Asomega colabora en la guía clínica sobre Covid-19 persistente

Asomega es una de las entidades que integran este proyecto, destinado a contar con un documento de trabajo común para el tratamiento del Covid-19 persistente

30/01/2021

Un documento útil para pacientes y profesionales, que ofrezca directrices basadas en la evidencia de las mejores prácticas relacionadas con el Covid-19 persistente. Este es el objetivo de la Guía Clínica que coordinan SEMG y el colectivo de pacientes LONG COVID ACTS en el que participan otras 27 sociedades científicas y colectivos, entre ellos Asomega.

Las entidades que colaboran en este proyecto sobre Covid-19 persistente tienen 20 días para presentar sus aportaciones

El propósito es tener soluciones con base científica para el tratamiento de un grupo de pacientes que crece de forma paralela al de los contagiados por el SARS-CoV-2. Unos pacientes que no sufren secuelas del coronavirus, sino que semanas o incluso meses después siguen presentando sintomatología relacionada directamente con el virus.

Sobre ello versó la intervención de Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de SEMG, en un reciente programa de ‘Comando Actualidad’ de La1 del que nos hicimos eco en la web de Asomega.

Un documento participativo

Durante esta semana ha tenido lugar un encuentro virtual de todos los participantes en el proyecto en el que se ha solicitado valoración y sugerencias al documento.

Para conseguirlo, las entidades tienen un plazo de 20 días para realizar las aportaciones a la guía que consideren en relación a cada una de las especialidades que representan. En definitiva, se trata de obtener un protocolo coordinado y consensuado a la hora de manejar el flujo de este tipo de pacientes dentro del sistema sanitario público y así poder proporcionar a los afectados una respuesta sanitaria más adecuada a sus necesidades en materia de salud.

Actualmente hay cuatro líneas de trabajo activas:

– proyectos de investigación
– estudio de las escalas a emplear en el seguimiento clínico
– elaboración de protocolos y guías de actuación
– valorar la repercusión de la afectación en la situación laboral y la incapacidad laboral subsiguiente

Los primeros resultados de ese trabajo conjunto son el primer Estudio sobre COVID persistente en nuestro país, que fue presentado el pasado mes de noviembre en base a una encuesta completada por 1.834 afectados en nuestro país, la elaboración de una infografía que recoge la sintomatología persistente de la COVID-19, así como el Kit de Atención básica al paciente con enfermedad COVID-19 Persistente.

Implicar a la Administración, clave

Durante el encuentro también se informó de que, para que estos materiales y la futura Guía clínica sean incorporados como protocolos de atención dentro de nuestro sistema sanitario, la SEMG ha iniciado ya los contactos con la Administración sanitaria, con cuyos representantes han mantenido ya varios encuentros.

Un primer logro en el camino del reconocimiento de esta afectación, resultado de estas reuniones de trabajo, lo constituye el documento de Información científica-técnica de la enfermedad de coronavirus del Ministerio de Sanidad que, en su actualización del pasado día 15 de enero, por primera vez incluye un apartado dedicado a la COVID Persistente o “Long COVID”, diferenciado de las secuelas de la COVID-19.