Neumología de La Princesa lidera la primera definición de Long Covid

El miembro de Asomega Joan B. Soriano encabeza el grupo que ha publicado en ‘Lancet Infectious Diseases’ la primera descripción sistematizada del Long Covid

23/12/2021

La definición planteada por este grupo internacional de expertos señala que la Covid persistente o Long Covid es la condición que ocurre en individuos:

  • con antecedentes de infección probable o confirmada por SARS-CoV-2
  • generalmente tres meses después del inicio
  • con síntomas que duran al menos dos meses
  • y que no pueden explicarse con un diagnóstico alternativo.

 

Portada del último número de The Lancet Infectious Diseases donde se publica la definición de Covid persistente

Pinche sobre la imagen para acceder al PDF el artículo.

Este trabajo es fruto de un proceso Delphi, dirigido desde Ginebra por el Comité Covid-19 de la OMS, en el que han participado 265 pacientes, sus cuidadores y especialistas. Se estima que este trastorno puede afectar hasta a un 16% de las personas que superaron la Covid-19 aguda.

Joan B. Soriano, miembro de Asomega, ha liderado el grupo internacional de expertos que firman esta publicación en ‘Lancet Infectious Diseases’, la revista de mayor impacto en enfermedades infecciosas. Soriano es médico epidemiólogo del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa e investigador del CIBERES (Centro de Investigación Biomédica en Red en Enfermedades Respiratorias). 

Según explica él mismo, «es probable que los umbrales de tiempo y las agrupaciones de síntomas cambien a medida que aumenta el conocimiento sobre esta nueva enfermedad y sus secuelas. Pero haber consensuado una primera definición proporciona una base para los estudios clínicos y ensayos en curso, y una mejor exploración de sus mecanismos, factores de riesgo, y terapias».

Rodríguez Ledo y la Covid persistente

Otra de las participantes en el panel de expertos de la OMS ha sido la también miembro de Asomega Pilar Rodríguez Ledo, médico de Atención Primaria de la ciudad de Lugo y última ganadora del Premio Nóvoa Santos que concede la Asociación de Médicos Gallegos. Es además co-autora de la guía de Covid persistente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) junto con otras 52 sociedades científicas y médicas, entre ellas Asomega. 

Rodríguez Ledo afirma que “estamos asistiendo a un hecho inédito, fruto de un reto más en esta pandemia: la necesidad de consensuar la definición de una patología emergente, que precisa de la colaboración de todos aquellos que estamos implicados en su atención y que, a falta de evidencias, debe recurrir a este consenso Delphi para estandarizar unos mínimos que nos permitan avanzar en la asistencia prestada y en la tan necesaria investigación».

¿Qué aporta el hecho de disponer de esta definición? La experta señala que el consenso, la colaboración y la atención compartida deben constituir las bases del abordaje de esta entidad, «caminando juntos, afectados y profesionales, con el mismo objetivo de avanzar en pro de generar y difundir el conocimiento”.

Método de consenso

Los síntomas comunes de la Covid persistente incluyen, entre otros, fatiga, dificultad para respirar y disfunción cognitiva, y generalmente impactan en el funcionamiento diario. Los síntomas pueden ser de nueva aparición después de la recuperación inicial de un episodio agudo de Covid-19 o persistir desde la enfermedad inicial. También pueden fluctuar o recaer con el tiempo.

El método Delphi es una técnica de comunicación estructurada, desarrollada como método sistemático e interactivo de consenso, combinando las opiniones de pacientes, sus clínicos, científicos básicos, gestores y otros expertos. Anteriormente Delphi se usó para obtener las primeras definiciones de Sida, síndrome post-UCI y otras enfermedades nuevas.

En cuanto al abordaje del tratamiento del Covid persistente, hay iniciativas en marcha como la del servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa, dirigido por el presidente de Asomega, Julio Ancochea, que desde junio de 2020 cuenta con una Consulta Post-COVID.

En ella se realiza el seguimiento periódico de más de 700 pacientes con secuelas de la enfermedad. Estos pacientes habían estado ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos  (UCI) o en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) y tuvieron que ser dados de alta con pauta de oxigenoterapia respiratoria domiciliaria. Se estima que el 30% de ellos presenta Covid Persistente.