arriba para hacer una atención más eficiente y más humana.

Descríbanos brevemente su trayectoria.
Tras finalizar la carrera y aprobar el MIR elegí Ourense para formarme como médico de familia. Aquí conocí el trabajo en el hospital  y en la Atención Primaria. Ante la dificultad de conseguir un contrato de continuidad en AP, me decanté por trabajar en el hospital como médico de Urgencias. En esa etapa continué aprendiendo, fue una época muy buena con grandes compañeros y amigos. Pero al cabo de unos años opté por trabajar  como médico de familia en un centro de salud de Ourense, volví a tomar contacto con mi especialidad y con la atención continuada. Hace 10 años (justo el 10 de mayo de 2011) tomé posesión de mi plaza en Xinzo de Limia.

¿Qué es lo que más destaca de su trabajo en Atención Primaria? ¿Por qué se decidió por ella?
Al finalizar la carrera e incluso la especialidad, podemos trabajar en diferentes ámbitos,  urgencias hospitalarias o de Atención Primaria, incluso en emergencias, unidades de paliativos, hospitalización a domicilio, inspección, docencia.

Desde la consulta de un centro de salud rural podemos abordar todas estas labores asistenciales y  ejercer como promotores de salud y de hábitos saludables, llevar a cabo tareas de educación y medidas preventivas. Además hacemos el diagnóstico y seguimiento de pacientes,  tratamientos y  cuidados en sus domicilios, es una atención integral. Tratamos familias e intentamos mejorar la salud de la comunidad.

En mi caso tengo la suerte de contar con un equipo implicado y también continúo aprendiendo  de los pacientes, nos dan lecciones de vida todos los días ya que  son cuidadores, educadores y  saben adaptarse   a situaciones que nos vienen  dadas (como nos demostraron este año).   

La Primaria no goza de tan buena prensa como la especializada, aquí la investigación y la innovación son más difíciles cuando en la especializada se dan por supuestas. ¿Es la ‘hermana pobre’ del sistema sanitario?
Yo no lo veo así en absoluto, creo que no podemos nombrar esos estereotipos que no son ciertos. No debemos pensar en negativo ya que nosotros trabajamos como médicos y nuestra labor es fundamental para que el sistema sanitario funcione.

La investigación en comunitaria es más compleja, porque es investigación social. La falta de continuidad asistencial (la estancia prolongada en un puesto determinado) no contribuye a que puedan llevarse a cabo este  tipo de actividades; pero la comunitaria cada vez tiene más vida. Gracias a la formación y la docencia (tutorizar y formar residentes) , nos implicamos más en labores de investigación y en actividades en la comunidad y en la universidad .

¿Y la rural?
La medicina rural está muy viva, muchos médicos y enfermeros nos decantamos por trabajar en zonas rurales. Además actualmente con las nuevas tecnologías tenemos una mayor accesibilidad para comentar casos clínicos con otros compañeros y se han puesto en marcha plataformas para que los pacientes accedan desde sus domicilios y realicen sus controles y consultas desde sus casas (plataforma de teleasistencia: Telea, para pacientes anticoagulados, diabéticos, hipertensos, “Conecta 72” ) 

Por otro lado los residentes valoran muy positivamente esta rotación, la AP de pueblo es un buen lugar para poner en práctica todo lo que aprendemos durante la especialidad tanto en asistencia, como en investigación y gestión. Tienen la sensación de hacer una medicina integral.

¿Envejecimiento de la población y dispersión geográfica son las grandes condicionantes de la AP gallega? ¿Cómo se abordan?
Así es, el envejecimiento y la dispersión son características inherentes a la Galicia rural, sobre todo la del interior y nos convierten en fuente de estudios, hay mucho para aprender de esta cultura. Lo que hay que hacer siempre, no solo en el trabajo sino en la vida en general, es buscar soluciones, no quejarse de los problemas ni perpetuarlos.

Abordar este tema es demasiado complejo e implica tanto a autoridades sanitarias como a gestores políticos. Con nuestras jornadas pretendemos dar visibilidad a este problema, que crea grandes desigualdades en un sistema universal. ¿Cómo? Escuchando a los pacientes, familias, trabajadores sociales, asociaciones y buscando entre todos soluciones.

La implantación de plataformas como “Telea” asistencia ha tenido una repercusión positiva en el control de los pacientes que no se pueden desplazar y esto es un paso adelante.

Las consultas telemáticas, tanto para gestión de citas, hacer ingresos programados, realizar  determinados tratamientos, como para comentar casos cínicos facilitan nuestra labor y mejoran la atención a los pacientes.  

La hospitalización a domicilio es otra herramienta que no puede llegar a todos los sitios, por ello se debería facilitar tanto con medios como con personal la atención asistencial domiciliaria continuada desde la atención primaria rural(conocemos a nuestros pacientes, su entorno y familia, generamos confianza y sabemos cuidarlos)

Asomega acaba de dar esta beca y hace unos días anunció el Nóvoa Santos a una profesional de la AP. ¿Es el mejor momento para reivindicar la Primaria?
La AP debería ser reivindicada por todos, por los usuarios y profesionales de hospital, por gestores y sociedades científicas, sin ella el sistema no tiene presente ni futuro. Hay que cuidarla y para ello deben escuchar a los que trabajamos en los centros de salud.

Rodríguez Ledo decía que no se trata de reformar la AP sino de que el sistema está agotado y hay que apostar por la formación, la inversión en innovación e investigación. ¿Está de acuerdo?
Se trata de trabajar juntos y aunar esfuerzos, el resto no lleva a nada; cada centro, cada equipo tiene sus fortalezas y carencias, creo que desde las Gerencias se debe facilitar una gestión más individualizada y promover las mejoras que cada centro precise (misión muy compleja) .

El fortalecimiento de la atención primaria es el enfoque más inclusivo, eficaz y efectivo para la mejora de la salud de las personas, así como su bienestar social.

LA PANDEMIA EN SU ZONA

¿Cómo se ha vivido la pandemia en su zona?
En el equipo de AP y PAC (Punto de Atención Continuada) tuvimos mucho miedo al principio. En marzo de 2020 hacíamos protocolos de atención cada día, cada semana, estábamos conectados 24 horas, y pasamos momentos muy malos. Miedo y desconfianza, esa era la sensación.

La gente en los pueblos se portó bien, siguieron las normas de confinamiento casi al 100%. En verano nos preguntaban si era conveniente que vinieran familiares (muchos son emigrantes, en País Vasco, Cataluña, Madrid) y nos hicieron caso.

En nuestra zona lo peor llegó en diciembre-enero 21, con las reuniones de familiares, de amigos en las matanzas y posteriormente en las fiesta de Navidad, se juntaron familias enteras, en diferentes casas y se propagó la pandemia. Llegamos a tener una de las mayores incidencias de Galicia. Teníamos que hacer seguimiento de más de 400 pacientes y contactos al día, los compañeros del PAC también colaboraron y gracias a ello pudimos tener controlada la situación,      

¿Y cómo la afrontan ahora, con seguridad por la vacunación generalizada de mayores o con temor ante posibles repuntes por excesiva confianza de la población?
La gente vacunada está feliz, agradecen las vacunas, y es muy agradable oír esas palabras tras todos estos meses.

El temor está ahí, no vamos a poder evitar que la gente se mueva y salga pero tenemos que seguir insistiendo en avisar en caso de síntomas y evitar tener contactos si somos sintomáticos. La educación sanitaria es básica. La educación es básica.

SOBRE EL PROYECTO

¿En qué consiste el proyecto que presentaron a la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG?
Desde el equipo de atención primaria decidimos impulsar la celebración de  unas jornadas con una periodicidad semestral contando con la presencia y participación de agentes sociosanitarios y la población de la zona de salud.

Se trata de organizar una reunión multidisciplinar de los agentes que atienden a la población junto con la población para describir problemas relacionados con la salud / enfermedad y forma de afrontarlos. Se persigue intensificar la relación y coordinación entre diferentes niveles asistenciales para trabajar juntos , exponiendo los problemas a los que nos enfrentamos en el día a día y buscar soluciones e ideas de mejora , con el fin de lograr la máxima calidad posible en la asistencia que brindamos a nuestra comunidad. El objetivo es implantar un modelo de asistencia compartida entre Atención Primaria y el resto de agentes sociosanitarios de la comarca y el paciente y familia para que así perciban que el proceso de atención es continuado, coordinado y participativo.

Debe ser prioritario promover la equidad en la atención a los pacientes en zonas rurales evitando un sistema sanitario con desigualdad en la atención.

¿Hay fecha para celebrar la segunda jornada? ¿Se hará según estaba previsto o se han adaptado los contenidos a las circunstancias en las que estamos?
La siguiente jornada se celebrará el sábado 5 de Junio. En la Casa de la Cultura Xinzo de Limia. Hablaremos de “los cuidados a lo largo de la vida”, cuidados al paciente y al cuidador en  situación de final de vida. Tuvimos que aplazarla un año por la pandemia y hemos cambiado la sede porque en el pueblo en el que iba a celebrarse, no tenemos un espacio con suficiente aforo. En noviembre las celebraremos en Baltar si todo va bien.

En esta ocasión contaremos con un farmacéutico de atención comunitaria, la AECC, una trabajadora social y un médico especializados en temas de bioética, los residentes del equipo y por supuesto un paciente y su familia. La alcaldesa de Xinzo ejerce como anfitriona y desde la gerencia participan en la mesa de debate.    

¿Cómo se explica a un lego en la materia la necesidad de foros como el que plantean ustedes?
Es sencilla la explicación: si en el equipo de AP solo nos dedicamos a la tarea asistencial, si en los ayuntamientos no se habla de cómo mejorar la salud comunitaria, si los gestores de sanidad no escuchan a los pacientes con sus problemas reales, lo que tenemos que hacer es juntarnos, comentar esto en una mesa, dar soluciones accesibles y ponerlas en marcha.

¿Están inmersos en su centro o en su área en otros proyectos de investigación o innovación?
Llevamos a cabo un programa de atención a pacientes paliativos con el Hospital de Verín y ahora lo vamos a extender a paciente crónico/ pluripatológico. Por otra parte empezaremos  a trabajar en “El Plan Local de Salud“ buscando participación dentro de la comunidad.

Estamos organizando las V Jornadas Nacionales de Medicina Rural de la SemFYC junto con la sociedad federada que es AGAMFEC.

Este año se celebran el Orense en noviembre.  Este grupo de medicina rural es muy activo y está implicado tanto en la investigación, docencia, universidad, proyectos de salud comunitaria, es un foro para actualizarnos, debatir sobre nuevos modelos de ruralidad y sobre todo un  reencuentro. El lema del Congreso es: RETOMANDO EL CAMINO.

¿Qué supone la beca para usted y para su centro de salud?
Ha sido una muy grata noticia y sorprendente. Es un honor que reconozcan el trabajo que hacemos. Esto nos estimula para seguir adelante.

Ancochea: “Hemos de controlar el SARS-CoV-2 y afrontar la nueva condición posCovid-19”

El último número de la newsletter de RedTBS, en la que colabora activamente Asomega, se ha centrado en la 9ª Jornada de Actualización TB-Covid-19, que tuvo lugar los pasados días 20, 21 y 22 de abril en formato virtual. Por ello recoge sinopsis de las distintas intervenciones, entre ellas las del presidente de la OMC, Tomás Cobo; Carmen Martín Muñoz, de Cruz Roja Española; Joaquín Rodrigo Poch, director general de Sandoz; Carmen Basolas, de Chiesi; Begoña Barragán, de GEPAC, y un largo etcétera que se puede consultar en el pdf del boletín.

Newsletter RedTBS-Stop Epidemias

Newsletter RedTBS-Stop Epidemias. Pinche en la imagen para acceder al pdf completo.

La participación de Asomega en el evento se concretó también con la presencia de tres destacados miembros que actuaron como ponentes: el presidente, Julio Ancochea, y los socios Miguel Carrero, presidente de PSN, y Joan B. Soriano, Senior Consultant COVID-19 de la OMS. 

Por su interés, extractamos parte del artículo del presidente de Asomega, Julio Ancochea:

“(…) Lamentablemente la pandemia nos limitó en el contacto directo entre tod@s, la sensación de sentirnos juntos y el estímulo que representa tener la sala llena y en la que todos podíamos interactuar de manera activa permitiendo que los debates fueran tan intensos como comprometidos con el carácter de cada interlocutor. Pero asistimos, participamos de una nueva época, de un cambio paradigmático que abre nuevas puertas a la comunicación y esta es una de ella. Ideas, emociones, sensibilidad, todo es posible cuando ofreces todo lo mejor de ti y eres honesto, conoces bien tu trabajo y crees más en el nosotr@s que el tú o el ellos. Estamos haciendo algo válido: información y formación, promoción de los valores del humanismo y cualquier herramienta es válida para el buen hacer: la interacción directa presencial y esta otra online que también, espero, nos comunique con toda su fuerza.

Esta campaña de prevención y actualización de la tuberculosis ha incorporado, como no podía ser de otra manera, esta crisis pandémica que se convierte para nosotros en otro objetivo más por vencer. Desde abril de 2020 denominamos la campaña como Red TBS-Stop Epidemias y actuamos en consecuencia al incorporar a la tarea de concienciar, también, sobre esta terrible nueva enfermedad.

Nos vale el conocer cómo ha afectado la tuberculosis y otras epidemias a la humanidad y por ello estamos preparados para intentar que no solo podamos controlar el SARS-CoV-2, sino prever y afrontar la nueva condición posCOVID-19, para que sus consecuencias resulten menos trágicas y el accionar de las administraciones públicas tenga en cuenta la equidad y prime la solidaridad porque se avecina, estimo yo, una situación global crítica. Debemos asegurar una vacunación pública, universal y gratuita. No estaremos inmunizados de grupo sino alcanzamos la vacunación mundial. Un desafío a la altura de nuestras posibilidades y sin duda de nuestras capacidades como civilización. (…)

La campaña de nuestra red va más allá de la prevención, nos motiva a actuar de manera consecuente y eficiente al tiempo que heterodoxa y equitativa. Persistir en un proyecto que considera la evidencia médica y las buenas artes de la ciencia para una mejora progresiva de la salud en un contexto que dignifique aún más el contenido de lo que hacemos como sanitarios que consideran que el humanismo es una condición más de nuestra formación como profesionales. (…)

Actualizar y motivar es una tarea constante que implica también la acción política, aunque sin intereses de partidos, sino mediante la acción constante de convencer de necesidades que favorezcan la salud de los ciudadan@s. A título de ejemplo puedo citar la aprobación por parte del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en la Comisión de Salud Pública, de un Plan para la Prevención y el Control de la Tuberculosis en España; resolución de la que nos sentimos partícipes y que nos motiva a creer que nada es inalcanzable si el trabajo es continuado (…).”

La I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG se va a Xinzo de Limia

La Asociación de Médicos Gallegos (ASOMEGA) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han decidido otorgar la I Beca de Medicina Rural al proyecto presentado por la doctora Cristina Margusino Framiñán, jefa de Servicio del Equipo de Atención Primaria de Xinzo de Limia (Ourense).  

Cristina Margusino, ganadora de la I Beca de Medicina Rural, en su consulta. A la derecha, con el resto de su equipo

Cristina Margusino, ganadora de la I Beca de Medicina Rural, en su consulta. A la derecha, con el resto de su equipo

El proyecto consiste en una intervención comunitaria que se centra en la organización de jornadas de información y coordinación entre agentes sociosanitarios (profesionales de la sanidad, alcaldes, trabajadores sociales, gestores, etc.) y la población del área. Esta engloba diez centros de salud que atienden a 8.800 pacientes, un 35% de ellos mayores de 65 años.

La primera jornada tuvo lugar en Vilar de Santos en abril de 2019, bajo el título “O traballo colaborativo e interdisciplinar”. Contó con la presencia del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en ese momento responsable del Área de Gestión Integrada de Ourense, Verín y Barco de Valdeorras. La siguiente, programada para el 14 de marzo de 2020 en Baltar, tuvo que suspenderse por la pandemia pero la intención es retomar la actividad en cuanto sea posible.

Buscar el debate y la coordinación

Tras la jornada, Cristina Margusino explicaba que mantienen una relación cercana con sus pacientes y familiares, con los cuidadores, instituciones y organizaciones sociales, “por lo que decidimos juntarnos, ver los problemas y déficits qué tenemos y cómo solucionarlos. En la Jornada conseguimos generar un debate entre diferentes administraciones“.

Apostar por la coordinación entre instituciones y niveles asistenciales es el objetivo prioritario ya que, como señala en la justificación de su candidatura, “ante el envejecimiento poblacional, aislamiento y los problemas que surjan tras esta pandemia tendremos que mantenernos unidos y con objetivos comunes”.

Beca de 6.000 euros y mención de honor

Como se recogía en las bases de la I Beca de Medicina Rural, podían optar proyectos presentados por médicos de Atención Primaria en ejercicio en Galicia. Su importe, para cuya financiación se cuenta con apoyo de Laboratorios Bial, asciende a 6.000 euros.

Una vez que el pasado 15 de marzo se cerró el plazo de presentación de proyectos, los comités científicos de la SEMG y de Asomega han analizado todas las candidaturas, valorando el grado de ejecución de los proyectos, su viabilidad a largo plazo, la viabilidad de su planteamiento económico y su pertinencia.

Ambas entidades han coincidido en su dictamen al considerar el proyecto de Cristina Margusino como el más sólido de los presentados. No obstante, han estimado oportuno destacar también la calidad de otro de ellos, al que se le concederá diploma y mención honorífica.

Se trata de una iniciativa de educación en autocuidado para personas con cuadros de dolor crónico músculoesquelético de entre 45-65 años en el ámbito rural de un Ayuntamiento de la provincia de Lugo. Lo presenta Ana María Bello Souto, tutora de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en Lugo.

El foco en la Atención Primaria

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha mostrado su satisfacción por la calidad de los trabajos que optaban a la beca. En su opinión, hay que valorar especialmente el mérito que tiene abordar proyectos de investigación e innovación en entornos rurales en los que “la alta presión asistencial, la limitación de medios y las exigencias relacionadas con la pandemia intensifican las dificultades”.

Además, ha recordado que las extraordinarias circunstancias actuales obligan a una mirada especial al ámbito de la Primaria. En este sentido, ha recordado la reciente concesión del XXII Premio Nóvoa Santos de Asomega a Pilar Rodríguez Ledo, subdirectora del Área Sanitaria de A Mariña, Lugo y Monforte de Lemos y responsable de formación, investigación e innovación en la SEMG.

Como miembro del comité científico por parte de SEMG, Pilar Rodríguez Ledo resalta la importancia de estos proyectos que, “con una visión desde la perspectiva de la atención comunitaria, pretenden poner en valor uno de los aspectos más difíciles de desarrollar para los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, y que con esta pandemia se ha puesto de relieve por su alto impacto en la organización sanitaria y en la salud de la población”.

Asomega recuerda a sus socios y amigos recientemente desaparecidos

En la última Junta Directiva de Asomega, celebrada el pasado 6 de mayo, el presidente, Julio Ancochea, quiso cerrar la reunión con un recuerdo especial a quienes han perdido seres queridos recientemente dado que, por desgracia, han coincidido en poco tiempo noticias luctuosas en relación a amigos de la entidad. “Asomega es muy sensible a pérdidas de personas con una trayectoria extraordinaria y muchas con un vínculo muy directo con nuestra asociación”, dijo Ancochea.

El presidente hizo mención al profesor José Carro, muy querido en Asomega, y recordó los emocionantes artículos publicados por el presidente de honor, Aniceto Charro, y Miguel Carrero en su memoria.

También expresó su pésame a Paula Peleteiro, socia de Asomega, cuyo padre falleció hace unos días. José Peleteiro dirigió el Departamento de Física Aplicada en la Universidad de Vigo. Como recordaba un artículo de ‘La Voz de Galicia’, se jubiló en el campus de Ourense en el año 2011 y entonces sus compañeros recordaban su carácter tranquilo y afable. Añade el periódico que “dejó una honda huella por su humanismo y su buen hacer profesional. Su honestidad y su talante conciliador facilitaron el desarrollo de muchos proyectos dentro del ambiente competitivo de la investigación universitaria”.

Otra de las pérdidas sufridas en los últimos días ha sido la de un referente en Anatomía Patológica en España:  Jerónimo Forteza Vila. Nacido en Valencia, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en Galicia. Fue jefe del servicio de Anatomía Patológica del CHUS y profesor de esta especialidad en la Universidad de Santiago. 

Por último, la Junta Directiva mandó también un cariñoso recuerdo al doctor Rafael López, responsable de la incipiente Academia Asomega, cuyo padre ha fallecido recientemente.

Presentada la Guía Clínica para el paciente Covid persistente

Casi medio centenar de sociedades científicas y asociaciones, entre ellas Asomega, han participado en la Guía Clínica para la Atención al paciente Covid persistente, un trabajo coordinado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Julio Ancochea, presidente de Asomega, es el representante de la entidad en el Comité Científico.

Portada de la Guía Clínica

Portada de la guía. Pinche sobre la imagen para acceder al listado de miembros del Comité Científico

Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la SEMG y coordinadora del trabajo junto con Lorenzo Armenteros, explicó recientemente, en la entrevista a Asomega con motivo de su designación como ganadora del XXII Premio Nóvoa Santos, que la guía pretende mejorar la atención a los pacientes y dotar de herramientas al profesional “que le ayuden a una toma de decisiones lo más adaptada al nivel de evidencia disponible y además lo más homogénea posible”.

Su objetivo fundamental es conseguir que no se trate a estos pacientes “por cada uno de sus 200 síntomas, sino como una globalidad. Porque si no, correremos el riesgo de que los pacientes pasen por cada uno de los “ólogos”: el neurólogo por la cefalea, el cardiólogo por el síncope, el digestivo por la diarrea… Se van haciendo pruebas y pruebas cuyo objetivo global no está muy claro”.

La guía ha sido remitida en primera instancia a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, a las consejerías autonómicas de salud, así como al Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (OMC) y otros colegios profesionales. También se ha enviado el documento al Departamento de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que tenga conocimiento de este trabajo colaborativo realizado en España.

Acceda al documento completo Acceda a la versión reducida de la guía

 

Un documento vivo

“Queremos que facilite la toma de decisiones. Lamentablemente hay muy poca evidencia científica por el momento pero por eso lanzamos una guía dinámica que se irá actualizando“, ha explicado en la presentación Pilar Rodríguez Ledo.

El documento colaborativo aborda la atención de los pacientes que padecen COVID
persistente o Long COVID, es decir, personas que presentan signos y síntomas que se desarrollan durante o después de una infección compatible con la COVID-19, que se mantienen durante más de 4-12 semanas y que no se explican por un diagnóstico alternativo.

La parte de la guía dedicada a la descripción de la afectación incluye las definiciones, hipótesis, etiopatogenia y caracterización clínica. Sus autores también hacen una serie de recomendaciones en relación a las pruebas de laboratorio, pruebas de imagen y complementarias, valoración de comorbilidades y situación funcional y social de los afectados, resumido todo en un kit de atención básica.

En lo que respecta al abordaje terapéutico del COVID persistente, enumera las posibles dianas terapéuticas y evidencias científicas, los tratamientos específicos o sistémicos, los tratamientos destinados a restablecer el equilibrio, tratamientos locales o sintomáticos, así como la vacunación frente al coronavirus.

En la parte de seguimiento de los afectados, el documento incluye una serie de recomendaciones al paciente, los programas de seguimiento en Atención Primaria, los criterios de asistencia compartida y apuesta por el trabajo multidisciplinar e interconsulta desde el primer nivel asistencial. El contenido de la Guía concluye con un apartado dedicado a los retos del futuro en torno a la atención de estos pacientes.

José Carro: el humanismo, la bonhomía y el conocimiento de “A fonte limpa”

La dolorosa noticia del fallecimiento de José Carro Otero llegó el pasado 23 de abril y quienes lo conocieron y trataron aún no la han terminado de asimilar. En Asomega el impacto ha sido intenso, y dos insignes representantes de la entidad lo han reflejado de manera emocionante y muy sentida a través de escritos difundidos en prensa.

Se trata del presidente de honor, Aniceto Charro Salgado, y de Miguel Carrero, presidente de Previsión Sanitaria Nacional. A ambos les unía una larguísima y honda amistad con el profesor Carro, y ambos lo relacionan con la histórica escuela médica compostelana “A fonte limpa”, que fue objeto de intenso estudio por su parte y cuyos valores de conocimiento y humanismo encajaban como un guante con su personalidad.

Por su interés, reproducimos los dos artículos:
 

· SABIDURÍA HUMANA Y CIENTÍFICA, por Aniceto Charro Salgado
· MAESTRO EN HUMANISMO Y HUMANIDAD, por Miguel Carrero

 


SABIDURÍA HUMANA Y CIENTÍFICA

Hoy es un día muy triste para Asomega. Ha fallecido el Profesor José Carro Otero, Presidente de la Academia de Medicina de Galicia y gran amigo de Asomega.

Conocí a Pepe Carro hace ya más de 60 años en Santiago, donde ambos nacimos y estudiamos en su Facultad de Medicina, compartiendo a un gran maestro, Ángel Jorge Etcheverry, catedrático de Anatomía y que fue Decano y Rector de su Universidad.

Siempre recordaré nuestros paseos por el parque de la Herradura, donde no era difícil encontrarse a las sonrientes Marías.

Ya en aquella época, Pepe era realmente una enciclopedia y un ilustrado; fuera el que fuera el tema que comentábamos, sus conocimientos eran realmente soberbios. Allí nació una profunda amistad que ha durado hasta el último día. Además, siendo yo alumno interno de anatomía, siempre encontraba en él, también interno de anatomía, todo el apoyo para que mis disecciones anatómicas mejorasen, pues él tenía una envidiable técnica anatómica, bastante mejor que la mía y una predisposición a la enseñanza práctica con los estudiantes de Medicina.

Nuestras vidas se separaron durante mucho tiempo, países y especialidades distintas, periodo en el que José Carro logró un reconocimiento universal, especialmente Portugal e Iberoamérica, por sus conocimientos históricos sobre el Año Santo y catedral compostelana, de Galicia y su historia, y de la medicina gallega en particular, antropología y arqueología, asociado a una singular bonhomía que le hizo recibir multitud de premios y distinciones y ser asesor de importantes figuras políticas.

Volvimos a coincidir en Madrid hace ya casi 30 años, siendo yo entonces Presidente de Asomega y nuestra vieja amistad volvió a cristalizar.

Desde entonces su cariño, reconocimiento y total apoyo a Asomega, en la cual creía firmemente, ha sido permanente y total. Su apoyo sirvió para que varios miembros de Asomega se incorporasen a la Academia: Aniceto Charro, F. García Fernández, F. Ruza, Miguel Carrero, siendo muchos de nosotros invitados a dar conferencias en la Academia.

De una forma recíproca, José Carro fue invitado a dar conferencias en la Casa de Galicia de Madrid, en cursos y simposios de Asomega y hace algunos años el Premio Novoa Santos de Asomega fue concedido a la Academia de Medicina de Galicia, por su emblemática labor por el desarrollo y reconocimiento de la medicina gallega y que él tan sabiamente supo dirigir y ya ahora en su segundo mandato; últimamente fue elegido para pronunciar la Conferencia Inaugural del Primer Encontro Mundial de Médicos Galegos celebrado en Santiago de Compostela en septiembre de 2019 “Aportaciones singulares desde Europa a la Medicina de Galicia en el decurso de los siglos”, que como siempre, nos emocionó a todos por su profundidad y conocimiento de la medicina gallega y su especial cariño a sus profesionales a lo largo de la historia.

Decía el Profesor José Carro en su conferencia: “Quienes se forman en la Facultad de Medicina de Santiago son buenas personas, eficaces en el diagnóstico y tratamiento, y tratan a tenor de ese diagnóstico, es decir, correctamente. La cosa funciona por tanto, pero podemos añadir algo más: la sombra de la ciudad, la medicina que se ha hecho y se hace aquí vive a la sombra de un santuario. Y eso es más cierto porque el Hospital Real, que funciona entre 1500 y 1954, está a la sombra de la Catedral”.

Su presencia fue primordial recientemente en el Homenaje de Asomega al Padre Benedictino Benito Jerónimo Feijoo en el Pazo de Casdemiro (Santa María de Melias, Ourense) donde hizo una semblanza humana y científica inolvidable.

En estos últimos días y con motivo de la creación del Premio al “Humanismo médico” por Previsión Sanitaria Nacional y su Presidente Miguel Carrero, y en colaboración con Asomega y su Presidente Julio Ancochea, y en el cual yo también formo parte de su organización y difusión, decidimos contar con el Profesor Carro, para que nos ayudase y también valorase lo que la medicina gallega, y en el aspecto más humanista, viene haciendo desde el siglo XV, el inicio del Camino de Santiago y la creación del Hospital Real, planeando escribir y divulgar diversos artículos sobre todo ello, y también sobre la admirable generación médica de Santiago de Compostela, de comienzos del Siglo XX, que fueron reconocidos como a “FONTE LIMPA” por su especial calidad profesional asociada siempre a un singular humanismo y atención al paciente.

Precisamente este premio llevará el nombre de “FONTE LIMPA”, en recuerdo de toda aquella única generación de médicos humanistas y que todavía pervive en el espíritu de la medicina compostelana y gallega, y donde Asomega pretende reflejarse con la especial dedicación de Miguel Carrero y Julio Ancochea.

Con gran pesar, nuestro sueño ya no podrá contar con José Carro. Intentaremos desarrollarlo sin él, pero en nuestros corazones permanecerá siempre su imagen y el recuerdo de un gallego ejemplar, reconocido en todo el mundo, como maestro y médico de excelencia, digno de pertenecer a FONTE LIMPA, amigo eterno de Asomega, y a quien nunca olvidaremos.

ANICETO CHARRO SALGADO
PRESIDENTE DE HONOR DE ASOMEGA

 
Volver arriba 

 

 


MAESTRO EN HUMANISMO Y HUMANIDAD

D. Jose, como coloquialmente iniciaba o despedía uno de nuestros frecuentes encuentros, te has ido, simplemente te has marchado con naturalidad como una continuidad más de un quehacer habitual, como un hasta luego. Así es, hasta pronto Pepe.

En la inmensa suerte que me ha acompañado en la vida, conocer y disfrutar de Jose Carro, es y ha sido todo un emotivo, imborrable y singular privilegio. Eterno, cariñoso y fiel amigo, maestro en humanismo y humanidad, generosidad personificada, solidario en el saber y el hacer, entusiasta sin limites en todas las facetas de la vida, vida que vivió y trasmitió con alegría y sana intensidad.

Como compostelano y contemporáneo fue lo más natural conocer a Pepito Carro, compartir juegos, aventuras, inquietudes y las habituales e inocentes trastadas en la década de los 50 del 1900. Compartir aulas en Peleteiro, en la Facultad de Medicina. Compartir una profunda y sincera amistad, actividades profesionales de múltiples facetas, sueños, proyectos y diversos anhelos o, simplemente, un rato de charla, fue una gratificante y permanente constante.

Pepe paso de Pepito a D. Jose siendo siempre el mismo. Pepito, Pepe, no sé si alguna vez fue Jose o si ya paso a ser D. Jose y, por supuesto, Doctor, Profesor, Ilustrísimo y Excelentísimo. Cubrió todas las etapas de la vida con intensidad a la vez que con solemnidad como a él le gustaba hacerlo todo. Siempre referencia y con natural liderazgo como recordaba Xose Luis Bernal al frente del ejercito del Toral. Pepito mostraba ya lo que serían sus más fuertes pasiones, La Historia, nadie como él contando “historias”, posiblemente inducido de las fuentes de la ciencia y de la biblioteca de su tío el Canónigo e Historiador D. Jesus Carro, y la Anatomía, esta última era la razón de aquellas escapadas a cazar ranas o “arneirones”, (grandes lagartos), a lazo en el Bosque de La Condesa, con los que practicábamos los inicios de la técnica de disección emulando a Herófilo y a Galeno. Anatomía humana  Antropología Anatómica, Historia de la Medicina, Historia de Compostela, de las Peregrinaciones, de La Catedral, Historia del Arte …, Ciencias a las que dedico con pasión toda su vida, siempre con la fuerza y la ilusión de un comienzo. Siempre disponible, emprendedor, colaborador, participante, maestro, entregado, generoso, desconocía el vocablo no. Momentos especiales hemos compartido en la Fundación Ad Qualitatem, en  Previsión Sanitaria, en ASOMEGA, en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia… Te necesitábamos en el Premio  “A fonte Limpa” de ASOMEGA en recuerdo de La Escuela Medica Compostelana que tu tanto has estudiado y difundido. Hace apenas 15 días me enviabas tu articulo sobre el Coco y la Coca bailando en el Altar Mayor ante el Apóstol, publicado en nuestro querido Correo Gallego.

Su aportación a las ciencias y a las artes, no se quedó solo en eso. Dio impulso y vida a todo aquello que hizo y emprendió, dio vida al pasado, a nuestro tiempo y nos hizo participes del conocimiento y del amor por nuestro mundo de ayer y de hoy. Toda su actividad fue una constatación de la sentencia de Cicerón: Conocer el pasado, para entender el presente y preparar el futuro. “La historia es el testigo de los tiempos, la luz de la verdad, la vida de la memoria, la maestra de la vida, …”.

Gracias Pepe.

MIGUEL CARRERO
PRESIDENTE DE PREVISIÓN SANITARIA NACIONAL Y SOCIO DE ASOMEGA

Volver arriba 

“El modelo sanitario está agotado y su eslabón más débil es la Atención Primaria”

“Hay que innovar para mejorar”. “Cualquier cosa que nos mueva la silla es bienvenida”. “Del movimiento es de donde surgen las cosas y a mí me gusta el bullir de ideas, el sumar esfuerzos”… Una charla con Pilar Rodríguez Ledo se acaba convirtiendo en una copiosa recolección de frases llenas de fuerza y sentido común, formuladas con tanta sencillez como contundencia.

La flamante ganadora del Premio Nóvoa Santos que concede Asomega -con la colaboración de Roche– describe en esta entrevista su singular trayectoria, que por variada e insólita la convierte en testigo excepcional de la evolución del sistema de salud, de las dificultades que enfrentan unos profesionales ya exhaustos antes de la pandemia y de las necesidades de una sociedad que, siempre, confía en sus sanitarios.

Pilar Rodríguez Ledo detenta en en la actualidad la vicepresidencia de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), donde es responsable de formación, investigación e innovación. Además, es subdirectora del Área Sanitaria de A Mariña, Lugo y Monforte de Lemos y subdirectora de Humanización, Calidad y Atención al Ciudadano en el Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo.

 

SUMARIO
· TRAYECTORIA
· AP RURAL, URBANA, GESTIÓN, DOCENCIA… 
· ATENCIÓN PRIMARIA, EL ESLABÓN DÉBIL
· MIR: VOCACIÓN VERDADERA 
· LUCHA CONTRA LA PANDEMIA
· COVID PERSISTENTE
· LOS PROYECTOS DE ASOMEGA
· VÍDEO RESUMEN DE LA ENTREVISTA

 

Trayectoria

¿Cuáles han sido sus primeras impresiones tras ser nombrada ganadora del Nóvoa Santos? Lo cierto es que las reacciones tras conocerse la decisión de la Junta Directiva de Asomega han sido unánimemente positivas…
La verdad es que no puedo decir otra cosa: me siento doblemente honrada, por el reconocimiento y por los apoyos y las palabras de la gente que, a su vez, son mayor premio. Cuando encima es en tu casa, en tu zona, en tu lugar de trabajo donde te felicitan, puntúa doble. Me siento tremendamente honrada desde la humildad de mi posición porque me considero una eterna aprendiz de todo y también por el hecho de que se otorgue a la Atención Primaria. Honradísima y agradecidísima a los compañeros. 

Como sabe, es el primer año en que parte de la cuantía del premio se repartirá en un proyecto de investigación y una iniciativa de humanización elegidos por usted. ¿Los tiene ya seleccionados?
Todavía no, pero debo decir que me parece una decisión muy afortunada. Todos los premios deben ayudar a hacer escuela, a conseguir un propósito global más allá de la propia persona y a aportar algo de retorno. Tengo varias ideas, pero aún debo valorarlas bien. Además trabajo en humanización, así que como decía aquel tengo “el corazón partío” y no sé por cuál me decantaré. Pero me parece esencial que todo premio tenga un retorno a la sociedad en la que vivimos. Además, en el ámbito sanitario resulta imprescindible que los profesionales seamos también humanistas.

Nació y estudió en Barcelona pero luego ha desarrollado toda su carrera en Galicia. Cuéntenos brevemente su trayectoria.
Soy hija de gallegos de Lugo que emigraron nada más casarse y yo nací circunstancialmente en Barcelona, donde viví y estudié en el Clinic. Tengo gratísimos recuerdos de toda esa época y grandes amigos de entonces, pero sabía que quería venirme a Galicia, al igual que mis padres. Soy hija única y en un momento dado nos vinimos para acá. Nunca me he arrepentido. No porque no estuviera bien en Barcelona, en absoluto, sino porque creo que es otra manera de vivir y de entender la profesión. Debo muchísimo a Barcelona, pero donde me he formado de verdad es aquí en el mundo rural, es lo que profesionalmente más me ha aportado.
 
Volver al índice 

 

AP rural, urbana, gestión, docencia…

¿Qué lecciones principales extrae de su experiencia como médico rural?
La Medicina de Familia se caracteriza por su versatilidad, que nos lleva a ver la profesión desde distintos puntos de vista. Me considero muy afortunada porque empecé quizás con la parte más dura, la medicina rural, aunque también resulta muy enriquecedora. El sentimiento de soledad profesional resulta a veces difícil de llevar, así como el peso de la responsabilidad de tus pacientes. Confían plenamente en ti, están lejos del hospital, continuamente contigo y con lo que tú les puedes recomendar y eso supone una sobrecarga importante. No digo que otros profesionales no tengan también esa responsabilidad, pero aquí se vive de una manera muy diferente.

Aunque ahora estoy en labores de gestión, mis pacientes de cuando estaba en el rural me siguen viniendo a ver, lo cual me hace muchísima ilusión, o cuando están ingresados me llaman y los voy a ver. A pesar de la dureza de este mundo, guardo muchos recuerdos y creo que el aprendizaje profesional y humano que tuve allí fue importante. Cuando trabajas en el mundo rural nunca te separas de tus pacientes.

Trabajé 17 años en la zona de Caurel, y sigo muy vinculada con la gente de allí. Aprendí a implicarme como médico y como habitante, ya que residí allí fijo once años y montamos la primera asociación de mujeres rurales, participamos en la fiesta de la castaña y en todo acto social que hubiera… Es imposible desvincularte en una zona rural.

¿Cómo vivió el paso a la Atención Primaria urbana?
De ahí pasé a un centro de salud de Lugo, que desde luego sigue siendo mi centro de salud y mi plaza está ahí. También mis pacientes me vienen a ver a veces al hospital, aunque ya llevo tiempo fuera. Guardo muy grato recuerdo porque ha sido otra manera diferente de ver la medicina, otra manera de relacionarse con los pacientes y con la población. Aprendí a pasar de estar profesionalmente en el equipo médico-enfermera a estar en un equipo con muchos médicos, muchas enfermeras y en coordinación con otros especialistas de hospitales.

¿Y cómo fue el salto a la docencia?
Soy tutora de residentes de Medicina de Familia, que es una de las cosas con las que más disfruto. Llevo más de once años siendo la jefa de estudios de Medicina Familiar y Comunitaria. Me parece que es una forma muy bonita de verter lo que uno va aprendiendo profesionalmente en las nuevas generaciones, de dejar en el recuerdo y transmitir el día a día de lo que vas aprendiendo. Es algo que me mantiene viva e ilusionada.

El último escalón, de momento, es la gestión.
Pero antes ya había sido técnico de salud porque la investigación era algo que me gustaba. De hecho, hace muchísimos años unos compañeros y yo hicimos la primera fundación de investigación y de formación que se constituyó en Galicia por profesionales, poniendo dinero de nuestros bolsillos y disfrutando mucho. Contactamos con muchos profesionales y muchos grupos de compañeros, con los que hicimos actividades, debates y proyectos de investigación. Uno de ellos fue, precisamente, el anterior Premio Nóvoa Santos, José Ramón González Juanatey, que me ha felicitado por el galardón, y al que además recuerdo especialmente porque con él hice mi primera intervención en público en un congreso. Eso también me abrió puertas para ver la Medicina de una manera diferente.

Ahora, desde hace unos cuatro años, soy responsable de innovación en la estructura de los nodos de innovación que hay en Galicia. Me parece que no se puede estar en un sistema sanitario sin intentar innovar en estructura, en funcionamiento, en recursos y método de trabajo. Y finalmente también he tenido experiencia en calidad y humanización. Todo esto me da un prisma del sistema sanitario bastante amplio y me ha brindado la oportunidad de aprender de los mejores. Creo que toda esta trayectoria lo que me hace es ver la profesión desde todos sus ámbitos.

¿Volverá a la asistencia o encuentra tanta satisfacción en estas otras áreas en las que está ahora, que no se lo plantea?
Realmente no lo sé. Echo de menos la asistencia, pero lo que hago también me gusta mucho. Lo que sí sé es que, esté es un sitio o en otro, voy a seguir intentando hacer lo mismo: desde la gestión sigo en contacto con pacientes míos y si estuviera en el mundo asistencial, intentaría seguir con proyectos de formación, de innovación, de investigación. Me gusta todo. Creo que tenemos una profesión tan bonita, con tantas vertientes diferentes que no podría decirte una que no me gusta. Y desde luego no estoy en la gestión porque no me guste la asistencia.

Galicia ha hecho una apuesta clara por la telemedicina y la hospitalización a domicilio como estrategias ante el envejecimiento de la población y la dispersión geográfica. ¿Es puntera en estos aspectos?
Galicia es puntera en la aplicación de la tecnología a la asistencia. Falta mucho por hacer, pero sin duda es de las comunidades más punteras en este campo, como lo demuestra el tener una historia clínica electrónica compartida entre todos los entornos: primaria y hospitalaria, pero también los centros sociosanitarios.

Creo que esta pandemia que vivimos nos ha revolucionado con las tecnologías y ha puesto más de manifiesto que los profesionales tenemos que seguir al paciente, no los pacientes a los profesionales. Y sus datos y su información tiene que estar al servicio de la mejor atención posible. Hay muchos proyectos en el Sergas para mejorar eso y tenemos que ir por ahí. Sin duda de todo lo que yo conozco el Sergas es puntero en relación al resto de las comunidades autónomas. Eso no quiere decir que no tengamos que ser mejores aún y que hacer reformas para tener proyectos donde la historia realmente sea del paciente, pero me parece que vamos por el buen camino.
 
Volver al índice 

 

Atención Primaria, el eslabón débil

Formación, docencia, investigación ¿por qué parecen tan alejados de la práctica de los médicos de AP?
Creo que son lejanos para todos los ámbitos. La asistencia ocupa una parte tan enorme de la vida profesional que queda muy poquito para la docencia, la investigación y la innovación. Al final hay que recurrir a los horarios personales para desarrollar esas facetas y eso no debería ser así. Entre otras cosas porque dan valor a la asistencia, dan seguridad a los pacientes y hacen que la atención sea de más calidad. Además, nos ayudan a mejorar profesionalmente. Son las asignaturas pendientes de nuestro sistema sanitario.

¿Pero afecta en mayor medida a la Primaria?
Aquí llueve sobre mojado porque hay mucho que hacer. Pero me gustaría transmitir una idea: no creo que la Atención Primaria esté en declive o en crisis. Lo que tenemos es un sistema sanitario que está agotado en el modelo actual y su eslabón más débil es la Atención Primaria. Nadie piense que tiene solución con un nuevo modelo. Llevo 25 años debatiendo sobre la reforma de Atención Primaria y estoy un poco harta del debate. No porque no considere que haya que hacerlo, sino porque hablar de lo mismo tanto tiempo es muy aburrido y desanima a cualquiera.

La gente está desmotivada porque no ve salida a todo esto. Tenemos que reformar el sistema y hacerlo acorde a las necesidades actuales y a los mundos en los que vivimos. Insisto, es el eslabón más débil porque se invierten menos recursos, porque está más aislado, porque es más difícil organizarlo de una forma eficiente. La accesibilidad es máxima y claro, no cabe todo: si tienes accesibilidad máxima y sin barreras no puedes tener tiempo para otras cosas.

Las administraciones deberían darse cuenta de que cuando invierten en docencia, investigación e innovación están invirtiendo en asistencia, están mejorando el modelo y nos están mejorando a los profesionales. Claro, esta mejoría no se ve al año, a los dos años, solo se ve a largo plazo. Pero al final o las cosas se hacen o esto se cae, y habrá que hacerlo. Mis compañeros de Atención Primaria poco pueden hacer más allá de lo que hacen y sí que requiere un cambio urgente.

La pandemia ha demostrado la debilidad del eslabón que es la AP, pero al mismo tiempo la ha reivindicado socialmente.
Si fuéramos capaces de aprender de esta pandemia sacaríamos muchas lecciones. Desde la humildad deberíamos interiorizar todo aquello que se pueda aprender y creo que una de las cosas que se ha visto es que la Atención Primaria estaba al límite pero aún así ha aguantado. A veces se ha actuado de espaldas a la Primaria y a veces se ha desestructurado el nivel para estructurar otros sistemas alternativos. Pero a pesar de todo, ha aguantado y eso tiene su mérito. Sí que es verdad que ahora todos los profesionales están exhaustos y desanimados y eso es algo por lo que hay que luchar porque la pérdida de la ilusión es lo único que no es posible combatir con casi nada.
 
Volver al índice 

 

MIR: vocación verdadera

En el MIR de este año es la especialidad con más peso: dos de cada diez plazas van a Medicina Familiar y Comunitaria. ¿Están cambiando las tornas?
Eso no es lo que más me importa. Si he aprendido algo en estos once años es que lo importante no es tener un número maravilloso, sino tener una vocación verdadera. Tener un buen número y estar en una especialidad equivocada es un gran error, y el tener una vocación sólida es lo único que puede salvar esto.

Pero es importante tener más plazas…
Esto no se puede arreglar solamente lanzando un número alto de plazas MIR porque ¿quiénes van a ser los tutores, esos que están agotados en el centro de salud? Porque otros no hay. ¿Con qué los vamos a incentivar, cómo? Todo tiene un límite, se estira el chicle pero al final se rompe. No podemos pensar que la solución es incrementar el número de residentes. Es importante, y en Lugo lo hacemos ofertando el número máximo de plazas posibles, pero para tener residentes hay que tener tutores. Además de ofertar plazas MIR hay que hacer más cosas y es poner la docencia encima de la mesa y darle el valor que tiene, porque un sistema sanitario sin docencia no es nada, no tiene futuro.
 
Volver al índice 

 

Lucha contra la pandemia

¿En qué situación ve la lucha contra la pandemia en Galicia?
Creo que dentro de todo hemos tenido una gran suerte porque la afectación que hemos sufrido no es comparable a la de algunas otras autonomías. Eso nos ha dado tiempo para reorganizarnos estructural y organizativamente. Dentro de lo que es esta situación en la que tantas pérdidas ha habido de pacientes y de profesionales que se contagiaron en la primera línea, estamos en una situación bastante mejor que otras zonas y quizás la dispersión también nos ha favorecido. Tendremos que aprovechar todo esto para aprender y organizarnos. Al final esto ha sido una prueba de fuego. Hemos de tener un sistema sanitario lo suficientemente flexible y adaptativo para dar respuesta a todo eso.

Los avances que hay ahora en la vacunación, ¿implica un riesgo de relajación por parte de la ciudadanía?
A la vez que con una mano vacunamos, con la otra tenemos que combatir ese exceso de confianza, por aquello de que los que se ahogan son los buenos nadadores, no vayamos a caer en ese error. Pero aun así también tenemos que darnos cuenta de que la población está cansada de medidas restrictivas y es difícil luchar contra todo eso. La vacunación es una parte muy importante y nos va a ayudar a estabilizarnos un poco. Pero el cuidado, la precaución, la distancia social, el lavado de manos, la mascarilla… todo esto va a seguir formando parte de nuestro entorno. Otra cosa que a veces, incluso por pudor, no decimos que los humanos somos seres de relación social, y además los gallegos somos tremendamente afectuosos. Creo que la falta de abrazos, de besos, de achuchones, también es algo que emocionalmente sufrimos. Tenemos que trabajar emocionalmente con la soledad que trae esta pandemia, con el aislamiento.
 
Volver al índice 

 

Covid persistente

¿Qué porcentaje de pacientes que han sufrido COVID podrían estar padeciendo sintomatología de larga duración?
Es como un gran iceberg en cuya base se encuentran estos pacientes que ni siquiera estuvieron muy graves en su fase aguda, pero que después siguen manteniendo meses y meses su sintomatología. No hay registros que avalen los números de afectados, pero las estimaciones  nos dicen que son entre un 10-15 por ciento de los afectados. Si vamos por 3,5 millones de contagiados -y no contamos ahí a los asintomáticos- fácilmente podemos estar acercándonos a medio millón de personas en España que tienen entre uno o muchos síntomas persistentes. Son jóvenes, en etapas activas de la vida laboral y de la vida familiar y que se encuentran mal día tras día.

¿Hay un perfil definido de estos pacientes?
Son personas jóvenes con una media de edad de cuarenta y pocos años. El cincuenta por ciento están entre 36 y 50 años. La mayoría son mujeres, hasta el 79-80 por ciento, y la mayoría no tienen otras comorbilidades, otras patologías previas.

Y dentro del amplio abanico de síntomas posibles, ¿qué es lo más habitual?
Los síntomas más frecuentes en todas las encuestas son una astenia intensa, que muchas veces les impide levantarse de la cama y que la sufren el 95 por ciento de los afectados; además, la cefalea, los déficit de atención, los déficit de memoria, disnea, fatiga, tos, dispepsia, diarreas, síntomas digestivos… Pero sobre todo la astenia, el déficit de atención y el déficit de memoria son cuestiones que condicionan muchísimo, porque retornar a la vida laboral resulta muy difícil.

La SEMG y otras 27 sociedades científicas y colectivos de pacientes de toda España colaboran en un proyecto para la atención a los afectados por COVID persistente. Una de sus metas es la elaboración de una guía clínica consensuada. ¿Cuál es su finalidad?
Homogeneizar la atención que prestamos a los afectados. Porque cuando estamos en situaciones como estas, donde la evidencia es poca, donde no sabemos cuál es la etiología sino que tenemos hipótesis y no hay tratamientos específicos, resulta muy difícil prestar una asistencia adecuada a las necesidades del paciente.

El principal objetivo de la guía es mejorar la atención a los pacientes y dotar de herramientas al profesional que le ayuden a una toma de decisiones lo más adaptada al nivel de evidencia disponible y además lo más homogénea posible. De modo que no tratemos a estos pacientes por cada uno de sus 200 síntomas, sino como una globalidad. Porque si no, correremos el riesgo de que los pacientes pasen por cada uno de los “ólogos”: el neurólogo por la cefalea, el cardiólogo por el síncope, el digestivo por la diarrea… Se van haciendo pruebas y pruebas cuyo objetivo global no está muy claro.

Por otra parte, ellos mismos como colectivo manifiestan que se encuentran estigmatizados porque, desestimando toda la atención, se les dice que ya se les pasará, que están nerviosos, ansiosos o deprimidos. El blanco y el negro no son los colores más adecuados, sino que hay mil gamas de grises y lo que hay que buscar es darles esa mayor atención.

¿Cuándo verá la luz esta guía?
La versión global con las aportaciones de todas las sociedades la estamos mandando en este mismo momento desde la Secretaría de la SEMG. Esperamos para la semana que viene empezar a presentarla, teniendo en cuenta que es un documento vivo y dinámico, porque la falta de evidencias suficientes hará que se tengan que reconsiderar las situaciones y deseamos que aparezcan más evidencias que nos permitan mejorar la atención. Pero por lo menos da un punto de partida de ayuda profesional y de mejora de la atención al paciente.

Obligatoriamente ha de ser un documento vivo, dada la falta de evidencia…
Siempre digo que esto es bueno porque nos vuelve a acostumbrar a que el aprendizaje tiene que ser algo continuo en nuestra vida. Lo de hoy nunca es como lo de ayer ni va a ser como lo de mañana, hay que seguir aprendiendo eternamente.
 
Volver al índice 

 

Los proyectos de Asomega

Uno de los proyectos más ilusionantes de nuestra asociación es Asomega Muller. ¿Ha sentido como mujer mayores dificultades para alcanzar sus metas a lo largo de su carrera?
Si dijera que no sería mentira pero si dijera que sí a lo mejor tampoco era del todo verdad. Estamos en un mundo donde hacer determinadas cosas es más difícil, sobre todo el rol de la mujer en la familia es diferencial al del hombre y conlleva unas connotaciones y unas decisiones determinadas. Cuando tienes que elegir entre las cosas la elección siempre es bastante clara hacia dónde se va. Sí que es verdad que en determinados niveles esta sociedad todavía no entiende bien lo que es la igualdad, que tiene que ser una igualdad de oportunidades.

Yo digo siempre en broma que no quiero ser igual a los hombres y no quiero tener el 50 por ciento, porque a lo mejor me merezco el 80. Reclamo por tanto igualdad de oportunidades y después sí que el resultado dependerá de a lo que llegues. Deberíamos favorecer que el ser humano, sea lo que sea, esté en igualdad de oportunidades da igual que sea hombre o mujer, es una persona y tiene que ser la más adecuada para los puestos y los trabajos que se realicen. No quiero discriminación positiva, pero tampoco la quiero negativa. Quiero que cuando me toque el 30 sea el 30 y cuando me toque el 80 por ciento sea el 80 por ciento, ¿por qué me tengo que quedar en el 50?

Asomega está inmersa en una fase de cambios y de proyectos ambiciosos e ilusionantes como Academia Asomega, el plan Impulso Vinteún, la creación de la red de aulas por el mundo…¿Cómo valora todas estas iniciativas?
Hay que innovar para mejorar, lo peor es quedarnos estáticos, acomodarnos. Cualquier cosa que nos mueva la silla es bienvenida. Me parecen iniciativas todas muy alentadoras, que pretenden movernos la silla a todos. Del movimiento es de donde surgen las cosas y a mí me gusta el bullir de ideas, el sumar esfuerzos. Estoy plenamente convencida de que juntos sumamos y solos no somos nada. Pese a la dificultad que a veces tiene el ser humano en estos momentos que vivimos para asociarse y agruparse. Sí que estoy convencida de que cuando hay gente que pone el banderín en un camino, otros se suman cuando lo ven claro.

El presidente habló en la Junta Directiva del otro día de la próxima edición del Encontro Mundial de Médicos Galegos. ¿Qué balance hace del primero, en el que participó activamente y qué espera del que se celebrará con toda probabilidad en 2022?
Aquella experiencia fue para mí muy sorprendente, primero porque es muy difícil conseguir que todos nosotros salgamos de nuestro entorno por un objetivo que podamos compartir con los demás. Establecer un punto de encuentro siempre es una magnífica idea. El pueblo gallego es emigrante, está muy disperso y eso en sí mismo ya enriquece porque los gallegos estamos siempre dispuestos a sumar esfuerzos y el Encontro lo puso de manifiesto.

Lo más difícil que consiguió el Encontro fue dar con un punto de encuentro donde el especialista más especializado era capaz de compartir el interés por lo suyo con el resto que solo conocemos de ese área lo más superficial. Fue para mí uno de los mayores éxitos de la cita. Ese debe ser el camino porque todos tenemos cosas en común y a todos nos enriquece saber qué está haciendo el otro.

Volver al índice  

 

Volver arriba 

Un emotivo recuerdo a la figura del profesor José Carro Otero

El médico compostelano José Carro Otero, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, ha fallecido a los 78 años, según confirmó con gran pesar su propio hijo Gonzalo ayer mismo a Julio Ancochea, presidente de Asomega.

José Carro en la inauguración del I Encontro Mundial de Médicos Galegos

José Carro pronunció la conferencia inaugural del I Encontro de Médicos Galegos que Asomega organizó en septiembre de 2019.

 

Médico, antropólogo y un auténtico erudito en otros campos como la arqueología o la historia del arte, Carro Otero nació en Santiago en julio de 1942, se doctoró en Medicina y Cirugía en la Universidad de su ciudad natal y se especializó en Anatomía Antropológica. Su labor docente la desarrolló como profesor de Anatomía Humana Descriptiva y Topográfica, de Antropología en la Facultad de Biología y de Biología Humana e Historia de la Medicina en la Universidad de Santiago.

El 11 de junio de 1993 ingresó en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, donde ocupó la cátedra de Historia de la Medicina y en 2014 fue elegido presidente de esta institución.

Siempre cerca de Asomega

El repentino fallecimiento del doctor Carro ha causado consternación en toda la comunidad académica, médica y científica gallega. Su bonhomía, su magnífica disposición para compartir los enciclopédicos conocimientos que atesoraba y su brillantez a la hora de exponerlos hacían de él un hombre muy querido y enormemente respetado desde el punto de vista intelectual.

Con Asomega mantuvo siempre una relación muy cariñosa y cercana, fruto de la cual no dudó en colaborar con la entidad siempre que se requería su presencia. Tal fue el caso del homenaje a la figura del ilustre ourenseano Benito Jerónimo Feijóo, el Padre Feijóo, en el Pazo de Casdemiro.

También participó activamente en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos, donde se hizo cargo de la conferencia inaugural. Habló sobre “Aportaciones singulares, desde Europa, a la Medicina ejercida en Galicia en el decurso de los siglos”. A ella se refirió en una entrevista que concedió a Asomega.

En la presentación de la conferencia, el decano de la Facultad de Medicina, Julián Álvarez Escudero, ya destacó su extensa preparación y su condición de docente, a pesar de estar ya jubilado. “El profesor Carro va a ser profesor universitario toda su vida”, aseguró.

Puede verse la conferencia completa de José Carro en aquella cita tan singular aquí:

A continuación, el profesor Carro nos atendió para explicarnos el alcance, relevancia y aportación de la figura del doctor Nóvoa Santos, que da nombre al premio que entrega Asomega:

El profesor Carro empezó su conferencia con una aseveración que le definía bien como experto en historia, humanista convencido y fiel defensor de su alma mater:

“Quienes se forman en la Facultad de Medicina de Santiago son buenas personas, eficaces en el diagnóstico, y tratan a tenor de ese diagnóstico, es decir, correctamente. La cosa funciona, por tanto. Pero podemos añadir algo más: la sombra de la ciudad. La medicina que se ha hecho y se hace aquí vive a la sombra de un santuario. Y eso es más cierto porque el Hospital Real que funciona entre 1500 y 1954 está a la sombra de la catedral”. 

DEP

Avanzan los proyectos de Asomega: Academia, Nova, Consello Protector…

El pasado 15 de abril tuvo lugar la última reunión de la Junta Directiva de Asomega, celebrada en formato híbrido presencial-online, cuyo punto principal del orden del día era la elección del ganador del XXII Premio Nóvoa Santos. Pero hubo otros asuntos relevantes que se pusieron sobre la mesa. Todo lo relacionado con el plan Impulso Vinteún ocupó la primera -y más extensa- parte de la exposición del presidente.

Momento de la reunión de la Junta Directiva de Asomega del pasado 15 de abril

Julio Ancochea destacó que tanto la Universidad de Santiago como el Parlamento gallego habían aceptado la oferta de integrarse en el Consello Protector de Asomega. Otras relevantes entidades han mostrado su apoyo aunque por cuestiones de procedimiento o de estatutos no pueden sumarse institucionalmente a la iniciativa.

En cuanto a la figura de los benefactores, destacó la plena incorporación con este estatus de PSN, Roche y Bial, así como el compromiso de Boehringer, Menarini, Chiesi, Novartis, Luzán 5 y GSK. “Asomega despierta ilusión y ahora tiene un peso mediático pero también político-sanitario que es digno de resaltar. Si se implican es porque creen en nosotros“, aseveró Ancochea.

Academia Asomega

A continuación el presidente expuso el proyecto estratégico Academia Asomega, “un Consello de Excelencia de Asomega con personas de reconocido prestigio que nos asesorarán en nuestros objetivos y trayectoria científica, nos ayudarán a entrar en el mundo académico gallego y serán embajadores ante instituciones político-sanitarias y hasta empresariales de Galicia”, explicó. Recordó la implicación de Rafael López como cabeza visible del proyecto y adelantó ante la Junta Directiva los nombres de sus primeros integrantes, a los que en breve plazo se comunicará oficialmente su papel en la entidad.

Ramón Mel, impulsor del proyecto, explicó que estas personalidades representarán a diferentes especialidades médicas, así como al ámbito de la gestión sanitaria, al mundo académico y al empresarial. Será un grupo formado en total por ocho personas.

Asomega Nova

Ancochea adelantó también a la Junta Directiva la inmediata puesta en marcha de un ciclo de webinars de Asomega Nova. La primera tendrá lugar el 31 de mayo y versará sobre “La carrera de investigador en España”. Protagonizarán este evento Francisco García Río, jefe de Sección de Neumología de La Paz y presidente electo de Separ, y la investigadora Laura Torrado, moderados por el coordinador de Asomega Nova, Felipe Couñago. Señaló también que Asomega Muller prepara una iniciativa similar.

Por otra parte, anunció para el 6 de mayo la próxima reunión de la Junta Directiva en la que se decidirá el ganador de la primera Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG.

Segundo Encontro Mundial de Médicos Galegos

El presidente afirmó, alentado por el apoyo recibido por parte de los benefactores, que “parece que hay entidades que confían en nosotros y podemos tener la capacidad, cuando las circunstancias lo permitan, de replicar algo que todos llevamos en la memoria y en el corazón, que fue la primera edición del Encontro”.

Recuerda que “fue un reto, un hito y un motivo de posicionamiento de Asomega. 2022 será Año Santo, así que por qué no manejar la idea de la primavera de 2022 para volver a reunirnos en Santiago”. Ancochea, en este sentido, fue tajante: “En absoluto renunciamos a este objetivo”.

Premio “A fonte limpa”

También se refirió a que el acuerdo con PSN prevé la convocatoria de un premio a la humanización de la sanidad que llevará el nombre de “A fonte limpa”. Como recordó el presidente de honor, Aniceto Charro, este era el nombre con que se conocía a “los médicos de Santiago de hace un siglo que, como eran tan buenos, el pueblo los denominaba de esta forma”. Charro aceptó la propuesta de Julio Ancochea para presidir el comité que se cree en su momento para este premio.

Pilar Rodríguez Ledo gana el Premio Nóvoa Santos

La Junta Directiva de Asomega ha secundado por mayoría el dictamen de la Comisión Científica que proponía la concesión del XXII Premio Novoa Santos a María Pilar Rodríguez Ledo por su “dilatada trayectoria asistencial, así como en investigación, formación, innovación y desarrollo profesional, durante la que ha realizado notables aportaciones a la humanización y calidad de la asistencia, manteniendo un destacado compromiso con la sanidad y la sociedad gallega”. 

Rodríguez Ledo es vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), donde es responsable de formación, investigación, formación sanitaria especializada e innovación. Actualmente está involucrada en la elaboración de una guía clínica de atención y seguimiento a las personas con COVID persistente.

Además, es subdirectora Médica de la Estructura de Gestión Integrada de Lugo, Cervo y Monforte y profesora de la Facultad de Enfermería del campus de Lugo, perteneciente a la Universidad de Santiago de Compostela.

Los datos concretos de la entrega de esta XXII edición del Premio Nóvoa Santos, en la que Asomega cuenta con la colaboración de Roche, se darán a conocer próximamente.

Reconocimiento a la Atención Primaria

Francisco García Río ha expuesto ante la Junta la complejidad del dictamen elaborado por el Comité Científico -que integra junto a los otros vicepresidentes de Asomega, Inmaculada Ramos y José María Eiros-, dado el contrastado prestigio y solvencia de todos los candidatos que concurrían a esta edición. 

Ha destacado que en estos tiempos de pandemia resulta aún mayor si cabe la deuda del sistema sanitario en su conjunto con la Atención Primaria, recordando además que las bases del premio recogen que se tendría en consideración “la relevancia de la actividad desarrollada por los candidatos, valorada en función de las circunstancias sociales, sanitarias y asistenciales del momento“.

Una dilatada trayectoria asistencial, presencia en investigación e innovación, importantes aportaciones en humanización y un destacado compromiso con la sociedad gallega han sido factores determinantes en la valoración de la candidata. Por eso, reconociendo la excelencia de todos los presentados, el Comité Científico ha concluido que “Rodríguez Ledo aporta valores diferenciales que complementan y amplifican la trayectoria del Nóvoa Santos”.

Los miembros de la Junta Directiva de Asomega han apoyado mayoritariamente la propuesta argumentando que “hay tareas fundamentales que no cuantifican como factor de impacto y buena parte de la labor que se hace desde Atención Primaria no obtiene el reconocimiento que merece”, o que “afrontar retos como el envejecimiento de la población y la dispersión geográfica, tan característicos de Galicia, obliga a una implicación del primer nivel asistencial que no se valora en su justa medida”.

Ancochea: reconocimiento al rural gallego

El presidente, Julio Ancochea, reflexiona sobre la concesión de este premio que “Asomega no vivió la anterior pandemia de la mal llamada ‘gripe española’, pero sí está viviendo intensamente la cruel pandemia de la Covid-19 y este premio es un reconocimiento a ese trabajo oscuro, silencioso, cotidiano, de los que se están dejando la piel y salvando vidas. Una mirada a la Atención Primaria gallega, también a ese mundo del rural que pasa desapercibido”.

En su opinión, “Pilar Rodríguez Ledo es un referente” y lo argumenta explicando el trabajo que está llevando a cabo de aglutinar a 21 sociedades científicas para el desarrollo de una guía clínica sobre Long Covid.

“Asomega, orgullosa de su historia, no es ajena al tremendo drama que estamos viviendo y por eso es pertinente que este premio se dirija a la Atención Primaria, dignísimamente representada por ella”, asegura.

Pilar Rodríguez Ledo junto al presidente de honor de Asomega, Aniceto Charro

Pilar Rodríguez Ledo moderó una de las mesas del I Encontro Mundial de Médicos Galegos. En la foto, junto al presidente de honor de Asomega, Aniceto Charro.

 

La sólida trayectoria de Pilar Rodríguez Ledo

La SEMG, que avalaba su candidatura al Premio Nóvoa Santos, destaca su amplio conocimiento profesional desde distintos ámbitos del sistema sanitario. “Ha desarrollado su labor profesional en Galicia implicándose con la comunidad”, trabajando tanto en Medicina Rural como en Atención Primaria urbana, y con experiencia también en gestión.

Desde un punto de vista académico recuerda que Pilar Rodríguez Ledo fue coordinadora del Máster de la USC sobre “Atención al paciente crónico, al envejecimiento y a la dependencia”, formó parte del Consejo de dirección de la Cátedra Medicina de Familia USC-SEMG y codirigió la cátedra de patrocinio de Educación Médica USC-SEMG.

En el ámbito de la investigación destaca que fue representante de investigación en la gerencia de AP, participó en la creación del grupo de investigación de la SEMG en 2004 y en las primeras redes de investigación RETICS de Neurovascular en 2012. Además, fue impulsora del proyecto de laboratorios de investigación FIDI-HULA y vicepresidenta del Comité de Ética de investigación de Santiago-Lugo desde su creación en 2014 hasta que en diciembre de 2020 pasó a presidirlo. 

A punto de fallarse el Nóvoa Santos de este año

La Junta Directiva de Asomega tiene convocada una reunión para este jueves, 15 de abril, cuyo principal punto en el orden del día será determinar el ganador de la XXII edición del Premio Nóvoa Santos.

El Comité Científico de la asociación, integrado por los tres vicepresidentes –Inmaculada Ramos, Francisco García Río y José María Eiros– expondrá su dictamen una vez analizadas las candidaturas presentadas. En función de ello se producirá la votación de la Junta Directiva, cuya decisión no admite reclamación ni recurso, según las condiciones de la convocatoria.

Esta edición, que cuenta con la colaboración de Roche, presenta importantes particularidades respecto a las anteriores. La más significativa se refiere al reparto de los 12.000 euros que acompañan al galardón:

– el 50% de esa cantidad es para el ganador
– un 25% se destinará a financiar un proyecto de investigación desarrollado por nuevos investigadores gallegos que será designado por el ganador o como ayuda inicial para la realización de una tesis doctoral dirigida por el ganador
– el 25% restante estará vinculado a la iniciativa Asomega Axuda: según criterio del galardonado, el importe se destinará a apoyar acciones o proyectos de instituciones sin ánimo de lucro o asociaciones que favorezcan a los más necesitados y Promover la humanización en el entorno de la Comunidad Autónoma de Galicia.

EDICIÓN IRREMEDIABLEMENTE MARCADA POR LA PANDEMIA

Como ha sucedido en todos los órdenes y a todos los niveles, la pandemia por coronavirus también ha afectado al normal desarrollo de este prestigioso premio que entrega Asomega. De hecho, la entrega del último, del que fue merecedor José Ramón González Juanatey, se remonta a junio de 2019.

Precisamente la profunda crisis sanitaria que hemos vivido en el último año hace más necesarias iniciativas de este tipo. Cabe recordar las palabras del presidente, Julio Ancochea, cuando se presentó la convocatoria del premio, allá por el mes de diciembre. Insistía en el interés de la asociación por impulsar una nueva edición precisamente por las difíciles circunstancias sobrevenidas a causa de la pandemia: “La tormenta que ha supuesto el coronavirus ha puesto en primera línea la necesidad de contar con un impulso científico constante, vigoroso. Con el XXII Premio Nóvoa Santos, Asomega quiere contribuir a que la ciencia y la investigación se consideren prioritarias”.

Afirmaba que la Covid-19 está dejando patente el papel central de los científicos como aportadores de soluciones, y mostraba su deseo de que convocatorias como la del Nóvoa Santos ayuden a dignificar su labor y a reivindicar que “la ciencia es clave para conquistar el futuro“.

Miguel Carrero: “El Acto Médico es la más intensa manifestación de empatía solidaria”

Desde el momento en que se puso en marcha el plan Impulso Vinteún de dinamización de las actividades y proyectos de Asomega estaba claro que el Grupo PSN iba a destacarse pronto como uno de los baluartes del mismo. No en vano, la mutualidad que preside desde 1998 Miguel Carrero se ha implicado en todas las propuestas que le ha planteado la asociación. Cabe recordar, por ejemplo, el ciclo de conferencias “Medicina y Humanidades“, la edición de “Memorias de la Covid-19“, proyecto también auspiciado por Asomega, o el I Encontro Mundial de Médicos Galegos, en el que PSN desempeñó un papel crucial.

Miguel Carrero es sin duda uno de los socios de Asomega que con más entusiasmo respalda las actividades de la entidad, la acompaña en su crecimiento y celebra sus propuestas. En esta entrevista enfatiza el nexo que relaciona a ambas instituciones y que las sitúa en la misma frecuencia de onda para entender y explicar una de las aportaciones principales de ambas a la sociedad: la humanización.

Miguel Carrero, presidente de PSN

Miguel Carrero, presidente de PSN

PSN lleva tiempo colaborando de forma intensa con Asomega, a la que ha apoyado en su ciclo de conferencias o en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos, por ejemplo. ¿Es, por tanto, una evolución natural convertirse ahora en benefactor de la entidad?
Permítame una respuesta muy gallega: ¿PSN benefactora o beneficiaria? Sin duda, ambas. ASOMEGA siempre ha despertado mi atención, simpatía y agradecimiento por su raíz de profundo sentimiento humanístico y solidario que no puede dejar indiferente a quien se identifica con esta forma de pensar y de sentir. ASOMEGA comparte y se identifica con Previsión Sanitaria Nacional en valores y principios. Creo sinceramente que una estrecha colaboración beneficia y fortalece a ambas instituciones, o lo que es mas importante, refuerza nuestra aportación a la sociedad para hacer un mundo más leal, más justo y más solidario, en definitiva, más humano.

PSN tiene una larga historia y una conocida tradición de apoyar iniciativas de toda índole. ¿Qué ve en el proyecto de Asomega para decidirse a recorrer juntos el camino?
Un profundo sentimiento de galleguidad, de agradecimiento a haber nacido y tenido la suerte de poder impregnarse del profundo sentimiento humano que caracteriza a la “Escuela Médica Compostelana”, a la que nuestros queridos paisanos llamaban “A FONTE LIMPA”. Es razón más que suficiente para recordar y perpetuar sentimientos tan especiales de auténtico reconocimiento y empatía popular con sus muy queridos doctores.

Hoy, en un mundo hedonista, materialista y excesivamente pragmático se hace necesario dar pinceladas de sentimientos y valores que contemplen la asistencia sanitaria como un verdadero acto de sublime humanidad. El Acto Médico es, sin duda, la más intensa manifestación de empatía solidaria, fruto de nuestra propia naturaleza humana. ASOMEGA y PSN comparten y practican el fortalecimiento de la presencia y de la primacía de la consideración humana.

PSN ha propuesto a Asomega la organización del premio “A fonte limpa”. ¿Cuál es su motivación?
La pincelada que damos juntos ASOMEGA y PSN con la creación del premio “A FONTE LIMPA” está destinada a reconocer un valor esencial e imprescindible en la asistencia sanitaria: LA HUMANIZACIÓN. El profundo sentimiento humano ha sida tal vez el primer eslabón que ha caracterizado a la Escuela Médica Compostelana en total dependencia y relación con el espíritu y la cultura milenarios del CAMINO DE SANTIAGO.

La defensa de la humanización de la asistencia sanitaria es una de las señas de identidad de Asomega. Como mutua aseguradora, ¿qué puede aportar PSN en este sentido?
Formación, divulgación, humanización es y ha sido esencia en PSN en los últimos 90 años, es y seguirá siendo en los próximos 90, 90 y 90…

La ayuda de PSN al proyecto de Asomega permitirá a ésta desplegar más actividades de formación, divulgación, humanización, etc. ¿Cree suficiente el grado de implicación de las empresas del sector sanitario en la promoción de este tipo de iniciativas?
El grado de implicación de las empresas del sector sanitario siempre es suficiente y motivo de agradecimiento en la medida que es un acto de solidaridad. La solidaridad no se puede medir a través de grados materiales, nace de un noble sentimiento del alma y, como tal, es sublime. De la misma manera que no se puede entender la hoy tan extendida solidaridad obligada, solidaridad por decreto, burda suplantación de un noble y humano sentimiento, imposible de reproducir en corsés normativos que no sean otra cosa que el fruto de actos de autoritarismo, de dominio, con desprecio a la verdadera esencia y dimensión humana.

¿Cómo valora el proyecto Asomega Axuda, al que está previsto dedicar el 7% de los fondos que obtenga la asociación a través de sus benefactores?
La solidaridad nace en lo mas profundo y esencial de nuestra alma. Es un insustituible patrimonio de nuestra naturaleza humana, en ello radica la belleza de la solidaridad.

García Feijóo: “El paciente es la razón de ser por la que hemos hecho esta carrera”

Julián García Feijóo, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, catedrático de Oftalmología de la UCM y vicesecretario de la Asociación de Médicos Gallegos (Asomega) ha sido entrevistado por Alipio Gutiérrez en el programa Fórmula Salud de Onda Madrid.

En el transcurso de la entrevista, en la que ha repasado algunas de las cuestiones clave y últimos avances de su especialidad, ha señalado que el miedo a acudir a un hospital ha llegado a producir pérdidas de visión irreparables en el caso de los pacientes con patologías previas o no detectadas que no han podido visitar a los especialistas. Así ocurre, por ejemplo, con la Degeneración Macular Asociada a la Edad, DMAE, para la que sí hay solución en un 5-10% de las formas leves.

También ha asegurado que, a causa de la pandemia, “un 20-30% de los pacientes han podido sufrir retraso en diagnósticos y tratamientos”, y ha alertado sobre la banalización de la cirugría refractiva.

El último bloque de la conversación ha girado en torno a Asomega, entidad a la que, como decía el presentador, “no le quedaba más remedio que pertenecer” dado que su padre, el también oftalmólogo Julián García Sánchez fue uno de los socios fundadores y él mismo nació en Santiago.

De la labor de la asociación, García Feijóo ha destacado que hay que poner el foco en “llegar a la sociedad, comunicar, porque lo importante es empoderar al paciente, que sea partícipe de sus decisiones, tener información no sesgada de los profesionales”.

Otra cuestión clave, en su opinión, es la formación de los profesionales, y ha resaltado los proyectos de becas de Asomega. El tercer aspecto que ha querido poner en valor son las acciones destinadas a potenciar la presencia de mujeres, con especial mención a Asomega Muller: “Es una responsabilidad que debemos compartir porque se trata de justicia, no de cuota. Hay mujeres a las que se ha quitado protagonismo de mala manera. Lo primero es reconocerlo y hemos de evitar que eso suceda a partir de ahora”.

Y por último, el reivindicar el trato humano: “Somos médicos, y la diferencia entre un algoritmo y ser médico todavía se valora por la sociedad. Nuestros esfuerzos han de ser por comunicar y empatizar con el paciente y huir del trato paternalista. El paciente debería ser la razón de ser por la que hemos hecho una carrera”. En su opinión, el médico ha de procurar “que tenga acceso a la mejor sanidad posible pero que tenga el control de sus decisiones. Eso no es una pérdida para el médico, decisiones compartidas y bien informadas son positivas para todos”.

Parte final de la entrevista con Alipio Gutiérrez en la que Julián García Feijóo hace referencia a Asomega;

“Academia Asomega dará más presencia a la asociación dentro y fuera de Galicia”

Potenciar Asomega en Galicia, definir sus relaciones con otras instituciones gallegas, actuar como comité científico, asesorar a la Junta Directiva y al presidente. En cuatro pinceladas, estos son los fines inmediatos para los que nace Academia Asomega, uno de los proyectos más ambiciosos y con mayor contenido estratégico de la entidad. Su alcance obliga a que quien tome las riendas sea un profesional gallego de primer orden, de prestigio más que reconocido y con solvencia científica e institucional. La persona elegida por la Junta Directiva para hacerse cargo de ello es Rafael López, que ha aceptado el reto ilusionado por que Asomega se convierta en palanca para el diálogo, la comunicación entre médicos gallegos de todo el mundo y el intercambio de conocimiento

Jefe del Servicio de Oncología Médica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, Rafael López dirige además el Grupo de Oncología Médica Traslacional de Oncomet, y es socio fundador de la empresa Nasasbiotech. Sus intereses de investigación se centran en la biopsia líquida y el estudio de las células tumorales circulantes (CTC), así como en la implementación de tecnologías punta en diagnósticos clínicos como CellSearch (Veridex) y BEAMing (Sysmex).

En esta entrevista Rafael López nos esboza las líneas maestras de lo que empieza a ser ya una realidad: Academia Asomega.

Rafael López participó en el acto de conmemoración del 25º aniversario de Asomega

Rafael López participó en el acto de conmemoración del 25º aniversario de Asomega

¿Cómo definiría el propósito de Academia Asomega?
La Academia Asomega fue una decisión estratégica de la Junta Directiva y del presidente de Asomega, que se marcó unos objetivos dentro de un plan de renovación y actualización de toda la asociación.

¿Por qué se decidió a aceptar el ofrecimiento de Julio Ancochea y de la Junta Directiva de Asomega para hacerse cargo del proyecto?
Primero porque Julio es muy persuasivo. Aparte, siempre me sonó bien, vi con buenos ojos una asociación de médicos gallegos. Porque primero soy médico y me gusta como médico gallego poner en valor todas las cosas importantes de la medicina gallega interior y exterior, es decir, los médicos que estamos aquí y los médicos que están fuera.

¿Que va a aportar la Academia Asomega para hacer más atractiva la oferta de la asociación a los médicos gallegos?
Una de las de misiones de la Academia es fortalecer Asomega dentro de Galicia y entre los médicos. Las líneas estratégicas que yo intuyo, porque primero hay que constituir la Academia y establecer esos principios, pasan por tener una comunicación fluida con otros colegas, lo que nos va a enriquecer mucho. Si además somos colegas gallegos y ellos están en otros hospitales, otros centros de salud, otros sistemas, seguro que podemos sacarle mucho partido. Al final el objetivo es que los gallegos, así como todo el mundo, tengamos la mejor sanidad posible.

Todas las iniciativas que sean para el diálogo y para compartir conocimiento bienvenidas sean: sociedades médicas, academias científicas, etc.
Evidentemente. En un proceso de comunicación hay una parte de comunicación formal y otra no tan estructurada de la que se saca mucha información y que es muy enriquecedora. Puedo llamar a un colega y preguntarle cómo hacen en su hospital, o comentarle en un congreso científico. Pero con un vínculo como el que representa Asomega resultará mucho más fácil.

¿Qué objetivos se planteará la Academia a corto y medio plazo?
Primero, potenciar y promocionar Asomega en Galicia y ayudar a la Junta Directiva y al presidente en todo lo que le podamos servir, fundamentalmente como consultores. También establecer un trabajo institucional como representantes de Asomega dentro de las instituciones gallegas, del Gobierno, del Parlamento, de los colegios de médicos, de las de las Academias y otras academias de Galicia.

Los médicos tenemos muchas obligaciones y en estos tiempos se están viendo. Una de ellas es mejorar la asistencia sanitaria de nuestra población y para ello primero tenemos que tener fuerza de conocimiento y de asociación y después, la colaboración con las instituciones, tanto públicas como privadas, para conseguir los fines. Es una parte elemental de una sociedad moderna el colaborar diferentes organismos para tener un bien común. En Galicia hay muchas instituciones, como en casi todo el mundo occidental, tenemos que intentar colaborar para conseguir ese bien común que  todos deseamos.

También está previsto que actúe como comité científico externo de la entidad. ¿Sobre qué tipo de cuestiones cree que una asociación como Asomega debe debe tener una posición explícita? 
Por ejemplo, la asamblea de Asomega necesita un apoyo científico en el que participaremos sin duda y colaboraremos por el éxito de esa reunión anual, que esperemos se pueda celebrar próximamente de forma presencial. Habrá otras iniciativas que aún están por definir y otras ya conocidas como el Premio Nóvoa Santos, becas y ayudas a la investigación. Habrá un trabajo interesante de asesoramiento científico que desarrollar.

¿Cuál será la estructura y funcionamiento de la Academia?
Va a tener un número limitado de miembros, sin que haya una cuota, entre ocho y diez médicos gallegos que estemos ejerciendo en Galicia. Vamos a intentar que haya un equilibrio entre médicos con más experiencia y más jóvenes. Evidentemente en el tema del género también se va a intentar mantener un equilibrio.  La idea es ir progresivamente incorporando gente para hacer las funciones sin que haya un plazo establecido. Ir poco a poco para a la vez que nos damos a conocer, hacer un grupo. Y básicamente sus funciones son las comentadas: órgano consultivo de la Junta y del presidente de la Junta Directiva, servir de relaciones institucionales en Galicia y a veces asumir las funciones de representar a Asomega en Galicia. Nos reuniremos dos o tres veces al año o siempre que sea necesario si hay algún tema importante.

¿Qué expectativas personales tiene Rafael López ante la experiencia?
A mí me gustaría cumplir los objetivos dichos, que Asomega crezca, se modernice y tenga más presencia en Galicia sin dejar de tener presencia y fuerza fuera. Que los médicos gallegos que tenemos unos vínculos comunes tengamos una comunicación más fluida para mejorar estos aspectos.

Usted participó activamente en el I Encontro Mundial de Médicos Galegos. ¿Qué expectativas tiene de cara a la segunda edición, que se prevé celebrar en 2022?
Los objetivos del próximo encuentro deberían ser tres: fomentar la multidisciplinariedad y poner de manifiesto esta característica de la medicina moderna; atraer a los jóvenes, tenemos que ser suficientemente atractivos para que los jóvenes se den cuenta de que una asociación de médicos gallegos puede ser importante para su desarrollo personal, pero sobre todo para poner de manifiesto la calidad de la medicina gallega; y el tercer objetivo es implicar un poco más a los gallegos en el desarrollo del encuentro y que tenga una repercusión social. No es tan importante poner el último descubrimiento científico, sino poner de manifiesto a la sociedad gallega que hay unos profesionales que se siguen formando y que siguen intentando mejorar la salud de los gallegos y de los no gallegos. Esta es la ventaja del Encontro Mundial.

Tomás Cobo defiende la igualdad de todos los países en el acceso a las vacunas

“Las diferencias en el acceso a las vacunas contribuyen a mantener viva la tragedia de la desigualdad”, asegura Tomás Cobo, recién elegido presidente de la Organización Médica Colegial española (OMC), en la nueva edición de la newsletter de Red TBS “Memorias de la Covid-19. La pandemia en las Américas”, en la que colabora Asomega.

Imagen de la última entrega de "Memorias de la Covid-19. La pandemia en las Américas"

Pinche sobre la imagen para acceder al PDF con todos los artículos.

 

Tomás Cobo afirma que “el reparto equitativo es especialmente importante en el ámbito de las vacunas dado que, si se utilizan de forma correcta y equilibrada, su efecto puede ayudar a detener la fase aguda de la pandemia y, de este modo, abre la posibilidad de reconstrucción de nuestras sociedades y economías”.

El listado de colaboradores en este último número de la newsletter se completa con ilustres firmas como las de Willy Morose, coordinador nacional del Programa de Tuberculosis de Haití; Natalia Gras, médica de Familia en Entreríos (Argentina); Mark Cohen, presidente del Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales (FIRS), de Guatemala; la corresponsal en España de la revista colombiana “Tiempo”, Juana Samper; y Joan Artur Caylà, presidente de la Fundación de la Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona. 

Puede acceder a la reseña del anterior número de la newsletter en este enlace

Objetivo 2% del PIB para ciencia: Asomega se suma a la petición

El grupo de comunicación Atresmedia, con presencia en televisión, radio, internet, cine, producción audiovisual y formación, aglutina algunas de las marcas más reconocidas del panorama mediático, entre ellas Antena 3, laSexta, Onda Cero o Europa FM. Dentro de su área de Responsabilidad Corporativa y bajo el sello Compromiso Atresmedia desarrolla campañas que encuentran un importante eco en sus medios, como ‘Ponle Freno’ o ‘Levanta la cabeza’.

Asomega se suma a la campaña Objetivo 2% para ciencia de Atresmedia

Una de las más conocidas es la denominada “Objetivo 2%“. Se encuadra dentro de su iniciativa ‘Constantes y Vitales‘, concebida para potenciar la investigación médica y científica, y consiste en una recogida masiva de firmas que pide a los partidos políticos un pacto para elevar al 2% del PIB la inversión en ciencia.

La media europea de inversión en I+D se sitúa en el 2,12%, y roza el 3% en los países más desarrollados. Sin embargo, España aporta un mejorable 1,24%, lo que plantea una brecha con respecto a nuestro entorno y una desventaja en las expectativas de crecimiento en nuestro país.

Más de 900.000 firmas

La campaña “Objetivo 2%” se ha desplegado en dos fases: la primera, aún en marcha, se ha centrado en recabar apoyos de ciudadanos que se suman a la petición a título individual. De momento el número total de participantes se acerca al millón.

Posteriormente los organizadores han pedido la adhesión de entidades, empresas e instituciones que quieran dar soporte a la petición desde la óptica corporativa. Asomega se ha sumado a la iniciativa porque considera crucial a nivel social y económico respaldar toda propuesta destinada a potenciar la ciencia, reivindicar a los investigadores dotándoles de la necesaria estabilidad y facilitar las condiciones necesarias para que la calidad que ya tiene nuestra ciencia y sus profesionales alcance su máximo potencial.

Este apoyo de Asomega se alinea con acciones previas similares de la entidad de respaldo del papel de los científicos y su reivindicación como expertos en los asuntos que son de su incumbencia. 

Pacto por la Ciencia y la Innovación

En su día el grupo audiovisual presentó al ministro de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque la propuesta y las firmas recogidas hasta la fecha.

Posteriormente, el ministro expuso en el Congreso de los Diputados un documento firmado por 72 organizaciones representativas de la ciencia, la universidad y la empresa que expone un Pacto por la Ciencia y la Innovación.

Ese pacto plantea que la “financiación pública del sistema de ciencia e innovación se incremente de forma regular hasta alcanzar el 0,75% del PIB antes de 2024 y el 1,25% en 2030”, lo que sumando la aportación del sector privado resultaría en el “2% de nuestro PIB en 2024 y en el 3% en 2030, como recientemente ha propuesto la Unión Europea”.

El documento, que aún está abierto a nuevas adhesiones, cuenta con el apoyo también de Asomega, que ha solicitado su incorporación al mismo.

Asomega respalda la iniciativa “The doctor as a humanist”

“The Doctor as a humanist” es un proyecto académico, humanístico e internacional cuyo propósito es promover las humanidades médicas entre estudiantes, médicos jóvenes y profesionales de la salud con el fin de devolver el corazón y el alma a las ciencias médicas.

La iniciativa "The doctor as a humanist", de carácter internacional, cuenta con el apoyo de Asomega

La iniciativa “The doctor as a humanist”, de carácter internacional, cuenta con el apoyo de Asomega

 

El movimiento parte de la constancia de que la educación de pregrado tiende a enfocarse a impartir conocimientos biomédicos con escasa referencia a los aspectos humanos de la medicina clínica.

Sin negar la importancia de que en la educación médica se haga hincapié en los valores profesionales, se plantea la necesidad de contribuir a los discursos de las emociones y la compasión en la atención médica, explorando formas de cultivar una visión cada vez más humanista de la profesión.

Próxima cita en Madrid

Este movimiento internacional, liderado por el miembro de Asomega Jonathan McFarland, celebró un simposio en 2019 en la Universidad de Sechénov de Moscú. Posteriormente la pandemia obligó a retrasar una nueva edición del evento en la Universidad Anáhuac México, inicialmente previsto para marzo pero que se celebró en octubre.

Ahora las esperanzas están puestas en poder sacar adelante un nuevo simposio en Madrid a finales de este año, si las circunstancias lo permiten.

Para ello se cuenta ya con el apoyo de la propia Asomega, pero también de la Universidad Autónoma de Madrid; la Cátedra Respira Vida UAM-GSK que dirige el presidente de Asomega, Julio Ancochea; la Red TBS-Stop Epidemias; la Fundación Teófilo Hernando; el Hospital de La Princesa de Madrid a través de su Servicio de Neumología; la iniciativa BeNeumo BeYou; Luzán 5; y otras entidades públicas y privadas nacionales e internacionales.

Documental sobre la pandemia

Recientemente la iniciativa ha presentado el tráiler de “After long silence. A year remembered (Covid-19)”, un documental realizado por Antoni Truyols sobre la pandemia en colaboración con la OMS.

En él se recopilan “reflexiones humanísticas sobre la Covid-19 enviadas desde todo el mundo a través del móvil”. El tráiler muestra testimonios, entre otros, del propio Jonathan McFarland desde Liverpool; de María Rosa Julià, del Hospital Son Espases de Mallorca; de la investigadora española Esther Gea de la Universidad de Oxford; o de Joan B. Soriano, consultor de la OMS para Covid-19.

Nadie se salva solo: solidaridad antes que austeridad

Memorias de la COVID-19“, iniciativa en la que colabora Asomega, alcanza su 15º número y su tercera edición dentro de la serie “La Pandemia en las Américas“. Como en anteriores entregas, se recopilan artículos de destacados observadores de la situación creada por el SARS-CoV-2 procedentes, en este caso, de España, Colombia, Argentina, Estados Unidos y Brasil.

Como es habitual, la newsletter se abre con el artículo de uno de sus editores, Mario Braier, que en esta ocasión reflexiona sobre la responsabilidad colectiva que implica la pandemia. Su punto de partida, unas palabras del Papa Francisco: “Sí; necesitamos salir de nosotros mismos porque nos necesitamos unos a otros. La pandemia nos ha hecho comprender que nadie se salva solo”.

 

“…a pesar de la necesaria defensa de nuestra individualidad como motor básico de la existencia, están los otros, ya sea nuestra familia o el prójimo y no vivimos aislados de los demás. La suma de estas dos libertades conforma el nos-otros: la sociedad plena“.

“La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Gertrud von der Leyen y el Alto Representante para la Política Exterior, Josep Borrell, publicaron un artículo hace poco más de un mes en el que afirmaban que la responsabilidad de la Unión Europea “no termina en las fronteras de Europa, ni aun cuando se haya vacunado a la mayoría de adultos europeos. La Comisión ha organizado dos reuniones de donantes en las que se recaudaron más de 16000 millones de euros, y ha contribuido a crear el mecanismo COVAX para garantizar que los países de renta alta inviertan en el suministro de vacunas para los países con renta baja y media”.

“El gran acierto de muchos dirigentes mundiales pasa hoy por haber optado por la solidaridad y no por la austeridad como en la crisis económica de 2007-2008. Apoyar estas propuestas es tan necesario como lo es quejarnos de los desaciertos”.

Acceda al artículo íntegro de Mario Braier y al resto de colaboraciones, así como a las anteriores entregas de “Memorias de la Covid-19. La pandemia en las Américas” en este enlace.

Ancochea: Asomega abre horizontes, se feminiza y rejuvenece

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha participado en el programa Fórmula Salud que presenta en Onda Madrid Alipio Gutiérrez. El motivo central de su intervención ha sido hablar sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una patología respiratoria que, como él mismo dice, se escribe con minúsculas y da nombre a una enfermedad con mayúsculas.

Pero su intervención ha servido también para explicar a la audiencia del programa la esencia de Asomega y los proyectos en los que está inmersa la asociación.

A preguntas del presentador, Ancochea ha explicado que Asomega en sus 27 años ha pasado de ser una entidad eminentemente masculina a presentarse como una asociación abierta, preocupada y ocupada en fomentar la integración de hombres y mujeres a los que unen su pasión por la medicina, la ciencia, el humanismo y Galicia.

Por eso uno de los proyectos estratégicos en Asomega Muller, destinada a dar visibilidad a las gallegas ligadas al mundo de la medicina, la investigación y la ciencia. 

Otro objetivo además de esta feminización necesaria de Asomega es su rejuvenecimiento, para lo que también se ha puesto en marcha Asomega Nova. Ligado a ella está la convocatoria del Premio Nóvoa Santos, parte de cuya dotación se destinará, desde este año, a financiar el proyecto de investigación de un joven científico gallego a elección del ganador del premio.

También ha destacado que el hecho de haber nacido o no en Galicia no es obstáculo para sentirse identificado con Asomega. Ha puesto el ejemplo de uno de los nuevos socios más recientes, Jonathan McFarland, nacido en Liverpool y líder del movimiento mundial “The doctor as a humanist”, que se ha integrado en la entidad porque comparte plenamente sus objetivos y proyectos.

La puesta en marcha de las Aulas Asomega por el mundo dentro de Asomega Internacional y la potenciación de la Atención Primaria a través de la beca de Medicina Rural son otros de los proyectos a los que hace mención Ancochea en su entrevista en Onda Madrid.

“La investigación en AP es pura anécdota, de ahí la importancia de la beca Asomega-SEMG”

El 15 de marzo concluye el plazo para optar a la primera Beca de Medicina Rural que convoca Asomega -con el apoyo de Bial– en colaboración con la Sociedad Española de Medicina General (SEMG). Su presidente, Antonio Fernández-Pro, expone en esta entrevista los motivos por las que se ha embarcado en dicha iniciativa.

Su condición de presidente de la SEMG ya dota de interés sus reflexiones sobre la Atención Primaria y la medicina rural. Pero a ello Antonio Fernández-Pro añade una experiencia personal en estos ámbitos que deja bien claro que sabe de lo que habla: empezó su andadura como médico en Toledo y después ejerció la medicina rural “pura y dura” en Cáceres durante cinco años.

Antonio Fernández-Pro, presidente de SEMG.

Antonio Fernández-Pro, presidente de SEMG.

¿Por qué ha decidido SEMG sumarse a esta iniciativa conjunta con Asomega?
La búsqueda de nuevas oportunidades para el médico de familia que trabaja en el medio rural gallego y, dentro de esto, las acciones que busquen una mejora de la asistencia sanitaria es uno de los objetivos de la Sociedad Gallega de Médicos Generales y de Familia y, para conseguirlo son fundamentales las alianzas con sociedades y corporaciones que busquen el mismo fin. En este caso Asomega es esa Sociedad.

¿Cree que esta relación institucional entre Asomega y SEMG podrá materializarse en otros
proyectos en el futuro?
Espero y deseo que sea el primero de muchos proyectos conjuntos, ya que las dos entidades
tenemos los mismos objetivos. No cabe ninguna duda que la voluntad de los que dirigimos hoy en días estas entidades es la de buscar sinergias y puntos en común para mejorar aspectos de promoción de la salud, prevención de enfermedades o la mejora de la atención asistencial. Y todo pasa por potenciar le incentivar la formación sanitaria de los futuros médicos y este es un objetivo común.

¿La Atención Primaria rural tiene el reconocimiento que merece? ¿Y cuenta con el apoyo
necesario?
Sin duda corren tiempos difíciles para el Sistema Nacional de Salud (SNS), en general, y para la Atención Primaria (AP) en particular y la respuesta es fácil: evidentemente no, ya que de forma atávica venimos reivindicando desde las diferentes SSCC, foro de la profesión, etc. que la AP y, especialmente el medio rural, están relegados a un segundo plano de las diferentes gerencias. La accesibilidad de los profesionales de AP los hacen los más vulnerables, porque son los que están más cerca que nadie de los ciudadanos y, como consecuencia, sufren los frutos de unas listas de espera interminables y que, cuando se está en el contexto de enfermedad, se producen cuando menos frustraciones de difícil solución.

La situación que vive actualmente la AP es fruto años de déficit presupuestario que muchas veces fueron poco reflexivos y cuya consecuencia es la situación en la que estamos, con falta de reposición de profesionales, etc. A todo esto, sumamos la fuga de profesionales a otros países, buscando escenarios laborales más estables.

¿Se puede hablar de medicina rural en España en general o hay muchas diferencias entre territorios por disponibilidad de medios, dispersión de la población, circunstancias externas, etc.?
Efectivamente, existen muchas diferencias de unos territorios a otros, Bien es verdad que las desigualdades en las diferentes Comunidades Autónomas (CCAA) son manifiestas y palpables, en la situación en la que están los profesionales. Por supuesto, la España rural, con una enorme dispersión en la población, complica aún más la asistencia de sus habitantes en la llamada ‘España vaciada’. Sí creo necesario hacer una reflexión por el cambio de hábitos de vida que estamos realizando por la pandemia. Hemos pasado de ver cómo la población española se había visto sometida en las últimas décadas a grandes movimientos migratorios, desde las zonas rurales hasta las grandes ciudades, a una situación de ‘ciencia ficción’ donde esta población intentaba escapar de la gran ciudad hacia los pueblos. No sabemos si estos movimientos migratorios se verán consolidados o volveremos a la situación anterior, cuando finalice la pandemia.

En el ámbito de la investigación, ¿cree que la Atención Primaria precisa de un impulso mayor para que sus iniciativas sean tan conocidas y de tanto alcance como en otros ámbitos? Dicho de otra forma: ¿la investigación hospitalaria es más “de campanillas”?
Total y absolutamente. La investigación en Atención Primaria no deja de ser una pura anécdota,
por esto es tan importante la incentivación a través de Becas como la de Asomega – SEMG. Hoy por hoy, la investigación está centralizada en el hospital y sacarla de estos circuitos es francamente difícil.

¿Qué lecciones deja la pandemia a la Atención Primaria en general y a la rural, en particular?
La primera de todas está muy clara: que la pandemia es una amenaza real y que se puede repetir en cualquier momento, que todos, y digo todos, fallamos en las previsiones iniciales y nos hemos vistos sometidos a un intenso estrés en cualquier ámbito de la asistencia sanitaria. Que debemos medir resultados de la gestión, sobre todo para hacer una valoración correcta de la misma y no caer en los mismos errores. En definitiva, serían muchas las que se podían enumerar, pero creo que, como colofón a esta situación, nadie duda que hay que fortalecer los sistemas sanitarios para que funcionen como ejes vertebradores de nuestra sociedad.

La SEMG, por su carácter nacional, es testigo excepcional de cómo se ha abordado la pandemia desde un punto de vista organizativo y de gestión. ¿Echan de menos una mayor coordinación entre territorios?
Es muy fácil contestar a esta cuestión, y es un SI rotundo. Llevamos años pidiendo que las decisiones del Consejo Interterritorial sean vinculantes y hemos visto cómo se abordaron de forma bastante distinta las mismas cuestiones, dependiendo de la CCAA a la que mirásemos.

Por último, ¿por qué debería un médico del rural gallego plantearse participar en esta convocatoria?
Me remitiría al primer objetivo de la convocatoria, les animaría para impulsar medidas que
favorezcan la mejora de la calidad asistencial, cuidados continuos, hábitos de prevención y que sirvan de reconocimiento a la excelente labor desarrollada por los médicos de Atención Primaria en el medio rural gallego.

Pinche sobre la imagen para acceder a las bases de la beca

Pinche sobre la imagen para acceder a las bases de la beca

El Comité de Honor de Asomega toma el pulso a la asociación

El apoyo a la labor de dirección que está desarrollando el presidente de Asomega, Julio Ancochea, fue uno de los asuntos tratados en la reciente reunión del Comité de Honor. En el transcurso de este encuentro -online dadas las circunstancias-, dirigido por el presidente de honor de la entidad, Aniceto Charro, se pusieron sobre la mesa los proyectos que están en marcha y que van apuntalando el futuro de la asociación:

Encontro Mundial de Médicos Galegos: la primera edición, que se celebró en septiembre de 2019, trajo consigo una proyección de Asomega sin precedentes. Además, facilitó a la entidad un equilibrio económico que le ha permitido capear las limitaciones impuestas por la pandemia. Por otro lado, la prolongación del Año Xacobeo a 2022 ha abierto nuevas posibilidades para ir pensando en una segunda edición el año que viene.

Impulso Vinteún: los miembros del Comité de Honor mostraron su satisfacción por la puesta en marcha de este proyecto que refuerza institucionalmente a Asomega al ponerla en contacto directo con patrocinadores, entidades públicas y privadas del entorno de la sanidad e instituciones académicas. La creación de un órgano de participación conjunto con estos interlocutores hace que Asomega tenga un foro de diálogo donde hacer oír su voz.

Beca de Medicina Rural: el Comité de Honor valoró de forma especial esta iniciativa, que recupera una de las acciones tradicionales de Asomega como es el fomento de nuevos valores y el apoyo a la investigación y la ciencia.

XXII Premio Nóvoa Santos: a punto de cumplirse el plazo de presentación de candidaturas a esta nueva edición, los integrantes del Comité de Honor valoraron el cambio en los criterios de reparto del premio y se congratularon por el apoyo a la iniciativa de Roche.

Comité de Honor de Asomega

Imagen de una anterior reunión del Comité de Honor de Asomega en la que aparecen algunos de los participantes en la última, celebrada la semana pasada vía telemática dadas las restricciones que impone la pandemia.

 

Recuerdo a José Ramón Ónega

El Comité de Honor está integrado, además de por el presidente honorario, por otros destacados miembros de la entidad desde hace muchos años como Xulia Buján, Juan José Fernández-Teijeiro, Ramón Cadórniga, Julián García Sánchez, Francisco Ruza, Vicente Otero, Eduardo López Bran, José Zunzunegui, Melchor Álvarez de Mon, Juan Antonio López González, María Eugenia Blanco Cachafeiro y Antonio Sueiro Bendito.

En esta última reunión online, los participantes tuvieron un recuerdo especial para el recientemente fallecido José Ramón Ónega, gran amigo de Asomega, que fue merecedor de la última Insignia de Oro de la entidad.

Respecto a la persona que podría sucederle al frente de la Casa de Galicia en Madrid, los miembros del Comité de Honor expresaron su deseo de que la Xunta tuviera en cuenta la opinión al respecto de asociaciones como la nuestra, que tan íntima relación mantienen con esta institución.

El Premio Nóvoa Santos, marchamo de prestigio y calidad investigadora

Quedan apenas unos días para que concluya el plazo de presentación de candidaturas al XXII Premio Nóvoa Santos que convoca Asomega y que Roche respalda como patrocinador. Aprovechamos esta circunstancia para repasar el palmarés del premio, que ofrece una visión más que certera del alcance de la investigación y de la ciencia gallegas en estos últimos años.

Este es el listado completo de ganadores:

I – 1996: José Luis Puente Domínguez
II – 1997: José Peña Guitián        
III – 1998: Manuel Sánchez Salorio
IV – 1999: Ramón Domínguez Sánchez
V – 2000: Gregorio Varela Mosquera
VI – 2001: Ramón Berguer Sandez
VII – 2002: Luis Concheiro Carro
VIII – 2003: Miguel Cabanela González-Seco
IX – 2004: Joaquín Potel Lesquereux
X – 2005: Alfonso Castro Beiras
XI – 2006: Rafael Tojo Sierra
XII – 2007: Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia
XIII – 2008: Felipe Casanueva Freijo
XIV – 2009: Ángel Carracedo
XV – 2010: Alberto Juffe Stein
XVI – 2011: María José Alonso Fernández
XVII – 2013: Carlos Diéguez González
XVIII – 2014: Juan Gómez Reino
XIX – 2015: José Castillo
XX – 2017: Bartolomé Burguera
XXI – 2019: José Ramón González Juanatey

A continuación, nos detenemos brevemente en la trayectoria y el presente de algunos de los galardonados.

Fila de arriba: José Ramón González Juanatey, Carlos Diéguez y Bartolomé Burguera. Debajo, María José Alonso, Ángel Carracedo y Felipe Casanueva

Fila de arriba: José Ramón González Juanatey, Carlos Diéguez y Bartolomé Burguera. Debajo, María José Alonso, Ángel Carracedo y Felipe Casanueva

 

MARÍA JOSÉ ALONSO (XVI)

María José Alonso, catedrática de Biofarmacéutica y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), ha sido reconocida recientemente con el Premio Honorífico a la Excelencia en Investigación Científica por su trayectoria como investigadora en el campo de la biofarmacia. Se trata de una iniciativa de la Fundación AstraZeneca que busca reconocer y fomentar la innovación científica. La entrega de premios tuvo lugar el pasado 10 de febrero.

El Premio Honorífico se otorga desde 2017 a investigadores clínicos con una contrastada trayectoria en investigación biomédica y que hayan contribuido a la generación de conocimiento y avances en su especialidad y a la formación de nuevos investigadores.

María José Alonso es catedrática de Biofarmacéutica y Tecnología Farmacéutica en la Universidad de Santiago de Compostela (USC). De 2006 a 2010 fue vicerrectora de Investigación e Innovación de la USC. Ha trabajado como científica visitante en la Universidad de Paris XI, (1986-87), en la Universidad de Angers, Francia (1989) y en el MIT, Estados Unidos, durante 1991-1992 y en 2012.

Su laboratorio tiene tres décadas de experiencia en la formulación de macromoléculas y ha sido pionero en numerosos descubrimientos en el campo de la nanotecnología farmacéutica y la nanomedicina. Además ha coordinado varios consorcios de investigación financiados por la OMS, la Fundación Gates y la Comisión Europea. Es la autora más citada en España en el área de Farmacia y Farmacología y ha estado entre los TOP TEN en Farmacología (ranking internacional Times Higher Education, 2010) (Índice H 94). Recientemente, pasó a formar parte de la “Power List” de los investigadores más influyentes en el campo de los Biofarmacéuticos (The Medicine Maker, 2020).

También ha sido muy activa transfiriendo sus conocimientos a la industria. Es la inventora de 22 familias de patentes, la mayoría de ellas con licencia para la industria y ha sido parte de tres empresas emergentes.

Además del Nóvoa Santos ha recibido múltiples premios de prestigio, entre ellos la Medalla a la Excelencia en Investigación y Educación otorgada por el Gobierno de España, el Premio Jaime I o la Medalla Castelao otorgada por la Xunta de Galicia. Además, en enero recibió el XVII Premio de Investigación Burdinola en reconocimiento a su labor en el campo de la biomedicina personalizada y regenerativa en relación con los nanomateriales y nanopartículas.

Volver al listado de ganadores.

BARTOLOMÉ BURGUERA (XX)

Bartolomé Burguera obtuvo su título de médico en la Universidad de Santiago de Compostela en 1987 y se doctoró en 1989. Completó su residencia en el Hospital Norwalk en Medicina Interna en 1996 y tuvo una beca en Endocrinología de la Clínica Mayo en 1999. Es profesor de medicina en el Cleveland Clinic Lerner College of Medicine y desde enero de 2019 es presidente del Instituto de Endocrinología y Metabolismo de la Cleveland Clinic. Sus intereses clínicos han girado en torno al campo de la obesidad. Está especializado en medicina bariátrica, así como en intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas para la reducción de la obesidad.

El especialista estuvo a la vanguardia de la investigación sobre la cirugía de bypass como un tratamiento potencial para la obesidad y la diabetes a principios de los años noventa. Colaboró ​​en importantes iniciativas internacionales de terapia y prevención de la obesidad y ayudó a desarrollar programas al respecto en diversas instituciones, trabajando como becario en la Clínica Mayo y como asesor de personal en la Universidad de Boston, la Universidad de Pittsburgh y el Hospital Universitario Son Dureta en España.

Se ha desempeñado como investigador principal, co-investigador o consultor en varios proyectos financiados con fondos federales y farmacéuticos, centrándose en la terapia de la obesidad tanto en EEUU como en España.

Ha publicado más de 100 artículos y capítulos de libros en el campo de la obesidad y recibió el Premio Nóvoa Santos de 2018, “uno de los reconocimientos médicos más prestigiosos de España”, según la Cleveland Clinic.

Volver al listado de ganadores.

ÁNGEL CARRACEDO (XIV)

Desde 1989 Ángel Carracedo es catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Santiago (USC) y durante el periodo 1994 – 2012 fue director del Instituto de Medicina Legal de dicha Universidad. A su vez, desde 1999 dirige la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica (SERGAS-Xunta de Galicia).

En la actualidad coordina al Grupo de Medicina Xenómica, primero a nivel mundial en citaciones en el área de la Medicina forense, y él mismo se encuentra entre los autores más citados en Biología Molecular con una media superior a las 2000 citaciones/año.

A lo largo de su trayectoria profesional ha publicado doce libros y 550 artículos en revistas internacionales incluyendo artículos en Nature, Science, NatureGenetics, además de las principales revistas de genética médica, cáncer y medicina forense.

Ha recibido numerosos premios además del Nóvoa Santos entre los que destacan la Medalla de Oro y Plata de Galicia, el Premio Rey Jaime I de investigación, la Medalla Adelaide (la distinción más importante a nivel mundial en Medicina Forense), la Medalla Galien (conocido como el Premio Nobel del Medicamento), el Premio Nacional de Genética, el premio Prismas de divulgación, el Premio Galicia de Investigación o la Medalla Castelao.

Actualmente Ángel Carracedo lidera desde el CiMUS de la USC, el CIBERER y la Fundación de Medicina Xenómica (SERGAS) el mayor programa de Medicina Genómica de España, base del desarrollo de la medicina personalizada de precisión. Se trata de uno de los tres financiados en la Infraestructura de Medicina de Precisión asociada a la Ciencia y Tecnología (IMPaCT) de la Acción Estratégica en Salud 2017-2020 del ISCIII.

El programa, dotado con 7,25 millones de euros, contempla la creación de una red de secuenciación de nueva generación de altas capacidades en todo el país asociada a una estructura que permita desarrollar tres proyectos pilotos: sobre enfermedades raras, cáncer y farmacogenética de biomarcadores de respuesta a tratamientos en cáncer y enfermedades psiquiátricas.

El objetivo del Programa IMPaCT sobre Medicina Genómica es crear una robusta estructura colaborativa para la implementación de la medicina genómica en coordinación con el Sistema Nacional de Salud. De este modo, los pacientes de todas las Comunidades autónomas podrán acceder con equidad y tiempos adecuados de respuesta a todas las pruebas genómicas que sean precisas para mejorar su salud, al mismo tiempo que se obtienen datos genómicos que podrán ser utilizados en investigación.

El programa contará con una red de cinco centros de referencia de análisis genómico y un grupo de expertos clínicos. En total, participarán 45 grupos de 38 centros (25 hospitalarios y 13 de centros de investigación o universidades) con representación de todas las comunidades autónomas.

Volver al listado de ganadores.

FELIPE CASANUEVA (XIII)

Vinculado durante toda su carrera a la Universidad de Santiago y al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, desde hace un año trabaja en la unidad de obesidad del Grupo HM en La Esperanza. Además es vicepresidente de la Fundación Dieta Atlántica, de la que es patrono de honor el presidente de honor de Asomega, el doctor Aniceto Charro Salgado. Recientemente ha coordinado los trabajos de redacción y edición del libro Bases Científicas de la Dieta Atlántica, promovido y dirigido por la Fundación Dieta Atlántica de la USC, con la colaboración de Vegalsa-Eroski y Sociedad Española de Obesidad (SEO-SEEDO).

“Posiblemente la Dieta Atlántica se pueda aplicar a otras regiones de España, Portugal y Europa, como un modelo de alimentación saludable y también sostenible desde el punto de vista medioambiental, ya que posee una de las huellas de carbono más bajas de Europa”, explicó el doctor Casanueva.

Su labor investigadora ha sido reconocida a nivel nacional e internacional con la concesión de diversos premios entre los que destaca, además del Nóvoa Santos, el premio Xunta de Galicia de Investigación, Área Ciencias de la Salud (1992), Premio de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición a una Trayectoria profesional – Medalla Lilly (2002), Premio José Varela de Montes de Investigación en el área de las Ciencias de la Salud, Premio Rey Jaime I de Medicina Clínica (2005), Premio Internacional de Neuroendocrinología Geoffrey Harris Prize (2006), Premio Fundación Lilly de Investigación Biomédica Clínica (2012) o el Premio Instituto Danone a la Trayectoria Científica Dr. Carles Martí Henneberg (2015).

Volver al listado de ganadores.

CARLOS DIÉGUEZ (XVII)

Es licenciado en Medicina por la Universidad de Santiago (1979). Entre 1980-87 estuvo en la Escuela Nacional de Medicina de Gales (UK) y fue profesor titular de Fisiologia de la USC entre 1987 y 1991. Desde entonces es catedrático de Fisiología de la Universidad de Santiago de Compostela y dirige el grupo de Obesómica Funcional del CIMUS. En la actualidad es el director cientifico del Centro de Investigacion en Red sobre Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III (CIBEROBN).

Responsable de más de 500 publicaciones científicas y con más de 39.000 citas (más de 15.000 desde 2013), presenta un índice H de 104 (65 desde 2013). Además es miembro del comité científico externo de diferentes instituciones de investigación biomédica y ex miembro de la iniciativa Join Program “Una dieta saludable para una vida saludable”.

Ha sido presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, director del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago, gestor del Plan Nacional de Investigación y Coordinador de evaluación de proyectos del ISCII y miembro del Comité científico del Programa Europeo de Investigación “Una dieta saludable para una vida saludable”.

Durante su carrera, además del Nóvoa Santos ha recibido distinciones como el Premio a la mejor trayectoria Científica de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y el Premio Geoffrey Harris de la Sociedad Europea de Endocrinología en 2015, así como Hypocs award a la mejor trayectoria de un joven (<40 años) en investigación en Neuroendocrinologia a nivel mundial.

Volver al listado de ganadores.

JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ JUANATEY (XXI)

El último merecedor del Premio Nóvoa Santos es jefe del servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Santiago de Compostela y catedrático de Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, José Ramón González Juanatey lidera el Grupo Consolidado de Investigación en Cardiología del Área de Inflamación del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), incluido en la red CIBERcv del Instituto de Salud Carlos III.

Ha sido presidente de la Sociedad Española de Cardiología (2013-2015) y dirigido más de 25 tesis doctorales. Su producción científica incluye más de 500 publicaciones, incluidas Guías de Práctica Clínica y estudios multicéntricos, con alto factor de impacto y muy alto índice bibliométrico. Su grupo ha participado en más de 40 proyectos competitivos, cuatro proyectos europeos en los últimos años (FaBiMed, EuCare, Olive-NET y ATLANTIC-KET-MED), el primer proyecto intramuros del CIBERcv, además de numerosos ensayos clínicos y cuenta con varios socios estratégicos, biotecnológicos y farmacéuticos.

Además, recientemente el Servicio de Cardiología que dirige ha empezado a participar en FlowReserve, la nueva spin-off de la USC y la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago que ofrece soluciones médicas personalizadas en cardiología al proporcionar indicadores de diagnóstico cardiológico por métodos no invasivos obtenidos mediante la reconstrucción de imágenes de TC y aplicación de modelos de dinámica de flujo.

La solución que está desarrollando este spin-off permite al equipo médico conocer el grado preciso de oclusión de las arterias coronarias, obtenido a través del cálculo del flujo interno sobre la reconstrucción de imágenes de TC de pacientes con cardiopatía isquémica. El 1% de la población total podría beneficiarse de esta prueba diagnóstica no invasiva.

Por otra parte, el servicio de Cardiología del doctor José Ramón González Juanatey en el CHUS volvió a obtener recientemente la distinción Best in Class (BiC), reconocimiento que ya ha merecido en siete ocasiones.

Volver al listado de ganadores.

Academia Asomega: solvencia y rigor como principios de actuación

La última reunión de la Junta Directiva, de carácter extraordinario, tuvo la finalidad de hacer una puesta al día de cuestiones centrales para el futuro de Asomega que se encuadran dentro del proyecto Impulso Vinteún. El tema más relevante fue la comunicación a la Junta de las características definitorias de Academia Asomega, el comité científico externo que ya va a empezar a andar.

Rafael López y Julio Ancochea

Rafael López, jefe del Servicio de Oncología Médica del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, dirigirá Academia Asomega. En la imagen, junto a Julio Ancochea, presidente de Asomega.

 

El presidente, Julio Ancochea, glosó las últimas novedades respecto a lo decidido en la reunión anterior relacionadas con la puesta en marcha del Consello de Protectores de Asomega y la creación de la figura del benefactor. En cuanto a lo primero, confirmó la condición de protectores de la Universidad de Santiago de Compostela y del Parlamento de Galicia. De lo segundo, adelantó una iniciativa de captación de benefactores entre empresas que ya han colaborado en el pasado con la entidad, así como de nuevas firmas a las que se propondrá la colaboración con Asomega.

Una colaboración que se sustanciará en proyectos concretos como los que expuso Ancochea, entre ellos:

• el Premio Nóvoa Santos, que este año cuenta con el respaldo de Roche.
• Asomega Axuda, consistente en destinar parte de los fondos obtenidos a proyectos humanitarios, empezando por el 25% del Premio Nóvoa Santos que irá a la entidad o proyecto que decida el ganador.
• la beca de Medicina Rural que Asomega convoca en colaboración con la SEMG.
• el ciclo de conferencias online que se va a poner en marcha de la mano de Aegama.

Espaldarazo a Academia Asomega

Pero el tema central de la reunión fue Academia Asomega, que Julio Ancochea definió como un órgano consultivo externo para la Presidencia, la Junta Directiva y el Comité Científico de Asomega. Su fin: definir los “proyectos estratégicos”, la “visión” y “las relaciones con las instituciones” de la asociación. Las personas que conformen este grupo deben tener un perfil según el cual demuestren un carisma, talento y galleguidade que las cualifiquen para tener acceso a ámbitos tanto académicos como institucionales.

Con esta idea en mente, propuso el nombre de Rafael López, jefe de Servicio de Oncología médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), para dirigir este órgano, y el de Bartolomé Burguera, presidente del Instituto de Endocrinología y Metabolismo de la Cleveland Clinic, como integrante. El voto unánime de todos los miembros de la Junta a la propuesta del dr. Ancochea facultó al presidente para hacerles el ofrecimiento formal. La adhesión al proyecto por parte de ambos ha sido inmediata y entusiasta.

Qué es Academia Asomega

Como se dijo más arriba, se trata de un consejo de excelencia a modo de comité científico externo formado por figuras relevantes de la medicina gallega que hayan demostrado su “sentimiento Asomega” y su amor a Galicia.

Entre las funciones que tendrá Academia Asomega destacan las siguientes:

• Orientar en el trazado de las líneas estratégicas a medio y largo plazo de la Asociación.
• Servir de órgano consultivo de la Presidencia, Junta Directiva y Comité Científico de la Asociación para todas aquellas iniciativas, ideas o herramientas que Asomega haya de implementar para el óptimo desarrollo de la Asociación.
• Fortalecer las relaciones de Asomega con instituciones y entidades para el mejor desarrollo de sus fines.
• Actuar como Comité Científico externo.

Para todo ello celebrará junta al menos dos veces al año, una de ellas coincidente con la reunión del Consejo de Protectores de la Asociación.

Profundo pesar por el fallecimiento de José Ramón Ónega

El pasado mes de noviembre en Asomega tuvimos la suerte de compartir un momento muy especial con José Ramón Ónega en la Casa de Galicia que ha dirigido con tanto acierto en estos últimos once años. En un acto tan sencillo, cercano y entrañable como él mismo, nuestro presidente, Julio Ancochea, le impuso la Insignia de Oro de la asociación, que el homenajeado recibió emocionado y profundamente agradecido. “Esta Insignia de Oro que se me concede quedará como ejemplo de amistad y reconocimiento”, aseguró.

Hoy Asomega lamenta con profundo pesar la noticia, recién confirmada por Europa Press, del fallecimiento por Covid-19 de José Ramón Ónega. El afecto que siempre demostró por Asomega, su sempiterna voluntad de colaboración y apoyo y su enorme humanidad quedan grabadas en nuestra memoria.

José Ramón Ónega

En aquel acto de entrega de la Insignia de Oro Julio Ancochea definió su personalidad con acierto: ““Bonhomía, sensibilidad, señorío, cercanía, generosidad, humildad, compromiso, galeguidade acompañan siempre a José Ramón. Galeguidade, sí, este ilustre lucense de Mosteiro-Pol ama profundamente a Galicia y es uno de sus mejores embajadores”, aseguró.

En una entrevista que nos concedió tras recibir la insignia, Ónega corroboró su amor por Galicia: “Es una terapia, una voluntad firme y un deseo irrenunciable. Los gallegos, sin excepción, retornamos siempre al solar donde nacimos. El regreso, tanto como un sentimiento, es una necesidad, una vocación”, aseguró.

Aegama reconoce y valora la figura de José Ramón Ónega

También se ha sumado al reconocimiento y al pesar por su fallecimiento la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (Aegama), cuyo presidente, Julio Lage, ha enviado el siguiente mensaje:

Nuestro querido amigo José Ramón Ónega, Director de la Casa de Galicia y Delegado del Gobierno de la Xunta en Madrid, ha fallecido.

Para todos los que le queremos, deja un recuerdo imborrable, por ser una gran persona y un gran hombre.

Para las asociaciones gallegas, y en nuestro caso Aegama, es una gran perdida, por su proximidad, cariño y siempre disposición sincera de ayudar.

Para Galicia, una gran perdida, pues hizo de la Casa de Galicia la Casa de todos los gallegos y de los que querían acercarse a Galicia.

Querido José Ramon, dejas un gran vacío en los que te queremos, pero tu recuerdo siempre estará en nuestros corazones labrados con tu cariño y tu buen hacer.

Descansa en paz amigo José Ramón.

Julio Lage González
Presidente de AEGAMA