“Gracias a Asomega por reconocer a la Primaria, al rural y a la mujer médico”

Pilar Rodríguez Ledo, ganadora del XX Premio Nóvoa Santos, centrará su discurso en las muchas facetas de la Medicina de Familia y la Atención Primaria: humana, social, de servicio, asistencia…

02/09/2021

En las horas previas a la entrega del XX Premio Nóvoa Santos que organiza Asomega en colaboración con Roche, la ganadora de esta edición, Pilar Rodríguez Ledo, ultima el discurso que pronunciará en el Paraninfo de la Universidad de Santiago de Compostela.

La Atención Primaria, sus múltiples facetas, así como su carácter integrador y humanizador son piedras angulares de su mensaje, que también incluirá referencias a la situación de la mujer en el entorno profesional y, cómo no, a su condición de gallega.

Su objetivo es transmitir el valor de la Medicina de Familia y la Atención Primaria como un abanico de oportunidades de trabajo en las distintas vertientes de la Medicina, en las facetas asistenciales más diversas pero también más allá de lo asistencial.

Afirma que “a la AP se la puede referenciar mucho con palabras pero se la conoce y reconoce poco. Esta es una oportunidad para que, a través de uno de los múltiples ejemplos posibles (el mío en este caso), se pueda vislumbrar lo polifacética que es, lo cercana a las necesidades de la población”, así como las oportunidades que facilita para la interacción y coordinación con los diversos agentes del sistema sanitario e incluso socio-sanitario.

Medicina rural: la faceta más difícil de la AP

Se propone también poner en valor la faceta más difícil de la AP, la medicina rural, fuente de dificultades profesionales: “La principal, el aislamiento y la soledad del profesional, constituyendo el ejercicio más comprometido si cabe de la AP y el más infravalorado en cualquiera de los aspectos que consideremos del sistema sanitario”.

Sin embargo, apunta que en este ámbito se conserva la esencia del Médico, “del médico de familia, del médico de cabecera, realmente accesible (quizá en exceso), médico del individuo, de la familia y de la comunidad. Y todo ello, muchas veces con el menoscabo de su propio desarrollo profesional y a costa de un esfuerzo personal ingente”, asegura.

Mujer y profesional: mismos méritos exigibles y mismos derechos

Otro aspecto que Pilar Rodríguez Ledo va a abordar en su intervención en el acto de entrega del XX Premio Nóvoa Santos es el del papel de la mujer en el mundo, en la sociedad y en la Medicina.

“En el mundo estamos desgraciadamente viéndolo con ejemplos diarios de lo que está sucediendo en ciertos países y que es escalofriante en todos sus órdenes, y en el de la situación de las mujeres también”, apunta.

En la sociedad y en la medicina señala la evidente “infrarrepresentación en determinados ámbitos, incluso en el propio Premio, por el conflicto entre el rol profesional y el personal”.

En este sentido, declara sentirse afortunada “por el apoyo que he podido recibir por toda mi familia, marido y amigos, pero ese no ha sido el caso de otras personas. Y es que el acceso a unos u otros puestos no debe depender de ser hombre o mujer sino de ser persona que reúne los requisitos y méritos exigidos y está dispuesta libremente a trabajar por ello”, afirma.

Gallega y afortunada

“Y claro —añade Pilar Rodríguez Ledo—, también el discurso va de ser gallega. Me siento gallega de familia, de vida y de profesión, y me siento privilegiada de poder trabajar en la profesión que me gusta, en la especialidad que adoro y en la tierra a la que pertenezco”.

Asegura sentirse más afortunada todavía “por recibir un premio en nombre de la Medicina de Familia y la Atención Primaria con la que camino cada día para desarrollar una actividad profesional que forma parte de mi vida personal, y que vivimos en mi hogar, ya que mi marido también es médico de Familia“.

Por último, expresa su agradecimiento a Asomega, “a través de su presidente y junta directiva, y al jurado del premio por valorar y reconocer con este premio, más allá de a mi persona, a la Medicina de Familia, a la medicina rural, a la Atención Primaria y a la mujer médico, con una amplitud de miras que ha sabido reconocer el abanico de oportunidades de la AP y valorarlo con su resolución. Gracias a todos ellos y felicidades al resto de compañeros a los cuales también va implícitamente dirigido este premio”.

‘Laudatio’ de Javier Muñiz

La presentación de la ganadora del Premio Nóvoa Santos corresponde al catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidade da Coruña Javier Muñiz. Su elección para esta tarea ha estado siempre clara para Pilar Rodríguez Ledo: “No podía ser otra persona. Javier fue mi director de tesis, conoce mi trayectoria especialmente en los momentos más difíciles, me apoyó siempre y apostó por mí en lo académico cuando nadie lo hubiera hecho”. 

Destaca de él su sensibilidad hacia la Atención Primaria, la Medicina de Familia y la rural y afirma que “tiene amplitud de miras, sabe que la medicina es más que un factor de impacto“. 

Añade que “más allá de haber sido mi director de tesis y de ser catedrático es una gran persona, un gran docente y un leal compañero de profesión. Siempre estará presente en mí su huella en mi desarrollo profesional. Esta nominación es una manera de expresarle mi agradecimiento”.