En el día Mundial de la Tuberculosis la Red TBS vuelve a concienciar sobre la enfermedad

El Comité Científico de la Red TBS, del que es responsable el presidente de Asomega, Julio Ancochea, ha organizado su nueva jornada de actualización, al término de la cual se han entregado sus galardones anuales.

26/03/2018

La Red TBS, que agrupa a más de cincuenta entidades médicas y sanitarias, celebró su séptima Jornada de Actualización en tuberculosis, en vísperas del Día Mundial contra esta enfermedad que se celebró el 24 de marzo. La Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad inició sus actividades en 2013 fruto del consenso de cuatro entidades fundadoras. A día de hoy los miembros que la integran se han ampliado hasta llegar a ser cincuenta instituciones.

La estructura está coordinada por una secretaría técnica que se ocupa de diseñar las actuaciones e impulsar el proyecto. Cada año, el Comité Científico, del que es responsable Julio Ancochea, presidente de Asomega, presenta un Plan de Acción estimando su viabilidad y siguiendo los criterios del proyecto inicial. Con esta campaña se pretende sensibilizar sobre esta enfermedad que hace sesenta años que tiene cura y que aún sigue afectando a millones de personas. La tuberculosis es un verdadero paradigma de lo que representa una enfermedad social que margina a quienes la padecen.

La jornada, coordinada también por el doctor Ancochea, tuvo lugar en la sede de la Organización Médica Colegial. Su fin fue reivindicar la necesidad de acabar con esta enfermedad que mata en el mundo anualmente a más de un millón y medio de personas. En España se registran, anualmente, unos 5.000 casos.

El doctor Ancochea reconoció que el Plan de Prevención y Control en el que trabaja el Ministerio de Sanidad avanza “muy despacito”, pero se mostró optimista en que esta actuación llegue a concretarse y ser una realidad en fechas próximas.

Premios 2018 Red TBS

La jornada contó con la presencia de destacados especialistas en la materia que abordaron cuestiones como la formación de los profesionales, el abordaje de la enfermedad desde el punto de vista de la comunicación, la epidemiología, clínica e investigación.

Como colofón al evento tuvo lugar la entrega de los premios a profesionales e instituciones que durante el último año se han significado en la lucha contra la enfermedad o en la difusión al respecto.

El Premio Trayectoria y Mérito fue para Joan Artur Caylà, epidemiólogo de la Agencia de Salud Pública de Barcelona y responsable del Plan de Tuberculosis y Sida. Es, además, autor de más de 200 publicaciones que han aportado mejoras para la salud pública y preside la Fundación de la UITB donde sigue su lucha contra la tuberculosis.

El galardón Labor Humanitaria ha recaído este año en David Chaparro, médico de Urgencias que en los últimos años ha participado en dispositivos humanitarios en Haití, Managua o los campamentos saharauis de Tinduf.

El Premio Compromiso Solidario ha sido para Rosa Pulido, enfermera asistencial en el ámbito hospitalario que dedica especial atención a la docencia. Es destacada ponente en congresos y foros internacionales y autora de numerosas
publicaciones.

Por último, el Premio Comunicación Consciente se ha entregado al equipo de La2 Noticias. Como se destaca en la justificación del galardón, “el equilibrio es el signo más característico de este informativo que pulsa la actualidad política con una imparcialidad que resulta meritoria en un contexto televisivo público (…) Premiamos su labor por acreditar un periodismo respetuoso con la sensibilidad del espectador, abierto a la diversidad y que contribuye a la mejora del concierto social”. Al día siguiente de la concesión del premio, el propio informativo se hizo eco de ello.

Qué es la tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por el Mycobacterium tuberculosis, un bacilo descubierto por el dr. Kock en 1882, que destruye el tejido pulmonar. Esta enfermedad se transmite de persona a persona, a través del aire, cuando el enfermo transmisor del bacilo, tose, estornuda o escupe.

Para la prevención y tratamiento de la enfermedad, la Red TBS ofrece su decálogo:

1. La tuberculosis es una enfermedad social con un componente infectocontagioso: es la enfermedad de la injusticia.
2. Es endémica en los países pobres, una tragedia en los países en desarrollo y fruto de la indiferencia en los países ricos; en especial hacia los sectores menos favorecidos de la sociedad.
3. Hace más de medio siglo que tiene cura y es necesaria la intervención de la administración pública a través de los líderes político-sanitarios que son quienes deben gestionar este problema.
4. Es posible e imprescindible acabar con la tuberculosis y eliminar la carga socioeconómica que genera a la sociedad pactando un compromiso político realista y planificado.
5. Debemos promover una mayor protección social para erradicar las causas que nutren la expansión de la enfermedad. Acabar con la tuberculosis es una inversión que revertirá en beneficio colectivo.
6. La investigación para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis debe ser una responsabilidad prioritaria de la industria farmacéutica y un compromiso ético de una sociedad consciente de la importancia de la salud pública.
7. Se debe mejorar la eficacia en la prevención y en las intervenciones asistenciales en materia de tuberculosis, prestando atención integral a los sectores sociales con carencias y a los colectivos de riesgo.
8. Resulta necesario establecer estrategias realistas para frenar la tuberculosis multirresistente pues aumenta la morbimortalidad de la enfermedad y dificulta su erradicación.
9. Es fundamental implementar en España un Plan de Prevención y Control de la Tuberculosis que implique y comprometa a todas las Comunidades Autónomas.
10. La solidaridad es la manera más eficaz para contribuir a solucionar este problema y entre todos podemos lograrlo.