Álvarez de Mon: “España y Galicia tienen un gran capital de conocimiento investigador”

Melchor Álvarez de Mon, vicepresidente de Asomega, reivindica en una reciente entrevista publicada en El Correo Gallego la necesaria dedicación de recursos económicos para hacer investigación.

19/04/2020

El catedrático de Medicina Interna e Inmunología y jefe de servicio del Hospital Universitario de Alcalá de Henares Melchor Álvarez de Mon se define como “activo galleguista de Asomega”, entidad de la que es vicepresidente. En una entrevista recientemente publicada en El Correo Gallego analiza la situación provocada por el Covid-19.

Tras explicar cómo ataca al sistema inmune, reflexiona sobre cómo puede comportarse el virus cuando se vayan suavizando las condiciones del actual confinamiento. “Lo ideal es hacer estudios diagnósticos a toda la población y detectar a esos casos no sintomáticos u ocultos y aislarlos con sus contactos en un periodo de cuarentena”, señala. Aunque añade que como no parece que se vayan a tomar medidas en ese sentido “es factible predecir repuntes de la enfermedad y su persistencia en nuestra sociedad”.

El mayor problema, afirma, es que para conocer los factores de riesgo aún “nos basamos en la clasificación de la enfermedad en criterios clínicos y analíticos muy genéricos e imprecisos”. El objetivo principal de la investigación al respecto debe ser, además del desarrollo de antivíricos, desarrollar el conocimiento necesario para individualizar los tratamientos.

“La investigación en la comprensión de las enfermedades, de su diagnóstico y tratamiento ha sido clave en el increíble progreso que ha alcanzado la medicina en las últimas décadas”, asegura. De ahí que considere determinante “la relevancia de la investigación académica de universidades, de instituciones como el CSIC y similares y de la industria farmacéutica”.


Pinche sobre la imagen para ver la entrevista completa.

En este sentido, resalta que “España y Galicia tienen un gran capital de conocimiento investigador y grandes estructuras de trabajo en sus universidades, hospitales y en sus relevantes institutos de investigación biosanitaria. Conozco especialmente el de Santiago y es excelente“. Dedicar recursos económicos a ello constituye, a su entender, una necesidad aún más imperiosa en las actuales circunstancias.

Concluye la entrevista el profesor Álvarez de Mon formulando un deseo que, según explica, debería entenderse como una necesidad imperiosa: “La formación de un grupo internacional de profesionales de la salud y de la gestión eficiente de recursos para acudir rápidamente a los focos que puedan aparecer de infecciones y enfermedades en este mundo global”.