Últimos días para optar a las becas de Asomega

El próximo viernes 31 de mayo se cierra el plazo de recepción de candidaturas para ambas convocatorias, con las que Asomega pone en práctica uno de sus principios fundacionales: favorecer e impulsar la formación de los médicos gallegos.

En el caso de las propuestas en marcha, se trata de dos perfiles bien diferenciados:

  • médicos de Familia que ejercen en el entorno rural y que buscan con esta beca financiación para un proyecto concreto de asistencia, docencia o investigación
  • médicos menores de 40 años que quieran optar a una estancia de dos meses en la Cleveland Clinic 

En el primer caso la convocatoria, como en las dos ocasiones anteriores, se hace de la mano de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), y cuenta con el aval del Servicio Gallego de Salud (Sergas) y el respaldo de Menarini. Se trata de la tercera edición de esta beca.

Por lo que se refiere a la otra, ofrece la posibilidad de llevar a cabo un proyecto de investigación, aprender una metodología experimental o adquirir conocimientos profundos sobre un procedimiento sofisticado, clínico o de diagnóstico en la Cleveland Clinic, en seis áreas: Dermatología, Genética, Nefrología, Reumatología, Endocrinología y Alergología. Su promotor es el miembro de la Junta Directiva de Asomega y director del Instituto de Especialidades Médicas (MSI) de la Cleveland Clinic Bartolomé Burguera.

En ambos casos las candidaturas deben remitirse al mail info@asomega.es.

El Instituto de Especialidades Médicas de Cleveland Clinic estrena boletín informativo

Nueva newsletter de la Cleveland Clinic

Como nos explicó el doctor Bartolomé Burguera, miembro de la Junta Directiva de Asomega y promotor de la beca para un joven médico gallego en la Cleveland Clinic, quien disfrute de esta estancia en Ohio lo hará en el Instituto de Especialidades Médicas de esta institución sanitaria. Esta entidad se ha creado como consecuencia "de un nuevo modelo operativo e incluye las especialidades de Genética, Reumatología, Alergología, Nefrología, Dermatología y Endocrinología".

Nueva newsletter de la Cleveland Clinic

En definitiva, todo es tan nuevo que conviene explicar con nitidez su organización, sus propuestas y las condiciones con que parte para llevar adelante sus objetivos. Con tal fin acaba de presentar su nueva newsletter, un órgano de comunicación digital para abordar, como detalla en su introducción, cuestiones como:

  • Evaluar los tiempos difíciles que atraviesa nuestra atención médica.
  • Continuar mejorando la atención médica y reduciendo los costes.
  • Maximiza las oportunidades que ofrece nuestra institución para desarrollar tu carrera personal y profesional.
  • Comprender el razonamiento detrás de algunas decisiones difíciles que a veces debemos tomar para asegurarnos de mantenernos a flote ayudando a nuestros pacientes y apoyando el desarrollo profesional de todos nuestros cuidadores.
  • Equilibrar tu vida laboral y personal.

Los candidatos a la Beca Cleveland Clinic - Asomega encontrarán en este boletín la última información sobre el instituto que les acogerá durante su estancia y detalles sobre los asuntos en los que están inmersas sus seis áreas como atención virtual en Endocrinología o Dermatología, las pruebas genéticas a empresas privadas desde el ámbito de la Genética y Genómica, innovaciones en el tratamiento de pacientes renales crónicos en Nefrología, etc.

Recuerda las claves de la beca:

  • para médicos menores de 40 años
  • que ejercen en centros sanitarios de Galicia 
  • aunque se tomarán en consideración las candidaturas de médicos gallegos que ejerzan fuera
  • en todos los casos, han de ser socios de Asomega en el momento de solicitar la beca
  • la cuantía asciende a 7.000$
  • para una estancia de dos meses en Cleveland
  • plazo de presentación: 31 de mayo

Accede a las bases completas de la beca.

Burguera: "El médico becado verá otro modo de abordar problemas en un contexto muy especializado"

Bartolomé Burguera

7.000 dólares para una estancia de dos meses en las áreas de Genética, Reumatología, Alergología, Nefrología, Dermatología o Endocrinología de una de las instituciones sanitarias más importantes del mundo, la Cleveland Clinic.

Estas son las coordenadas principales de la Beca que convoca Asomega con esta entidad destinada a un o una joven médico de Galicia. El promotor de la iniciativa es Bartolomé Burguera, miembro de la Junta Directiva de Asomega, Premio Nóvoa Santos en 2018 y director del Instituto de Especialidades Médicas de la Cleveland Clinic.

Burguera, licenciado en Medicina por la Universidad de Santiago, completó su residencia en el Hospital Norwalk en Medicina Interna en 1996 y tuvo una beca en Endocrinología de la Clínica Mayo en 1999. Se ha desempeñado como investigador principal, co-investigador o consultor en varios proyectos, centrándose en la terapia de la obesidad tanto en EEUU como en España. Ha publicado más de 100 artículos y capítulos de libros en el campo de la obesidad.

En esta entrevista nos explica qué representa el centro sanitario para el que trabaja, cómo se organiza y qué ofrece al médico o médica gallego que se postule a realizar esta estancia en Ohio (EEUU) optando a la Beca Cleveland Clinic Asomega.

Bartolomé Burguera, promotor de la Beca Cleveland Clinic Asomega.

La Cleveland Clinic lleva seis años ocupando el segundo lugar de la clasificación mundial de hospitales de Newsweek. ¿Qué hace que este centro sea distinto?
Cleveland Clinic es uno de los centros médicos más grandes de Estados Unidos, que engloba 23 hospitales, 11 institutos clínicos y consulta a más de 3 millones de pacientes nuevos cada año. Proporciona un total de 15 millones de visitas anuales. Su personal incluye a 81.000 individuos y su labor médica se extiende a través de Ohio, Nevada, Florida, con sedes internacionales en Toronto, Londres y Abu Dhabi. Todo el esfuerzo gira en torno a proporcionar el mejor cuidado medico posible. La clínica está dirigida por médicos que trabajan en el contexto de equipo para proporcionar el mejor cuidado médico a pacientes en muchos casos de alta complejidad . El abordaje es interdisciplinar, con un grado de subespecialización muy significativo en todos los equipos.

¿Cómo se organiza un entramado tan amplio y diverso?
Desde hace un año se ha creado un nuevo modelo de operaciones que intentan estandarizar el cuidado médico a través de los diferentes hospitales y países en los que se proporciona atención medica. Los procesos se centran en evaluación continua de los diferentes procesos de atención clínica, identificando problemas y buscando soluciones con rapidez que permitan seguir avanzando en el cuidado de los pacientes. La clínica pone también mucho esfuerzo en apoyar a sus trabajadores para que puedan desarrollar sus carreras profesionales tanto con fondos de operaciones como fondos de mecenazgo/filantropía con la idea de poder desarrollar proyectos con rapidez. La meta es la búsqueda de un excelente cuidado médico a todos los niveles y fomentando un ambiente de trabajo en equipo y con intercambio de ideas.

¿Cuáles son los principios que rigen el centro?
Los principios de la clínica están basados en calidad, seguridad, empatía, trabajo en equipo, integridad, inclusión e innovación. Cada equipo tiene su  lista de objetivos y resultados principales que debe obtener cada año. Existe una evaluación continua de progreso y metas tratando de identificar desafíos y áreas que pueden ser mejoradas. Estos objetivos siempre giran en torno al paciente (calidad del cuidado medico, efectos adversos, acceso a la clínica y número de visitas), profesionales médicos (motivación, desarrollo profesional), impacto en la comunidad, aspectos económicos anuales (margen operativo coste por cada visita, e inversión en infraestructura) y finalmente investigación, docencia e innovación (proyectos financiados, profesionales médicos que visitan la clínica, y número de patentes). La clínica genera 15.000 millones anuales con un margen de beneficio del 2,5%. Este beneficio se reinvierte en renovaciones estructurales, investigación, docencia y obras filantrópicas.

¿Qué es el Instituto de especialidades médicas (MSI) de Cleveland Clinic, en el que hará su estancia el ganador de la Beca Cleveland Clinic Asomega?
El Instituto de Especialidades Médicas se ha creado como consecuencia del nuevo modelo operativo e incluye las especialidades de Genética, Reumatología, Alergología, Nefrología, Dermatología y Endocrinología. Incluye más de 300 médicos en Estados Unidos, Canadá, Londres y Abu Dhabi. La interacción de todos estos profesionales bajo una misma estructura permite maximizar recursos, establecer programas interdisciplinarios y desarrollar nuevos modelos médicos innovadores. Además de atención médica especializada existen grupos muy sólidos de investigación en las diferentes especialidades con diversos proyectos interdisciplinarios. Este instituto juega igualmente un papel importante en educación, tanto en la Facultad de Medicina (Lerner College of Medicine, Case Western Medical School) como con programas de residencia y especialidad en los seis departamentos. Igualmente acoge a varios cientos de profesionales nacionales e internacionales que visitan la clínica en estancias cortas de uno o dos meses cada ano.

¿Qué se va a encontrar el médico gallego o gallega que vaya allí, qué diferencias fundamentales va a percibir respecto a lo que conoce de España?
La beca que ofrece  Asomega permitirá a este joven médico verse expuesto a una forma diferente de abordar problemas médicos en un contexto muy especializado. Verá una forma de trabajar en equipo con “Advanced Professional Practitioners” (APPs), enfermería y otro personal no médico altamente cualificado que ayuda al médico a realizar su trabajo de una forma más eficaz, centrando todo su esfuerzo en la atención al paciente. En nuestro instituto tenemos profesionales que únicamente ven una patología específica dentro de su consulta médica. Para dar un ejemplo, en Endocrinología existen centros de cada subespecialidad y nuestros médicos en el centro de adrenal únicamente ven problemas adrenales. Trabajan igualmente en colaboración conjunta con cirujanos. Otro ejemplo podría ser Reumatología, donde en el centro de vasculitis únicamente se evaluan pacientes con esta patología.

¿Por qué cree que un joven médico gallego debería optar a la Beca Cleveland Clinic Asomega?
En Medicina suele haber dos tipos principales de profesionales: aquellos que se sienten cómodos viendo todo tipo de patología y aquel otro grupo que prefiere especializarse en algo muy concreto. Esta beca puede proporcionar la oportunidad de familiarizarse con un area de conocimiento que esté poco desarrollada en el hospital de origen y que pueda facilitar al médico que venga a Cleveland el convertirse en un experto en esa materia especifica. También, ya no solo exponerse a un modelo clínico diferente sino también explorar posibles colaboraciones científicas y actividades educacionales en el futuro. De la misma forma es una buena forma de establecer contactos con profesionales en otros países.

¿Considera imprescindible para la formación del médico la experiencia en el exterior?
Creo que el estar una temporada en un hospital diferente a donde uno se ha formado es siempre enriquecedor. Ya sea tanto en otro hospital español como en el extranjero. Pienso que la oportunidad de pasar una estancia en Estados Unidos es sin duda un cambio mucho más drástico que el visitar cualquier otro de los grandes hospitales que existen en España. Para empezar, el día en los hospitales americanos comienza más pronto que en España con pases de visita ya a las seis de la mañana y reuniones a las siete. Se trabaja más en equipo con diferentes reuniones con enfermería y equipo no médico. El paciente y su familia escuchan el plan médico cada día durante el paso de visita. Tenemos personal que nos ayuda a escribir nuestras notas en EPIC para así poder centrar nuestro esfuerzo (y mirada) en el paciente y su familia. De la misma forma, hay actividades docentes a lo largo del día y la jornada también acaba más pronto que en España. Entre 5:30 y seis la gente ya sale del hospital. Existe también un apoyo tanto institucional como administrativo diferente a lo que ocurre en España, así como también la posibilidad de participar en programas de investigación y actividades formativas financiadas por la institución.

El médico que obtenga la Beca Cleveland Clinic Asomega, ¿estará bajo su supervisión directa o depende de la especialidad que elija?
Trabajará bajo la dirección del director de docencia del departamento que haya elegido. Haremos todo lo posible para que esta estancia cumpla los objetivos profesionales que se hayan marcado. Existe mucha interacción entre los diferentes directores de investigación y  docencia dentro de nuestro instituto y a través de los institutos de la clínica y la Universidad de Case Western,

¿Qué tipo de apoyo se proporcionará a este médico? 
Nuestro instituto proporcionará apoyo con la logística de admisión al programa de médicos visitants en la Clínica; igualmente facilitaremos información sobre alojamiento y un programa de “onboarding” para familiarizarse con detalles específicos de la Clínica.

"Tus 3 minutesis", la original propuesta de divulgación de los institutos de investigación gallegos

Los cuatro ganadores del concurso "Tus tres minutesis" organizado en Biointegrasaúde 2024.

Que la comunicación ha evolucionado es un hecho: internet, redes sociales, facilidad de acceso a herramientas de diseño y de vídeo... Todo ello abre un mundo de posibilidades impensable hace relativamente poco tiempo. El desafío es encontrar la manera de adaptar estas nuevas maneras a esquemas clásicos en ámbitos aparentemente tan resistentes al cambio como el científico y académico.

Los cuatro ganadores del concurso "Tus tres minutesis" organizado en Biointegrasaúde 2024.

Los ganadores del concurso "Tus tres minutesis" organizado en BioIntegraSaúde 2024.

Los institutos de investigación sanitaria gallegos parecen haberlo entendido así. Recientemente, el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo acogió la jornada BioIntegraSaúde 2024, organizada por los tres centros. El cuerpo central del programa se desarrolló en torno a tres mesas de debate: Nuevas Terapias, moderada por Carmen Álvarez, directora de iMATUS; Biomarcadores, dirigida por Virginia Leiro, del grupo NeumoVigo del IISGS; e Inteligencia Artificial en la salud, moderada por Mar Castellanos, directora científica del INIBIC.

Pero la mayor novedad del evento fue el espacio reservado al personal investigador en formación o postdoctorales recientes, que tomó forma de concurso bajo la denominación "Tus 3 minutesis". Consistió en que, en vez de de las tradicionales presentaciones tipo poster, los participantes tuvieron la oportunidad de explicar la investigación que realizan en su tesis doctoral en un vídeo de tres minutos, y de una forma asequible, utilizando un lenguaje sencillo y comprensible.

Un comité de evaluación integrado por investigadoras e investigadores de prestigio en el ámbito de la biomedicina concedió tres premios a los mejores vídeos, que ascendieron a 300 euros cada uno. Asimismo, hubo un premio especial del público (dotado con 100 euros) que, mediante votación online, eligió su favorito de entre 12 preseleccionados de todos los recibidos). Los ganadores fueron:

- Primer premio: Antonio Cañizo Outeiriño, del grupo FarmaCHUS Lab del IDIS:

- Segundo premio: Manuel Casal Guisande del IIS Galicia Sur:

- Tercer premio: Jacobo Alonso Dominguez, también del IIS Galicia Sur:

- Premio del Público: Ana Isabel Rodríguez Cendal, del INIBIC:

Cristina Ramos, premio extraordinario por su tesis sobre ecografía torácica

Cristina Ramos.

La Escuela de Doctorado Internacional de la Universidad de Santiago de Compostela ha otorgado su premio extraordinario a la neumóloga del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo Cristina Ramos por su tesis titulada “Validez diagnóstica y pronóstica de lana ecografía torácica en neumología (estudio EcoNeumo)”.

Cristina Ramos.

Cristina Ramos, que es además investigadora del Grupo Neumovigo del IIS Galicia Sur, ha contado con la dirección de Alberto Fernández Villar, miembro de la Academia Asomega y jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI) y de Maribel Botana.

El objetivo de esta investigación era evaluar la utilidad de la ecografía torácica (ET) en las decisiones diagnósticas, terapéuticas y prognósticas en distintos ámbitos asistenciales de la neumología. La incorporación de la ET en la planta de hospitalización de Neumología, especialmente en patologías donde la exposición es de muy alto riesgo como la COVID-19, contribuye a mejorar el diagnostico y pronóstico de los pacientes con un manejo mas eficiente.

La metodología de este trabajo consta de tres estudios, todos ellos publicados en revistas de alto factor de impacto. Según explica la propia Cristina Ramos, “en general, podemos concluir como uno de los resultados más relevantes que la inclusión de la ET en una planta de hospitalización de Neumología aporta información en el 65% de los pacientes, permitiendo la toma de decisiones médicas inmediatas, que a veces supusieron cambios en los tratamientos de los enfermos hasta en el 17,2% de los casos”.

Técnica sencilla y accesible

El Álvaro Cunqueiro ya tiene una experiencia acreditada en la utilización de la ecografía para el diagnóstico de enfermedades pulmonares y, sobre todo, en el estudio de los pacientes con Covid-19. “En estos enfermos hemos constatado que la ecografía es la mejor herramienta diagnóstica para predecir la evolución de los pacientes graves. Nos permite pronosticar con un 90% de fiabilidad aquellos casos de mala evolución; es decir, identificar a los pacientes que van a requerir cuidados críticos o terapias de ventilación asistida", asegura Ramos.

Se trata de una técnica sencilla y accesible, que se realiza a pie de cama del paciente, por lo que se evitan los riesgos inherentes a los traslados y movilización de los enfermos, así como el riesgo de contaminar otras áreas. Además de su utilización en enfermos con Covid-19 se emplea también para el diagnóstico de otras patologías como neumonías, enfermedades intersticiales, embolias pulmonares, derrames pleurales, etcétera.

Rosaura Picáns: "Es difícil concebir una práctica de excelencia si no se basa en investigación"

Rosaura Picáns.

La ilusión y el entusiasmo deberían ser condiciones obligatorias para cualquier profesional joven que tenga la suerte de estar poniendo en práctica su vocación, pero en el caso de Rosaura Picáns Leis son, además, elementos definitorios de su actitud vital.

Inmersa en una fascinante y muy prometedora investigación sobre la leche materna, esta joven médica se ha hecho acreedora de la parte del XXIII Premio Nóvoa Santos que su ganadora, la doctora Luz Couce, destina a un joven investigador.

En 2018, Rosaura Picáns inició su residencia en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y hoy trabaja en el IDIS, donde disfruta de una Beca Río Hortega que le permite compaginar la investigación y la asistencia.

Rosaura Picáns.

Rosaura Picáns Leis.

¿Tuviste siempre clara la vocación para estudiar Medicina? ¿Cuánto pesó la influencia familiar? 
Desde pequeña supe que yo también quería vivir las experiencias que con tanta ilusión contaba mi madre [Rosaura Leis, catedrática de la USC] al llegar a casa, así que supongo que la mayor parte de mi vocación se la debo a ella. Mi padre es arquitecto, así que su labor dista bastante del ámbito sanitario, aunque siempre he considerado que esa perspectiva diferente me ha ayudado en muchas de las decisiones que he tomado a lo largo de los años.

¿Por qué Pediatría?
Creo y siempre he creído que mi verdadera vocación ha sido esta. Pediatría reúne algo que ninguna otra especialidad, a mi parecer, tiene, y es que las mayores debilidades y fortalezas de una persona se juntan en el mismo paciente. La vulnerabilidad del niño siempre se ve superada por su capacidad de respuesta ante cualquier evento adverso, no existiendo en ellos, la posibilidad de rendirse. Eso, sumado al entorno que rodea al paciente pediátrico, ha sido clave en mi elección.

¿Siempre con la vista puesta en la investigación o ese ha sido un camino que has ido descubriendo?
Siempre tuve la investigación cerca en la figura de mi madre, así que supongo que ha sido algo que he ido descubriendo, sin ni siquiera planteármelo. Es difícil concebir en el momento actual, una práctica de excelencia si no es basada en la investigación, de ahí que mi interés haya ido creciendo en un intento por intentar dar respuesta a muchas de las incógnitas de la práctica clínica diaria. 

En la actualidad estás volcada en la investigación y la docencia. ¿Lo combinas también con asistencia? En caso positivo, ¿en qué centro y en qué consiste exactamente tu labor en este ámbito?
Creo que realmente intento mantener al mismo nivel mi implicación en la asistencia, la investigación y la docencia, aunque lógicamente hay días en los que los porcentajes no son equiparables. La asistencia es parte fundamental de mi día a día, llevando a cabo mi labor en el Servicio de Neonatología del Hospital Clínico de Santiago de Compostela del que es jefa la profesora Couce. Nuestra labor consiste en el seguimiento y tratamiento multidisciplinar e integral del recién nacido, teniendo por supuesto, la prematuridad como parte principal de nuestra unidad de cuidados intensivos.

¿Te visualizas en un futuro compaginando investigación, docencia y asistencia o preferirías focalizarte más en alguno de esos aspectos?
Creo que eso es a lo que aspiro en el momento actual, a ser una figura lo más completa posible, pudiendo compaginar los tres ámbitos, que, sin duda, son tres pilares necesarios para alcanzar la excelencia. Inevitablemente creo que, para la mayor parte de los médicos, la asistencia tiene un peso especial por el trato diario con el paciente, así que no me gustaría perderla nunca.

Disfrutas actualmente de un contrato de investigación Río Hortega. ¿En qué consiste y cómo se puede optar a ello?
El contrato Río Hortega es un contrato competitivo que ofrece el Instituto de Salud Carlos III y que intenta, precisamente, potenciar y ayudar a llevar a cabo profesionales a los que le interese esa figura de perfil mixto, asistencial e investigador.

Recientemente has sido madre y en alguna ocasión has señalado que precisamente por disfrutar de este contrato tus opciones profesionales y de desarrollo no se han visto mermadas por la maternidad. ¿Queda mucho por avanzar en este campo?
Creo que, en torno a la maternidad, todavía hay mucho en lo que se puede avanzar, pero desde mi punto de vista, estamos en el camino correcto. Yo he podido disfrutar de mi baja de maternidad sin que mi parte profesional se viera mermada, ya que ese tiempo se prorroga y, por tanto, podré realizar todos los proyectos previstos y planificados en el mismo tiempo que cualquier otro contrato Río Hortega, independientemente de mi situación de maternidad.

¿Lo de los contratos Río Hortega es un espejismo o ya va calando que las mujeres no pueden verse limitadas profesionalmente por el hecho de ser madres?
Yo creo que ya nadie duda de que parte de la igualdad se basa en no limitar a la mujer por el simple hecho de su maternidad, por lo que creo que el hecho de que este tipo de contratos lo reconozcan también sobre el papel, es un paso más hacia adelante.

El contrato dura dos años. ¿Y después, qué pasará con Rosaura Picáns?
Esa siempre es la eterna pregunta, ¿y después qué? Pues supongo que después intentaré seguir buscando respuestas, como hasta ahora. Ahora mismo estoy centrada en la lectura de la tesis doctoral, y si fuera posible, me gustaría seguir por este camino.

¿Qué ha supuesto para tu carrera que se cruzara en tu camino la doctora Couce?
La doctora Couce ha marcado toda mi trayectoria. Ha sido mi tutora ya durante la residencia y siempre me ha intentado ayudar y orientar. Ha marcado y marca en el momento actual desde mi interés por la neonatología hasta mi actitud investigadora, incluyendo la propuesta de solicitud del contrato Río Hortega, al que no podría haber accedido si no fuera gracias a su proyecto. Así que, solo puedo agradecerle la confianza que continuamente deposita en mí.

¿Cómo es ella como médico, como gestora, como profesora?
Para mí, si algo la define es la continua búsqueda de la excelencia en cualquier ámbito que desarrolle. Su ilusión en cada nuevo proyecto y la necesidad de hacer de cada plan un nuevo éxito contagia, sin duda, a todo su equipo.

¿Cómo recibiste la noticia de que la parte del Nóvoa Santos que tenía que destinar a un proyecto de un joven investigador era para ti?
Con muchísima ilusión. Es una nueva demostración de la confianza que deposita en mí, y por la que no puedo estar más agradecida. Así que, intentaré y pondré todas mis ganas en este proyecto, intentando que se sienta orgullosa de su decisión.

Descríbenos (para profanos) en qué consiste el proyecto en el que estás inmersa.
Es un proyecto complejo pero muy enriquecedor, porque todavía son muchas las incógnitas que rodean a la leche materna. Básicamente, la leche materna es “algo más” que un alimento, de hecho, se considera el primer vehículo de comunicación extrauterina entre la madre y el recién nacido. En nuestro proyecto, intentamos ver qué información es transportada por la leche, qué procesos codifica y en qué vías puede llegar a jugar un papel determinante, sobre todo en aquellos niños con especial vulnerabilidad, como son los recién nacidos prematuros. De esta forma, intentamos descifrar la implicación que su uso puede tener en la salud a corto, medio y largo plazo, y la importancia de una nutrición personalizada, que sin duda viene marcada por el empleo de la leche de su propia madre, ya que se convierte en un alimento “dinámico” capaz de adaptarse a las necesidades individuales de cada etapa del desarrollo.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Asomega (@asomega_galicia)

Asomega convoca una estancia formativa en la Cleveland Clinic para médicos gallegos

Llevar a cabo un proyecto de investigación, aprender una metodología experimental o adquirir conocimientos profundos sobre un procedimiento sofisticado, clínico o de diagnóstico. Estos son los objetivos que la Beca Cleveland Clinic- Asomega quiere cubrir financiando la estancia de un joven médico gallego en el Instituto de Especialidades Médicas del hospital norteamericano.

Póster de la convocatoria de la Beca Cleveland Clinic - Asomega.

Las especialidades en las que se podrá desarrollar esta estancia formativa son:

  • Endocrinología
  • Nefrología
  • Genética
  • Alergología
  • Reumatología
  • Dermatología

Las bases de la convocatoria establecen que podrán optar a la beca médicos gallegos menores de 40 años que sean socios de Asomega en el momento de hacer la solicitud. En la valoración de las candidaturas se tendrán en cuenta criterios como la experiencia en investigación clínica o básica, el impacto del proyecto de investigación en el que esté implicado el candidato y el conocimiento de inglés, entre otros parámetros.

La bolsa de la beca asciende a 7.000 dólares, destinados a financiar los gastos de desplazamiento y estancia del ganador durante un periodo máximo de dos meses. El periodo de recepción de candidaturas se extiende hasta el 31 de mayo.

Asomega Internacional

La beca se inscribe dentro de las iniciativas de Asomega Internacional, grupo de trabajo de la asociación que se centra en mantener el vínculo con los profesionales de la sanidad gallegos que ejercen fuera de nuestras fronteras. En el caso concreto de esta convocatoria su promotor es el miembro de la Junta Directiva de Asomega Bartolomé Burguera, actual director del Instituto de Especialidades Médicas (MSI) de la Cleveland Clinic.

Este instituto de reciente creación incluye las especialidades de Dermatología, Reumatología, Genética, Alergología, Nefrología y Endocrinología, con más de 350 médicos especialistas trabajando tanto en Ohio como Florida, Londres y Abu Dhabi. Entre las metas de este nuevo instituto está proporcionar el mejor cuidado médico tanto en Estados Unidos como en el resto de los países donde está presente. Además de desarrollar nuevos modelos de atención médica, intercambiar ideas y potenciar el desarrollo de actividades educacionales, así como fomentar la investigación e innovación al más alto nivel.

El Dr. Burguera es profesor de Medicina en el Cleveland Clinic Lerner College of Medicine. Sus intereses clínicos y de investigación han girado en torno al campo de la obesidad. Se ha desempeñado como investigador principal, coinvestigador o consultor en varios proyectos, centrándose en la terapia de la obesidad tanto en EEUU como en España. Ha publicado más de 120 artículos y capítulos de libros en el campo de la obesidad y recibió el Premio Nóvoa Santos de 2018, "uno de los reconocimientos médicos más prestigiosos de España", según la Cleveland Clinic.

Cleveland Clinic es un centro médico académico multidisciplinar sin ánimo de lucro que integra la atención clínica y hospitalaria con la investigación y la educación. Ubicado en Cleveland (Ohio), fue fundado en 1921 y ha sido pionero en muchos avances médicos, incluida la cirugía de derivación de arterias coronarias y el primer trasplante de cara en los Estados Unidos. Recientemente, y por sexto año consecutivo, la clasificación mundial de hospitales de Newsweek lo ha situado en el segundo lugar.

Bartolomé Burguera.

Bartolomé Burguera, director del Instituto de Especialidades Médicas (MSI) de la Cleveland Clinic.

Programa Oncosolidario, una esperanza para el paciente con cáncer de páncreas

Programa oncosolidario de la Fundación GenesisCare

Inteligencia artificial y solidaridad natural. Este es el cóctel previsto por la Fundación GenesisCare, entidad colaboradora de Asomega en la pasada Feira da Saúde, para desplegar su Programa Oncosolidario, que ofrece acceso a tratamientos de radioterapia a través de su plataforma MRIdian® MR Linac. Se dirige a pacientes con cáncer de páncreas en situación de vulnerabilidad económica para quienes la radioterapia sería la única alternativa de tratamiento.

Programa oncosolidario de la Fundación GenesisCare

La plataforma combina la radioterapia y la resonancia magnética con algoritmos de inteligencia artificial para tratar el cáncer. Felipe Couñago, miembro de Asomega y responsable de investigación de GenesisCare, ha explicado recientemente en una entrevista en Radio Voz que "por primera vez podemos ver en tiempo real lo que estamos tratando y eso nos da una precisión que nunca antes habíamos tenido en la historia de la oncología".

Explica que no se trata solo de una cuestión de mayor eficacia, sino sobre todo de "menos toxicidad", lo que permite tratar de forma más intensiva al paciente, "muchas veces en un solo día y la mayoría de ellos en cinco días o menos. Además, hay un beneficio que a mí es el que más me emociona: podemos por fin abordar tumores que antes no podíamos tratar".

En España este sistema MRIdian® MR Linac está solo disponible en el Hospital Universitario Vithas Madrid La Milagrosa. Allí es donde la Fundación GenesisCare está desarrollando el Programa Oncosolidario. Según Couñago, la compañía decidió destinar parte de sus recursos "a darle la oportunidad a quien lo tiene más difícil, que son los pacientes con cáncer de páncreas que no se pueden operar, de ser tratados de forma gratuita".

Los pacientes que lo soliciten tienen que cumplir unos criterios clínicos que son evaluados por especialistas. El programa desarrolla tratamientos a un coste mínimo o gratuito e incluye soporte logístico durante el tiempo que dure el tratamiento, dependiendo del caso.

El desempeño del programa se describe de forma pormenorizada en un reciente reportaje publicado en el suplemento Crónica del diario El Mundo. Pero el interés mediático por la iniciativa de la Fundación GenesisCare también ha interesado a la televisión, concretamente a Antena 3, que le dedicó la siguiente pieza en un informativo:

El de páncreas es el noveno tumor más frecuente en España, donde se registran en torno a 10.000 casos anuales. 

"Nuestra profesión es una carrera de fondo, pero lo que nos devuelve no tiene precio"

Elia de Esteban

Oriunda de La Coruña, aunque muy vinculada sentimentalmente a Ortigueira, Elia de Esteban Maciñeira es una oftalmóloga vocacional y apasionada por la parte clínico-quirúgica, pero también por la investigadora y la docente de su profesión. Con una particularidad, que se revela en varios de los planteamientos que expone en esta entrevista: la convicción de que todo lo que se aprende, se investiga y se pone en práctica tiene al paciente como objetivo principal.

Elia de Esteban

Elia de Esteban Maciñeira.

Elia de Esteban ha obtenido la III Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez", patrocinada por Meiji, que prevé una ayuda de 2.000 euros para una estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en concreto en el Servicio de Oftalmología que dirige el miembro de la Junta Directiva de Asomega Julián García Feijóo.

Se da la circunstancia de que la joven doctora repetirá en este centro: ya rotó en 2022 y la experiencia resultó tan positiva que no dudó en optar a esta beca. Si en esa primera ocasión la subespecialidad en la que puso el foco fue Estrabismo y Oftalmología Pediátrica, en esta el destino será la Unidad de Motilidad Ocular.

¿Por qué estudiaste Medicina y qué influyó en tu decisión de elegir Oftalmología?
La decisión de estudiar Medicina la tomé realmente en primero de Bachillerato. Ese año estudié en Estados Unidos y tuve la suerte de contar con unas profesoras de Ciencias de la Salud que supieron transmitirnos su amor por la Medicina. Las figuras de mi madre y mi abuela siempre sirvieron de inspiración. Con respecto a la elección de Oftalmología, puedo culpar a la profesora Rodríguez Ares, aunque quizá ella no recuerde a la estudiante de cuarto de carrera que la siguió a quirófano para ver su primer trasplante de córnea. Ese día llegué a casa con una decisión tomada. Las prácticas que realicé en La Coruña en sexto de carrera también ayudaron a afianzar esta idea. Creo que la Oftalmología es una especialidad muy resolutiva y dinámica, que combina la parte clínica con una cirugía que, aunque haya quien pueda discutirlo, es la más bonita que hay.

Al principio de tu residencia ya estuviste en el Clínico de Madrid. ¿Por qué has decidido repetir, qué esperas de esta nueva experiencia?
Fue una gran experiencia, no solo porque se trata de un hospital de altísimo nivel en Oftalmología, sino también por el trato que recibí allí y la calidad docente de la rotación. Mi Servicio me ha dado la oportunidad de rotar nuevamente en la Unidad de Motilidad del Clínico de Madrid ahora que se acerca el final de mi residencia, y espero aprovechar al máximo la experiencia, consolidando conceptos y profundizando en esta área, ahora con una perspectiva distinta.

El año pasado hiciste una estancia en México. ¿Te planteas hacer alguna otra fuera de España?
Mi experiencia en el Hospital de la Ceguera (APEC) fue muy enriquecedora, y sin duda creo que todas las oportunidades que uno tenga de salir y ver cómo se hacen las cosas en otros sitios son muy positivas y abren mucho la mente también a nivel profesional. Sí que me plantearía en un futuro hacer otras estancias formativas fuera de España.

¿Querría Elia de Esteban ejercer en Galicia a toda costa o está abierta a lo que surja?
Realmente no estoy cerrada a nada. Es cierto que los gallegos tiramos mucho para nuestra tierra, y además tenemos la suerte de contar con una escuela oftalmológica de muy alto nivel, por lo que, tanto en lo personal como en lo profesional, ejercer en Galicia sería una gran oportunidad.

¿En qué área te gustaría especializarte y por qué?
Todas las áreas de la Oftalmología me resultan atractivas y podría verme dedicándome a cualquiera de ellas. Me siento especialmente atraída por la Oftalmología Pediátrica y el Estrabismo, quizá por el impacto que podemos generar en un paciente que todavía tiene toda la vida por delante y porque engloba en cierta medida todas las otras ramas. Fue muy inspiradora la rotación con la Dra. Rosario Gómez de Liaño, que supo transmitirme su pasión por esta especialidad.

¿Te decantas por clínica, investigación o docencia? ¿O aspiras a poder tocar todos los palos?
Creo que para ser un profesional completo hay que tocar todos los palos. La clínica es el motivo por el que nos metemos en esto, pero la investigación es necesaria para poder ofrecerles a nuestros pacientes las mejores opciones terapéuticas, para elaborar protocolos basados en la evidencia científica y para estar continuamente “autoauditándonos”, que al final es la forma de mejorar. Por otro lado, la vinculación de la Medicina con la docencia considero que es indiscutible. La cantidad de profesionales que se implican en nuestra formación desde que entramos por la puerta de la Facultad es innumerable. Siempre he creído que todo conocimiento lleva implícito el deber de transmitirlo, y en Santiago tengo la suerte de formar parte de un servicio con una gran tradición tanto docente como investigadora.

Ya eres R4, así que tienes perspectiva. ¿Qué consejo darías a jóvenes que se estén planteando iniciar los estudios de Medicina?
Que nunca pierdan la ilusión y que nunca olviden que nos debemos a nuestros pacientes. Al final, nuestra profesión es una carrera de fondo, pero lo que nos devuelve no tiene precio.

Profesionalmente, ¿cuál sería tu mayor sueño?
Poder alcanzar mi máximo potencial y aportar con ello mi pequeño granito de arena.

Inteligencia artificial para actuar más eficazmente contra el mieloma múltiple

Adrián Mosquera y Sonia González, del grupo investigador de Hematología Computacional y Genómica (GrHeCo-Gen) del IDIS, recogen el premio.

El grupo investigador de Hematología Computacional y Genómica (GrHeCo-Gen) del IDIS ha recibido el Premio Fundación Centro Oncológico de Galicia ‘José Antonio Quiroga y Piñeyro’ de la Real Academia de Medicina de Galicia, dotado con 9.000 euros. El galardón reconoce un estudio que aborda la mejora del tratamiento del mieloma múltiple mediante modelos de aprendizaje basados en datos clínicos y genéticos de los pacientes.

Adrián Mosquera y Sonia González, del grupo investigador de Hematología Computacional y Genómica (GrHeCo-Gen) del IDIS, recogen el premio.

Adrián Mosquera y Sonia González, del grupo investigador de Hematología Computacional y Genómica (GrHeCo-Gen) del IDIS, recogen el premio.

Aunque existen diferentes pronósticos, el mieloma múltiple sigue siendo en la mayoría de casos una enfermedad incurable con una evolución clínica diversa que todavía cuenta con un amplio margen de mejora. 

El trabajo galardonado se titula “Predicción de la supervivencia y optimización del tratamiento de pacientes con mieloma múltiple mediante modelos de aprendizaje automático basados en datos clínicos y de expresión genética”. En la investigación se analizaron parámetros como la edad de los pacientes y los genes para comprobar cómo avanzaría la enfermedad en cada persona.

Aplicaron algoritmos de aprendizaje automático a los datos clínicos y genéticos recopilados para predecir el pronóstico de la enfermedad. El líder del grupo, Adrián Mosquera, explica que “creamos un modelo de bosques aleatorios de 50 variables que podía predecir la supervivencia global con una alta concordancia entre los conjuntos de entrenamiento y validación”. Entre las variables analizadas incluyeron edad del paciente, estadio ISS, B2-microglobulina sérica, tratamiento de primera línea y expresión de 46 genes.

Se comprobó que los individuos tratados con la combinación de fármacos que habían predicho tenían significativamente menos probabilidades de fracasar al tratamiento que los pacientes tratados con otros medicamentos. 

Mosquera ha agradecido el reconocimiento a su grupo de trabajo: “Es un aval por parte de la comunidad científica de que la línea en la que trabajamos es acertada y genera interés entre el resto de investigadores; este premio nos empuja a seguir investigando en la mejora de las terapias, vinculando las necesidades clínicas de los pacientes con las tecnologías, principalmente la genómica y la inteligencia artificial”, asegura.

El grupo de Hematología Computacional y Genómica del IDIS trabaja en nuevas líneas de investigación aplicando estos mismos modelos predictivos que ya desarrollan en proyectos internacionales. “Queremos calibrar este tipo de modelos e introducir una nueva variable genómica para intentar perfilar qué pacientes tienen la mayor necesidad de recibir tratamiento con, por ejemplo, inmunoterapia”, señala el investigador. “Este estudio demuestra que podemos llegar a precisar una estrategia terapéutica óptima que testamos en estudio clínicos y terapias más novedosas, empleando nuevos datos y estudios clínicos”.

Julia Barreiro recibe la II Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

El homenaje que Asomega ha dedicado al recordado profesor Sánchez Salorio en la Casa de Galicia de Madrid ha sido el escenario elegido para hacer entrega de la II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez". De esta forma, el acto de recuerdo a la figura más relevante de la especialidad en Galicia y una de las más destacadas de España se ha completado con algo que ejemplifica a la perfección el legado de este maestro: la apuesta por la juventud, por los nuevos talentos, y el apoyo a acciones formativas y de perfeccionamiento profesional.

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

Julián García Feijóo, Andrea Llorca, Julián García Sánchez y Julia Barreiro.

Julia Barreiro ha sido la ganadora de esta edición. En el acto de entrega han estado presentes tanto quien da nombre a la beca, el profesor García Sánchez, como el jefe de Servicio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Julián García Feijóo. La ayuda obtenida servirá a la doctora Barreiro para realizar una estancia de dos meses en este servicio.

También ha participado en el evento Andrea Llorca, representante de Meiji, laboratorio que ha patrocinado la beca.

ACCEDA EN ESTE ENLACE AL ÁLBUM FOTOGRÁFICO COMPLETO DEL HOMENAJE AL PROFESOR MANUEL SÁNCHEZ SALORIO

Más noticias sobre el acto celebrado en la Casa de Galicia:

 

Tamara Alonso: "Los cambios sociales han cambiado el paradigma de la salud en la mujer"

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Tamara Alonso ha obtenido la máxima calificación en la reciente defensa de su tesis doctoral “Características diferenciales de la EPOC en la mujer”, dirigida por Julio Ancochea, responsable del servicio de Neumología de La Princesa en el que ella trabaja y presidente de Asomega, y Joan Soriano, socio de Asomega y representante de la entidad en el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo.

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Tamara Alonso durante la II Feira da Saúde de Asomega que se celebró en la Casa de Galicia de Madrid.

Esta joven neumóloga, madrileña de nacimiento y ahora gallega de corazón tras su incorporación a Asomega, es Facultativo Especialista de Área en el mencionado hospital, además de directora del Comité Separ Jóvenes de esta sociedad científica.

En esta entrevista reflexiona sobre el objeto de su tesis, que recientemente ha tenido oportunidad de exponer en el simposio “Visionarios: Innovación y futuro en enfermedades respiratorias”. En esa ocasión señaló que la EPOC se ha considerado de varones, porque el hábito tóxico del tabaco, vinculado históricamente al sexo masculino, se relaciona directamente con ella. "Sin embargo, en los 60 y 70 las mujeres copiamos este mal hábito de los hombres, empezamos a fumar y además se ha producido un aumento de la longevidad. Como consecuencia, se ha producido un incremento de las enfermedades respiratorias asociadas al tabaquismo en la mujer lo que, a su vez, ha servido de acicate para la investigación científica en este campo", explica.

Tamara Alonso durante la lectura de su tesis.

Tamara Alonso durante la lectura de su tesis.

De un modo didáctico y, necesariamente, simplificado: ¿en qué se diferencia la EPOC en la mujer? ¿Son diferencias esenciales o provienen del hecho de que tradicionalmente ha sido una patología masculina que ahora se está feminizando y, por tanto, empieza a estudiarse más?
Las mujeres con EPOC son más jóvenes y presentan un menor consumo acumulado de tabaco que los varones, en probable relación con que su vulnerabilidad a los efectos nocivos del tabaco es mayor. Asimismo, presentan mayor grado de disnea (dificultad respiratoria) y mayor número de exacerbaciones de la enfermedad y, aunque su función pulmonar está más preservada, tienen una capacidad de ejercicio menor. Además, las mujeres con EPOC asocian un perfil de comorbilidades diferente, siendo menos frecuentes en ellas las enfermedades cardiovasculares, pero más frecuentes los trastornos del estado de ánimo. En cuanto a la supervivencia, es mayor en las mujeres que en los hombres con EPOC, de modo que se considera el sexo masculino como un factor pronóstico adverso independiente en la EPOC.

La EPOC se ha considerado tradicionalmente como una "enfermedad de varones" pero la incorporación de la mujer al hábito tabáquico alrededor de los años 70 ha dado lugar a un aumento de las enfermedades respiratorias asociadas al tabaquismo en la mujer, lo que ha servido de acicate para la investigación científica en este campo.

Aún queda mucho por hacer pero la equiparación de la mujer va subiendo enteros en entornos sociales, profesionales, etc. ¿Este proceso hará que descubramos facetas nuevas en otras patologías como ha ocurrido en la EPOC? ¿Conoce más ejemplos de ello?
Los cambios sociales que han acontecido en las últimas décadas, como la plena inclusión de la mujer en el mundo laboral o la adquisición de hábitos no saludables como el tabaquismo o el sedentarismo, han cambiado el paradigma de la salud en la mujer. Esto se refleja no solo en la salud respiratoria, sino también en la cardiovascular, en la reproductiva o en la salud mental, entre otras.

Tamara Alonso con Joan B. Soriano y Julio Ancochea.

Tamara Alonso con Joan B. Soriano y Julio Ancochea tras leer su tesis.

Uno de los grupos de trabajo de Asomega es Asomega Nova, para integrar a los profesionales más jóvenes. ¿Qué factores cree que debe considerar un médico aún en formación o recién graduado a la hora de escoger especialidad?
Un médico que termina la licenciatura y se dispone a iniciar su formación especializada a través del sistema MIR debería analizar a la hora de escoger una especialidad aspectos tan relevantes como su propia personalidad y preferencias, así como la idiosincrasia de la propia especialidad en cuestión de trascendencia clínica, oportunidades laborales, expectativas en el ámbito de la docencia y de la investigación etc.

Equipo completo de Alonso en La Princesa.

Equipo completo de Alonso en La Princesa.

Para la dirección de su tesis ha contado con la participación del doctor Ancochea, presidente de Asomega, y de Joan B. Soriano, también miembro de la entidad, ambos de su hospital, La Princesa de Madrid. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos en un ámbito académico y cómo es trabajar con ellos en el ámbito clínico?
Trabajar con el Dr. Ancochea y el Dr. Soriano en cualquier ámbito, ya sea clínico o académico, es un auténtico privilegio. La experiencia investigadora de ambos, su dedicación al trabajo y su apoyo constante han hecho posible este trabajo.

¿Qué espera de su incorporación a Asomega? ¿Cómo valora lo que conoce de la entidad?
Conozco ASOMEGA a través del entusiasmo que su presidente, el Dr. Ancochea, me ha transmitido en estos últimos años. Ahora, más de cerca, espero contagiarme de la ilusión de sus miembros y contribuir, dentro de mis posibilidades, al crecimiento y enriquecimiento de la sociedad.

Conferencia de Tamara Alonso en el simposio "Visionarios: Innovación y futuro en enfermedades respiratorias”

Beca europea de 2,5 millones para el proyecto TB-QUEST de García-Basteiro

Alberto García-Basteiro.

El investigador de ISGlobal-Hospital Clínic Alberto García-Basteiro ha recibido una beca del Consejo Europeo de Investigación (ERC) para el proyecto TB-QUEST, un estudio epidemiológico de campo con el objetivo de mostrar pruebas de la transmisión efectiva de los casos de tuberculosis (TB) asintomática o subclínica a los contactos cercanos, utilizando, entre otros, la secuenciación del genoma del patógeno.

Alberto García-Basteiro.

La ERC ‘starting grant’ se otorga a jóvenes investigadoras e investigadores prometedores para impulsar su carrera científica. Esta beca puede cubrir hasta el 100% del total de los costes directos subvencionables de la investigación, más una contribución del 25% del total en concepto de costes indirectos. En la convocatoria de este año 2023, el ERC recibió 2.696 solicitudes y la tasa de éxito de los solicitantes se estimó en un 15%.

“Si la tuberculosis subclínica propaga la enfermedad, las implicaciones para el control mundial de esta enfermedad, así como para el diseño de ensayos clínicos de vacunas y fármacos, son de suma importancia”, explica Alberto García-Basteiro.

“El proyecto TB-QUEST arrojará luz sobre cómo definimos y detectamos la TB subclínica y mejorar nuestra comprensión sobre su epidemiología, la duración de la infecciosidad y los factores asociados a la autoeliminación o la progresión a enfermedad sintomática”, añade el investigador de ISGlobal.

García-Basteiro, socio de Asomega, es profesor asociado de investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), médico adjunto del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona y coordinador del área de investigación en tuberculosis en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), en Mozambique. Su interés científico se centra en la evaluación de la carga de la tuberculosis en África, en ensayos de nuevos diagnósticos y tratamientos y en la caracterización de la tuberculosis a nivel clínico, microbiológico y social. 

Julia Barreiro: "Supe que quería ser oftalmóloga desde que la estudié en la Universidad"

Julia Barreiro, residente de Oftalmología

Julia Barreiro ha sido la merecedora de la estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid que contempla la convocatoria de esta II Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez". y de la bolsa de 2.000 euros que aporta el laboratorio Meiji. Toma el relevo a Lidia Gómez, que se hizo con la beca en su primera edición.

Graduada en Medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona, en el último año Julia Barreiro ha participado como ponente en la 48 Reunión de la Sociedad Gallega de Oftalmología, en el primer curso de Formación Continuada de esta sociedad y en la X Reunión Gallega de Uveítis. La Unidad de Superficie e Inflamación Ocular y Uveítis (USIO) del Hospital Clínico San Carlos de Madrid sería, inicialmente, su destino deseado en el Hospital Clínico para esta estancia.

Julia Barreiro, residente de Oftalmología

Julia Barreiro, ganadora de la II Beca de Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez".

¿Por qué decidiste estudiar Medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona, qué te convenció de esta universidad? 
Tenía ganas de estudiar “fuera de casa” y la UAB ofrece la posibilidad de formarse en excelentes hospitales acompañada de un muy buen equipo docente.

¿Qué influyó en tu decisión de elegir la especialidad de Oftalmología? 
Sabía que quería dedicarme a la Oftalmología desde que cursé la asignatura en la universidad, tuve la posibilidad de rotar con facultativos que me transmitieron la pasión por esta especialidad.

¿Cómo ha sido la experiencia en el Hospital de Pontevedra? 
Mi formación en este hospital está siendo muy enriquecedora, tanto a nivel profesional como personal. Destaco la buena relación entre los compañeros y el interés que muchos tienen por transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones.

La del Clínico de Madrid no va a ser tu primera estancia fuera. En 2017 participaste en un programa de intercambio en un hospital de Costa Rica. ¿Has hecho más rotaciones? ¿Te planteas hacer alguna otra fuera de España? 
Estoy actualmente realizando una rotación en el hospital Ramón y Cajal de Madrid, en la unidad de motilidad ocular. No tengo planeada en este momento ninguna otra rotación en el extranjero, pero no descarto la posibilidad.

¿Querrías ejercer en Galicia a toda costa o estás abierta a lo que surja, aunque sea lejos de tu tierra? 
En Galicia me encuentro muy a gusto, pero me agrada moverme y conocer sitios nuevos, no me cierro a nada.

¿En qué área te gustaría especializarte y por qué? 
Todas las áreas por las que voy rotando me resultan muy interesantes, por ahora no soy capaz de decidirme por una en concreto.

¿Qué supone para ti la concesión de la beca?
Esta beca supone una oportunidad para ampliar mis conocimientos en un servicio referencia. Estoy muy agradecida y pretendo aprovechar la experiencia al máximo.

¿Qué expectativas tienes respecto a la estancia en el Clínico de Madrid?
Espero que esta estancia me permita adquirir una perspectiva de trabajo diferente a la que he vivido hasta ahora en un centro con menor volumen asistencial. Y a la vez conocer de primera mano el manejo de patología, que por su baja incidencia, se trata exclusivamente en centros de referencia.

Ya eres R3, así que tienes cierta perspectiva. ¿Qué consejo darías a jóvenes que se estén planteando iniciar los estudios de Medicina?
La medicina nunca deja de avanzar y la formación debe ser una prioridad para toda nuestra vida profesional. Es una carrera de fondo, pero el esfuerzo se ve recompensado.

Profesionalmente, ¿cuál sería tu mayor sueño?  
Busco alcanzar mi máximo potencial para ser capaz de devolver a la sociedad todo lo que me está aportando a mí estos años.

La tesis del lalinense Óscar Rapado, reconocida como la mejor de España

Óscar Rapado González, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), es el autor de la que la Real Academia de Doctores de España (RADE) ha considerado la mejor Tesis Doctoral en el campo de las Ciencias de la Vida y la Salud.

Recepción a Óscar Rapado (tercero por la derecha) en el Concello de Lalín.

Recepción a Óscar Rapado (tercero por la derecha) en el Concello de Lalín.

La tesis se titula ‘Liquid Biopsies for Precision Medicine in Colorrectal and Head and Neck Cancers: Saliva and Blood Biomarkers’. Su investigación identifica por primera vez nuevos marcadores genéticos y epigenéticos con utilidad clínica en pacientes con cáncer colorrectal y de cabeza y cuello utilizando muestras de fluidos mínimamente invasivos como la sangre y no invasivos como la saliva.

Esta investigación, fruto del trabajo desarrollado en el marco del grupo ONCOMET, dentro del Programa de Doctorado en Ciencias Odontológicas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), ha contado con la dirección de María Mercedes Suárez Cunqueiro, del IDIS; Laura Muinelo Romay, jefa de la Unidad de Análisis de Biopsia Líquida del mismo instituto; y Rafael López, jefe del Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela (CHUS) y director de Academia Asomega.

Un potente curriculum

Óscar Rapado, natural de Gresande (Lalín), es graduado en Odontología por la USC. Obtuvo el premio Extraordinario al mejor expediente académico en los años 2009 a 2014. Defendió su tesis de licenciatura obteniendo una calificación de sobresaliente y desde 2017, cuando inició su tesis doctoral, participa en numerosos grupos de investigación.

De la investigación para su tesis se han derivado 17 artículos científicos publicados en revistas indexadas en el Journal Citation Reports. Además, Rapado ha participado en la redacción y publicación de tres capítulos de libros y ha sido ponente en diversos congresos nacionales e internacionales. En la actualidad, además, colabora en tareas docentes en el Departamento de Cirugía y Especialidades Médico Quirúrgicas del Área de Estomatología de la USC.

Recientemente ha obtenido una beca del programa Agencia Galega de Innovación (GAIN) para apoyar la etapa de formación postdoctoral, que le permitirá continuar su formación durante los próximos años.

En reconocimiento a su esfuerzo y sus méritos, recientemente el Concello de Lalín brindó al investigador una recepción especial. Su alcalde, José Crespo, destacó que Óscar Rapado “es un lalinense de primer nivel que da visibilidad a nuestra comarca de la mejor manera posible” y agradeció su esfuerzo "por construir un mundo mejor, ya que los logros son de beneficio para todos y tendrán un alto impacto social".

Julia Barreiro, ganadora de la II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

Julia Barreiro se hace con la II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez" convocada por Asomega.

La II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez", convocada por Asomega, que vuelve a contar con el respaldo del laboratorio Meiji, tiene una cuantía de 2.000 euros que se destinarán a la ganadora, la lucense Julia Barreiro Honrado, como respaldo para los gastos relacionados con la estancia de dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid que contempla la convocatoria.

Julia Barreiro se hace con la II Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez" convocada por Asomega.

El jefe de Servicio de Oftalmología de este centro, Julián García Feijóo, impulsor de esta beca, ha resaltado que la decisión ha sido particularmente difícil porque todos los candidatos que han optado a la beca reunían méritos suficientes para hacerse con ella.

De la ganadora destaca su breve pero significativa experiencia académica fuera de España, su formación clínica en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y el hecho de estar cursando un máster de Oftalmología Clínica en Tech University.

Julia Barreiro está en su tercer año de residencia en el Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra. Graduada en Medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona, en el último año ha participado como ponente en la 48 Reunión de la Sociedad Gallega de Oftalmología, en el primer curso de Formación Continuada de esta sociedad y en la X Reunión Gallega de Uveítis. La Unidad de Superficie e Inflamación Ocular y Uveítis (USIO) del Hospital Clínico San Carlos de Madrid sería, inicialmente, su destino deseado en el Hospital Clínico para esta estancia.

"Conviene fomentar la presencia online de información médica reputada para atajar la desinformación"

Marcos Fernández, flanqueado por sus responsables en el CiTIUS y coautores del trabajo, David Losada y Juan Pichel.

La Real Academia de Ciencias de Galicia acaba de otorgar los Premios de Investigación Ernesto Viéitez Cortizo 2022. El proyecto premiado en la categoría de jóvenes investigadores ha sido un trabajo dirigido a la detección de información falsa relacionada con la salud en los medios online. Lo lidera Marcos Fernández Pichel, investigador predoctoral del Centro Singular de Investigación en Tecnologías Intelixentes (CiTIUS) de la Universidad de Santiago.

En este trabajo, que se publicó en 2022 en la revista Engineering Applications of Artificial Intelligence, el equipo del CiTIUS desarrolló un sistema de recuperación de información capaz de proporcionar resultados correctos y creíbles. El propio Marcos Fernández nos da más detalles al respecto.

Marcos Fernández, flanqueado por sus responsables en el CiTIUS y coautores del trabajo, David Losada y Juan Pichel.

Marcos Fernández, flanqueado por sus responsables en el CiTIUS y coautores del trabajo, David Losada y Juan Pichel.

"Detectar automáticamente desinformación online relacionada con la salud" es el objetivo de vuestro trabajo. Ante la inmensidad de Internet y las redes, ¿no es poner puertas al campo? ¿Realmente se puede pensar en un sistema que alerte de forma automática al respecto?
Lo cierto es que sí que es un problema altamente complejo de atajar porque, como bien indicas, existen ciertos medios donde la desinformación se presenta de manera incontrolada. Pero precisamente por eso necesitamos herramientas automáticas de análisis y alerta, puesto que hoy en día es inviable monitorizar estos contenidos de manera manual. Nosotros aquí tratamos de centrarnos en lo esencial. Estudios previos han demostrado que el 80% de las personas utilizan los buscadores como Google para recibir consejo médico, y algunas investigaciones han demostrado que no es extraño que las personas tomen decisiones incorrectas, que deriven en daños personales, tras haber interactuado con desinformación. Nuestros trabajos se centran en identificar desinformación o bulos médicos en la web, particularmente en los resultados de búsquedas.

¿Están identificadas las áreas o especialidades médicas que generan más información errónea o bulos?
Hasta el momento, no hemos hecho un análisis específico por áreas o especialidades médicas. De hecho, sería una línea de investigación de mucho interés que nos planteamos abordar a corto plazo.

Hemos realizado experimentaciones con casos de búsquedas médicas agrupadas por grandes temáticas. Las primeras evaluaciones las realizamos con consultas relacionadas con COVID-19 porque además en su momento se generaron recursos a nivel internacional con casos prototípicos de búsqueda sobre COVID-19 y páginas web etiquetadas por credibilidad y correctitud. En los últimos dos años también hemos trabajado con consultas médicas más generales sobre tratamientos o fármacos.

Hoy en día, estamos observando un efecto curioso y es que los resultados que se presentan acerca del COVID-19 son mucho más cuidadosos y apenas contienen información incorrecta, mientras que consultas médicas más “simples” o del día a día como, por ejemplo, “si debo ponerle hielo a una quemadura” o “si cierto ejercicio abdominal produce dolor lumbar” son más problemáticas para los buscadores.

¿Ha sido la pandemia una "edad de oro" para los creadores y difusores de informaciones de salud falsas?
Creo que ha sido la edad en la que nos hemos dado cuenta como sociedad de que este problema existía y de su magnitud. Sin embargo, creo que siempre han existido bulos que han sido dañinos.

¿Cuál es la actitud habitual del usuario ante este tipo de informaciones? ¿Impera el sentido crítico, se buscan alternativas, se contrasta o se acepta acríticamente?
Como ya he comentado, estudios previos demuestran que la gente suele buscar este tipo de información online y además tiende a quedarse con la primera respuesta que encuentra. Esto es problemático si la primera respuesta no es la correcta. Por este motivo, nosotros también estamos desarrollando estudios de cómo los/as usuarios/as finales se ven afectados por la interacción con la desinformación y cómo darles herramientas para que sean más críticos. Un aspecto que nos interesa especialmente es analizar lo críticas que son las personas ante la desinformación en función de distintos rasgos psicológicos.

En la difusión de bulos o informaciones interesadas juegan un papel muy importante las redes que no tienen exposición pública como Whatsapp o Telegram. ¿Qué actuaciones correctoras se pueden plantear al respecto?
Lo cierto es que es algo que no abarcamos en esta investigación, pero nos lo hemos planteado. Está claro que este tipo de medios son una fuente ingente de bulos y desinformación, pero por el carácter privado que poseen es más difícil aportar una solución. Creemos que la solución en este caso debe partir de la concienciación y advertencia de que la información que se recibe a través de este tipo de medios no siempre es fiable.

Por otra parte, las tecnologías y modelos que diseñamos y evaluamos son en general de libre disposición para la comunidad, por lo que también podrían ser adoptados e implantados por moderadores o compañías interesadas en filtrar desinformación dentro de sus plataformas. De hecho, los resultados de predicción de credibilidad y correctitud que hemos desarrollado en el CiTIUS son competitivos con respecto a diversos modelos predictivos construidos por los mejores equipos de investigación del mundo.

Explicado para legos en la materia, ¿en qué consiste vuestra solución tecnológica?
Nosotros lo que ofrecemos y, por lo que nos ha premiado la RAGC, es una tecnología que, dada una consulta relacionada con la salud, incorpora distintas fases para la localización de respuestas relevantes, correctas y creíbles.

Para ello, primeramente necesitamos localizar en las páginas de resultados aquellas partes que son relevantes para contestar a estas preguntas médicas. Técnicamente, esto lo solucionamos con estrategias de recuperación de pasajes, que es algo en lo que mi grupo de investigación tiene una trayectoria muy amplia.

Seguidamente, incorporamos distintos componentes de aprendizaje profundo (deep learning) aplicados al análisis de los textos recuperados. Se trata de estimar si esos pasajes de interés para el usuario aportan información correcta y creíble. Y para ello necesitamos tecnologías avanzadas de procesamiento de lenguaje natural. Habréis visto en la prensa en las últimas semanas muchas noticias sobre ChatGPT y sus capacidades avanzadas de lenguaje. Nosotros hemos trabajado con tecnologías similares, adaptándolas a nuestro caso de uso y tratando de sacar partido a sus sofisticadas capacidades de representación de lenguaje. El sistema resultante es una plataforma flexible que permitiría a moderadores de redes sociales, administradores de páginas web o grandes actores como Google identificar y potencialmente limpiar de su lista resultados nocivos.

¿Se podría asimilar a un sistema de IA que analiza la veracidad y fiabilidad científica de los contenidos relacionados con salud?
Exactamente, para distinguir si un contenido es desinformación o no. Nuestro sistema utiliza el conocimiento científico disponible en el momento. Algunos elementos de los que introducimos en nuestro sistema son supervisados y esto quiere decir que para construir esas soluciones predictivas nos beneficiamos de ejemplos de información correcta (por ejemplo etiquetada por expertos médicos). En otros casos, implementamos soluciones no supervisadas, que tratan por sí mismas de estimar la credibilidad de la información médica publicada. Estas variantes son especialmente útiles en las fases iniciales de la propagación de información incorrecta, puesto que en esos momentos no abundan datos etiquetados sobre contenidos tóxicos que se están comenzando a propagar.

¿Qué puede hacer el profesional sanitario para contribuir a que la información que se distribuya sea útil y fiable?
El papel de los profesionales sanitarios es crítico. Al final, son los que actúan como validadores de todo el proceso y los que determinan que algo sea correcto o no. Por poner un ejemplo, tenemos también proyectos para analizar trazas de personalidad y de desórdenes mentales en redes sociales y el papel de los/as psicólogos/as es muy importante como expertos en la materia.

Desde el punto de vista de presencia de desinformación vs información de calidad, la labor de los profesionales sanitarios es fundamental y conviene fomentar su presencia en la web y medios sociales. Por ejemplo, para incitar la difusión de recomendaciones reputadas y alertar sobre contenidos tóxicos. De ese modo, luego se puedan construir herramientas tecnológicas que tomen ventaja de esa valiosa información para promocionarla y bloquear por ejemplo recomendaciones nocivas. No se trata de que estas herramientas actúen como sustitutas del profesional sanitario sino que utilicen sus recomendaciones y sugerencias como guías para filtrar masivamente contenidos, alertar sobre posibles abusos, etc.

Convocada la II Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

Convocatoria de la II Beca de Oftalmología de Asomega.

Recién presentada la segunda edición de la Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG, la asociación plantea una nueva propuesta destinada, en este caso, a jóvenes médicos. La beca "Profesor García Sánchez" vuelve a dirigirse a residentes de Oftalmología gallegos o con especial vinculación con Galicia, procedentes de cualquier lugar de España salvo la Comunidad de Madrid. Presentando su CV y una carta de presentación en la que expliquen los motivos por los que se postulan, los candidatos podrán acceder a una estancia formativa de al menos dos meses en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Como se detalla en las bases de la convocatoria, "se pueden combinar estancias de un mínimo de un mes en hasta tres unidades del Servicio". La bolsa de la beca asciende a 2.000 euros, aportados por Meiji.

Convocatoria de la II Beca de Oftalmología de Asomega.

Formar médicos, formar personas

Julián García Feijóo, vicesecretario de la Junta Directiva de Asomega y jefe del Servicio de Oftalmología del Clínico, destaca que con esta convocatoria se pretende "recordar y poner en valor la conocida como Escuela Gallega de Oftalmología que, desde la Universidad de Santiago, ha aportado tantos profesionales de primer orden a la especialidad". Profesionales que, como explica, se han caracterizado "por su alto nivel clínico y académico, pero también por una especial sensibilidad para comunicar y empatizar con el paciente huyendo del trato paternalista".

Añade que "somos médicos, y la diferencia entre un algoritmo y ser médico todavía se valora. Nuestros esfuerzos se dirigen en esa línea y es lo que tratamos de transmitir a todos nuestros residentes. También, por supuesto, a quien venga este año a través de esta beca".

Por su parte el presidente de Asomega, Julio Ancochea, explica que la convocatoria resume buena parte de los objetivos de la Asociación: "Con esta iniciativa se busca promocionar a jóvenes profesionales a través de una acción formativa e impulsar su crecimiento aprovechando el talento gallego que aglutina Asomega por todo el territorio nacional, en este caso en Madrid". 

Pero sin perder de vista que la beca pretende ir más allá de una mera puesta al día de conocimientos. Se trata de "facilitar la integración de estos jóvenes médicos en equipos del máximo nivel que se preocupan por transmitir conceptos, pero también afectos, y de que se imbuyan en estos años clave de su formación médica de una forma de ejercer en la que las personas están siempre por delante de las enfermedades".

Profesor García Sánchez

La beca vuelve a llevar el nombre de uno de los fundadores de la Asociación de Médicos Gallegos, el profesor Julián García Sánchez, ferrolano nacido en 1940 que ha sido catedrático, presidente de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) y de la Comisión Nacional de Oftalmología, director de decenas de tesis, con más de 350 artículos en Medline y 69 libros, y un largo etc.

Las candidaturas, que tendrán que enviarse al mail info@asomega.es antes del 15 de enero de 2023, serán evaluadas por del jefe de Servicio del Hospital Clínico San Carlos y el presidente y secretario de Asomega. Su fallo se conocerá en febrero.

Dos residentes del Álvaro Cunqueiro, finalistas en un concurso europeo

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

La Reunión Anual de la European Association for Cardio-Thoracic Surgery, celebrada el pasado mes de octubre en Milán, acogió el torneo de clasificación europeo de una singular competición: el CT Surgery Resident Showdown 2022, una competencia de habilidades cognitivas al estilo 'Jeopardy' (popular formato de TV estadounidense de preguntas y respuestas).

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

Consuelo Sisinni y Carolina Mayor durante la competición.

En este peculiar concurso, equipos de dos residentes se enfrentan en una prueba de conocimiento en cinco categorías de cirugía cardiotorácica: cardíaca, congénita, torácica, historia de la especialidad y toma de decisiones. El objetivo era seleccionar al equipo europeo que se enfrentará al campeón norteamericano en la final que tendrá lugar en la Reunión Anual de STS en enero de 2023.

Entre los participantes solo había un equipo español: el formado por Consuelo Sisinni (R4) y Carolina Mayor (R2), del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Para llegar aquí, ambas residentes tuvieron que superar dos exámenes online en los que mostraron sus conocimientos en temas relacionados con su especialidad, así como sus capacidades y habilidades en la gestión y toma de decisiones.

Según ha explicado posteriormente la doctora Sisinni “para nosotros fue un orgullo haber sido seleccionadas y darle así visibilidad al Álvaro Cunqueiro. Aunque tuvimos que estudiar mucho para dejar alto el listón, esta competición nos sirvió para compararnos con otros residentes de grandes centros hospitalarios y constatar que nuestra formación especializada está al máximo nivel europeo”.

Los otros cinco equipos participantes provenían del Hospital Universitario de Helsinki, el Hospital General Evangelismos de Atenas, el de la Universidad de Medicina de Graz, el Centro Médico de la Universidad de Maastricht y el Hospital Universitario de Toulouse.

El investigador José Tubío apadrina este año el mes de la ciencia en galego

José Tubío en la presentación del mes de la ciencia en galego.

Se trata de un programa de actividades para potenciar la divulgación científica en gallego en las bibliotecas públicas y escolares. Hasta el 30 de noviembre se van a desarrollar hasta 44 actividades de divulgación científica como talleres sobre robótica, sobre científicos gallegos o experimentos, charlas y muestras bibliográficas. El programa completo se puede consultar en este enlace.

José Tubío en la presentación del mes de la ciencia en galego.

José Tubío, primero por la derecha, en la presentación del mes de la ciencia en galego.

Como en ediciones anteriores, la iniciativa se lanza con el manifiesto de un científico gallego, esta vez firmado por el investigador principal del CiMUS y coordinador del grupo Genomas y Enfermedad José Tubío.

Bajo el título "El deber de conocer y transmitir nuestra historia científica", destaca la expedición filantrópica de la vacuna contra la viruela, una de las mayores proezas científicas y la primera misión humanitaria de la historia.

“A ciencia está chea de momentos épicos coma este. Coñecelos e transmitilos é un deber no que todos, non soamente os que somos científicos, debemos participar. Amigos: temos unha historia da ciencia tan rica como descoñecida. Cando leades unha historia coma esta, facédea vosa e transmitídea, porque cada vez que a contedes estaredes sementando a curiosidade pola ciencia e contribuiredes a facer medrar no noso pobo unha cultura científica moi necesaria, que nos permitirá avanzar como sociedade e nos fará máis libres”, comenta el investigador CiMUS.

Los "genes saltarines"

Tubío fue noticia recientemente porque su proyecto para descifrar el impacto de los “genes saltarines” en la proliferación tumoral ha sido premiado por la Fundación “la Caixa” en la última Convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud 2022, y financiado con 495.000 euros.

Según explicó en su momento el propio Tubío, el genoma humano contiene el mismo número de genes que codifican proteínas que un solo gusano. Por lo tanto, nuestra complejidad se explica por la forma en que se regulan nuestros genes. En este sentido, una fracción importante de nuestro ADN está compuesta por fragmentos que tienen la capacidad de moverse, son los llamados genes saltadores o elementos móviles: transposones y retrotransposones.

“Los retrotransposones pueden saltar de un lado al otro del genoma y provocar la pérdida de fragmentos de material genético o introducir regiones reguladoras”, dice José Tubío. Estudios previos han concluido que los retrotransposones son una fuente importante de mutaciones en el cáncer, aunque se desconocen en gran medida las consecuencias funcionales de su actividad.

En este proyecto “intentamos descifrar en qué medida este salto de retrotransposones cambia el contexto de la estructura tridimensional del genoma tumoral e impacta en la función de los genes del cáncer”, explica el investigador.

Felipe Couñago, nuevo director nacional de investigación de GenesisCare

Brendan Capell, director general de GenesisCare España, y Felipe Couñago, en la presentación de este como director clínico de Madrid y director de investigación a nivel nacional.

Tesorero de la Asociación de Médicos Gallegos, responsable del grupo de trabajo Asomega Nova y uno de los miembros de la Junta Directiva de Asomega más activos dentro de la entidad, el doctor Felipe Couñago emprende ahora un nuevo reto profesional: la dirección clínica de GenesisCare en Madrid, además de la dirección nacional de investigación y ensayos clínicos de la compañía para toda su red española.

Brendan Capell, director general de GenesisCare España, y Felipe Couñago, en la presentación de este como director clínico de Madrid y director de investigación a nivel nacional.

Brendan Capell, director general de GenesisCare España, y Felipe Couñago, en la presentación de este como director clínico de Madrid y director de investigación a nivel nacional.

A partir de noviembre será el responsable de implementar y liderar la puesta en marcha del primer sistema privado de radioterapia adaptativa de ultraprecisión con la tecnología del ViewRay MRIdian en España, concretamente en el centro de excelencia oncológica del Hospital Vithas Madrid La Milagrosa.

Fase inicial de ensayos clínicos

Couñago es en la actualidad coordinador del Grupo Oncológico para el Estudio del Cáncer de Pulmón (Goecp) de España y miembro fundador del Grupo de Investigación Multidisciplinar en Oncología Radioterápica (Gimor). Es jefe asociado de Oncología Radioterápica en el Hospital Universitario de QuirónSalud Madrid y ha ejercido como oncólogo radioterápico en el Hospital La Luz hasta la fecha. Doctor Cum Laude desde 2017, dirige cinco tesis doctorales y cuenta con más de 90 artículos publicados, además de impartir clases en diferentes universidades españolas de prestigio y ser editor de algunas relevantes revistas de oncología y urología.

“Mi principal objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas que acuden en busca de nuestra ayuda. GenesisCare es un ejemplo de compañía que pone al paciente en el centro de cualquier tratamiento y la inversión que realiza en innovaciones tecnológicas como el MRIdian es prueba de ello”, ha asegurado Couñago al conocerse su nombramiento.

En cuanto a la faceta investigadora, el responsable de Asomega Nova comenzará una fase inicial de ensayos clínicos en el Hospital Vithas La Milagrosa, Hospital San Francisco de Asís y la Clínica Corachan, extendiéndose a futuro a los demás centros. Paralelamente, Couñago asumirá la Dirección Nacional del Grupo de Referencia de Pulmón e integrará los Grupos de Referencia Clínicos Nacionales de Metástasis y Próstata.

Felipe Couñago fue coordinador de una de las mesas del II Encontro Mundial de Médicos Galegos.

Felipe Couñago fue coordinador de una de las mesas del II Encontro Mundial de Médicos Galegos.

Cabe recordar que bajo la coordinación de Felipe Couñago el curso pasado se celebró el primer ciclo de webinars de Asomega Nova "Profesionales de la Sanidad 2030", una serie de debates-coloquio sobre la carrera del investigador en España, la relación entre residentes y tutores, especialización vs. humanización y ejercer la Medicina en el extranjero.

Además, se encargó de dirigir, junto a Ana Fernández-Teijeiro, la mesa "Impulso Asomega: compromiso, diversidad, futuro e internacionalización de la Medicina gallega", que recordamos en este vídeo:

Entrega de la I Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez"

Momento de la entrega de la beca a Lidia Gómez Conde

La residente de Oftalmología en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela Lidia Gómez Conde, merecedora de la I Beca Asomega de Oftalmología "Profesor García Sánchez", ya está en Madrid haciendo la rotación prevista en la convocatoria en el Servicio de esta especialidad del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, unidad que dirige el vicesecretario de Asomega Julián García Feijóo. Esta semana se ha producido el acto formal de entrega de la beca a la ribadense.

Momento de la entrega de la beca a Lidia Gómez Conde

Julio Ancochea, presidente de Asomega; Lidia Gómez Conde, ganadora de la beca; Julián García Feijóo, vicesecretario de Asomega y jefe de Servicio de Oftalmología del Clínico de Madrid; y Osvaldo Carretero. director de Área de Meiji Pharma.

La convocatoria se dirigía a residentes de Oftalmología gallegos o con especial vinculación con Galicia, procedentes de cualquier lugar de España salvo la Comunidad de Madrid, y facilitaba una estancia formativa de al menos dos meses en el citado hospital. La bolsa de la beca asciende a 2.000 euros, aportados por Meiji.

García Feijóo ha señalado que "la intención tanto del hospital como de Asomega es promover para el año que viene la segunda edición de la beca. Se trata de movilizar recursos en beneficio de jóvenes gallegos con inquietudes y, así, ayudarles a impulsar su carrera en esa fase inicial en la que tan necesario les resulta recibir la mayor cantidad posible de inputs para definir el área en la que quieren focalizarse".

Por su parte, el presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha reafirmado el compromiso de la entidad con este tipo de iniciativas de formación: "Además de la Beca "Profesor García Sánchez" de Oftalmología, estamos diseñando un área donde confluirán las propuestas de Asomega Nova y Asomega Internacional para plantear acciones formativas más allá de nuestras fronteras destinadas a jóvenes médicos gallegos". En este sentido, ha anunciado su primera concreción, que será la próxima puesta en marcha, una vez superadas las dificultades que planteó la pandemia, de la Beca Asomega en la Cleveland Clinic promovida por Bartolomé Burguera.

García Sánchez, maestro de oftalmólogos

Cabe recordar que la beca ahora concedida homenajea la figura de uno de los fundadores de la Asociación de Médicos Gallegos. Este ferrolano nacido en 1940 lo ha sido todo en su especialidad: catedrático, presidente de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) y de la Comisión Nacional de Oftalmología, director de decenas de tesis, con más de 350 artículos en Medline y 69 libros, etc.

Suma a todo ello una gran vocación docente durante toda su carrera, que le ha llevado a crear una importante escuela de oftalmólogos con discípulos en todo el mundo. De ahí esta beca, cuyo objetivo es potenciar la formación de los futuros oftalmólogos.

El profesor García Sánchez participó en el ciclo de conferencias Medicina y Humanidades organizado por Asomega, con una ponencia sobre "La Oftalmología y el Arte".

Santiago, la mejor universidad de España en 2022 según Forbes

Claustro del Palacio de Fonseca

El bajo coste de los créditos, los casi 56 millones que dedica al año a investigación y el hecho de contar con acuerdos de movilidad con universidades de 67 países son los puntos fuertes que Forbes adjudica a la Universidad de Santiago y que la sitúan en lo más alto de su ranquin de las mejores universidades de España 2022.

Claustro del Palacio de Fonseca de la Universidad de Santiago

Pasa así la USC del tercer puesto del año pasado al primero, y la clasificación incluye en el décimo puesto a la Universidade de A Coruña, que no aparecía en 2021, y a la de Vigo, que escala del 19º puesto al 16º.

El estudio evalúa a las 88 universidades, públicas y privadas, registradas por el Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU), del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en su curso 2021-2022. A continuación de la USC se sitúan la Pontificia de Comillas, la Universidad de Navarra, la Universidad Autónoma de Madrid y el CEU San Pablo.

Según explica Forbes, los criterios de evaluación para el ranking han sido analizados por un comité internacional de expertos en educación superior. Con el asesoramiento de este comité se elaboró un cuestionario para evaluar los criterios expuestos, unos valores análogos a los aceptados internacionalmente por evaluadores de centros de educación superior, como el Shanghai Ranking (Academic Ranking of World Universities), el Times Higher Education World University Ranking (THE), QS World University Ranking o la Asociación Europea de Universidades.

Ejemplos de calidad docente

Como resultado, Forbes concluye que la Universidad de Santiago constituye un "referente académico por su extraordinaria labor docente e investigadora". Destaca que se trata de una institución pluricentenaria "con vocación de futuro y capacidad de proyección internacional".

Valora que entre los campus de Santiago y Lugo, los estudiantes disponen de cerca de 30 centros, 80 departamentos y numerosas instalaciones como institutos de investigación, residencias universitarias y equipamientos deportivos. En total ofrece 66 grados oficiales, 83 másteres, 57 programas de doctorado y 15 másteres propios, con clases adaptadas a la semipresencialidad. También resalta el hecho de que "más del 80% de sus docentes son doctores".

De la Universidade de A Coruña señala que el dinamismo de sus planes de estudios, que incluyen grados, dobles grados y estudios internacionales, docencia en inglés, másteres y programas de doctorado, estudios propios, "sin olvidar la Universidad Sénior". Según Forbes, destaca en "accesibilidad, precio, calidad docente y colocación en empresas. Hay un profesor por cada diez alumnos. El porcentaje de inserción laboral es del 70%".

Por su parte, la Universidad de Vigo es "un referente para la formación y
la innovación, tanto en Galicia como a nivel nacional e internacional". Destaca la responsabilidad social como eje de su modernización y de su sostenibilidad económica, social y ambiental. Resalta que casi el 70% de las horas lectivas son de prácticas.

Respecto a lo cuestionable de este tipo de clasificaciones, que siempre generan controversia cuando aparecen, el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago, Julián Álvarez Escudero, tiene clara su relevancia:

Eiros pide a los nuevos médicos que actúen con vocación de servicio: "Sed valientes y generosos"

José María Eiros, en el acto de graduación de la última promoción de Medicina de Valladolid, sentado entre Raquel Blasco, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Valladolid, y Alejandro Vázquez, consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

"Ser Médicos en el siglo XXI" es el título de la lección magistral que José María Eiros, vicepresidente de Asomega y catedrático de Microbiología, ha dirigido a los alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid que se acaban de graduar.

José María Eiros, en el acto de graduación de la última promoción de Medicina de Valladolid, sentado entre Raquel Blasco, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Valladolid, y Alejandro Vázquez, consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

José María Eiros, en el acto de graduación de la última promoción de Medicina de Valladolid, sentado entre Raquel Blasco, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Valladolid, y Alejandro Vázquez, consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León. (Imagen: Gabinete de Comunicación de la Universidad de Valladolid).

En su condición de padrino de esta promoción, Eiros ha instado a los nuevos médicos a sentirse "agradecidos por el don de la vida, por vuestros padres, abuelos, por vuestras familias, agradecidos a todas las personas que nos han facilitado desde Preescolar hasta hoy ser lo que somos", incluyendo, por supuesto, la facultad y "vuestros compañeros, con los que os van a unir lazos indelebles de por vida".

A continuación les ha explicado lo que significa el hecho de que, a partir de este momento "sois médicos", con los múltiples matices que presenta hoy esta afirmación. Ha recordado que del médico se espera conocimiento científico, calor humano y competencia técnica, pero para ello es preciso adquirir "cierta sensibilidad para tratar a cada persona con matices distintos".

Eiros considera que "escuchar es un arte, prestar atención, ser acogedoras y acogedores y resultar siempre alentadores es gran parte de nuestra carrera como médicos". Y para ello "es preciso esforzarse de modo singular y en un ámbito estrictamente personal". Con la vista puesta en una conclusión que resume todo lo anterior: "¡Sois médicos no para vosotros mismos… sino para los demás!".

Médicos del siglo XXI

Las circunstancias del entorno resultan, obviamente, determinantes en la manera en que se desplegará esa labor de los nuevos médicos. El padrino de la promoción 2016-22 ha hecho hincapié en el peso de los avances, la velocidad, lo biotecnológico, etc., que "exige esfuerzo, estudio, mantenerse actualizado". Pero ha alertado del riesgo que acompaña a la hiperconectividad y la rapidez descontroladas: la creciente deshumanización.

En este sentido ha recordado lo dicho por Alexandre Dianine-Havard respecto a que Occidente "vive buscando culpables, sospechando de casi todos. Bajo la apariencia de una falsa humildad individual (todos somos débiles) y de una humildad colectiva (todos somos demócratas, aceptamos lo que nos venga) se esconde la renuncia a luchar por mejorar". Consecuencia de ello es que Europa entera vive de espaldas a una guerra, "el mundo vive asombrado por la guerra de Ucrania".

"Vosotros no debéis ser insensibles a eso. Debéis tener la pasión descubierta de estar atentos a lo que ocurre en el mundo. Seremos médicos a todas horas y la sociedad que nos acoge y nos ha formado espera de nosotros que actuemos conforme a nuestra identidad", ha dicho a los recién graduados. De ahí, ha concluido, "que nuestra gestión personal pase por coordinar el conocimiento, la experiencia, pero sobre todo un marco de magnanimidad para servir a otros".

Médicos resolutivos, justos y dialogantes

Para terminar su lección, el vicepresidente de Asomega ha ofrecido a los nuevos médicos unos ingredientes básicos para un ejercicio íntegro y honesto de su actividad profesional. En primer lugar, ha apelado a su capacidad resolutiva: "Decidir es un acto de inteligencia informada". Hay que sopesar, concentrarse, dejar que las cosas hablen interiormente y después, "no esperar a que las decisiones se tomen solas" porque con que una solución sea buena es suficiente.

Pero hay más. Lo anterior, según Eiros, se complementa con tres atributos esenciales para el médico prudente:

  • Ser justo y razonable.
  • Tener corazón y ánimo.
  • Dialogar: "La palabra es un gran instrumento y la escucha atenta, un auténtico tesoro para el médico. Las personas nos confían lo más preciado que es su salud, y ahí estaréis vosotros".

Por último, les ha pedido que actúen con vocación de servicio y les ha prevenido sobre el riesgo de que ante el desarrollo tecnológico —"que os hará súper especialistas"—, nunca renuncien a su esencia, "de este modo devolveréis a la sociedad lo mucho que se os ha dado".

"Sed valientes. Sed  generosas y generosos", ha concluido.

Aspecto del auditorio durante el discurso de José María Eiros

Aspecto del auditorio durante el discurso de José María Eiros.

García-Basteiro: "El retroceso contra la TB por la pandemia exige redoblar la inversión"

Perfil de García Basteiro en The Lancet

“Posiblemente, la tuberculosis sea la enfermedad que más mortalidad ha causado a la humanidad”. Así de rotundo se expresaba hace unos días en una entrevista en el diario "La Razón" el socio de Asomega Alberto García-Basteiro, coordinador de Investigación de Tuberculosis y VIH/SIDA en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM) de Mozambique y profesor asistente de investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Recientemente la revista "The Lancet" le ha dedicado un completo perfil, cuya publicación coincide prácticamente en el tiempo con la celebración del Día Mundial de la Tuberculosis 2022, que este año se celebra bajo el lema "Invirtamos en poner fin a la TB. Salvemos vidas".

Perfil de García Basteiro en The Lancet

En esta publicación se destaca el hecho de que la investigación que ha dirigido García-Basteiro desde su llegada a Mozambique en 2013 le ha valido el Premio de Liderazgo en Investigación Stephen Lawn TB-HIV 2021, por su carácter innovador y de alta calidad sobre el diagnóstico de esta patología en un área de África con alta carga tanto de esta enfermedad como de VIH.

"The Lancet" hace un resumen de la trayectoria de García-Basteiro desde que empezó a estudiar Medicina y pronto se sintió atraído "por la perspectiva de la salud pública mundial y la medicina preventiva”. Tras graduarse, cursó un máster en epidemiología en la London School of Hygiene & Tropical Medicine y recaló después en Mozambique: “Me di cuenta de que necesitaba comprender los problemas de primera mano en los países con la carga más alta... para ver los problemas cotidianos, para comprender las limitaciones para implementar intervenciones de salud pública exitosas”.

Señala que sus prioridades de investigación hoy se centran en “comprender los determinantes de la carga de TB en África y su transmisión, y contribuir al desarrollo de nuevas herramientas para una mejor prevención y diagnóstico”.

Recordamos sus palabras en las que comparaba el alcance de la pandemia por Covid-19 con la presencia constante y dolorosa de la tuberculosis a lo largo de la historia:

Asomega Nova reserva 30 inscripciones al II Encontro Mundial para residentes y estudiantes

Asomega Nova invita al Encontro a residentes y estudiantes

Si te interesa la Medicina con alma, eres residente o estudiante de cualquier rama de Ciencias de la Salud y puedes reservarte el 5, 6 y 7 de mayo, tu lugar estará esos días en Santiago de Compostela. Allí la Asociación de Médicos Gallegos organiza su II Encontro Mundial de Médicos Galegos y desde su grupo de trabajo Asomega Nova se ha propuesto facilitar las cosas a los jóvenes que quieran asistir.

Asomega Nova invita al Encontro a residentes y estudiantes

Para ello, se ha reservado 30 inscripciones gratuitas para profesionales sanitarios en formación. Felipe Couñago, coordinador de Asomega Nova, explica que el propósito es brindarles la oportunidad "de compartir tres jornadas de intercambio de experiencias, ampliación de conocimientos y 'networking' con algunas de las figuras más relevantes de la ciencia española".

Nombres como los de María José Alonso, José María Eiros, José Ramón González Juanatey, Rafael López, Julián García Feijóo, Julio Ancochea, María Jesús Lamas o Yolanda Prezado, entre otros muchos, completan un interesante plantel de ponentes que puedes consultar en el preprograma del evento. "Todos ellos estarán disponibles para atender las dudas y comentarios de los asistentes, lo que sin duda es una oportunidad no muy habitual para los jóvenes en plena formación", señala.

Añade que el evento tiene especial interés para ellos por su carácter multidisciplinar: "En muchos casos aún no tienen decidido por qué campo de especialización se decantarán, y el Encontro les ofrece una oportunidad, muy poco frecuente, de encontrar estímulos muy diversos en cuanto a las áreas que cubre. Por citar solo algunos de los ámbitos que incluye el programa, en Santiago se hablará de cardiología, microbiología, oncología, oftalmología, urología... además de gestión, humanización, investigación, etc., etc. Es difícil encontrar otra propuesta tan diversa", asegura Felipe Couñago.

#NosvemosenSantiago
#2EMMG
#EncontroAsomega

Sofia Haselgruber, graduada por la USC, número 1 del MIR 2022

Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela

Sofia Haselgruber de Francisco ha conseguido el número 1 en el examen MIR 2022. Esta graduada por la Universidad de Santiago de Compostela contestó correctamente 182 preguntas y solo falló 18, alcanzando una puntación de 93,6354. A esta nota se le suma el baremo por méritos académicos de 9,34 que se traduce en una puntuación de 9,6557, lo que le otorga una valoración final de 103,2911, diez puntos más que la del número uno de 2021.

Sofia Haselgruber ha estudiado en la Facultad de Medicina de la USC

En una entrevista concedida a Redacción Médica, la flamante número uno de 2022 señala que su padre es austriaco y su madre gallega y aunque ella nació en Austria, a los tres años regresó a la que hoy es su tierra, Galicia. Adelanta que escogerá Dermatología, aunque aún no tiene decidido en qué hospital.

Reclama más medios y atención para la sanidad, en particular para la Atención Primaria, donde hizo prácticas durante sexto de carrera: "Es la puerta de acceso a la sanidad. Si tuviera una inversión justa y necesaria seguro que podrían resolver muchos más problemas de los que ya resuelven antes de ser derivados al hospital. El trabajo de estos médicos es la base sobre la que se sustenta toda la sanidad”, asegura Sofia Haselgruber.

El anterior número uno gallego, en 2019

Antes de Haselgruber, la última mujer en conseguir la máxima puntuación en el examen de Médico Interno Residente fue Verónica Rial, graduada en medicina por la Universidad de Zaragoza en 2013.

Aunque no es el único representante gallego en la nómina reciente de ilustres médicos jóvenes: José Manuel Busto, también graduado por la USC, fue número 1 en 2019 y eligió Dermatología en el Hospital La Paz de Madrid. Además, el lucense Miguel Villamarín Melo fue número dos en la convocatoria de 2018 y escogió Medicina Interna en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. También estudió en la USC e hizo el rotatorio de sexto en el Hospital Universitario Lucus Augusti. En esa misma convocatoria, la de 2018, otra graduada por la Universidad de Santiago obtuvo una destacadísima posición: Lucía Rodríguez fue cuarta.

2018 fue un año especialmente fructífero para la USC en las pruebas de formación sanitaria especializada, ya que Rubén Iglesias, graduado en Farmacia, alcanzó el quinto puesto en el FIR y escogió Farmacia Hospitalaria en el Hospital Universitari I Politècnic La Fe de Valencia.

La ribadense Lidia Gómez, receptora de la I Beca de Oftalmología de Asomega

Lidia Gómez Conde es la ganadora de la beca

La Beca Asomega "Profesor García Sánchez" ya tiene destinataria: se trata de Lidia Gómez Conde, R3 de Oftalmología en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela que está además en su segundo año en el programa de doctorado de Ciencias de la Visión.

Lidia Gómez Conde es la ganadora de la beca

La beca, que cuenta con el respaldo del laboratorio Meiji, tiene una cuantía de 2.000 euros para ayudar a la ganadora en sus gastos durante los dos meses de estancia en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, cuyo Servicio de Oftalmología ha impulsado esta iniciativa. El miembro de la Junta Directiva de Asomega Julián García Feijóojefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico San Carlos, ha resaltado los méritos de todos los candidatos que han optado a esta primera edición de la beca.

Según ha señalado, "en sucesivas convocatorias aspiramos a ampliar tanto el número de receptores de la ayuda como su cuantía. Este primer paso tiene en Lidia una muy digna representante del futuro de la Oftalmología gallega y española que, con iniciativas de formación como esta, queremos contribuir a impulsar desde Asomega y desde el Clínico".

De la ganadora, en concreto, García Feijóo ha destacado la intensa actividad que ha venido desplegando en su corta trayectoria profesional, con algunos hitos destacados como la presentación de una comunicación en la reunión de la Sociedad Gallega de Oftalmología en enero de 2021 o su participación como investigadora secundaria en el Proyecto Fight Retinal Blindness del Save Sight Institute. Además, ya ha cursado el Máster en Investigación en Ciencias de la Visión de la USC y actualmente compagina la residencia con el programa de doctorado de la universidad compostelana y con el máster en Patología y Cirugía de la Mácula, Retina y Vítreo de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Lidia Gómez: ilusión y trabajo

Nacida en Ribadeo, terminó el Grado de Medicina en 2018 y desde entonces no ha parado. Admite que aún tiene dudas sobre el campo concreto en el que se especializará, pero se muestra agradecida por la concesión de la beca y con ilusión por seguir adelante con su proceso formativo.

- ¿Por qué decidiste estudiar Medicina en la UFV, qué te convenció de esta universidad?
Tenía muchas ganas de estudiar en Madrid y la UFV me ofreció la oportunidad de hacerlo. Es una universidad pequeña con un ambiente familiar. Sin duda se la recomendaría a todos aquellos que se encuentren en una situación similar a la mía.

- En cuanto pudiste, volviste a tu tierra a hacer el máster en la USC y ahora eres residente en el CHUS. ¿Tenías tan claro que volverías a Galicia?
Sí, tras unos años en Madrid tenía ganas de volver a casa. Y Santiago era una muy buena oportunidad de realizar la especialidad que más me gustaba.

- La del Clínico de Madrid, ¿va a ser tu primera estancia fuera de Galicia? ¿Te plantearías hacer alguna otra, incluso en el extranjero, o no entra en tus planes?
Sí, por el momento aún no he realizado ninguna rotación externa. Sin duda una rotación en el extranjero sería una gran experiencia, debido a la situación de los últimos años no ha sido posible pero quizá el año que viene las circunstancias cambien.

- ¿En qué área te gustaría especializarte y por qué?
Aún no he completado la totalidad de mis rotaciones por las diferentes subespecialidades así que todavía creo que no puedo decidirme.

- ¿Qué supone para ti la concesión de la beca? 
Estoy muy agradecida por la concesión de la beca, para mi supone una motivación y una ayuda a la formación. Estas iniciativas son muy interesantes para todos aquellos que estamos realizando la residencia.

- ¿Qué expectativas tienes respecto a la estancia en el Clínico de Madrid?
Tengo muchas ganas de aprender cómo se trabaja en otros centros. En particular, he solicitado la rotación en la unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo en donde espero poder mejorar mis habilidades y conocimientos.

- Ya eres R3, así que tienes cierta perspectiva. ¿Qué consejo darías a jóvenes que se estén planteando iniciar los estudios de Medicina?
Que no dudaran en emprender la carrera de Medicina si realmente existe vocación en ellos. Una vez que he superado el MIR y he podido realizar la especialidad que me gusta todos los esfuerzos se han visto recompensados. Para mí fue muy importante asistir a clase con regularidad y aprovechar las prácticas realizadas.

Profesionalmente, ¿cuál sería tu mayor sueño?  
Poder seguir formándome con la misma ilusión que tengo hoy.

Lidia Gómez Conde, ganadora de la I Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez".

Lidia Gómez Conde, ganadora de la I Beca de Oftalmología "Profesor García Sánchez".

“Muchos de los que salen de España no se irían si tuviera más certeza respecto a su futuro”

Los años que ha pasado en Madrid y los que lleva ya viviendo en Alemania no han afectado apenas al acento gallego de Alejandro Barros, ourensano de A Valenzá con antecedentes familiares en O Ribeiro y Lobios. Tampoco a su carácter rebelde y curioso, que le ha llevado a plantarse ante algunos de los supuestos imperativos ligados al estudio de Medicina en España y a buscar por sus propios medios alternativas de desarrollo profesional que le están permitiendo formarse en lo que le gusta.

Pero como buen ourensano no rehúye una buena charla y cualquier oportunidad de compartir su experiencia con otros en su situación, lo que está materializando en un proyecto ambicioso y necesario: la puesta en marcha de la Asociación de Médicos Españoles en Europa, de la que es presidente, y cuya intención es servir de canal de información para todos los jóvenes que se planteen continuar su carrera fuera de nuestras fronteras.

Graduado por la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid, en 2017 Alejandro Barros decidió romper la baraja y redirigir su carrera a Alemania. En esta entrevista nos cuenta sus motivaciones para ello y sus objetivos con la asociación, asuntos sobre los que hablará también en el II Encontro Mundial de Médicos Galegos en la mesa Alternativas al MIR: formación fuera de España. La visión desde Europa.

Alejandro Barros.

Alejandro Barros.

¿De dónde eres?
Soy de Ourense, de una pequeña ciudad que se llama A Valenzá. Mi madre es del norte de la provincia, de una bonita zona que recomiendo siempre que se llama O Ribeiro y mi padre del sur, de la zona del parque natural de Gerês-Xurés, en concreto de Lobios, cerca de la frontera con Portugal. Me crié en A Valenzá, a diez minutos de Ourense, donde estuve hasta los 18, cuando me fui a Madrid a estudiar la carrera de Medicina. Al terminar me vine con 24 años a Alemania, en 2017.

¿Vuelves a Galicia a menudo?
Cuando estaba estudiando en Madrid iba al menos una vez al mes a casa. Le tengo mucho cariño a mi tierra y siempre que puedo voy a ver a mi familia. Ahora que estoy en Alemania obviamente voy algo menos. No es tanto por distancia -en tiempo no tardo mucho más de lo que tardaba desde Madrid- sino por el trabajo, tengo muchas guardias y no me es fácil desplazarme. Desde que estoy aquí voy tres o cuatro veces al año.

¿Por qué estudiaste en la Alfonso X de Madrid?
A los 18 no tenía las cosas muy claras, durante el Bachillerato no me sentí muy bien orientado. Desde siempre me gustó la Medicina pero la Selectividad no me salió del todo bien. Solo había pedido en Santiago de Compostela, con Fisioterapia y Enfermería como otras opciones. También me postulé para hacer Medicina en el Ejército. Mi madre me animó a presentarme a la prueba de acceso en la Universidad Alfonso X y probé, aunque era reacio porque no me veía ni saliendo de Ourense… A las tres semanas me llamaron para decirme que me habían seleccionado, aunque no confiaba en ello al ver la cantidad de gente que se presentaba a ese examen. Conocí gente de todas partes, hice amigos muy rápido. Madrid es fantástico y la universidad también. Desde tercero tuve las clases en unas aulas junto al Hospital Severo Ochoa de Leganés, aunque también rotábamos por otros hospitales.

¿Qué razones te llevaron a salirte del carril convencional de quien estudia Medicina y decidirte a no preparar el MIR?
Cuando veía entrar a los representantes de las academias MIR por la universidad me recordaba al mundo de la Selectividad: a los jóvenes ni se plantea ofrecernos una alternativa. Cuando estás en Bachillerato solo existe la Selectividad y tienes que hacer una carrera porque sí, nos empaquetan en un camino que no hemos elegido. Volví a sentir lo mismo con el MIR: si no lo haces parece que no vas a tener futuro, no entras en el sistema.

Además me molestaba el negocio que veía entre las academias MIR y las universidades, por lo que tampoco interesa que te salgas de ese mundo. No digo que no lo hagan bien o que no se saque provecho en estas academias. El problema es que cada año hay varios miles de aspirantes que no tienen plaza. Como estudiante de Medicina veía que había opciones de no sacarlo y me lo jugaba todo a un solo examen. El factor suerte vuelve a jugar un gran papel porque no me estás evaluando mi esfuerzo, mi desarrollo, mis capacidades. Esa era mi gran crítica. He estudiado seis años lejos de mi familia, gracias al esfuerzo de mis padres y ahora me juego todo a una carta y en función de eso tengo que elegir una especialidad en la que además no puedo equivocarme, porque el sistema es muy poco flexible.

Por otro lado tampoco sabía que quería ser neurólogo, no tenía las cosas claras. Haber rotado por algunos servicios no te da seguridad para saber exactamente lo que quieres. Por todo eso me planteé otras alternativas a partir de quinto de carrera. En concreto fue un día cenando con una docena de compañeros de carrera en Lavapiés. Se planteó quién había reservado en las academias MIR porque, según decían, las plazas a dos años vista, cuando nosotros las íbamos a necesitar, ya estaban reservadas. Me di cuenta de que era el único del grupo que no había reservado.

Me quedé tan mal que al día siguiente empecé a buscar alternativas y a investigar cómo es el acceso a la especialidad fuera de España. Entonces vi otro obstáculo: la información es escasa y la que hay no resulta fácil de encontrar. Ahora hay algo más, pero en ese momento casi nada. Al final di con alguna pista y probé en Canadá, Francia, Alemania y Portugal. Después de bombardear con mensajes a las embajadas, consulados, ministerios de Educación, etc., conseguí recopilar información sobre cómo funcionaba cada sistema y el que más convenció fue el alemán.

¿Por qué?
Sobre todo por su flexibilidad. El proceso es como el de un trabajo normal: te postulas a un puesto, pasas una entrevista personal, un periodo de prueba y si lo superas, entras en la especialidad.

La cuestión es que estoy haciendo ahora cuarto de especialidad y uno de mis mejores amigos empieza ahora primero, siendo un año mayor que yo, porque se ha tenido que presentar al MIR en varias ocasiones. Admiro el aguante que hay que tener para llegar a ello. Los que se quedaron y han repetido el MIR son admirables, yo no habría sido capaz de aguantarlo.

¿Esa carencia de información también afecta a las universidades españolas? ¿No orientan en este sentido a los estudiantes?
No, aunque tengo que decir que la mía se portó muy bien. En cuarto de carrera pedí hacer prácticas en hospitales alemanes, que rápidamente te admiten porque son muy flexibles. El problema suele estar en las universidades españolas, que no te ceden fácilmente. Yo me fui en el verano de cuarto a Medicina Interna con un médico en Berlín. En quinto de carrera pedí a la Universidad que me dejaran dos semanas con un médico de Medicina General en un pueblo de Baviera y me convalidaron las prácticas. Tengo constancia que hoy día hay universidades que no lo hacen. Conozco el caso de una compañera de la Autónoma que quiso venir a rotar conmigo en Neuro y no le dejaron. Hay muchas limitaciones, sobre todo por no tener la información. Hay que solventar esto, que la gente sepa que hay más alternativas y que están ahí.

¿Por qué decidiste dar ese primer paso hacia Alemania en cuarto de carrera?
Yo quería tener la experiencia de cómo es la vida de un médico fuera de España. Mi padre se crio en Berlín y tengo tíos que siguen viviendo allí. El mejor amigo de uno de ellos es un médico de origen turco y me acogió. La mitad de los pacientes eran turcos, con lo que no entendía nada. Ya me costaba el alemán… En ese momento mi alemán era muy malo, tenía un B1 raspadito, pero lo que quería era ver cómo era ese mundo e ir haciendo curriculum. Fue un punto de inflexión, pude ver que hay otros médicos extranjeros en Alemania, como este turco, y que era una opción real trabajar allí. Al volver a Madrid después de esa estancia viví lo que he contado antes con mi grupo de compañeros en un bar de Lavapiés y entonces decidí buscarme las prácticas para el verano siguiente. En esa estancia de tres semanas en Nuremberg con el médico de Familia ya entendí mejor cómo estaba la demanda de médicos allá y comprobé que había posibilidades reales de hacer carrera allá. Al volver a Madrid para hacer el último curso pisé el acelerador con el alemán.

¿Tu aspiración es volver a España?
Es complejo, cuesta responder a esta pregunta. Mi gran ilusión es volver algún día, pero a medida que avanzas en tu trabajo las cosas se van poniendo más de cara: te aumentan el salario, tienes más formación, haces lo que quieres, etc. El límite te lo pones tú. Según pasa el tiempo se hace más complicado volver. Y lo digo yo que llevo solo cuatro años, los que llevan diez o doce ni se lo plantean. Lo que pasa es que veo la situación de colegas médicos y observo que vengo de un nivel diferente, volver sería para pelearme en una oposición por una plaza para cobrar cinco veces menos que en Alemania. Hay que venir mentalmente preparado a recibir tortas. O mucho cambian las cosas en España o mucha gente no va a volver porque las condiciones que hay en otros países, no solo en Alemania, son muy buenas. Ya no es solo el salario sino cómo te tratan: para qué voy si me contratan tres meses y me echan. En Alemania no me van a echar y si lo hicieran, al día siguiente tengo trabajo. Querría volver y echar raíces en Galicia, pero es difícil.

¿Cuál es a día de hoy la situación laboral de Alejandro Barros?
Estoy en mi último año de Neuro, el cuarto. El contrato es hasta abril pero me han pedido que me quede hasta julio. Para completar mi formación como neurólogo aquí me exigen hacer un año de Psiquiatría, que será el siguiente paso, lo mismo que si quieres ser psiquiatra tienes que hacer un año de Neurología. Cuando termine ese año de Psiquiatría me presentaré al examen de la especialidad: hay que entregar unas actas firmadas por los jefes de servicio con los que has trabajado en las que se vea que has cumplido los objetivos que pide el Colegio de Médicos y luego te sometes a un tribunal.

Además me estoy preparando como médico de emergencias. En la zona en la que vivo hay mucha demanda de médicos para los helicópteros y ambulancias y me parece una formación extra muy enriquecedora.

¿Qué conclusión extraes de tu experiencia?
La gran diferencia es la flexibilidad del sistema, que es brutal. Aquí empiezas en una especialidad y si te quieres cambiar lo haces de forma inmediata. Te puedes cambiar en cualquier momento de especialidad, de hospital, de ciudad y hasta de país. Si yo ahora quisiera continuar mi formación en Suiza, por ejemplo, me la reconocen. También flexibilidad para reducir horario, además de ayudas para guardería, transporte público, etc. Me choca que la gente en España tiene un carácter flexible, pero tenemos sistemas rígidos como los de oposiciones o el mercado laboral. En Alemania igual la gente no es tan flexible pero sí lo son sus sistemas y hacen lo que quieren, cada trabajador está escribiendo su futuro. Te dejas llevar menos por las exigencias externas del sistema. En España estás limitado por dónde te dan plaza, si te admiten allí… vas buscando hueco en el sistema. Aquí eres el capitán de tu barco, un sistema como este se adapta al individuo y en España es al revés.

El sistema español es muy bueno por la gente, hay médicos, enfermeros, celadores, etc., que lo mantienen como pueden y porque el español, en general, es fantástico. Los médicos españoles están muy bien formados, los enfermeros ni os imagináis lo cotizados que están. Por un médico español pegan, pero por un enfermero, mucho más. Qué pena que en nuestro país no vean que es necesario aplicar determinados cambios. Muchos de los sanitarios que salen de España no se irían si tuviera más certeza respecto a su futuro.

¿Qué pretendéis con la Asociación de Médicos Españoles en Europa?
La mayoría de los que estamos ahí somos médicos residentes que nos hemos conocido por redes sociales o en los hospitales. Estamos en situación similar y por eso surgió la idea de apoyarnos entre nosotros intercambiando información y creando conexiones para cuestiones prácticas como en asuntos de formación, en qué hospital se hacen las cosas mejor, en qué banco me meto, dónde hago la declaración de la renta, qué seguros necesito, etc. La idea es ayudarnos para la integración, el que venga que sepa qué se va a encontrar, las cosas buenas y las malas.

La mayoría estamos en Alemania y nos dedicamos en nuestro tiempo libre a ayudar a la gente a entender cómo funciona el sistema. La sorpresa ha sido que, aunque el objetivo inicial era dar cobertura a residentes, ahora nos están llegando peticiones de información de especialistas, gente de 40, 50 años que quieren venirse. Es mucha responsabilidad para nosotros, pero también un desafío.

[Relacionado: "Ejercer la Medicina fuera de España, una opción factible de desarrollo profesional"]

Ejercer la Medicina fuera de España, una opción factible de desarrollo profesional

Moderados por Bartolomé Burguera, miembro de Academia Asomega y director del Instituto de Endocrinología y Metabolismo de la Cleveland Clinic, los participantes en este webinar, patrocinado por Boehringer Ingelheim, han respondido preguntas como su visión de "la mejor sanidad del mundo" a partir de su experiencia fuera; la conveniencia de completar la formación en el exterior; ¿se sale por experiencia personal o porque no hay más remedio?; o si el trato percibido a los profesionales de la sanidad es mejor en el extranjero. Formados todos ellos en la Universidad de Santiago, estas son algunas de sus impresiones.

María Vieito Villar, oncóloga médica en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona), que ha completado su formación en Gran Bretaña, Portugal y Canadá, sostiene que la experiencia de formarse fuera tiene más pros que contras: "Una estancia en el extranjero te saca de tu ambiente y tu evidencia y te obliga a replantearte las cosas, que luego resulta en un conocimiento a un nivel más profundo y una mayor seguridad a la hora de implementar las recomendaciones en la práctica".

De forma similar piensa Martín Quintas Guzmán, actualmente haciendo un fellowship en la Unidad de Críticos Cardiológicos del Marqués de Valdecilla (Cantabria), que ha pasado por el Reino Unido. Considera que una estancia en el extranjero abre perspectivas, cambia tus puntos de vista, te pone en contacto con otra cultura, etc. "Un aspecto menos apetecible es hacer la rotación externa el último año porque pierdes contacto en el año en que más necesitarías estar presente. A ningún residente de último año le gusta estar el último año alejado de las ofertas posibles de trabajo en tu propio hospital. Hice la rotación de R4 y si pudiera irme de R5 lo haría, pero creo que no es lo mejor", opina.

Un tanto diferente es el caso de Fernando Brea-Parrilla, residente de Anestesia y Medicina Perioperatoria en University of Pittsburgh Medical Center (UPMC), que optó por no hacer el MIR: "Preparé el Step 1 (primer examen de los tres de acceso al sistema norteamericano) durante sexto de Medicina y lo acabé justo antes de empezar el MIR. Al acabar decidí prepararme para el segundo examen y no para el MIR, y el tercero ya lo hice aquí en EEUU. Creo que la formación en España es muy buena, fui muy preparado a los exámenes y estoy contento de la formación que recibí en Santiago", explica.

Los más veteranos

El plantel de participantes en el webinar se ha completado con otro perfil: el de los "mayores" que ya tienen una trayectoria más larga y que, en el caso de dos de ellos, han decidido desarrollar plenamente su carrera fuera de España.

Es la situación del propio moderador, Bartolomé Burguera, y de Andrés Rodríguez Lorenzo, jefe del Servicio de Microcirugía Plástica del Hospital de Uppsala, que afirma que "he trabajado en cuatro sistemas diferentes y veo más similitudes que diferencias en general. Sobre todo en sistemas públicos a nivel europeo. Quizá hay diferencias a nivel organizativo, sobre todo en Suecia, donde es una organización no muy jerárquica y muy transversal, con muchísimos controles de calidad desde diferentes ángulos".

No obstante, considera que "la coletilla de la mejor sanidad del mundo no dice nada. Hay que segmentar en fragmentos para ver qué es mejorable y qué medidas podemos tomar para mejorar. La mejor sanidad del mundo no la tiene nadie".

Adolfo de la Fuente, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia y de la Unidad de Leucemia en MD Anderson Madrid, también con amplia experiencia de formación en el exterior, ha aportado a la mesa una visión diferente: la de quien se mueve entre dos sistemas distintos, en este caso el norteamericano y el español. Considera que "el Covid en 2020 supuso un test de estrés a nivel mundial y la sanidad española no quedó muy bien. Fue destacable el papel de los profesionales a todos los niveles, pero para la sanidad en su conjunto fue un examen violento y el resultado no fue satisfactorio".

Añade que en su especialidad "en la primera década de este siglo parecía que se acercaban un poco las cosas en lo que podía suponer la atención de los pacientes en otros países europeos y EEUU, pero en los últimos diez años la brecha en España se ha hecho más grande".

Reflexiones de los residentes

María Vieito: "Del Reino Unido incorporaría la capacidad que tienen de hacer grandes proyectos de investigación académica, invierten en ello, es de los pocos países que ponen sobre la mesa dinero para hacer ensayos clínicos de miles de pacientes. También tienen muy bien organizado el programa de interacción entre atención primaria y especializada. Los pacientes vienen muy dirigidos y hacemos un seguimiento conjunto con la primaria. De Portugal, sobre todo es un sistema muy parecido al nuestro pero perdura el respeto a la figura del médico y el cariño que nos tienen y el valor que se da a lo que hacemos, es algo que desgraciadamente se está perdiendo en nuestra Sociedad. El sistema canadiense es como el nuestro y sin ser excepcional, está financiada la sanidad pública al nivel que lo necesita. Hay un sistema público y uno privado pero la cantidad de recursos que recibe la pública está al nivel del de la privada, tiene una capacidad de inversión que no tenemos aquí".

Martín Quintas: "El NHS es un sistema muy parecido al español, aunque destaca y deberíamos copiar el trato al profesional, el valor del profesional dentro del sistema. En España está bastante maltratado en todos los sentidos. Los contratos laborales son de mayor calidad, la trayectoria a la que puede llegar un profesional en el sistema de salud británico es hasta donde tú quieras llegar, hay capacidad para la formación y para la investigación, no está encorsetado en la burocracia rígida española, que limita a los profesionales a la hora de trabajar en otro sitio, de investigar, de progresar. Por eso mucha gente está muy frustrada. Observé que los españoles que encontré allí iban para uno o dos años y la mayoría llevaban ocho o nueve: la expectativa de retorno desaparece porque no hay una oferta igual en España. Inigualable el sueldo, la conquista profesional en investigación, en desarrollo profesional, las guardias de UCI son de 12 horas, no 24 como en España, etc.".

Fernando Brea-Parrilla: "Para encontrar trabajo en EEUU influye la nota del examen y las cartas de recomendación, que tienen más peso si son de aquí, y también la investigación. Es importante a quién conoces porque te puede ayudar desde dentro. Para quien quiera venir es fundamental moverse, hacer networking. En mi caso, a partir de un contacto inicial pagado empecé a conocer gente. Vine a hacer una rotación para abrir horizontes y ahí empecé a relacionarme. Tienes que ir tirando del hilo. Con ese fin hemos montado la Asociación de Médicos Españoles en EEUU (Ameusa), cuyo objetivo es echar un cable a los que quieran venir aquí".

Webinar de Asomega Nova: "Ejercer la Medicina fuera de España"

Abordar la experiencia personal de formarse en el extranjero, plantear la comparación de la formación médica en España con la del exterior y preguntarse si la búsqueda de oportunidades fuera obedece a escasez de posibilidades aquí son algunos de los objetivos que encara el próximo webinar de Asomega Nova.

Patrocinado por Boehringer Ingelheim, el webinar se celebra bajo el título "Ejercer la Medicina fuera de España", a partir de las 17 h. del próximo lunes 29 de noviembre. Seis especialistas expondrán su experiencia al respecto, unos como médicos que han completado su formación fuera y otros como ejercientes en el extranjero de manera permanente.

 

Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por Zoom Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por YouTube

Los participantes son:

Bartolomé Burguera (ejercerá de moderador)
Licenciado por la Universidad de Santiago, en la actualidad dirige el Instituto de Endocrinología y Metabolismo de la Cleveland Clinic y es profesor en el Cleveland Clinic Lerner College of Medicine. Anteriormente fue becario en la Clínica Mayo, pasó por las universidades de Boston y Pittsburgh y trabajó en el Hospital Universitario Son Dureta en España. Asomega le concedió en 2018 su Premio Nóvoa Santos.

Fernando Brea-Parrilla
Graduado por la Universidad de Santiago, es residente de Anestesia y Medicina Perioperatoria en University of Pittsburgh Medical Center (UPMC). Es miembro de la Asociación de Médicos Españoles en Estados Unidos.

Adolfo de la Fuente
Ha realizado observership en la Universidad de Texas y en el MD Anderson Cancer Center, así como en la Cleveland Clinic. Actualmente es jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia y de la Unidad de Leucemia en el MD Anderson Center de Madrid.

Andrés Rodríguez Lorenzo
Hizo la residencia en el Hospital de A Coruña en Cirugía Plástica y en ese tiempo rotó en el Glasgow Royal Infirmary y el Chang Gung Memorial Hospital de Taiwán. Desde enero de 2010 trabaja en el Hospital de Uppsala, donde es jefe clínico del Servicio de Cirugía Plástica.

Martín Quintas Guzmán
Fue residente de Cardiología en el Hospital de A Coruña  Durante este tiempo completó su formación en el Royal Brompton Hospital de Londres. En la actualidad, fellow en la Unidad de Críticos Cardiológicos del Marqués de Valdecilla de Santander.

María Vieito Villar
Residente de Oncología Médica del Hospital de Santiago, ha completado una estancia en la Royal Marsden Foundation Trust del NHS británico, otra en el Hospital da Luz de Lisboa y una Beca de dos años en la University of Western Ontario en Canadá. Actualmente es oncóloga médica en el Instituto de Oncología del Vall d'Hebron.

Fin del ciclo de webinars

Con este se cierra el primer ciclo de webinars "Profesionales de la Sanidad 2030" de Asomega Nova, que ha contado con el apoyo de Boehringer Ingelheim y que se ha venido desarrollando desde el pasado mes de junio. Recordamos los anteriores:

Becado un proyecto de investigación del coordinador de Asomega Nova

En el marco del I Congreso Virtual de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) ha tenido lugar la entrega de las becas SEOR-GICOR (Grupo de Investigación Clínica en oncología Radioterápica) para proyectos de investigación en cáncer de próstata.

Felipe Couñago recibe su beca de la SEOR.

Felipe Couñago recibe su beca.

Felipe Couñago, coordinador de Asomega Nova y miembro de la Junta Directiva de la asociación, ha sido el receptor de una de ellas por su proyecto Uroncor 06-24, una terapia de deprivación androgénica de corta o larga duración en combinación con radioterapia de rescate en pacientes con cáncer de próstata con recidiva bioquímica tras cirugía. Se trata de un ensayo fase III aleatorizado, controlado y multicéntrico.

Las becas cuentan con el apoyo de Janssen.

Couñago se ha encargado además en este congreso virtual de SEOR de moderar tres mesas sobre cáncer de pulmón, la primera de ellas centrada en "Inmunoterapia en cáncer de pulmón estadio III irresecable".

La segunda abordó una actualización en cáncer de pulmón desde tres ópticas: Avances en carcinoma microcítico de pulmón; Radioinmunoterapia, el comienzo de una revolución en el manejo del cáncer de pulmón; y Radioterapia postoperatoria en el carcinoma de cáncer de pulmón no microcítico.

Más presencia gallega

La última mesa en la que participó el doctor Couñago  repasó las dos mejores comunicaciones orales del congreso, y tuvo aire gallego porque una de ellas era del grupo del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, donde está la también miembro de Asomega Paula Peleteiro. La aportación de este grupo de trabajo ha sido, por cierto, muy relevante ya que se trata de la primera ocasión en que se relaciona la genómica con la toxicidad derivada de la radioterapia en cáncer de pulmón.

La presencia de Asomega en este foro se ha completado con la participación de Nuria Rodríguez de Dios, cuyo trabajo "Machine learning-based automated planning for hippocampal avoidance prophylactic cranial irradiation" fue elegido como una de las dos mejores comunicaciones orales en tumores cerebrales. Además, ha sido una de las moderadoras de la mesa de investigación en radioterapia del sistema nervioso central.

Rodríguez de Dios, que además recibió el reconocimiento de la sociedad por su trabajo al frente del Grupo de Investigación Clínica de Oncología Radioterápica GICOR, se ha incorporado desde este congreso a la Junta Directiva de la SEOR.

Además, el nuevo presidente de la sociedad pasa a ser Antonio Gómez Caamaño, profesor asociado de la Universidad de Santiago de Compostela y jefe de Servicio de Oncología Radioterápica del CHUS.

Por otro lado, a lo largo del congreso se ha recordado la campaña "Invisibles. La huella de la Oncología Radioterápica" que desarrolla la SEOR. En ella, a través de una serie de vídeos de especialistas y pacientes se hace divulgación sobre las características, posibilidades y peso específico de la especialidad en el tratamiento de los enfermos con cáncer.

García-Basteiro, Early Career Member Award 2021 de la ERS

Alberto García-Basteiro, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y médico del Hospital Clínic de Barcelona, ha sido seleccionado para recibir el Early Career Member Award 2021 de la European Respiratory Society (ERS), como “reconocimiento a sus logros científicos, así como su implicación con la ERS”.

Se trata de un premio honorífico entregado durante el Congreso Internacional ERS 2021, en el simposio Early Career Member titulado ”Claves para el éxito en la ciencia”. El protagonista declaró tras recibirlo que "es un inmenso honor que la mayor sociedad en medicina respiratoria reconozca el trabajo que venimos haciendo en el campo de la tuberculosis en los últimos 10 años”.

García-Basteiro, coordinador además de la Unidad de Investigación en Tuberculosis y VIH en del Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), considera que "nuestros logros científicos son, sin duda, la consecuencia del arduo trabajo de un gran equipo de colegas con base en Mozambique, en el CISM, y en España; un equipo que ha demostrado un compromiso increíble con la lucha contra la tuberculosis, tanto desde la perspectiva de la investigación como de la salud pública”.

Como destaca la web de ERS, los intereses de Alberto García-Basteiro incluyen el estudio de la carga de la enfermedad de tuberculosis en diferentes poblaciones vulnerables y la evaluación de la caracterización de la enfermedad en múltiples niveles, incluidos el clínico, microbiológico y social.

En estos últimos años ha contribuido a la evaluación de nuevas herramientas para mejorar el diagnóstico y tratamiento de la TB. Desde el inicio de su carrera académica ha publicado más de 130 artículos revisados ​​por pares en revistas biomédicas y ha sido orador invitado en varios congresos internacionales.

Se desempeña como miembro de diferentes comités asesores internacionales y trabaja en estrecha colaboración con el Programa Nacional de Tuberculosis de Mozambique, contribuyendo al diseño de estudios de investigación operativa y brindando apoyo a grupos de trabajo nacionales.

Comunicación y empatía, piedras filosofales para humanizar el acto médico

"La empatía se aprende con la experiencia y siempre digo que el día que deje de sentir lo que me dice el paciente dejo la Medicina". Esta frase pronunciada por Ana Pastor, miembro de Academia Asomega y neurocirujana del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), resume en buena medida el espíritu transmitido por los participantes en el webinar de Asomega Nova "¿La superespecialización deshumaniza la Medicina?".

Moderados por el intensivista Diego Aníbal Rodríguez, los ponentes han coincidido en la importancia que tienen las habilidades de comunicación en la formación del profesional de la sanidad. La cercanía al paciente, el atenderle y entender la forma en que afronta el proceso de su enfermedad son imprescindibles para que el acto médico alcance un sentido que va más allá de la simple curación o mejora de los síntomas. 

La doctora Claudia Valenzuela, neumóloga de la Unidad de Enfermedades Pulmonares Intersticiales Difusas del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, considera que "la conexión con los pacientes significa estar presente con ellos, escucharles pero al mismo tiempo sentir todas las emociones, y para eso tenemos que conectar primero con las nuestras, por tanto hay un trabajo previo con nosotros mismos". 

Para David Rudilla, psicólogo que ejerce en el Hospital de La Princesa y colabora con Air Liquide en diversas iniciativas como Patients and Outcomes Research Manager, "comunicar es tan importante como saber diagnosticar, y es un concepto afortunadamente más arraigado en las nuevas generaciones". Pero empatizar exige tiempo, implica que "no te vas a desbordar con el dolor del otro, te voy a entender, te voy a ayudar… Diagnosticar es un acto, la comunicación es todo un proceso mucho más largo".

La participante más joven ha sido Sonia Muinelo, R2 de Familia en Lugo, que tiene claro pese a su menor experiencia que "la empatía se aprende solventando problemas, viendo pacientes y afrontando situaciones". Admite que la excesiva especialización y el recurso a la tecnología establece una barrera entre médico y paciente, aunque añade otra que puede llegar a pesar tanto como es la burocracia y que determina que se esté haciendo una "medicina defensiva".

Respecto al concepto de humanización y de búsqueda de esa cercanía con el paciente, no tiene duda respecto a cómo afrontarlo: "Me han enseñado que debes tratar a la gente como te gustaría que trataran a tu familia y siempre intento aplicarlo". 

Humanización, ¿un concepto banalizado?

En la definición del concepto, Valenzuela señala que, desde su punto de vista, se trata de volver a lo humano: "Es raro decir hay que humanizar la Medicina porque es una de las ciencias que se ocupan de las personas. Lo que hay que humanizar es el proceso".

Ana Pastor reflexiona que el concepto de humanización se ha banalizado como otros, por ejemplo el de calidad, y ha hecho referencia a su experiencia como formadora de médicos en Níger, una experiencia por la que cree que deberíamos pasar todos "para valorar y cuidar lo que tenemos. Allí vi una medicina más humana, la relación médico paciente era más intensa, tenía tiempo para preguntar, no había este estrés".

Denuncia que hoy día no se deja trabajar a los médicos: "Ahora nos utilizan para obtener números y eso ha influido en que nuestra relación médico-paciente se vea afectada. Las leyes, la justicia, la política... todos se meten".

Webinar de Asomega Nova: Especialización vs. humanización

Tras el webinar sobre el presente y futuro de la investigación en España y el centrado en la relación entre residentes y tutores, Asomega Nova presenta su tercera propuesta, que lleva por título: "¿La superespecialización deshumaniza la Medicina?"

La relación médico-paciente resulta, de partida, desigual: el primero entiende mejor la realidad que afecta al segundo y tiene mayor capacidad para predecir su evolución. Ese desequilibrio se puede ver reforzado por el apoyo del especialista en herramientas tecnológicas que ensanchan aún más el abismo entre ambos al establecer diferencias no solo en la interpretación de la patología sino también en su tratamiento.

 

Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por Zoom           Pinche sobre la imagen para acceder a la emisión por YouTube

¿Es consciente el médico de la brecha que se abre con su paciente? ¿Se hace cargo en la medida adecuada de sus inquietudes y miedos? ¿Está preparado el médico para atender esa parte emocional y para transmitir la seguridad y empatía que requiere el paciente? ¿Es la humanización de la asistencia sanitaria una utopía?

Puntos de vista dispares

Para abordar el asunto de la humanización se ha convocado a un plantel de profesionales de primerísimo nivel y con mucho que decir al respecto tanto por su trayectoria profesional como por los ámbitos en los que desarrollan su trabajo. Se trata de:

- Sonia Muinelo: residente de Medicina de Familia en Lugo. Se graduó en 2019 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela.

- Ana Pastor: jefa de Neurocirugía del Complejo Hospitalario de Ourense y miembro de Academia Asomega.

- David Rudilla: psicólogo y Patients and Outcomes Research Manager en Air Liquide.

- Claudia Valenzuela: neumóloga de la Unidad de Enfermedades Pulmonares Intersticiales Difusas del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid. 

El encargado de dirigir la actividad y moderar las intervenciones será Diego Aníbal Rodríguez, miembro de Asomega y especialista en Medicina Intensiva en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid).

La cita es el lunes 13 de septiembre a las 17 h. y la duración prevista del evento será de 60 minutos.

El estudio Premer, que lidera un miembro de Asomega Nova, publicado en JCO

Núria Rodríguez de Dios, miembro de Asomega y oncóloga radioterápica en el Hospital del Mar de Barcelona, dirige el equipo responsable del estudio PREMER, "Ensayo aleatorizado de fase III de irradiación craneal profiláctica con o sin evitación del hipocampo para el cáncer de pulmón de células pequeñas" que se acaba de publicar en el Journal of Clinical Oncology (JCO). En este equipo se integra también Felipe Couñago, miembro de la Junta Directiva de Asomega y coordinador de Asomega Nova. 

El estudio dirigido por Nuria Rodríguez de Dios se ha publicado en el número de agosto de la revista

Se trata de la publicación insignia de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) con un Factor de Impacto de 44,544, que la sitúa entre el 1% superior de todas las revistas, y un Eigenfactor de 0,24903, el más alto entre las publicaciones de Oncología. 

El estudio empezó a diseñarse en 2014 y ha supuesto una transformación del esquema de tratamiento de los pacientes con cáncer de pulmón de célula pequeña (CPCP). El ensayo demuestra que, ante la alta incidencia de metástasis cerebral en este tipo de tumores, la radiación protegiendo el hipocampo evita la pérdida de memoria Como consecuencia, esta práctica se ha incluido "en las guias clínicas de la NCCN, en base a nuestros resultados", señala Nuria Rodríguez de Dios.

Carencia de financiación

La aparición del estudio en el Journal of Clinical Oncology supone todo un espaldarazo a una labor investigadora que no siempre se puede llevar adelante en las condiciones más adecuadas. La responsable del trabajo explica que la investigación se ha hecho sin apoyo financiero: "Tanto el reclutamiento de pacientes, la recogida de datos, el análisis estadístico y la redacción del manuscrito ha sido posible gracias al tremendo esfuerzo, trabajo y perseverancia de todos los investigadores".

Rodríguez de Dios señala que en su elaboración se han implicado los servicios de Oncología Radioterápica de 13 centros nacionales, los de Neuroradiología  y de Neuropsicología, el servicio estadístico del IMIM (Instituto de Investigación del Hospital del Mar de Barcelona) y dos compañeros de la Fundación Pascual Maragall de Barcelona en el procesamiento de la imágenes de resonancia cerebral y la evaluación del test neuropsicológico.

Reconoce que "realizar un estudio multicéntrico, aleatorizado, fase III que pueda cambiar la práctica clínica porque consigue mejoras en el tratamiento de los pacientes es algo con lo que sueña cualquier investigador". Aunque no siempre hay opciones para ello. En Oncología Radioterápica, explica, "salvo contadas excepciones la presencia de la industria farmacéutica es prácticamente anecdótica y carecer de esta ayuda dificulta la puesta en marcha de ensayos clínicos de este tipo".

Más apoyo para la investigación

Por eso destaca que será fundamental el apoyo institucional de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), que en colaboración con GICOR (Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica) "está poniendo en marcha acciones para fomentar y favorecer la investigación de calidad en nuestra sociedad, así que espero que la producción científica aumente en los próximos años", afirma la experta.

En cuanto a la situación de la investigación en España, para Nuria Rodríguez de Dios "las ayudas son insuficientes, es necesario invertir en programas de formación en investigación ya desde la residencia y que asistencia e investigación puedan ser complementarias, disponiendo de tiempo para desarrollar ambas actividades".

Un estudio muy sólido, según la JCO

Pese a las dificultades, el resultado del estudio PREMER presenta una solvencia que el propio Journal of Clinical Oncology destaca en su editorial de este número

En él analiza la coincidencia de este estudio con otro similar del Netherlands Cancer Institute (NKI) cuyos resultados, sin embargo, no fueron tan positivos. Según Rodríguez de Dios, la diferencia está en que "el número de pacientes evaluado es mayor en nuestro estudio y los grupos están mejor balanceados".

Otro factor determinante es el test neuropsicológico para evaluar periódicamente a los pacientes: "Nuestro test es más complejo en cuanto a número de preguntas, la forma en que se presentan las palabras que deben memorizar y el proceso del test en sí mismo, ya que entre los períodos en los que el paciente debe enumerar las palabras que recuerda de una lista, se alternan períodos de interferencia realizando otras tareas para evaluar mejor la memoria", explica Nuria Rodríguez de Dios. 

Asomega Nova se suma al Día Internacional de la Juventud

En el Día Internacional de la Juventud, y a tenor de las difíciles circunstancias con que la pandemia ha condicionado nuestras vidas y nuestro desarrollo profesional, cabe hacer una consideración respecto al papel de los jóvenes profesionales de la salud. La celebración de este día especial proclamado por Naciones Unidas brinda el marco perfecto para ello.
 
Felipe Couñago, coordinador de Asomega Nova, destaca la paradoja de que los jóvenes sean considerados clave para la construcción del futuro inmediato, más aún en un escenario post Covid-19, al tiempo que afrontan un panorama marcado por la precariedad laboral, la incertidumbre profesional y la ausencia de foros en los que participar de manera efectiva. En resumen, otros deciden sobre su futuro pero ellos no perciben que tengan voz, ni capacidad para influir, ni siquiera presencia.

12 de agosto, Día Internacional de la Juventud

12 de agosto, Día Internacional de la Juventud

 
"Por todo eso hemos lanzado la propuesta de Asomega Nova: el futuro se construye y se conquista desde un presente en el que, como mínimo, podamos hacernos oír, y eso es lo que aporta este grupo de trabajo", señala.
 
Añade que ya la formación de los sanitarios se está viendo afectada por las circunstancias: rotaciones suprimidas, limitaciones en el acceso a pacientes, menos patologías sobre las que practicar y, en el fondo, la sensación de no estar sacando todo el partido a un período clave para su formación, como se puso de manifiesto en el reciente webinar sobre residentes y tutores que organizó Asomega Nova.

Innovación juvenil para la salud

Este 12 de agosto de 2021 tiene un motivo central de celebración, expresado en el lema "Transformar los sistemas alimentarios: innovación juvenil para la salud de los seres humanos y del planeta".
 
Durante el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social de 2021, la juventud que participó planteó, entre otras cuestiones y prioridades, el impacto de la pandemia y su efecto en la salud, el medio ambiente y los sistemas alimentarios.
 
Respecto a lo primero, el presidente de Asomega, Julio Ancochea, considera que la juventud en general está adoptando un papel protagonista en la gestión de la pandemia: su mayor interacción social y su vacunación más tardía para dar prioridad a grupos de edad con más riesgo ha puesto el foco sobre ellos como "responsables" principales de las últimas oleadas. "Pero es de justicia no caer en generalizaciones: las lecturas más catastrofistas hablan de descontrol y falta de empatía de una juventud egocéntrica y hedonista, pero la realidad estadística indica que esas actitudes insolidarias no pueden considerarse la tónica general", señala.

Añade que la pandemia "ha interrumpido proyectos de vida y ha fulminado planes que en muchos casos serán irrecuperables pero también ha mostrado que la gente más joven es capaz de hacerse cargo de la gravedad de la situación y de responder". Y en este sentido, la reacción de los jóvenes sanitarios "ha sido ejemplar, al ponerse a disposición de un sistema que les ha exigido un esfuerzo y un sacrificio inusuales".
 
Sobreponerse a una situación tan determinante como una pandemia de este calibre, afrontar el imprescindible relevo generacional que pide el sistema sanitario, incorporar los retos ligados al cambio climático y seguir defendiendo un sistema sanitario basado en la calidad y la equidad son retos de calado para las nuevas generaciones. ¿Quién dudaba de que merecieran al menos un día para reflexionar sobre todo ello?

Técnica pionera en Galicia para corregir el astigmatismo en cirugía de cataratas

El Instituto Oftalmológico Quirónsalud A Coruña aplica una nueva tecnología (Verion) pionera en Galicia, que a través de un sistema guiado intraoperatorio digital permite corregir diversos problemas oculares en una misma intervención mejorando la precisión y disminuyendo el tiempo de la cirugía.

Emanuel Barberá, miembro de Asomega Nova y coordinador del instituto, explica que se trata de "un sistema asistido de corrección del astigmatismo asociado a la cirugía de la catarata mediante una nueva tecnología digital que guía al cirujano durante todo el procedimiento para implantar la lente".

El método convencional consiste en desplazar al paciente, hacerle unas marcas en el ojo, llevarlo nuevamente a quirófano y utilizar esas marcas como guía para implantar la lente. "Con el método digital nos ahorramos esos pasos ya que las guías se proyectan sobre el ojo durante la operación sin necesidad de marcado ni desplazamientos", explica Barberá. Añade que la consecuencia inmediata de aplicar esta técnica es el ahorro de tiempo, "esencial hoy en día debido a la alta presión asistencial y los partes quirúrgicos cada vez más abultados". Aunque hay otro efecto mucho más relevante: el método digital resulta "ligeramente más preciso que el manual, debido a que no está sometido al error en el proceso de marcado".

Estudio

La cirugía consiste en sustituir el cristalino que ya no consigue realizar el enfoque por una lente que corrige todos los defectos de graduación del paciente incluyendo el astigmatismo. La cirugía dura unos diez minutos por cada ojo, se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local y la recuperación suele ser rápida.

La experiencia de uso de esta técnica se ha reflejado en un artículo publicado en el Journal of Cataract & Refractive Surgery (JCRS). Emanuel Barberá explica que en él se reflejan los resultados de un estudio comparativo entre dos grupos de pacientes que presentan cataratas y astigmatismo utilizando un método manual o convencional frente al guiado digitalmente utilizando Verion.

"Al ahorrar dos minutos en cada procedimiento se pueden realizar más cirugías por parte quirúrgico, sobre dos por hora con el método manual frente a tres con el método Verion, lo que se traduce a lo largo de una jornada quirúrgica de cinco horas en cinco cirugías más, al tiempo que se mejoran los resultados visuales del paciente", explica.

El experto asegura que la técnica en cuestión supone un avance más en un proceso de mejora continuo desde que se empezaron a practicar este tipo de cirugías a mediados del siglo pasado. Afirma que "hoy esa lente la podemos utilizar para la corrección de todos los defectos de refracción como miopía, hipermetropía y astigmatismo, incluida la presbicia". 

Recuerda que cuando empezó la presión asistencial era mucho menor y solo se realizaban cinco cirugías al día, pero con la particularidad de que eran intervenciones reclamadas por los pacientes porque ya no veían casi nada, con ingreso hospitalario y al principio anestesia general. Hoy solo requieren anestesia tópica, se pueden hacer hasta diez por parte quirúrgico duran en torno a 10 minutos son ambulatorias y sin sutura

Profesionalizar al tutor y darle más tiempo para su labor docente, claves de mejora

El presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha dejado claro en la presentación del segundo webinar de la serie "Profesionales de la Sanidad 2030" de Asomega Nova el objeto de esta sesión: analizar la relación entre las figuras del residente y el tutor "en un año tan complicado por la supresión de rotaciones, la polémica por el nuevo sistema de elección MIR y por todas las dificultades ligadas a esta pandemia".

Como ha recordado, "formadores y médicos en formación son piezas clave de nuestro sistema, que se jacta de contar con un esquema de formación sanitaria especializada de altísimo nivel". En este sentido, ha recordado que "la exigencia, el aprendizaje desde la práctica y la plena integración de los nuevos profesionales en equipos operativos son, quizás, algunos de sus puntos fuertes".

Para hablar de todo ello Asomega Nova ha convocado, bajo la moderación de Paula Peleteiro, a un grupo de profesionales representativos de las dos figuras objeto de análisis en esta cita. En concreto, tres tutoras (de Neumología, Urgencias y Atención Primaria) y tres MIR (de Urología, Neumología y Oncología) que tras una hora de intercambio de impresiones, experiencias y reflexiones, han concluido una serie de puntos que la moderadora ha expuesto al final del webinar. Las claves son las siguientes:

  • Existe un déficit de formación claro en la pandemia, reflejado por ejemplo en la supresión -o, como mínimo, alteración- de rotaciones y sesiones clínicas.
  • Cabría plantearse una prolongación del periodo de residencia por las circunstancias vividas, pero estudiando caso por caso.
  • La pandemia nos ha hecho a todos crecer como personas: hay que quedarse con lo bueno.
  • Hay que profesionalizar la figura del tutor: incentivarle económica y/o profesionalmente y facilitarle más tiempo para relacionarse con sus residentes.
  • El sistema de elección MIR propuesto inicialmente para este año fue un completo desacierto. 

Esther Barreiro: "La parte investigadora te va a hacer mejor médico"

Neumóloga del Hospital del Mar de Barcelona, investigadora del IMIM y miembro de la Junta Directiva de Asomega, Esther Barreiro destaca que la pandemia favoreció que se creara "un clima de colaboración, nadie se planteó 'esto no me toca', al menos en el periodo álgido". 

Explica que "nuestros residentes de Neumología aprovecharon la coyuntura de que prácticamente todo el hospital estaba dedicado a Covid y han tenido un entrenamiento forzado, pero interesante. Quizá han perdido algunas rotaciones de tipo función pulmonar o cirugía torácica, pero el entrenamiento del paciente crítico, básico en Neumología, no ha estado tan mal, se han visto impelidos a manejar este tipo de paciente porque no había manos".

Insiste en la idea de que hay que motivar a los residentes, sobre todo ahora que las circunstancias nos han llevado a una situación insólita que no sabemos si se repetirá en el futuro. Para ello considera imprescindible que los médicos en formación conozcan la investigación. Entiende que durante la residencia lo prioritario es tratar enfermos, pero deben saber que existe la investigación: "Con una visión de la parte investigadora vas a entender mejor la patología y sus mecanismos, lo que seguro te va a llevar a ser mejor médico. Tratamos enfermos, no enfermedades, y los protocolos están solo para estas, pero muchos se salen de protocolo y es necesario tener ese conocimiento".

Tutoras de especialidades "peculiares"

Ana Bello en Atención Primaria y Beatriz Martínez Barreira en Urgencias han representado en esta mesa dos visiones de la tutoría de residentes con unas características diferenciadas a las del grueso de especialidades. 

Martínez Barreira explica que la figura de tutora en el Servicio de Urgencias es más amplia que la del tutor que tiene dos o tres residentes porque por sus manos pasan hasta 70 médicos en formación "a los que muchas veces no les gusta nada la urgencia, por lo que es una figura especial. Echo en falta tener tiempo para estar más con ellos, evidentemente no puedes formar a los 70 y delego en mis compañeros".

Su reivindicación la tiene meridianamente clara: "Pediría tiempo y que se reconozca la figura del tutor. Si estuviese más reconocida y valorada profesionalmente tendríamos más poder y podríamos ayudar mejor a los residentes", afirma.

Ana Bello, por su parte, señala que las rotaciones en Familia son breves por muchos servicios hospitalarios, pero sí han perdido ocasiones de ver patologías "porque al haber menos actividad asistencial ordinaria han dejado de ver pacientes crónicos y de trabajar en consultas externas o plantas del hospital". 

A eso se añade las especiales circunstancias en que se ha vivido la pandemia desde la Atención Primaria: "En los residentes aprecié mucho estrés, mucha frustración. Lo que más les chocaba era la modalidad de consulta telefónica, los descolocó muchísimo el tener que hacer de filtro, algo desconocido porque en Primaria las puertas estaban abiertas siempre. Aun así, me sigue pareciendo que fue un aprendizaje, aunque duro para todos".

Respecto a la calidad de la enseñanza que se imparte, se muestra crudamente sincera: "No sé si la docencia realmente tiene ese nivel de excelencia que se pretende. Tampoco creo que sea mucho peor que en otros sitios pero no creo que esté priorizada por la Administración. Todos ponemos buena voluntad, pero no sé si es tan notoria y excelente como nos gustaría". Para asegurar su calidad también reclama tiempo, incentivos y agendas bien dimensionadas.

Los residentes reclaman más contacto con sus tutores

¿Y qué opinan los residentes? Los tres participantes en esta mesa han coincidido básicamente en sus apreciaciones, que se resumen en demandar, sobre todo, un acceso más fácil y prolongado a sus tutores, una relación más fluida con ellos para lo que entienden que éstos necesitarían disponer de más tiempo.

José María Eiros, residente de Neumología en el Hospital de La Princesa de Madrid, lo ha resumido en tres puntos:

  • Disponibilidad, cercanía, tener 10-15 minutos cada dos semanas al menos para tomar un café y conversar.
  • La confianza con los tutores para poder charlar y conversar sobre todas las rotaciones, aspectos a mejorar y a exigir por su parte.
  • Consecuencia de lo anterior, aprender de su ejemplo, a nivel profesional y humano, sobre el trato con los pacientes y compañeros de trabajo.

Por su parte Martín Pérez Martelo, residente de Oncología del CHUS, reconoce que en general sí hay implicación por parte de los tutores, aunque también echa en falta "que dispongan de un día cada cierto tiempo para dedicarse exclusivamente a la tutorización de residentes". 

En el mismo hospital es residente de Urología Antonio Fernández Yáñez, que explica cómo la pandemia ha afectado a su servicio al suprimirse prácticamente en su totalidad la cirugía de patología benigna y, en la parte clínica, al suspender temporalmente las sesiones clínicas. Ha explicado que, desde su punto de vista, debería plantearse individualmente la posibilidad de ampliar el periodo de formación para atender a aquellos residentes que se han visto afectados de forma especial por las circunstancias, como los que tenían previstas estancias en el extranjero, por ejemplo.

Respecto a la experiencia de la pandemia, José María Eiros ha asegurado que, a pesar del déficit de formación que ha traído consigo y de la dureza de la situación, estos meses han sido positivos "a nivel humano, de compañerismo. Ha sido una experiencia que esperemos que sea única, pero nos ha aportado mucho en valores".

5 de julio, 17 h.: “La relación entre residentes y tutores”

En un año complicado por la supresión de rotaciones, la polémica por el nuevo sistema de elección MIR y por todas las dificultades ligadas a la pandemia, sentar a la misma mesa -aunque sea virtualmente- a residentes y tutores promete un debate y un intercambio interesante de pareceres y puntos de vista.

         

El segundo webinar de Asomega Nova se dedicará a analizar la relación entre estas dos figuras. Formadores y médicos en formación son piezas clave de nuestro sistema, que se jacta de contar con un esquema de Formación Sanitaria Especializada de altísimo nivel. La exigencia, el aprendizaje desde la práctica y la plena integración de los nuevos profesionales en equipos operativos son sus puntos fuertes.

Pero, ¿cómo se ha visto alterada la formación especializada durante la pandemia? ¿Debería plantearse una prolongación del periodo de formación de los residentes afectados por esta situación excepcional? ¿Está suficientemente reconocido el papel del tutor? ¿Qué va a pasar con el sistema de elección MIR?

Estas y otras cuestiones se abordarán en el webinar que, introducido por Julio Ancochea, presidente de Asomega, y moderado por Paula Peleteiro, contará con la participación de:

    • Esther Barreiro: neumóloga del Hospital del Mar de Barcelona e investigadora del IMIM, ha sido editora de 'Archivos de Bronconeumología' y lo será a partir del 1 de enero de 2022 de 'ERJ Open Research'.
    • Ana Bello Souto: tutora de residentes de Atención Primaria en Lugo. Acaba de recibir una mención honorífica en la I Beca de Medicina Rural Asomega - SEMG. 
    • José María Eiros, residente de Neumología del Hospital de La Princesa.
    • Antonio Fernández Yáñez, residente de Urología del CHUS.
    • Beatriz Martínez Barreira, tutora de residentes de Urgencias.
    • Martín Pérez Martelo, residente de Oncología del CHUS.

Profesionales de la sanidad 2030

El primer webinar de Asomega Nova, dentro de la serie “Profesionales de la sanidad 2030”, que se celebró el pasado 14 de junio, se centró en analizar la carrera de investigador en España. Trató de responder preguntas como si investigar en España es penar, las posibilidades reales de un joven estudiante de Medicina, Biología, Farmacia… de dedicarse a la investigación aquí, etc. 

Para ello se contó con un plantel de ponentes de primerísimo nivel, empezando por su moderador, Felipe Couñago, coordinador de Asomega Nova. Los participantes fueron Pilar Rodríguez Ledo, ganadora del Premio Nóvoa Santos; Francisco García Río, vicepresidente de Asomega; Luis Paz Ares, presidente de Aseica; Eduardo López Collazo, director del IdiPAZ; y Laura Torrado, investigadora del Lucus Augusti.

Puedes acceder al resumen de aquella sesión en esta noticia, aunque si prefieres recordar las intervenciones de los participantes, entra en el canal de YouTube de Asomega.